sábado, 11 de abril de 2015

Se te quitan las ganas con tanto plagio



Leía ayer por la Red que cuando nos copian, lo primero que hay que hacer es ponerse contento, porque eso quiere decir que lo estamos haciendo bien, tan bien, que nuestro trabajo es digno de ser copiado.
Según esta idea, debería estar muy contenta, pero no, no estoy muy contenta, en realidad estoy indignada, furiosa y decepcionada de lo poco que se puede hacer cuando se aprovechan de nuestro trabajo con tanto descaro.

Estoy un poco harta. El plagio me persigue desde hace ya años. Seguramente porque hago cosas, porque creo cosas y eso es de lo que viven los plagiadores, de la creatividad de otras personas.
Hice algunos trabajos originales y transcripciones de cursos enriquecidas y personalizadas, que hoy se siguen vendiendo en prestigiosas academias médicas, sin que yo tenga absolutamente ningún derecho sobre ello. Incluso habiendo interpuesto una demanda penal, sin resultado alguno, pues bastó que los que ofrecen mis obras a la venta, dijeran que no habían vendido ninguna.

Ahora con el blog es ya exagerado, cada vez tengo más referencias copiadas, más fotos despojadas de su marca de agua y puestas en contextos distintos a los suyos, en fin, un auténtico atropello que desanima a cualquiera.

No es que yo sea una obsesa de andar cada día comprobando quién me copia, es que me llega, seguramente porque me copian mucho, así que fijaros que contenta estoy.

Ayer recibí un correo de alguien a quien le reclamé una fotografía de mi autoría puesta en su web, algunos habréis visto mi respuesta en Facebook. La historia fue que le hice el comentario en su web, de que la fotografía era mía,  pero me contestó por correo privado, mientras en su web simplemente me respondía muy brevemente con cortesía y censurándose a sí mismo en su respuesta real.

Es de vergüenza, no puedo calificarlo de otra forma. Este señor me decía que a veces puede suceder que cometan un error y que si yo quería, quitaban la foto, pero que era mejor dejarla ya que él tenía 10.000 entradas mensuales y yo me podría beneficiar si el me enlazaba.
Sin embargo, en su web no es un desliz que se haya colado esa foto, es que reproduce hasta cinco de mis fotos, en otras tantas recetas, así que de error aislado nada. Algunas incluso, cortando la marca de agua que tienen con mi nombre.

Bueno, como decía, no es que yo sea una obsesa del plagio, es que me llega y a raíz de este incidente con la página de allioli.com se me ocurrió ayer hacer una pequeña batida a ver qué pasaba.
Como sabéis mis recetas son bastante originales, yo sé buscar el plagio porque tengo recetas que están rescatadas del pasado y no están por la Red, a lo sumo, pueden haber unas pocas referencias, pero no son recetas que masivamente se encuentren en la Red, así que es suficiente con poner por ejemplo en Google: “Camarrojas” para que me salgan, cuatro lugares en donde figura esta receta y enseguida puedo ver quien ha copiado mis fotos o mi contenido. Así lo hice con cuatro o cinco de mis recetas: Arrope y gachas, cocido oriolano, habas hervidas, milhojas de chocolate, nuadeta de pulpo, salsimojo, en fin, unas cuantas. Veréis que no hay que buscar mucho, porque sólo en media hora encontré todo esto.

Deteneos en leer y decidme si no es indignante:


Fotografía del cocido con pelotas de mi blog, sin citar la fuente y cambiando la receta por otra de Murcia. Irónico me parece lo de “recetas gratis”


Página de recetas en donde se reproduce mi fotografía de cocido, sin mención de su autoría y se relaciona con un cocido madrileño.


Toman mi foto de las pelotas del cocido para asociarlo al cocido de pavo con pelotas murciano.


Utiliza mi fotografía de Milhojas de chocolate para ilustrar una receta hecha con Termomix. Aquí una mentira, pues si sus lectores creen que así salen, se desanimarán, pues es falso.

http://www.recetasymenus.net/habas+hervidas/r/831

Utilizan mi foto. Quitan mi marca de agua y colocan en su lugar su nombre: Recetas y menús.


Esta es la web que más me copia y la que ha dado lugar a todo esto. En esta ocasión usa mi foto de nuadeta de pulpo con un agravante de picardía. Cita mi nombre, sí, pero la receta que pone no se corresponde. Además aunque me pide disculpas por correo, lo cierto es que ha borrado las marcas de agua. Muy fuerte si quieren hacerme ver que ha sido un error, un descuido.


De nuevo la famosa web. Corta de nuevo la marca de agua y copia mi foto de Salsimojo.



Otra más a cuenta de alliolialicante. Esta vez la foto de camarrojas fritas.


Foto de cocido con pelotas y receta que no corresponde.


Otra más. El Cocido de pavo con pelotas. Mi foto y una receta ajena.


Este es un caso curioso, porque enlaza con mi blog y da el dato de que la receta es mía,  sin embargo, reproduce la receta cortada y apañada a su gusto, sacándola del contexto en el que yo la publico.
Se da la circunstancia de que yo en esta receta inventé una historia para aplicarla a la receta y en las páginas que me copian, esa historia la dan por tradición real. Imaginaos como me pongo yo, cuando ligan mi nombre a estas cosas.


Toman mi foto de arrope, sin citar al autor. Además la acoplan a una receta que no tiene nada que ver.


Un youtube también, para que haya de todo. Aquí este señor me copia hasta tres fotos  sin citar para nada su origen.


Este es muy bueno, pues se trata de un pintor, Manuel Buendia, de quien se dice en su web lo siguiente:

“Es un reconocido y prolífico pintor. Desde 1978 en que colgó cuadros en su primera exposición, hasta este año que ha participado en el homenaje a Juan Torres Grueso, ha participado en un sinfín de exposiciones, individuales y colectivas. También es cocinero, ha recibido algunos premios gastronómicos y reseñas en guías de ocio y prensa de Málaga por su labor gastronómica”.

Sobran más palabras, aunque le hice un comentario en su web diciéndole más o menos, que parece mentira que un artista, que sabe de los derechos de autor, use material ajeno sin citar la fuente.


Otro blog interesante, de recetas tradicionales, si no fuera porque el material no es original. Usa mi foto y mis textos, aunque hábilmente modificados.


Esta es una Web bastante famosa, popular, de recetas de esta zona. Indagando a raíz de encontrar el plagio en su página, descubro que las recetas ni siquiera son de la tal Carmen, sino que es una especie de recopilación de su webmaster D. Jose Bañuls Samper, de Torrevieja.
Es indignante ver que en su web incluye un aviso legal muy completito, donde entre otras cosas por supuesto, se prohíbe la reproducción parcial o totalmente de “su” material, añadiendo más abajo toda una parafernalia sobre los derechos de autor.
Aquí se ha copiado mi fotografía de las Tetas de Monja.


Esta web reproduce 4 fotografías mías y mi receta, aunque la corta y hace con ella lo que quiere.


La misma web que en otra entrada,  vuelve a reproducir mi foto. Por supuesto sin citar al autor.


¿Creéis que es suficiente para desanimarse? Esto en un rato, os lo prometo.

¿Es tan difícil citar la fuente, respetar el trabajo de esa fuente o pedir permiso? Todos necesitamos alguna vez ilustrar algo con una fotografía que no es nuestra, pero hacerla nuestra sin ser de uno, eso es feo, si, eso es feo, feo, feo.
  
Me he pensado un poco hacer o no este post, porque es mal rollo y la verdad, a una no le gusta entrar en polémicas y da como un poco de miedo todo esto. Pero ¿sabéis que? Que yo estoy contra la ley mordaza y contra todas las mordazas de este mundo. Que el tiempo del miedo y del callarse se debió pasar con Franco y que si esta gente nos copia, no soy yo la que está haciendo algo incorrecto. Esto es sólo una respuesta que ni siquiera logra justicia, pero da cierto equilibrio. Si me copian, que me copien bien. Mis fotos con mis recetas, no fuera de contexto y pidan permiso oiga, que jamás he denegado un permiso cuando se me ha pedido y han sido muchos.
Porque si esto no cambia, de verdad que se le quitan a una las ganas de hacer nada.


Un abrazo a los que me comprendéis.

16 comentarios :

  1. Tienes mucha razón en estar enfadada, y tus argumentos son lógicos. No cuesta nada pedir permiso y hacer las cosas bien.
    Ahora que si no fueras tan buena cocinera , no te copiarian, siempre hay para conformarse...

    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Golonsegus, me temo que ni siquiera se trata de ser o no buena cocinera, les da lo mismo, mira que la mayoría de copias de fotos han sido para usarlas con otras recetas y eso que yo soy una mala fotógrafa, pero lo que les importa es que quizás mis fotos no están debidamente protegidas y es fácil copiarlas. Luego el texto, como está más protegido, pues cogen de otra persona y nada, sin problema para ellos. Luego la gente se cansa de intentar hacer recetas de internet y quejarse de que no salen. No es extraño si al final muchas de esas fotos y recetas son una mentira.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  2. La verdad es que con el esfuerzo y sacrificio que cuesta llevar un blog para adelante te fastidia un montón el saber que hay gente que se aprovecha descaradamente de ese trabajo y que encima no obtengan ninguna consecuencia, es un avergüenza la verdad. Animo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Libertad por tu apoyo. Lo más indignante es que esas páginas tienen publicidad y sacan un rendimiento por las visitas a costa de recetas que son una mentira, una copia en el mejor de los casos, de otras personas, que como no son grandes páginas comerciales, se quedan agazapadas en los buscadores. O sea, que alguien busca una receta y ellos son los primeros en aparecer y van sumando visitas con un contenido vacío o copiado a otra gente. Eso no está bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Tienes toda la razón de estar indignada, sobre todo cuando manipulan las fotos, la receta, y encima la respuesta es "no me dí cuenta", ufffffffffffffffffff bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marga. Sí eso es lo peor, que manipulan la receta, eso es lo que más me enfada de todo, porque sacan de contexto todo. Claro que ellos no sufren por esto, el que da valor a la cocina tradicional, se revuelve cuando ve que ponen cualquier cosa en lugar de la receta verdadera o como en uno de los casos que me copian, fíjate que yo inventé una historia en la receta de nuadeta de pulpo, y puse en mi post que esa historia era un invento mío, un juego creativo, que no era verdad, pero ellos han copiado la receta como si fuera una tradición verdadera y era solo un cuento. ¿Alguien se dará cuenta de la falsedad? Parece que les da lo mismo.
      Gracias por tu apoyo. Un abrazo

      Eliminar
  4. Yo me adhiero a tu comprensible indignación, y también me pregunto cómo se podría evitar este intrusismo tan burdo y carente de orgullo e imaginación.
    La ley mordaza es evidente que esta pensada para aquellos que algo tienen que ocultar. Pero pienso que unas leyes que protegieran la propiedad intelectual, que cómo en el caso que nos ocupa está tan alegremente vulnerada, serian un gran paso y un gran favor a la democracia.

    No es mi deseo ventilar aquí otros casos sangrantes que pueden resultar similares. Pero es una auténtica sangria lo que está ocurriendo en las propiedades agricolas del estado español, con robos y expolios permanentes de cocechas, aperos agricolas, maquinaria y todos aquellos ojetos y útiles que puede tener algún valor para los rateros y vándalos que los ejecutan. Saqueos y robos que llevan al agricultor a la ruina, y que cómo el caso de la suplantación y robo intelectual en Internet no tiene una respuesta jurídica, ni un castigo ejemplar y equitatativo al daño producido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Fisquero, hay no sólo una doble moral para los delincuentes, sino también para los delitos. Yo que soy de la Vega Baja, he crecido y he visto toda mi vida, como alguien puede incluso presumir alegremente de venir de "robar naranjas" o "robar tomates" como si eso fuera muy distinto de decir "vengo de robar en la casa de Juan". Mangar en el Corte Inglés, robar en un huerto, parar a comprar melones o patatas que todo el mundo sabe que han sido robados por el de la furgoneta... Son cosas que la gente no ve como un delito, como un robo verdadero y eso es porque como tu dices, no hay una respuesta ni jurídica ni equitativa para nada, así que si la ley no lo persigue ni lo castiga, es que no estará tan mal.
      Yo me siento fatal por haber escrito este post, me puedo llegar incluso a sentir culpable por denunciar que me roban mi trabajo, es así, como si la mala de la película fuera yo, la intolerante y la que fastidia y eso lo hace esa doble moral.
      Pasa igual con la relajada idea de copiar películas o música, o libros enteros... Ya sé que entran en juego más factores, lo caro que es la cultura en este país, pero no se va contra los intereses que hacen que eso sea así, sino contra los autores y sigue poniéndose de manifiesto esta doble justicia que apoya a los que nada han creado en su vida y piensan que tienen derecho a arrebatar las creaciones de otros.
      Gracias por tu apoyo, para mi es importante.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Totalmente indignante. Usted, como muchos otros, que no sacamos un beneficio (se entiende económico por publicidad), que lo hacemos por lo mucho que amamos a este arte coquinario y aparecen estos indignos que copian el buen trabajo, de usted en este caso concreto, y mantienen su blog obteniendo algún beneficio por la publicidad que tienen, algunas veces molesta por los baners que se despliegan y/o a los enlaces a los que les patrocinan.
    La verdad que cada vez me ocupo menos si me copian o no, en el pasado si lo hacia y obtuve más que algún "éxito" sobre todo con una multinacional de la alimentación, que reconoció el plagio y despidió al colaborador que le editaba (la mayoría copiado de unos y otros) la sección gastronómica.
    Creo que es muy difícil combatir esta lacra, pero aquí estoy para colaborar en lo que pueda.
    Que pase un buen día.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Apicius, su apoyo significa mucho para mi. Como usted dice, es muy difícil combatir esta lacra de Internet y lo más gracioso es que ni siquiera mis fotos son buenas, es que son las únicas que tienen para ilustrar unas recetas que no han hecho y que como son antiguas o casi perdidas en la actualidad, poca gente conoce.
      Me duele doblemente por eso, porque son páginas que se suponen están transmitiendo la tradición culinaria de mi tierra y es una falsedad que adornan con sus maravillosos montajes de marketing, están transmitiendo una mentira. Y eso es lo peor, que apoyen esa mentira con mis fotos o mis textos. Pero poco se puede hacer más que denunciarlos públicamente como yo acabo de hacer y que vean que los blogueros con ética, no les vamos a dejar impunes por sus abusos.
      Gracias de nuevo por su comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Si se me permite el tuteo, no te preocupes, el tiempo pone a todo el mundo en su lugar. Por cierto a mi madre, a sus 64 años, ha descubierto Internet y conocido tu blog y le ha encantado tus recetas.

    Se podría añadir una marca de agua en el centro de la imagen, pero creo que no hay que ser tan drástico ya que empeoraría la imagen demasiado.

    Saludos de otro oriolano residente en Alicante y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josgut. Estas cosas son las que me dan alegría de verdad, que tu madre haya descubierto el blog y le guste, para esas personas que aprecian la cocina está hecho este blog.
      Respecto a la marca de agua, pues es lo había pensado, sí, ponerla en el centro. Veré de hacer algunas pruebas a ver qué tal queda y si con un tono casi transparente, no estropeo la imagen.
      La verdad es que, que me copien, no es lo que me da rabia, eso entra dentro de lo normal por estos lares de Internet, es más, las recetas las pongo aquí para transmitirlas, para divulgarlas cuanto más mejor y nunca pienso que son mis recetas en el sentido de esto es mio, solo mio, nada más lejos de mi sentimiento. Yo he recibido también de otros la tradición y es para entregarla, creo que más de una vez he dejado eso muy claro. Lo que no soporto es que no me copien bien, que saquen de contexto mis recetas o mis fotos, porque mi cocina es muy personalizada, mis entradas hablan no sólo de cocina, sino de mi, de mi historia, de mi pueblo, no sé, es algo íntimo en cierta forma, que cuando lo veo destrozado por otros sitios a quienes no me he dirigido, me siento como agredida en mi intimidad. Claro que hay que asumir que en Internet no hay privacidad, pero no puedo evitar que me de rabia. Y luego está el ver que con mi trabajo, sacan provecho con publicidad y una fatua reputación de sus páginas, cosas en las que yo no incluyo mis recetas. No sé, es complicado de explicar aunque fácil de entender si se sufre algo parecido.
      Gracias por tu comentario y bienvenido a este espacio.

      Eliminar
  7. Tienes todo mi apoyo, ya te lo dije en Facebook. Es verdaderamente pura y simple piratería. Animo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sorokin. Ya me dejaste tu punto de vista en Facebook, es cierto, además me dijiste que era demasiado benévola, cuando todavía no estaba yo tan furiosa como después de darme cuenta de que hay un montón de páginas usando mis cosas.
      En fin, ya se me va pasando el enfado, no hay más remedio, Internet tiene sus ventajas e inconvenientes, supongo que me está tocando sufrir uno de esos inconvenientes.
      Gracias por venir y un beso grande.

      Eliminar
  8. Qué tristeza me da leer esto, es indignante como te comenté anteriormente. Pero no te calles nunca. Tu trabajo es de calidad y refleja tu personalidad. Lo que no quisiera es es que te desanimaras y dejaras de compartir tus recetas. Recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me estoy recuperando Carmen, la verdad es que al final te tienes que consolar o te llevan los demonios.
      Lo que espero es que estos señores, al menos, ya que les he dedicado esta estrada y ya que les he escrito a los que he podido expresamente, borren de sus páginas mi contenido, que creo que es lo mínimo para demostrar un poco de decencia.
      Gracias Carmen por tu apoyo y tu comentario.
      Un besazo

      Eliminar