Buscar en el blog

Cargando...

martes, 11 de mayo de 2010

Charlemos tomando el té

                                
                              

Así comienzan muchas de mis clases, tomando té y unos dulces, charlando, poniéndonos al día y jugando con algún ejercicio de los sentidos, todo eso antes de pasar a los fogones.
Y así es como me gustaría comenzar el diálogo que a través de esta página, me propongo mantener, por supuesto con los alumnos, pero también con cualquiera que desee disfrutar con nosotros de estos momentos, de estas clases fuera de hora y de estos espacios que Internet nos permite compartir cuándo y desde dónde queremos.
Me gusta enseñar a cocinar, pero lo que quiero enseñar por encima de todo, es a descubrir el placer por cocinar. No puedo acercaros a una cocina rentable o práctica, de tecnologías, no, lo mío es picar con el mortero, triturar con el rodillo, amasar con las manos, cocer en barro y a fuego lento... Y así, de esa forma, sentir el placer de ser como alquimistas, sin perdernos absolutamente nada de esa transformación que va a convertir la materia prima, en platos, que generosamente compartiremos en la mesa.
Todo lo que sucede en la cocina es un regalo para los sentidos, como cuando al destapar el bote de especias, surje el penetrante olor de la canela, o como cuando sentimos magia si batimos y elevamos esas claras a punto de nieve, que parecen como nubes ligeras que quieren volver a su cielo.
La cocina, tal y como yo la entiendo, es como un cuadro impresionista, en el que vamos a ver y evocar todo eso que nuestra sensibilidad anhela y tiene capacidad de percibir. Y yo tengo la seguridad de que esa percepción se puede educar y ejercitar, por eso trabajo con ese interés en el desarrollo de los sentidos.
En este espacio me gustaría dar todo esto que tengo y siento y que no es todo mío, que también lo adquirí de ese universo de buenas personas y buenas publicaciones que nos ayudan a crecer.
Espero que encontréis aquí algo que os guste, algo que os sirva y algo que os ayude, pero sobre todo, algo que os haga sentir.

P. Tafalla.

5 comentarios :

  1. "La cocina es como un cuadro impresionista, en el que vamos a ver y evocar todo eso que nuestra sensibilidad anhela y tiene capacidad de percibir"

    Jamás lo habría descrito tan bien... ni soñado siquiera con intentarlo. Pero ahí está, ¡eso es!Y más que ser observadores, vamos a ser los artistas, los pintores, las manos y los pinceles a la vez.

    ResponderEliminar
  2. Espero sentarme muchas veces contigo a tomar el té y a ejercitar y desarrollar los sentidos.

    Siento no haberlo hecho antes, pero no me apetecía pasar de puntillas, porque tu blog es para disfrutarlo. Para eso es necesario tomarlo sin prisas, saboreando el té y los dulces, y buscar algo que me guste, algo que me sirva o algo que me ayude, pero de lo que estoy segura es que voy a encontrar cosas que me hagan sentir.
    ¡Felicidades por tu blog y hasta el próximo té!

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Ana Blanca, muchas gracias por tus palabras y por tu compañía también en este lugar. Vamos llegando, estoy tan contenta de poder encontraros por aquí, que los pasteles estos días me están saliendo más ricos todavía.
    Desde luego que compartiremos tardes de té, charlas, risas y bueno, todo eso que compartimos desde nuestra amistad. Un lujazo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  4. que bonito diálogo.

    a mi tambiém me gustaría compartir el té,
    allá con vosotras, pero como estoy un poquito
    a desmano, lo comparto desde internet.
    claro, que lo que no sabe tan bien, son los
    pasteles, y faltan comentarios y, risas y, bro-
    mas, etc........bueno falta casi todo, falta, el calor humano que es insustituible.

    pero como todo es posible, ya estaré allí en un
    futuro próximo.

    un abrazo.
    Ana Maria

    ResponderEliminar
  5. Querida Ana María: Estarás en algún momento tomando el té por aquí, ya lo verás, pero mientras tanto, no te quedes con esas faltas, que en muchos rincones de cada vida, hay de todo, mira bien que algo se te pasa por alto.
    Un beso grande y gracias por venir a visitarme.

    ResponderEliminar