Buscar en el blog

Cargando...

miércoles, 12 de mayo de 2010

¿Postres de dieta?



Pues sí, es posible y tan apetitosos como el de la fotografía: una corona de gelatina de naranja, con frutas de estación y muy pocas calorías.
Su vista es espectacular y su sabor exquisito ¿Qué más se puede pedir de un postre que podríamos llamar de dieta?

Veamos la receta:

Ingredientes:

10 hojas de gelatina neutra.
600 ml. De zumo de naranja (importante que las naranjas no sean demasiado ácidas).
60 g. de azúcar o un equivalente edulcorante.
100 ml. De agua
Fruta variada: Fresones, plátano, uva, mandarina, manzana…

Modo de hacerlo:

Ponemos en un cazo la gelatina y cubrimos de agua fría durante 10 minutos hasta que se ablande.


Al cabo de los 10 minutos, ponemos el cazo a fuego muy lento y esperamos que la gelatina se disuelva por completo. Apartamos y reservamos.

Hacemos un almíbar de 1 minuto con 100 ml. De agua y el azúcar.


Colamos el zumo de naranja y mezclamos con la gelatina y el almíbar.


Limpiamos la fruta y la cortamos en trozos, a nuestro gusto. 


Cubrimos el fondo de un molde de corona con una capa fina de jugo de gelatina de naranja. La colocamos en el congelador durante unos minutos para que solidifique y entonces, sacamos y colocamos una capa de frutas y sobre ella, otra capa de gelatina, metiendo de nuevo al congelador.


Al cabo de un rato, sacamos del congelador y ponemos otra capa de frutas diferentes y cubrimos de nuevo con gelatina, así por fases hasta cubrir todo el molde.


Una vez tenemos todo los ingredientes en el molde, lo pasaremos a la nevera, porque no debe congelarse en ningún momento.


Al cabo de unas horas, habrá solidificado por completo y entonces es el momento de desmoldar. Ahí tenemos que cruzar los dedos. Y ahí, viene la lección de hoy:

Gelatinas.

Cuando hice este postre la primera vez, me pareció de lo más fácil y agradable de hacer. Más tarde, acabé aborreciéndolo, porque por cada vez que me salía bien, cuatro me salían mal. Al desmoldar, la gelatina no había solidificado por igual y la corona se venía abajo. Cabezota que soy, me pasé mi tiempo investigando dónde estaba el fallo y qué es lo que diferenciaba esas veces que cuajaba sin ninguna dificultad, de las veces que no conseguía más que un montón de frutas desmoronadas sobre el líquido. Por fin, llegué al tema y luego a la experiencia, de cómo se ha de trabajar con gelatinas.
Para empezar, la gelatina es vulnerable con el ácido, eso significa que según la temporada en la que la trabajemos y según las frutas que utilicemos, tendremos que tener en cuenta este importante factor.
Si las naranjas son muy ácidas, la gelatina no solidifica.
Si ponemos frutas ácidas, como el kiwi por ejemplo, la gelatina no solidifica.
Si las fresas que usamos, están muy ácidas, la gelatina no solidifica a su alrededor, con lo cual, este inconveniente, añadido al peso de la fruta, igualmente acabará en desastre. En conclusión: No era tan fácil.
Ahora veamos cómo hacer las pertinentes correcciones para que siempre nos salga bien.
Cuando por la época en la que estemos, las naranjas sean muy ácidas, tenemos dos formas de corregir: una es añadiendo más azúcar al almíbar y otra, que es la que recomiendo, añadir simplemente melocotones en almíbar, que van a darnos color y a minimizar el tema de la acidez de las naranjas. No pondremos kiwi, a no ser que tengamos la seguridad de que las naranjas no están ácidas. Elegiremos frutas dulces, como las peras, manzanas, plátanos, etc. Y añadiremos el color con unas fresas, cerezas (sin hueso), guindas o melocotón.
Al final, le acabaremos cogiendo el truco a la gelatina que por lo demás, resulta deliciosa, sobre todo para esta época primaveral en la que se agradecen preparaciones ligeras y refrescantes.
Como decoración, os sugiero unas rodajas de naranja muy, muy finas, colocadas alrededor, con una guinda bien roja en el centro de cada rodaja.


También como en el caso de la fotografía, unas cerezas, tanto en el centro de la corona, como alrededor. Pero se me ocurre que mejor es inventar, imaginar. La decoración tiene que ser vuestra.

Suerte y a comentar las incidencias que os encontréis. Prometo contestar a todas.

10 comentarios :

  1. Que buena receta!! la veo ideal para tomar fresquita una noche de verano...ya me la he apuntado...un besito

    ResponderEliminar
  2. Dit y Fet, eso está divino María José. Si tienes invitados hazla antes y practica un poco que tiene su miguita el desmoldado. Ah, y cuéntame cómo te sale vale?
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa, buenísima receta y un blog magn´fico, variado y entretenido.
    A mi me gusta mucho.
    Me tendras por aquí con tu permiso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gloria, muchas gracias por tu comentario y desde luego que puedes sentirte como en tu casa. Toma lo que quieras, siempre hay por las mesitas algún té recién hecho con pastelitos, o un mate con galletas riquísimas o un trocito de algo nuevo que he inventado y que podemos probar juntas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Por fin he encontrado un blog de cocina que me hace salivar...Que maravilla!!!!! Todo me gusta.
    Encontre tu blog de casualidad (bueno en verdad no hay casualidades)buscando molde de plumcake y aqui estoy, encantada con tus explicaciones, con tus fotos.
    Con tu permiso te cogeré varias recetas empezando por el panir ya que sé ahora donde comprar una gasa.
    Un abrazo,
    sandrine

    ResponderEliminar
  6. Podria utilizar agar-agar?
    Gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola Sandrine: Gracias por tus palabras y ánimo,l cuando lo hagas cuentame como te salió.

    Anónimo, no sé si eres también Sandrine, pero bueno, puedes usar agar agar siempre que sepas la equivalencia con la gelatina en hojas, yo no he logrado nunca atinar al respecto. Cada vez que uso agar agar, me paso y estropeo la receta, por más que pongo muy poco, siempre es mucho. En un tiempo estuve haciendo muuuchas pruebas, pero no he conseguido una equivalencia que pueda dar por buena. Si tu la tienes o la obtienes, por favor, me la pasas, el agar agar es mejor desde mi punto de vista, más natural.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viena,
      Lo intentaré pero si tu no lo lograste dudo mucho poder hacerlo. Bueno buscaré a ver si alguien conoce las medidas de agar agar que hay que utilizar para reemplazar la gelatina...Ahora mismo me pongo en google y si encuentro algo te lo cuento.
      Un abrazo,
      sandrine

      Eliminar
  8. Hola Viena te facilito la tabla de proporciones del agar-agar que encontre en degustalo.com

    Por cada 1/2 litro de liquido usar:
    0,8g para textura muy blanda.
    1,6g para textura blanda.
    4g para textura dura.
    7g para textura muy dura.

    Debes incorporar el agar-agar espolvoreándolo en forma de lluvia, lo mantienes hasta llegar a ebullición durante un minuto y finalmente dejas que enfríe hasta que esté perfectamente gelificado.
    Tambien te dejo una receta que se parece un poco a la tuya y que encontre en esa misma pagina:

    Gelatina de frutas.

    INGREDIENTES para 6 porciones

    4grs de agar-agar en polvo
    2 tazas de zumo de naranja y jugo de piña en almíbar
    1 limón
    Frutas al gusto (fresas, kiwi, piña, melocotón, manzana…)

    PREPARACION

    Poner a calentar el zumo de naranja con el jugo de piña en almíbar, y unas gotas de zumo de limón.

    Cuando rompa a hervir, incorporamos el agar-agar, espolvoreándolo. Revolver durante unos minutos hasta eliminar posibles grumos y reservamos la mezcla para que se enfríe un poco.

    Cortamos toda la fruta en trozos pequeños y la extendemos en un molde, hasta que quede lleno. Vertemos el líquido hasta cubrir la fruta y lo ponemos a enfriar al frigorífico durante 30 minutos. Desmoldar y servir.

    Espero que te sirva
    un abrazo,
    sandrine

    ResponderEliminar
  9. SANDRINE: Muy valioso tu comentario, yo tengo algunas recetas con agar agar, pero lo que nunca he encontrado es la proporción entre el agar agar y la gelatina en polvo o en hojas, para poder sustituir en las recetas que tengo con estas otras gelatinas. Luego las pruebas que he hecho, no han sido muy satisfactorias. Dicen que el agar agar espesa hasta diez veces más que la gelatina comercial, pero ni esa proporción he encontrado que sea buena. A ver si con esta tabla logro sacar algo más y la receta me gusta, la probaré, a ver si es más fácil de cuajar, que la mía, que a veces me da algún que otro disgusto.
    Un abrazo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar