Buscar en el blog

Cargando...

viernes, 4 de junio de 2010

Almojábanas (Hemc)






Se trata de un dulce típico de la Vega Baja del Segura que según cuentan las crónicas culinarias, ya aparecía en tratados de cocina del siglo XIII.
Se elabora a base de harina, aceite y huevo, pero el ingrediente estrella de la receta, yo diría que es la miel con la que se bañan, una vez cocidas y enfriadas. Es por eso que ha de ser de buena calidad y sin escatimar en cantidad.




Aunque he sabido que existe un dulce con este mismo nombre, típico de algunos países de Sudamérica, no se trata del mismo dulce, ya que aquel lleva queso y está hecho de diversas clases de harina, sobre todo de arroz, mientras que éste, tan mediterráneo y de origen árabe, se hace con harina de trigo y no tiene queso.

Personalmente me llena de recuerdos de infancia. Crecí oliendo y saboreando estas almojábanas que a mi madre le salen hermosas y en su punto de cocción, a pesar de no tener técnica alguna ni medida exacta. Es lo que se dice cocinar a ojo o como lo llamamos en clase, cocinar con los sentidos.



Cocinar con los sentidos, aparte de disfrutar enormemente con la percepción de los colores y los olores y todo ese despliegue sutil que nos regala la cocina, es cuando por el color del guiso sabemos que le falta cocción o sal, o por el sonido de la ebullición adivinamos que está muy espeso, en fin, poner en funcionamiento esta maravillosa máquina que llevamos encima cada día y que en partes se llama: ojos, boca, nariz, piel, etc. y en su totalidad podríamos definir como nuestro ser.

Y bueno, veréis que este dulce no es difícil, pero…. Como a la abuelita Maru, no le salen a nadie, ni siquiera a mí que lo llevo intentando muchos años.




La receta es de dominio público en la zona, porque es un dulce muy, pero que muy típico y viene de generación en generación, aunque cada uno al final, le aporta su propia personalidad.

Saludos a todos los del evento HEMC y en especial a Su, de: El horno de Su que ha sido la anfitriona este mes. Gracias por darme la oportunidad de participar en él y conoceros.

hemc #45 - la cocina de mama

Y ahora, vamos con la receta:

Ingredientes: (Tal y como lo hace mi madre, usaremos como medida la mitad de la cáscara de un huevo).

3 medidas de aceite de oliva
9 medidas de agua
6 huevos
Harina (la que admita)
Miel de buena calidad
Azúcar para espolvorear.


Así las hacemos:


En una cacerola, pondremos a hervir el aceite y el agua, hasta que haga burbuja. Entonces añadimos harina (escaldamos) formando una masa no muy dura, que dejaremos enfriar totalmente.









Una vez fría, añadiremos los huevos de uno en uno, amasando cada vez para integrar bien la masa. 



Luego dividiremos en porciones y formaremos con los dedos, un agujero en el centro de la masa, dejando como unos rollos, bien separados unos de otros, porque luego hinchan bastante.

Horneamos a 200º hasta que veamos las almojábanas doradas.

 


Sacamos del horno y dejamos enfriar y una vez frías, las bañamos en miel templada, rebajada con unas cucharadas de agua.
Finalmente, espolvoreamos con azúcar a nuestro gusto.

 


Espero que os gusten. A mi me gustan así, medianas, pero hay quien las hace enormes, del tamaño de un plato de los grandes. Eso a vuestro gusto.

Por mi parte: abrazos.

13 comentarios :

  1. Tres cositas nada más: una, que es un postre delicioso. Otra, que la página de este post concreto es http://saboresdeviena.blogspot.com/2010/06/almojabanas-hemc-45.html; pulsando en el título del post (o en el archivo de blog) se abre esta página específica de tu blog. Por último, normalmente en las entradas de hemc ponemos el cartelito del hemc correspondiente y quién es el anfitrión, más su blog. Si tienes alguna duda más, no dudes en preguntarme; entre tanto, me llevo una deliciosa almojábana de ésas, porque están diciendo "cómeme".

    ResponderEliminar
  2. Mil disculpas Su, por las omisiones, enseguida lo voy a enmendar. Y cuando dices el cartelito ¿Te refieres al logo de la cocina de mamá? Voy a hacer los arreglos. Muchas gracias por todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Jeje, sí, me refiero al logo. Y con la excusa, me llevo otra almojábana.

    ResponderEliminar
  4. Está estupendo, Viena. Gracias por participar.

    ResponderEliminar
  5. Alaaa me encanta viendote participando en el HEMC!!! y ademas con esta estupenda receta que tiene que estar deliciosa, voy a probarla porque esto de hacerse en el horno me ha ganado...vamos que hasta el nombre me parece precioso!!! y con esta receta ya se ve de donde has sacado esa aficion por la cocina, vaya magnifica maestra has tenido...un besito

    ResponderEliminar
  6. María José, ya ves lo osada que soy, jajaja. Es que esta pandilla me gusta y aquí voy, intentando hacerme un sitio dentro de ella ¿no?
    En cuanto a las almojábanas, venga, a ver si la haces y me cuentas, que están riquísimas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. No conocía yo las almojábanas, tienen una pinta muy pero que muy deliciosa!

    ResponderEliminar
  8. Visc a la Cuina: Repasando ahora esta entrada acabo de ver tu comentario. Perdona que no te lo contestara en su día, no sé por qué no lo vi.
    Esta receta de las almojábanas es una hernandiana, por derecho propio, quizá sea la receta más típica de todos los dulces de Orihuela, lo que pasa es que como ya la tenía publicada aquí, no la he querido volver a poner, pero sin duda, es una hernandiana y sí, están riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Perdona, cuando hablas de medidas, a que te refieres, tres medidas de aceite, nueve medidas de agua, harina la que admita. En reposteria todo son cantidades, podria especificar o intentar aproximar las cantidades en unidades de medida litros, gramos, etc

    ResponderEliminar
  10. Bienvenido anónimo. Tienes razón cuando dices que en repostería todo son cantidades, o sea que las cantidades son importantes y deben ser precisas, es cierto. Sin embargo, estas recetas tradicionales, han sido transmitidas así, con toda esta imprecisión y así es como yo he querido reflejarla en el blog. Seguramente debido a esta imprecisión, en cada pastelería de la zona de la Vega Baja, o incluso en cada casa, las almojábanas son diferentes, tienen el toque personal y único de cada cocinero. He visto muchas recetas y con muchas diferencias entre ellas.
    Pero bueno, intentando ayudarte, te aclaro: Cuando hablo de medidas, me refiero a la medida tomada de media cáscara de huevo. En otras recetas se habla de cucharadas o de tazas, aquí la medida es media cáscara de huevo. Cuando partes el huevo, tomas la mitad de la cáscara y usas eso como medida. Yo acabo de romper un huevo para poder medir con exactitud el agua y se trata de 200 gramos. Así pues, 9 medidas de agua equivalen a 200 gramos. Las 3 medidas de aceite, equivalen a 75 gramos. En cuanto a la harina, no te puedo especificar más, porque no tengo el dato, parece ser que antiguamente todas las mujeres sabían lo que era "la harina que admita" y entiendo que ahora no es lo mismo. Yo he aprendido con mi madre y la harina que admite no la he pesado nunca, prometo que cuando haga almojábanas la próxima vez, pesaré justo la que pongo y lo diré aquí, pero ahora mismo no lo sé. Para mi y como digo en la entrada, la harina se echa poco a poco hasta que tenemos una masa no muy dura, a ver, como una masa de pan o algo más ligera, no puedo ahora explicarte mejor. Ya te digo que lo pesaré la próxima vez.
    Lo que sí puedo ahora es darte otra receta de almojábanas que tengo en un libro del pueblo de Dolores, también en la Vega Baja. Supongo que la receta es correcta y es así: Un litro y medio de agua; 500 ml. de aceite de oliva; 1 Kg. de harina y 2 docenas de huevos.
    Observa que esto es para muchas almojábanas, pero siempre puedes dividir y probar. La preparación es como yo he indicado aquí en el blog.
    Espero haber sido de alguna ayuda, si no tienes suficientes datos, en cuanto haga este dulce de nuevo, añadiré aquí la medida exacta de la harina que gasto.
    Gracias por tu comentario y un abrazo.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tu esfuerzo. Agradecido tambien por la receta en si, ya que yo, que tambien soy de la vega baja, adoro las almojabanas, pero en mi casa nunca las han hecho, siempre las han comprado. Yo intente hacerlas justo ayer, pero no se me quedaron muy bien por dentro, y eso que las deje mas tiempo en el horno del que dice. Entonces ya no sabia si era por poner demasiado acetie, por poner mucha harina, o poca harina, pocos huevos. Por eso lo de preguntar las cantidades. Aun asi, muchas gracias, tu respuesta me ayuda bastante.

      Eliminar
  11. Hola Xd, soy canaria, leyendo el título me ha venido a la memoria un dulce que hacia mi abuela cuando era niña y que esta en la familia según me consta más de 140 años . Se llamaba Almohabanas y sabiamos que eran árabes. como llegó a la isla es lo que desconocemos. La receta se conserva en la familia y debo recuperarla XD. El formato es parecido de lo que recuerdo:harina bicarbonato y sal y el agua y el aceite . Tambien se apartaba para anexarle los huevos pero llevaba cuajada de queso o queso sin sal de del dia anterior y tambien matalahuga. Se le hacia un hueco igual con el dedo en el centro. Pero se freian en aceite, no era al horno. Me faltan detalles de la receta, por ejemplo eran dulces luego debia tener azucar, y no llevaban miel.
    En cuanto a las medidas y cantidades ,tambien me traen un grato recuerdo XD ya que dererminados vasos, cucharadas y lo que cabia en la cascara de huevos eran medidas y proporciones que se utilizaban XD .
    Me habeis traido al rememorarlo el olor a la cocina y la imagen del trasiego preparandolas de mi abuela y sus hermanas y como me hacian salir jajaja (contaria unos 4-8 años) de la cocina y las imagenes de bandejas y bandejas de ese producto al final. Un fuerte abrazo a todas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias anónima canaria por tu comentario. Yo tenía conocimiento de esas otras almohábanas de tu tierra, que se fríen en lugar de hornearse. Supongo que el dulce original será el mismo o muy parecido, árabe por supuesto, su nombre ya lo dice todo, y luego las variaciones que surgen en cada lugar y a veces hasta en cada familia.
      Me gustaría mucho saber al final, si puedes encontrarla, esa receta tan antigua de tu familia de la que hablas.
      Un abrazo y gracias a ti por venir

      Eliminar