Buscar en el blog

Cargando...

lunes, 9 de agosto de 2010

Bailarina de naranja

                                          


A mí me pareció una bailarina: Tiene una especie de falda de avellanas caramelizadas, tiene su tocado en la cabeza.
Su redondez sobre la pista que es el plato, parece rememorar un giro en cualquier momento, no sé, tiene forma de bailarina, me gustó llamarla así. Además hay cosas curiosas con los nombres, porque qué va a ser: ¿Un helado de naranja y plátano? o ¿Un helado de frutas? Pues no, es mucho mejor “Una bailarina de naranja” que tiene más glamour y le hace más justicia, porque tanto su sabor como su textura, no son corrientes y no se parecen a ningún otro helado corriente.


En clase a veces paso el programa una y otra vez sobre una receta que nadie quiere hacer, pongamos por caso: guisado de ternera. Nada, lo ofreces una y otra vez, pero no llama la atención. Luego un día digo: bueno, le cambio el nombre porque está riquísimo y no lo saben y lo llamo: “Guiso asturiano de otoño” y a la primera, todo el mundo quiere hacerlo. Es cosa de la imagen que nos hacemos a través del nombre.
“Delicioso guiso de boniato y calabaza” o “Apacible de verduras” y alguien que pregunta: ¿Pero qué es, un guisado de boniato? -Pues como quieras, respondo yo. Tú que prefieres hacer: ¿Un guisado de boniato? Pues adelante, nosotros haremos: “un delicioso guiso de boniato y calabaza” y ahí justo lo comprenden.

Todo cuenta en la cocina, los detalles son importantes, el nombre evoca, identifica, aunque creamos que no y bailarina de naranja es apropiado para este helado, hecho principalmente de naranja y con un corazón de plátano, una delicia, rica, rica de verdad, nada que ver ya digo, con los sabores de helados a los que estamos acostumbrados.
Su textura es también novedosa, porque la naranja se aplica en ralladura minúscula, así que hay tropezones, muy sutiles, pero tropezones. En fin, probadlo, creo que os gustará.

Ingredientes:

1 vaso de nata para montar
1 vaso de leche
125 g. de azúcar
Ralladura de dos o tres naranjas
1 naranja para decorar.
1 trozo de chocolate Nestlé postres para fundir y decorar.


Para el relleno:


4 plátanos
2 naranjas
Un chorrito de zumo de limón
50 g. de azúcar.
2 cucharadas de ron
Una pizca de jengibre molido


Lo primero que haremos es poner el molde que vayamos a utilizar en el congelador. Yo usé una cubitera metálica con esta forma.
A continuación preparamos el helado de naranja.


Ponemos un cazo en el fuego con la nata, la leche y el azúcar. Una vez que el azúcar esté disuelto, retirar del fuego y dejar enfriar.
Incorporar la ralladura de naranja, una ralladura que será muy fina. Si con el rallador no lo conseguimos, será mejor usar una picadora y picar las pieles de naranja varias veces.




Ahora colocamos el preparado en el congelador. Mientras, procedemos a preparar el helado de plátano.

Relleno:

Exprimiremos las naranjas y mezclaremos con el zumo de limón. Por otra parte, aplastaremos los plátanos con un tenedor hasta obtener una pasta que rociaremos con el zumo que tenemos reservado.
Añadimos el jengibre y el ron. Seguir removiendo muy bien y poner este segundo helado, también en el congelador.


Y ya está, lo más difícil lo tenemos hecho. Ahora esperaremos a que los helados tomen cuerpo. Entonces, en un recipiente apropiado, con una forma que os guste, pondremos una base y toda una capa alrededor, forrando el molde, de helado de naranja.



En el hueco que dejamos en el centro y cubriendo el resto del recipiente, pondremos el helado de plátano. Dejaremos de nuevo en el congelador un par de horas hasta que todo el compuesto forme un solo bloque.



Al cabo de esas dos horas o más si tenemos tiempo, porque es mejor que esté bien congelado, pasamos a la decoración. Esta es la parte más agradecida de todo el proceso y en donde podéis mostrar vuestra creatividad.

Yo caramelicé unas avellanas según el procedimiento que os conté en el anterior post y lo disfruté muchísimo. Luego las trituré y con un poco de chocolate fundido, quise hacer unas filigranas que luego, con el calor quedaron convertidas en un entramado que quedó muy bonito, la verdad. También corté unas finísimas rodajas de naranja.
Pero todo esto, como siempre os digo, a vuestro gusto.


Montaje final:

Desmoldamos el helado con ayuda de un poco de agua caliente.

 


Aquí la tenemos al desnudo.


Ensayé ponerle una falda de naranja, pero luego opté mejor por las avellanas. De todas formas, vale como una segunda idea.

El resto es tan fácil, que solo es necesario mirar las fotografías: Una capa en la mitad inferior de avellanas caramelizadas.

 

Una filigrana de chocolate encima, con una rodajita de naranja.



Otras rodajitas más, alrededor, sobre la bandeja y voilá



Hemos obtenido un postre elegante, refrescante para el verano y muy, pero que muy original en el gusto.

Un abrazo.

44 comentarios :

  1. Jajaja, se nota que vives en Viena, tan melómana ella, le pones nombres relacionados con la música.

    A mí también me gusta ponerles nombres llamativos a los platos. Tiene que entrar por el oído, la vista, el olfato y el gusto. Cocina plurisensorial ;)

    ResponderEliminar
  2. Que rico¡¡¡¡¡
    y te quedo precioso
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Sí que parece una bailarina, sí! Y tiene que estar buenísima!
    Esto de los nombres de los platos sirve para engañar no sólo a los niños sinó también a los adultos. Recuerdo que mi hijo de pequeño no quería comer nunca rape.
    Un día decidí hacerlo rebozado pero a trocitos pequeños y le puse el nombre de Pessics de Pokémon (pellizcos de Pokémon, que eran unos dibujos que le gustaban mucho). Cómo se los comía! Y sin enterarse que era rape!
    Perdona que no te haya escrito antes en castellano, pero pensaba que aunque no lo escribías, sí lo entendías. Intentaré hacerlo en castellano.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola guapetona me parece estupendo que le pongas nombres más sofisticados a los platos así como tú dices llaman más la atención del que lo va a hacer o bien el que se lo va a comer, el nombre que le has dado a este helado es perfecto me ha encantadoy si a mi tambien me gusta imaginar son más bonitas.
    Este postre además de bonito y llamativo, tieen que estar riquisimo, el contraste del platano y la naranja tiene que ser una delcia.
    Besitosssss
    Feliz Semana

    ResponderEliminar
  5. Este postre debe saber a gloria! Después de leer tu descripción, sí vi la bailarina, jajaja.
    Divino!!
    un beso,

    ResponderEliminar
  6. ¡qué laboriosa parece esta receta! Pero supongo que el sabor le habrá sacado provecho a tanto labor... :o)

    ResponderEliminar
  7. wow! qué buen´sima pinta y la presentación es de diez :)

    qué bien puesto el nombre de bailarina :)

    por cierto, quiero agradecerte que me avisaras con lo de poner mi blog en mi perfil.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Que razón tienes con lo de los nombres de los platos, yo intento darles nombres sugerentes y que expliquen su contenido. Ya ves que éxito a tenido mi tosta manchego-ibérica y lo simple que es.
    Este postre con nombre bonito o no es una maravilla y la presentación impecable.
    xx

    ResponderEliminar
  9. Madre mía Viena, esto es la leche de bien explicadito. Me encanta lo que estoy viendo, esta receta tengo que hacerla, un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Que lindo nombre para tan apetitoso postre,en bailarina se debe de convertir uno despues que lo prueba, super bien explicado, gracias por la receta
    un beso
    Amalia

    ResponderEliminar
  11. Creo que voy a imprimir esta receta con tu permiso y se la voy a llevar a mi madre, que almuerzo hoy con ella, ¡quiero que me lo haga una experta con años de experiencia en esto de los helados! ;-) Vamos que me he quedado congelada con tu bailarina helada y su salero.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  12. Hola Su: Imagino que te refieres a que vivo aquí en Sabores de Viena (Alicante) jajaja, porque en Alicante es donde estoy. Eso si, melómana tengo que aceptarlo, porque algo hay.
    Gracias por tu comentario y estoy totalmente de acuerdo con esa idea de la cocina multisensorial.
    Un beso.

    Isa: Tienes que probarla, es facilita de hacer y está riquísima.
    Un beso.

    Margarida: No sabes cuánto te agradezco el gesto de escribirme en castellano, porque ahora sé que no me pierdo nada de lo que me dices. Muchas gracias.
    Genial lo de los pellizcos de Pokémon, yo también he tenido que echar mano a algún truqui de esos con mi hija pequeña, que por aquello de que "en casa de herrero cuchillo de palo", no le gustan muchas cosas y menos las nuevas.
    Siempre es un placer tenerte por aquí. Un beso.

    María José: Feliz semana también para ti y muchas gracias por visitarme y dejar tu comentario. Es cierto que este postre es una delicia. anímate y hazlo antes de finalizar el verano, verás que te va a gustar.
    Un beso.

    Hilmar: Jajaja, ¿así que la viste? Bueno, verás yo hice una vez con el tema de los juguetes reciclados, unas bailarinas que eran de vasitos desechables boca abajo, con sus falditas de flecos de papeles de revistas y luego todo un pompón en la cabeza y eran simpatiquísimas, porque les hacíamos caritas muy alegres. Quizás al ver esta forma del postre, como un vasito si lo ves, como un flan, me recordó a aquellas bailarinas, pero me alegro mucho de que la hayas visto también tu jaja.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  13. Madre mía Viena!. pero qué receta tan buena y qué fotos.... me ha entrado de repente complejo. Qué bien que por tu comentario he podido entrar en tu blog y te he descubierto.
    Me encanta que vivas de manera tan natural. Yo procuro hacer un poco lo mismo. vivo en el campo (En Verano). tengo huerto, gallinas, tortugas ... y me encanta cocinar desde que era niña. es tan creativa...
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Mandarina: Me encanta tu nombre y tu blog, que por cierto he visitado ahora mismo y me ha gustado mucho.
    No creas que es difícil la receta que no, para nada, si lees bien, te darás cuenta que son dos preparaciones y al congelador. Lo demás es montar el postre y decorar y tiene tantas posibilidades y está tan bueno, que te aseguro que merece la pena.
    Un beso.

    Laura: Me alegro de que hayas podido arreglar lo del enlace, así estará mejor.
    Gracias a ti por venir a visitarme y dejar tu comentario. Un beso.

    Carolus: Muchas gracias por venir a dejar un poco de tu tiempo en mi blog. Es verdad que lo del nombre importa, es así, todos los detalles importan. La cocina como decía Su por ahí arriba, tiene que ser multisensorial, todos los sentidos están en juego y más, porque yo diría que un nombre evoca experiencias en la mente y si el nombre es bonito, ya esperamos algo agradable en el paladar.
    Un abrazo.

    Hola Sara: Así es jajaja, está de bueno que no veas. Pruebala y ya me contarás. Además si la sacas cuando tengas invitados, los dejas con la boca abierta, porque la presentación se las trae.
    Un besito.

    Amalia querida: Es verdad que está bien rico y en verano es lo que apetece, un helado pero no solo un helado, ahí está un postre super chulo.
    Anímate y verás que fácil es de hacer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Delikat: Eso es bastante interesante porque seguro que ella aún le saca más partido, ya que se le ocurrirán algunas ideas para mejorarlo, las madres son así, lo mejoran todo.
    Bueno, si lo llega a hacer ya me contarás ¿vale?
    Gracias por venir a dejarme un poco de tu tiempo en este espacio. Como poco sabes que casi siempre te llevarás algo dulce.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Anna: Bienvenida a este espacio y espero que de complejos nada, porque tu blog no tiene nada que envidiar a este.
    Es cierto que la cocina es creatividad y un auténtico taller para disfrutar de los sentidos.
    ¿Tus tortugas son de tierra? Yo gallinas no tengo porque se me morirían de viejas, no sería capaz de matarlas, pero bueno, un monton de animales improductivos sí tengo, si, jajaja. A veces les digo que tendrían que hacer algo por mi, dar huevos, queso, leche, algo, pero nada. Ahí siguen todos tumbados a la bartola y mirándome por el rabillo del ojo.
    Un placer tenerte por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Viena, estoy totalmente de acuerdo contigo, sugiere mucho los nombres que le pongamos a los platos. A mi me gusta jugar con eso.
    Mirándo este postre subjetivamente, me parece de todas, todas, una bailarina, porqué no.
    Y el aroma a naranja que desprende, ya me lo imagino.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Me ha encantado como lo has contado y como lo has hecho. Transmites cariño por la comida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Irmina: Bueno, también tu ves una bailarina, me empiezo a tranquilizar jajaja, ya somos varios. Es cierto que los nombres acompañan, como la presentación o la espectativa que tenemos de lo que vamos a comer. Hay mucho que hablar respecto a la espectativa, en realidad hay en cocina tantas historias que contarnos.
    Bueno, muchas gracias por tu visita y un beso.

    ResponderEliminar
  20. Jantonio, qué percepción la tuya más bonita, es algo que no me habían dicho antes y que sin embargo es bastante lógico, si transmito cariño por la comida es supongo, que le tengo de verdad cariño a los ingredientes, uno por uno, a los cacharros, al fuego, al proceso y la forma de cocinar. Pero hay que tener una sensibilidad para percibirlo y tu lo has hecho.
    Gracias por tu visita y tu comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Hola Viena, gracias a que te has pasado por mi blog he podido conocer el tuyo, estoy encantada de conocerte, me pasaré por tú cocina a menudo.
    Me gusta tú bailarina, el nombre y la receta por supuesto, me gusta el relato y los detalles, enhorabuena por tú blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Buenisima la receta. He llegado a tu blog de casualidad y me quedo por aquí para seguir tus recetas. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Hola Caty: bienvenida a este espacio, también yo estoy encantada de conocerte. Espero que coincidiremos más veces, en este o en tu blog, que me encantó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Jose Manuel: No te lo vas a creer, pero mientras tu estabas haciendo aquí tu comentario, yo te leía a tí en otro blog, comentando sobre los niños. Estaba a punto de escribir allí y decir que estoy totalmente de acuerdo contigo, pero no te imaginas hasta que punto, puedo suscribir cada palabra que dices, cada vez apartamos más, yo no diría solo a los niños, sino a lo que no es productivo, esta es una sociedad de productividad, así que niños, enfermos, abuelos, etc., van al aparcamiento que toque. Yo clamo a favor de los niños y desde luego, sin confundir como tu bien decías, las cosas. Un niño de dos años que llora requiere una atención y por parte de sus padres, pero en general nos hacemos bastante intolerantes con los niños porque ya no convivimos tanto con ellos y eso es muy fuerte y muy triste.
    En fin, que quiero que lo sepas, que estoy de acuerdo contigo.
    Un beso y bienvenido a mi espacio.

    ResponderEliminar
  25. Viena paso por aquí a dejarte un enlace de un blog sevillano que encontré de casualidad y que pienso que puede gustarte mucho, yo aún lo estoy oteando ;-)Besotes

    http://cocinavintage.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  26. Gracias Delikat: Ahora tengo que salir, pero esta noche, de vuelta a casa, le echaré un vistazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Delikat: La curiosidad me ha podido y he entrado en el blog ya. Por el enlace no lo he reconocido y tu tampoco has reconocido mi avatar (que no sé por qué no sale), pero que está al lado del tuyo en el espacio de seguidores de ese blog. Jajaja. Estaba allí hace tiempo, lo que ocurre es que el blog no actualiza desde Abril. En fin, gracias desde luego, me pareció a mi también un lugar delicioso.
    Beso de nuevo y ahora si, me voooyyyy

    ResponderEliminar
  28. jaja pues nada si por eso decía yo a Viena esto le tiene que encantar.

    A mi tu avatar también me sale siempre como "roto" en mi blog, no sé por qué será esto si somos del mismo equipo blogger.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  29. Esta bailarina no necesita nada más, es arte puro en la cocina1 Me gustaron mucho los helados y la presentación es original y muy buena!
    Cariños

    ResponderEliminar
  30. Me alegro de encontrar a una persona que opina un poco como yo. Lo que has comentado es lo que veo cada día, que la sociedad aparta a niños, ancianos y personas que por lo general no consumen. Cada día se les cierra más opciones, y es una pena.

    No confundir con la educación o el respeto a los demás, pero es verdad lo que comentas, los niños son cada día una molestia más en nuestro entorno y para mí es muy triste. Creo que lo estamos apartando y los problemas que hay ultimamente creo que una parte vienen generados por esto.

    saludos

    ResponderEliminar
  31. Un postre original y realmente armonioso como las bailarinas " armonia, belleza..." un acierto con la falda de avellanas y el tocado, vamos de fiesta....!
    Enhorabuena!!!

    Nota:El choco qué uso para postres son perlas de chocolate blanco Simón Coll,compro paquetes de kilo.

    ResponderEliminar
  32. Hola Viena. Se me ponen los dientes como de aquí a Tervuren (10 Km), pero ¡por cien mil truenos de Brest! no consigo quitarme de encima los tres kilos que me puse encima en Cabo Verde, así que tendré que esperar a que se vayan de una vez para probar a hacer tu bailarina.

    Y a mí tambien me sale tu avatar roto o con un signo de interrogación, según los casos. ¿Será el sistema operativo? Yo funciono con un MacOS 10.4 y uso el Safari4 como "browser" (¿cómo se dirá browser en castellano?

    Saluditos

    ResponderEliminar
  33. Hola Cris: Muchas gracias por tus palabras y tu visita. Ahora aquí en pleno verano, imagínate, lo que apetece son estos helados, bien fresquitos, pero sin renunciar a nada de lo que contienen los grandes postres. Seguro que te gustaría. Anímate y pruébalo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Delikat: Ya nos vamos conociendo jajaja. Lo del avatar me tiene frita, ayer incluso perdí un par de horas intentando arreglarlo y casi llego a la catástrofe, porque en un momento borré todos los perfiles y bueno, un desastre. Esperaré que cualquier día seguro que llega alguien y me dice: ¡Ah! eso es por tal y tal...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Jose Manuel: Hola, estamos en la misma línea, yo no soy maestra, pero sí doy clases de cocina a los niños y además he hecho bastantes talleres en colegios con niños de primaria sobre todo y creo que todas las personas que de alguna forma estamos en contacto con los chiquillos vemos esta realidad, que los niños cada vez están más apartados, porque son molestos y esta sociedad les aplica los correctivos de una población envejecida que se hace intolerante a los más pequeños.
    A mi me da rabia, porque creo que los niños tienen que mancharse, jugar sin excesivas normas, correr, saltar, alborotar... Incluso la escuela, excepto algunas excepciones, tiende a alienar con todas sus clasificaciones, dejando poco margen a la individualidad y a la creatividad de cada niño.
    A veces digo que si nos dejáramos, acabaríamos siendo todos iguales: maniquíes perfectamente manejados.
    En fin, confíemos por otra parte en que el ser humano es un maravilloso caos, imponderable e inalienable, que difícilmente llegará a estar bajo un control total.

    Para que no haya ninguna confusión: no es que todo este discurso vaya por y para el tema que se suscitó, de los niños en el restaurante, tema que yo no juzgo porque no estuve allí, pero sí tiene que ver con tu comentario en favor de los niños.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Fe-i*ká: Gracias por tu visita y también por el apunte sobre el chocolate. Lo tendré en cuenta porque hay que ver que el de los supermercados es malo para trabajar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Monsieur Sorokin: No le hacía yo a usted pendiente de la balanza, vaya por dios, a ver si aprendo algo y me corto en lo que queda de verano, porque llevo una de postres, helados y cervecitas frescas, que luego lloraré cuando me arme de valor y me enfrente a los numeritos de allá abajo.
    Por cierto, en un par de días salgo para Friburgo y digo yo, siendo Ud. tan viajero ¿Tendrá alguna recomendación "rica" que hacerme?
    Lo del avatar, como le he dicho a Madame Delikat en anterior comentario, me tiene harta, porque no sé a qué es debido, empiezo a pensar si será el formato de la foto, que quizás aunque el perfil lo acepte, no lo acepta el cuadradito de los avatares, no se. Seguiré investigando.
    Bueno, gracias por su visita y venga hombre! Tómese un trocito de bailarina, que le van a brillar los ojos jajaja.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Viena.

    Supongo que te refieres a Friburgo en Suiza y no a Freiburg en Alemania. Pues verás, yo sólo he estado una vez de paso entre Lausana y Berna y lo que te puedo decir es que todo lo agradable que es Lausana (sobre todo Ouchy, al borde del lago), lo tiene de espeso Berna. Eso sí, muy auténtica. Choca la comparación con las ciudades alemanas del mismo estilo más que nada porque prácticamente todas fueron reconstruidas después de 1945 tras haber sido arrasadas por las bombas (en la plaza de Coblenza hay una placa de bronce recordando que Harry "el bombardero loco" de la RAF mató a no sé cuantos miles de personas en 1944). En cambio, las ciudades suizas están como estaban antes de la guerra y eso se nota.

    Si te refieres a Freiburg in Breslau, lo más interesante es hacerse la Selva Negra en coche, recorrer la Schwartzwald Höhestrasse y darse una vuelta por Baden-Baden, pero en esta época del año, tiene gente hasta reventar.

    Un abrazote. Pásalo bien.

    ResponderEliminar
  39. Muchas gracias Sorokin y sí, me refería a la Selva Negra, justamente a hacer todo ese recorrido. Me han dicho que en la segunda quincena de Agosto no hay ya tanta gente, pero no sé si estaré bien informada.
    La verdad es que no he estado antes allí, sí he estado en Alemania, pero no en esa zona, me quedé con las ganas, ahora voy buscando el paisaje natural, espero que no demasiado aglomerado.
    En cuanto a Friburgo en Suiza, es cierto, olvidé el detalle porque mirando mapas y rutas, Freiburg (en alemán) es llamado Friburgo también. Estuve en Suiza hace tres y cuatro años, recorriendo lagos y montañas y creo que fueron de los viajes más bellos y que más he disfrutado. Había estado allí hacía 30 años, pero entonces no me enteré mucho. Estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a Berna y Lausana, que es justo donde estuve hace 30 años.
    Bueno, en esta ocasión, Selva Negra y espero descubrir cosas nuevas y llenarme de aquellos paisajes que por lo que sé, son de los más hermosos de Europa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar
  41. Ahhhh, bueno. Pues lo mejor es perderse por las carreteras laterales de vez en cuando, dejando la HochStrasse y pararse en esos pueblitos solitarios donde el silencio se instala desde mediodía. Buscar en un recodo de la ruta una de esas casas de huéspedes-restaurantes- albergues, con vigas de madera vistas y faroles en el exterior (tu instinto te va a decir cuáles son las buenas). Yo lo hice cuando vivía en Luxemburgo, viniendo desde los Vosgos franceses y no hay color: es mejor la Selva Negra que la parte francesa, lo siento por mis amigos franceses.

    ResponderEliminar
  42. ¡Madre mía! Me entran cosquillas en el estómago imaginando ese recorrido y esos albergues. Me encanta viajar y ya tengo la maleta medio hecha.
    Muchas gracias Sorokin por las recomendaciones y por todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Me encantaría ver bailar a esta artista, un helado espectacular!

    ResponderEliminar
  44. Visc a la Cuina: Bailar, lo que se dice bailar, no sé, pero estaba de buena cuando la comimos. La verdad es que es super original y con un golpe de vista impresionante, porque es preciosa.
    Gracias por venir a dejar un poco de tu tiempo en este espacio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar