Buscar en el blog

Cargando...

sábado, 14 de agosto de 2010

Buscando un nombre para esta dama

                                          

Esta vez tenéis que ayudarme. No sé cómo llamar a esta tarta blanca, hecha con una gelatina de mascarpone y rellena con suave caramelo de melón.


Os aseguro que es una delicia: aspecto delicado, sabor suave y agradable, original… Aunque si tuviera que destacar alguno de sus atributos, ese sería la textura. El mascarpone gelatinizado nos ofrece una textura ¿Cómo lo diría? Irresistible. No se me ocurre calificativo mejor. Hay que probarla, es cuanto os puedo decir.



¿Os apetece hacer propuestas? Ya sabéis: un nombre que tenga glamour, que sea sensual, porque como veréis enseguida, es una tarta sensual, así que le irá bien un nombre qué insinúe su atractivo y agrade a los oídos.
Por lo demás, aquí tenéis los ingredientes, la forma de elaboración y las fotos, todo lo cual espero que os ayude a proponer el mejor nombre.

 

Yo con esta receta, os dejo durante unos días, hasta Septiembre. Eso sí, os pido que me guardéis un trocito de cada cosa que cocinéis durante este tiempo y de cada maravilla de las que compartís asiduamente en forma de entrada en vuestros blogs, porque nada más llegar, pasaré impaciente por cada uno de ellos, para ver todo lo que tengáis de nuevo.

Felices vacaciones a quienes como yo, os marcháis en estos días y bienvenidos de nuevo a quienes volvéis renovados después de vuestro descanso.

Un abrazo

Ingredientes:



500 g. de melón limpio y troceado.
500 g. de queso mascarpone
250 g. de nata
Ralladura de limón
150 g. de azúcar granulado
100 g. de azúcar glass
12 hojas de gelatina

Para la decoración:

8 o 10 bolas de melón
100 g. de nata para montar


Cómo podéis observar, yo utilicé un melón de los llamados piel de sapo, pero igualmente podría usarse otro tipo de melón, así como cualquier fruta que os agrade, en cuyo caso, la receta sería la misma sustituyendo el melón por esa otra fruta.




Lo primero que haremos será cortar y limpiar el melón, obteniendo el medio kilo de pulpa que trocearemos y pondremos en una sartén, junto con el azúcar granulado, a fuego medio, unos diez minutos o hasta que obtengamos un caramelo ligeramente dorado.


Como el melón suelta bastante agua, el producto que obtendremos se parecerá a una mermelada, pero no tendrá la textura de mermelada sino de un compuesto muy suave y delicado, que dejaremos enfriar totalmente.


Ahora pondremos la gelatina a hidratar en agua muy fría. Pero antes, jugaremos un poco con las hojas, que son realmente bonitas y es difícil fotografiarlas debido a su transparencia. ¡Ah! Pero yo supe cómo hacerlo.



Mientras la gelatina se hidrata en agua fría, (unos 10 minutos) tranquilamente pondremos en un cazo la nata junto con el azúcar glass hasta que comience a hervir, momento en el que apartaremos del fuego y le añadiremos la gelatina ya hidratada y escurrida.




Removemos bien y dejamos enfriar.
Mientras tanto, rallamos la piel de medio limón y reservamos.

Ahora trabajamos el queso mascarpone en un cuenco, con cuchara de madera, hasta que obtengamos una crema fluida a la que le añadiremos la ralladura de limón. Mezclamos todo muy bien.


 

Cuando la mezcla de nata y gelatina esté fría, mezclamos con el queso. Removemos muy bien y ponemos la mitad de este compuesto en un molde circular forrado con papel vegetal.



Metemos en la nevera y dejamos que solidifique ligeramente. Luego sacamos de la nevera y ponemos encima los trozos de melón caramelizados.


Sobre esta capa de melón, pondremos el resto del preparado de queso y gelatina y volvemos a meter en la nevera dejándolo ahora sí, hasta que solidifique totalmente. Una vez bien sólido, desmoldamos con mucho cuidado, quitando el papel vegetal y colocando la tarta sobre el plato en la que vayamos a servirla.


Ahora nos queda la decoración. Para ello, con un sacabolas, obtendremos unas bolitas de melón. Por otra parte, montamos los 100 g. de nata y los metemos en manga pastelera.

Haremos unas rosetas alrededor de la tarta y una en el centro y sobre cada roseta, pondremos una bolita de melón. También decoraremos a nuestro gusto el borde de la tarta. En fin, como siempre digo, la decoración no es más que una propuesta.


 


La inspiración yo la obtuve de una receta de la obra: “El Placer de los Postres”, aunque cambié tanto los ingredientes, la forma de hacerla y el acabado, que no creo que el resultado final tenga mucho que ver con el original. Ahora bien, si hubo musa, la hubo y aquí queda dicho.

Bueno, solo nos queda probar esta delicia, cuyo corte como se ve, libera el relleno de melón que es todo un acierto en esta receta.

 


¿Verdad que es realmente sensual?






Enseguida vuelvo a estar por aquí.

Un beso.

46 comentarios :

  1. Esto tiene que estar divino, que preciosidad has creado.

    Delicia de Mascarpone y Melón

    Ese es el nombre que se me ha ocurrido, seguro que a otros se les ocurre algo mejor y más original.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia, al verla así por primera vez a mí me ha recordado a la nieve. "Nevada en Viena" o "Dulce Nevada" ;-)

    ResponderEliminar
  3. Y no sé si llegamos a tiempo, pero he visto en el otro hilo que preguntabas por Freiburg y yo he vivido allí un tiempo, es una ciudad muy especial para mí y te puedo recomendar muchas cosas. Entre otras cosas un sitio especial para cenar:

    OMAS KÜCHE
    http://11870.com/delikatessences/geo/de/freiburg-im-breisgau

    ResponderEliminar
  4. y que tal dama blanca?a mi me parece muy bonito!y tiene una pinta espectacular!

    ResponderEliminar
  5. Yo la llamaría Dulce sensación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. A mí me han adivinado todos los nombres y me he quedado sin. Yo creo que se merece todos ellos porque.......Es una" delicia de mascarpone y melón" que parece una" nevada en Viena" y te da la "dulce sensación" de una" dama blanca" en un "sueño de verano".
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. "Seductora" es una dama blanca que seduce y enamora.

    Algo cursi, no? bueno seguro que aciertas con el nombre que le pongas.

    Feliz verano.

    ResponderEliminar
  8. Hola,

    De verdad que es para quitarse el sombrero con tus creaciones culinarias.

    Todas tus recetas son una maravilla. Sin ir más lejos, se percibe que te has esmerado en hacer esta tarta con ganas.
    Este blog desprende una gran fascinación por cocinar, se nota que disfrutas haciéndolo y lo contagias :)


    El nombre de este postre tan exquisito? pues se me ocurre "deleite de melón"

    saludos!

    ResponderEliminar
  9. Dulce caricia de melón.
    Felices vacaciones!!!

    ResponderEliminar
  10. Blanca Nieves,que otro nombre se le podria poner a este postre, felices vacaciones
    un beso
    Amalia

    ResponderEliminar
  11. Me gusta lo de "Blanca nieves" que dice aandara, pero en fin, por proponer algo, yo digo "suave nube estival de melón y mascarpone". Además es un alejandrino de catorce sílabas.

    Que te lo pases bien en la Selva Negra

    ResponderEliminar
  12. Anoche volví a ver una maravillosa película "El piano" y durante toda la película se repite un objeto que representa la libertad de ambas que son unas alitas blancas. Bueno en resumen qué te parece "Tarta Ada al caramelo de melón", no se si recordarás que Ada es el nombre de la protagonista. En fin que me he levantado poética, el caso es que le pongas el nombre que le pongas tiene una pinta espectacular. Felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  13. Cuando la vi, me vino a la mente "Delicada de melón".
    Es una maravilla de tarta. Me encanta tu originalidad y pasión por la repostería.
    un abrazo fuerte,

    ResponderEliminar
  14. Acabo de llegar y tengo que pensar en un nombre cuando solo puedo pensar en comerme un trozo,mmmmm, la llamaría "sensacions" porqué seguro que me trae muchas cuando la pruebe , pero mejor en castellano " suave sensación" si , me gusta, pero le pongas como le pongas estará´igual de buena.
    saludos y hasta pronto

    ResponderEliminar
  15. Hola Viena:
    Bonita preparación y deliciosa tiene que estar ya que la conjunción de ingredientes parecen armoniosos.
    Alguno de los nombres que he leído son muy aparentes, pero tal vez me quedaría con Nevada en Viena, dulce nevada y ya tirando para casa "Noche invernal en Vitoria" ya que en Alicante no creo tengan nevadas de esta entidad.
    A pasar buenas vacaciones y esperando a su vuelta para deleitarnos con sus preparados.
    Se le puede suprimir lo de Vitoria y añadir "con pedrisco".
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Yo la llamaría "La Dama Blanca" por su fina textura y su color. ¿Qué os parece?
    Carmen de Alcante

    ResponderEliminar
  17. Puf! soy malísima para los nombres... uf, si se me ocurre algo, vuelvo y te lo digo... el pastel, maravilloso!
    bsssssssss

    ResponderEliminar
  18. Yo la llamaría la Dama Blanca, por ese elegancia que tiene! La mezcla de melón con queso mascarpone no me la había imaginado, pero ahora que lo dies seguro que bailan juntitos muy bien!

    ResponderEliminar
  19. Vaya! Veo que no soy la única que ha pensado en la Dama Blanca...jajaja

    ResponderEliminar
  20. Tienes unas recetas espectaculares. A mí también me gusta mucho la respostería. Yo le pondría "Noche nevada". No sé por qué pero me sugiere la noche. Tiene que estar de miedo.

    ResponderEliminar
  21. También me gusta "Noche en Viena" o "Noche nevada en Viena" que es una mezcla de los dos nombres.

    ResponderEliminar
  22. Hola,

    Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis 2 sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta a munekitacat@gmail.com

    Un cordial saludo

    Catherine Mejia

    ResponderEliminar
  23. Queridas y queridos amigos: con mucha alegría regreso a casa después de mis vacaciones y me encuentro con vuestros amables y cariñosos comentarios, todo un regalo que os agradezco de todo corazón.
    Enseguida os contestaré uno por uno porque tengo cosas que comentaros y deciros.
    Me han encantado todos los nombres que habéis aportado para esta tarta y me es tan difícil elegir uno entre ellos que he pensado que la podríamos llamar directamente "La dama de los 20 nombres" ya que 20 son los que se han aportado con gran acierto y sensibilidad. Además así le queda un nombre divino, que le da historia a la tarta, lo que siempre me gusta muchísimo. A quien quiera saber se la contaremos. También es un nombre que le da la riqueza de haber sido compartido con todos vosotros. Muchos besos y de nuevo, muchas gracias.
    Intentaré poco a poco ponerme al día, con el blog, así como con vuestros blogs, en donde seguro me esperan estupendas preparaciones e interesantes sugerencias.
    Un beso más.

    ResponderEliminar
  24. Jose Manuel: Es un nombre muy apropiado y que define claramente lo que esta tarta es, una delicia de mascarpone y melón. Muchas gracias por haber dejado tu comentario, para mi es importante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Delikat: No llegué a tiempo de leer tu comentario antes de irme, pero le había pedido a mi hija que echara un vistazo al blog y me lo pudo leer estando yo ya de viaje.
    Estuve en este lugar. Nos pateamos todo Freiburg para encontrarlo, bueno, tiene toda una historia la aventura, porque íbamos con un GPS pero caminando, el coche quedó en el parking y claro, las indicaciones eran para vehículo, dimos más vueltas que un tonto para finalmente encontrarlo prácticamente al lado del punto de partida jajaja. Luego, cenamos en el patio acogedor de este local, tomé algunas fotos que si tienes mucha nostalgia te puedo pasar y te imaginé por allí, caminando por entre los árboles de aquel paseo y cenando con alguien especial en aquel jardín. Seguro que no era muy lejos de la verdad, porque lo imaginé muy claramente jajaja.
    Me sorprendió que preguntando en el centro, conocieran todos el local, se ve que es un sitio con carisma e importante por allí.
    Ciertamente Freiburg tiene encanto, comimos las mejores salchichas del viaje, en uno de esos puestos así en la calle. Había una cata de vinos, un mercado artesanal y mucha fruta, todo estaba en ebullición. Luego la serenidad en los alrededores, tomando cerveza o descalzándonos por el parque.
    En fin, he venido impregnada de todo aquello, la gente además, ha sido muy amable, lo que se agradece. Volviendo, dimos un giro no programado al viaje y nos fuimos a París y bueno, la vienita pequeña flipó al ver la Torre Eiffel, a pesar de las fotos que hubiera podido ver, no se imaginó nunca el tamaño de esta impresionante obra. Se quedó boquiabierta. París estaba fantástico, como siempre, el cielo plomizo de ese día en contraste con las cúpulas de los monumentos, la Torre, los puentes... Es algo difícil de describir. París es la repera ¿verdad? lástima que los franceses no se muestren con los turistas tan amables como sus monumentos. "C`est la vie" que dirían ellos mismos.
    Un beso y nos vamos viendo en cuanto pueda ponerme al día.
    Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  26. Tu mejor receta: Romántico como yo misma, tu nombre es precioso y estoy de acuerdo, no podía ser otro. Gracias por tu comentario y un abrazo.

    Irene: Dama Blanca es lo que salía así, de primeras ¿verdad? es que es lo que parece, tan limpita de color. Me encanta, como a ti. UN beso y gracias por tu comentario.

    Gloria: Dulce sensación me parece muy apropiado, la verdad es que como he dicho al principio, no puedo dejar de lado ningún nombre, es que esta dama se merece los 20 que habéis aportado.
    Muchas gracias por tus palabras.
    Un abrazo.

    Anna: ¿Ves? Has llegado a la misma conclusión que yo, es que se merece todos los nombres, es que todos son tan bonitos.
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Enseguida espero ponerme al día con los blogs y poder también visitarte.
    Un beso.

    Mandarina: Muchas gracias por tu comentario. Nieve de melón es un nombre precioso, sencillo y limpio, como esta tarta. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Cocinica: Seductora a mi me parece muy bonito y apropiado, nada cursi, para nada, porque es una seducción, el dulce es así, desde los inicios de los tiempos y esta tarta, seduce ¿a que si?
    Gracias por tu comentario y nos vamos viendo.
    Un abrazo.

    Laura: Deleite de melón es un nombre muy elegante, tiene mucho glamour desde mi punto de vista y creo que es muy apropiado. Gracias por las palabras que me dedicas, la verdad es que hago con ganas todas las tartas, a mi me encanta cocinar, me gusta sentir todos los ingredientes en mis manos, transformar esas materias en algo acabado, me gusta el proceso de principio a fin y supongo que por eso al final salen las cosas como salen. Cocinar es un acto muy importante para mi y es una gran satisfacción que me digas que se nota y que sé transmitirlo.
    Un beso muy grande.

    Cris: Dulce caricia de melón, qué nombre más tierno, más dulce y delicado. Me ha encantado, de verdad. Muchas gracias por tu aportación.
    Un abrazo.

    Aandara, tu como siempre, divertida, ingeniosa y divina. Te tengo en mente con la sonrisa amplia y clara de tu perfil y así es este nombre, me encanta. Gracias por aportarlo y gracias por venir por aquí, para mi es siemrpe una visita muy apreciada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Monsieur Sorokin: Jajaja, permítame que ante todo sonría en sílaba alta. Es usted un fuera de serie y en su línea dedica nada menos que un alejandrino al nombre de esta tarta. Hace tanto que no escuchaba o leía lo del alejandrino que he tenido que echar mano de chuletillas para ver si le "pescaba" pero no, en efecto es un alejandrino de catorce sílabas perfectamente acentuado y clásico, que todavía tiene más mérito.
    Muchas gracias por su genial aportación y nos vamos viendo enseguida.
    Lo he pasado genial por la Selva Negra, he probado toda clase de cervezas y me he mezclado con toda clase de buenas gentes que he encontrado, por cierto muchas de ellas en esos lugares que usted me recomendaba, apartados de la ruta turística y llenos de encanto. Hasta tengo una foto con una tal Jaqueline, perfecta tabernera típica y tópica del centro de la selva. Simpatiquísima.
    Me acordaba de su último comentario cada vez que veía uno de esos farolillos preciosos y encantadores de las casas y a propósito, a ver si alguien lo sabe. Hay en las puertas de las casas de la Selva Negra, pintado en tiza, una especie de ecuación que dice algo así como: C*D+10-M=... bueno, no es literal, lo tengo en foto pero ahora no lo tengo aquí, pero se trata de una inscripción idéntica en todas las casas de un lugar y pregunté pero imposible de averiguar nada. Alguien me dijo que tenía que ver con los reyes Magos, pero me pareció extraño. Incluso en ciudades algo alejadas unas de otras tenían la misma inscripción.
    En fin, perdón por la ida para otro lado, gracias por el comentario, el alejandrino y el cariño que muestra su visita por mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Domi: No te lo vas a creer pero no he visto la película "El piano" pero me han entrado unas ganas tremendas y prometo verla lo antes que pueda. Necesitaba alguien que me diera un toque jajaja. El nombre y todo lo que me cuentas me gusta mucho.
    Gracias de verdad, por tu comentario y por tu visita.
    Un beso.

    Querida Hilmar:
    Delicada de melón es un nombre con una gran sensibilidad que me consta tienes. La pasión que yo siento por la cocina la ves como en un espejo, sé que la comprendes bien, solo hay que ver tu colección de panes y masas espléndidas para saber que también tu vives esa pasión que mira por donde, nos ha llevado a conocernos y a encontrarnos en este espacio a pesar de la gran distancia.
    Un beso grande.

    Mai: Suave sensación, qué bonito nombre y que perfecto para esta tarta. Gracias por tu visita y tu comentario. Para mi es importante.
    Nos vamos viendo, en cuanto pueda ponerme al día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Querido Apicius: Encantada de encontrarle por aquí de nuevo y espero ponerme al día pronto con su blog, ese gran referente y mi punto de consulta y aprendizaje favorito.
    El nombre o mejor dicho, los nombres que propone, son estupendos y aunque invernales y tormentosos, como me gustan bastante las tormentas, me encantan. Es verdad, en Alicante no nieva así, a pocos kilómetros tenemos la Carrasqueta, un monte en el que nieva todos los inviernos y supone una excursión obligada con niños y no tan niños a pisar algo la nieve y hacernos la ilusión que también aquí tenemos un invierno de postal.
    Bueno como todos los nombres me han parecido preciosos, los adoptamos todos ¿vale? Esta nevada o noche invernal con o sin pedrisco, será uno de sus nombres también. Se me ocurre así al hilo de lo de la noche invernal, esa "Noche de blanco satén" tan bonita en balada. ¿La conoce?
    Me he acordado mucho de usted en la Selva Negra, con esas cervezas artesanales de las que he traído alguna muestra. Cerradas con cierre metálico en lugar de con chapas, quiero guardar los envases para cuando me anime a hacer yo misma mi propia cerveza, con su ayuda, espero.
    Bueno Apicius, un placer tenerle por aquí. Nos vemos enseguida por estos medios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola Carmen: No sé si eres Alcante como apellido o has querido escribir Alicante y eres de mi ciudad. En cualquier caso siéntete bienvenida en este espacio y muchas gracias por venir a visitarlo y dejar tu comentario.
    El nombre que propones es precioso, la Dama blanca es elegante y con gran personalidad. Muy buena tu aportación.
    Un abrazo.

    Maite: ¿Cómo que eres malísima para los nombres? No te creo, con la creatividad que tienes escribiendo, que me tienes embrujada y con lo que cocinas y con la sensibilidad que sé que tienes, me parece imposible que seas mala en algo jajaja.
    Un beso muy grande y gracias por venir a verme.

    Arantxi: Jajaja, has coincidido con el nombre, pero eso es porque la tarta lo pide, es impresionante. Me ha encantado y te doy las gracias por tu visita y tu comentario.
    Un abrazo.

    Mariadelas: Te habrás fijado que no eres la única a la que esta tarta le sugiere la noche, a mí misma, le decía a Apicius hace un momento, me ha sugerido a la Noche de Blanco Satén, una de las mejores baladas probablemente de las últimas décadas.
    Bueno, muchas gracias por venir a dejarme un poco de tu tiempo. Seguro que seguimos viéndonos por estos especios de internet.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Muñekita cat: Gracias, pero la propuesta que me hace no me interesa, máximo cuando su perfil está oculto y su blog resulta desconocido para los demás.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Espero no haber olvidado contestar a nadie, me parecería un error imperdonable, aunque estas cosas a veces pueden pasar.
    Estoy muy feliz de teneros por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Hola Viena:
    Bien venida y me alegro que la excursión haya sido satisfactoria y que le sirva para recargar bien las pilas.
    Me suena, Noche de blanco satén, pero exactamente en estos momentos no la recuerdo, creo que es un blue o algo parecido.
    Que pase un buen domingo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  35. A ver...

    "Beso blanco"
    "Tentación de melón"
    "Ondas"
    "Suave suspiro de melón"
    "Delicia deliciosa" :-)

    ... uf, por hoy no se me ocurre más pero esa tarta es una joya. Seguramente para el paladar pero a la vista da mucho juego. Además de cocinera, creativa, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  36. Gracias Apicius por la bienvenida, todavía sigo poniéndome al día, espero conseguirlo pronto y antes de empezar las clases porque luego tendré muy poco tiempo.
    Ya he visto sus entradas en este fructífero tiempo de 12 días en que estuve fuera y yo que no me quiero perder nada de lo suyo, ahí voy todo el día leyendo a ratos. Me gusta mucho todo lo que ha hecho.
    El tema "Noches de blanco satén" es una balada yo creo que de los 60 de un grupo que se llamaba Moody Blues y era realmente una canción preciosa. Se hicieron algunas versiones en español, pero como la original, ninguna.
    Espero que esté pasando también un buen domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Hola Joana: gracias por tu visita y comentario, además qué riqueza y rapidez de ideas, cómo se nota que eres una creativa. Me encantan tus propuestas, la de "Beso blanco" me seduce muchísimo y también "Ondas", pero vamos, no es necesario descartar ningún nombre, porque ayer, cuando vi las propuestas preciosas de todos los comentarios, decidí que la llamaremos la dama de los... nombres (ayer habían 20, hoy serán ya los 25 nombres, gracias a tu aportación.
    Un beso y nos vamos viendo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Viena:
    Ya decía que me sonaba como si fuese un Blue, y resulta que el Blue es el nombre del grupo.
    La verdad que dar nombre a las preparaciones es difícil, yo me suelo inclinar por los nombres de los ingredientes principales y tipo de cocción, claro de platos salados.
    Bueno después de su vuelta nos seguiremos "Viendo"
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  40. Qué ricura, Viena!! Me encantan los melones! Tan fresco esto postre!

    ResponderEliminar
  41. Apicius: Estaba cerca ¿verdad? con lo del blue. Anoche la busqué en you tube y la verdad, parecía arcaica, tuve que dejar de ver las imágenes y simplemente escuchar las voces. Como balada es una preciosidad y la letra, super romántica y bonita.
    O.K. Nos vamos viendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Hola Talita: Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Me alegro de que te guste.
    Finalmente se llamará la tarta de los muuuuchos nombres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Hola Viena despues de todo lo que se ha escrito sobre esta delicia de melon es dificil aportar algo diferente,aunque lo de "Suspiro de melón" y "Beso blanco" no está nada mal. De cualquier manera la tarta es espectacular. Felicidades

    ResponderEliminar
  44. Hola Morena: Gracias por tu visita y tu comentario. También a mi me han encantado estos nombres, la verdad es que entre todos, creo que le hemos dado a esta tarta un buen toque.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar