Buscar en este blog

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Panir: un queso fresco casero

                                  




Esta es una de esas recetas que yo pido a mis alumnos que divulguen, porque me parece extraordinario el poder hacer, prácticamente en un momento, un queso fresco en casa, y además, me parece una elaboración muy bonita, un placer que me gustaría transmitir a cuanta más gente mejor.



El queso es un alimento controvertido entre los vegetarianos. Para unos, los ovo-lácteo vegetarianos, como derivado lácteo, es necesario en la dieta por su aporte de proteínas y calcio. Para los vegetarianos estrictos sin embargo, el queso es uno de los peores alimentos que podrían consumirse, sobre todo los quesos curados, por un lado por su procedencia animal y por otro, por su elaboración, que abarca todo un proceso bastante complejo que incluye el uso de fermentos y microorganismos, proceso que en general, no es considerado por los vegetarianos como saludable.

Sin embargo, este queso, como veremos, es bastante natural, cierto es que no puede compararse a los quesos curados, es otra historia, pero de lo que no hay duda, es que podemos consumirlo sin ningún temor. Podemos aromatizarlo con hierbas y sales y conseguir varios sabores, así como diferentes texturas jugando con los tiempos de filtrado.
En esta ocasión vamos a hacer un queso básico, neutro y sin aromas, de textura muy suave, el queso más apropiado para utilizar en repostería, fin para el que lo voy a elaborar.



La receta procede de la cocina vegetariana hindú, en donde los lácteos tienen una gran importancia. Los indios llaman a este queso fresco, elaborado en casa, “panir”.


Y ya que hablamos de la cocina hindú, me gustaría hacer un pequeño homenaje a un librito que cayó en mis manos hace ya muchos años y que nunca imaginé, por su procedencia, que me aportaría tanto en relación a la cocina vegetariana. A nivel de recetas, puedo decir que cada una de ellas y son muchas las que personalmente he experimentado con verdadero placer, constituye una verdadera perla que merecería la pena destacar, pero además y si esto no fuera suficiente, aún encierra más este extraño libro y es toda una filosofía de la alimentación vegetariana impregnada de espiritualidad y de una exquisita sensibilidad.
Se trata de un libro de Hare Krisna titulado “La cocina vegetariana de Hare Krisna”.




Quiero hacer constar que no deseo hacer apología de esta religión o secta religiosa, personalmente no soy una persona que se adscriba a ninguna religión. Pero el libro es una joya de la cocina hindú, de principio a fin y lo que es, es.
 
 

Pues bien, de este libro se extrae esta receta del queso fresco, a la que aporto mis pequeños consejos y trucos obtenidos con la experiencia de los años al haberla puesto en práctica.
Espero que os guste tanto como a mí y que la paséis a cuantas más personas mejor, pues la cocina tradicional, de cualquier lugar del mundo, es necesario que se divulgue y se transmita para que no se pierda.

Ingredientes:

Dos litros de leche
Dos yogures naturales
Un limón.



Utensilios necesarios:

Un colador grande
Una gasa

 

Así se hace:

Ponemos la leche a calentar en un recipiente amplio.

He de deciros, que no con todas las marcas de leche conseguimos el queso. Es una cuestión delicada, no me gusta hacer publicidad pero se da la circunstancia de que al hacer este queso en clase, muchas veces, con muchas marcas de leche, ya que cada alumno trae su propia marca, hemos podido comprobar que ciertas marcas de las llamadas blancas, no funcionan. No quiero mencionar cadenas de supermercados, pero es así, el método de tratamiento de la leche debe ser tan agresivo, que queda muerta, sin posibilidad de hacer con ella el queso.
Para no decir cuál es la marca mala, lo que haré es deciros que con Asturiana o Pascual, sí sale. Imagino que también con otras muchas marcas, pero estas dos son digamos, las que yo puedo asegurar.


Usamos leche entera, aunque podemos usar leche semidesnatada. La diferencia está en el peso final del queso, algo inferior en el caso de la leche semi y desnatada.
También podemos usar con buenos resultados, leche de cabra.

Bien. Una vez está caliente la leche, añadimos los yogures y el zumo del limón.
La receta original, habla de usar uno u otro, no ambos, pero la experiencia, al menos con la leche comercial, es que hay que poner yogur y limón, porque si no, cuesta mucho que salga.



Notaremos enseguida que la leche “se corta”, esto es que el suero, se separa del cuajo. Dejaremos fuera del fuego, que la leche repose un ratito y se haga el proceso a su tiempo. Tenemos que lograr un suero transparente y limpio, precioso de color.



Ya bien separado el suero, pasamos al filtrado.

Ponemos la gasa sobre el colador grande y filtramos dejando caer el suero sobre un cuenco, ya que luego lo usaremos.



Filtrado todo el cuajo, hacemos un hatillo con la gasa y lo pasamos por el chorro de agua fría. De este modo el cuajo toma cuerpo. Luego, dejamos “gotear” el tiempo que decidamos, según la textura del queso que queramos conseguir. A más tiempo, más duro estará el queso y a menos tiempo, más fresco, tipo requesón, será.
Yo lo dejo atado en un gancho de cocina y recojo el suero en un vaso colocado debajo. También se puede prensar sobre el mismo colador, poniéndole encima un peso.



Este en concreto, ha estado colgado unos 45 minutos aproximadamente, al cabo de los cuales, obtenemos esta preciosidad que pesa 374 gramos exactamente.


Con el suero, lleno de propiedades interesantes, podemos hacer un refresco al que añadiremos miel, limón o cualquier otra cosa que se nos ocurra para aromatizarlo. Es una bebida muy buena para los enfermos o convalecientes. Les encanta a los perros y les conviene. Es bueno para las plantas e incluso he leído, que es bueno para el pelo. Investigad y usarlo. Esto forma parte del proceso maravilloso de hacer vuestro propio queso.



En cuanto al queso que hemos obtenido, podemos usarlo en repostería como yo lo voy a utilizar, concretamente en una receta de higos rellenos que os contaré. También podemos usarlo en ensaladas, comerlo con miel, con nueces, ponerle canela y azúcar o sal y pimienta, también con orégano y un buen aceite de oliva virgen… Son posibilidades para un bocado delicado y delicioso que seguro que os va a gustar.



Otra posibilidad es cuando se filtra y antes de dejar escurrir, meter el hatillo en una salmuera aromatizada con lo que os guste. Así obtendréis un queso con sal o con hierbas. Aquí vuestra imaginación os dirá muchas cosas: con nueces, con ajo o pimentón, etc.
Espero que disfrutéis.


Y para terminar, vamos a hacer un repaso por algunos quesos, frescos y curados, hablando de algunas de sus características. Sin ningún carácter de rigurosidad, creo que es una información bastante útil.

Un abrazo.



QUESOS CURADOS: ALGUNAS NOCIONES

Los quesos curados son los más grasos, los que más engordan y los menos aconsejados, especialmente en las enfermedades cardiovasculares, sin embargo, son los más sabrosos y los que más se consumen, por eso no estará de más, tener algunas nociones sobre cada uno de ellos.

Se elaboran mediante un proceso complejo utilizando cuajo de origen animal generalmente para su coagulación. Durante un tiempo que va desde unos días a unos años, se someten a fermentación producida por diversos microorganismos. Este es el proceso al que se llama maduración o curado.

Los principales que encontramos en el mercado tienen estas características:

Roquefort:

De origen francés, es un queso muy apreciado por su sabor. Su maduración dura dos meses y en ella se emplean entre otros el moho Penicillium roqueforti, que le da ese color verde azulado. Tiene un 30% de materia grasa y está elaborado con leche de oveja.

El Cabrales español (Asturias), es bastante parecido al Roquefort pero se elabora también con leche de cabra además de la de oveja.

Camembert:

Es un queso de leche de vaca originario de la región de Normandía en Francia. Para su maduración se espolvorean por su superficie esporas del moho Penicillium cammemberti.
Su maduración dura unos 30 días y si se prolonga, el queso se estropea adquiriendo un fuerte olor a amoniaco. Es un queso blando.
Parecido al Camembert es el Brie, aunque tiene una maduración más larga e intensa.

Gouda y Edam:

Son quesos semimaduros típicos de Holanda. De leche de vaca, su cuajada se lava intensamente eliminando la mayor parte del suero. Madura alrededor de un mes y su sabor es bastante suave.

Gruyère y Emmental:

Son quesos duros de leche de vaca y de origen Suizo. La diferencia más significativa entre ellos es el tamaño de los “ojos” que en el Emmental son más grandes.
Se obtienen de cuajada enzimática e intenso escurrido del suero. Es por eso que solo contienen caseína de baja calidad proteínica y pocas vitaminas del grupo B.
Maduran entre 2 y 3 meses empleando en el proceso bacterias propiónicas que degradan las grasas y forman gas carbónico, motivo por el cual se forman los agujeros.

Parmesano:

Es un queso duro de origen italiano que se elabora con leche de vaca, escurriendo mucho el suero por prensado. Madura un año o más. Es muy concentrado en grasas y proteínas y su sabor es intenso.

Cheddar:

De origen inglés, es un queso duro que se consume mucho en los países anglófonos. Se elabora con leche de vaca, cuajada enzimática e intenso prensado.
La maduración es de 3 a 12 meses y sus bacterias producen una intensa descomposición de las proteínas y grasas. Se forman muchas sustancias químicas como aminoácidos, aminas, cetones y compuestos sulfurados.

Manchego:

El queso español semiduro que se elabora con leche de oveja o mezcla de oveja y vaca. Hay varias variedades, algunas menos curadas que son más saludables y conservan no obstante su delicado sabor.

Quesos fundidos:

Son quesos reciclados a partir de otros que no son aptos para ser comercializados. Son esos quesos que se presentan en barras o lonchas para fundir.
Estos quesos se elaboran con quesos que presentan anomalías, defectos de forma o sabor. Se funden industrialmente y se vuelven a solidificar, comercializándolos entonces.

QUESOS FRESCOS: LOS MÁS SALUDABLES

Los quesos frescos de consistencia y gusto suaves, se obtienen a partir de leche pasteurizada, generalmente de vaca y algunas veces de cabra. Tienen una conservación de tan solo dos o tres días en nevera.
Los procedimientos para su elaboración son la coagulación ácida, única transformación microbiana que sufren. Se emplean cultivos iniciadores a base de bacterias ácido-lácticas. En algunos tipos se añade algo de cuajo.
Después de unas horas de incubación, se forma la cuajada, que es la que se escurre ligeramente durante una hora aproximadamente. No se prensan ni se someten a maduración.

Son los quesos más saludables por su bajo contenido en grasas y sal.

Algunos de los más comercializados son:

Queso de Burgos:

El prototipo de queso fresco español. Se elabora con leche de oveja, cuajo y sal. Es muy suave y digestivo. Se comercializa con sal y sin sal.

Cottage cheese:

Es muy parecido al queso fresco y muy popular en Estados Unidos. Se hace con leche descremada o semidescremada, a la que se añade un cultivo iniciador de estreptococos lácticos y una especie de bacteria llamada Leuconostoc citrovarum que le da un suave sabor.

Requesón o queso de suero:

Se elabora aprovechando el suero de la leche que se desecha al elaborar la mayor parte de los quesos. Después de separar el suero de fermentación acidoláctica el suero se calienta a 90ºC con el fin de que sus proteínas precipiten y se forme una masa sólida de color blanco que es el requesón.
Contiene las proteínas del suero, de gran valor biológico, así como una pequeña proporción de grasa y calcio.

Petit Suisse:

Es un queso fresco de origen francés al que se le añade determinada cantidad de nata y habitualmente azúcar e incluso colorantes y saborizantes.
Está muy podo desuerado y resulta suave y cremoso.
Contiene más vitamina A, grasas (35%) proteínas (8%) y calorías (350) que otros quesos frescos, por lo que no es realmente tan saludable.

Nota: Parece que actualmente estos quesos se hacen con menor contenido graso. Al menos eso es lo que dice su publicidad.

Queso Speisequark:

Es el queso que más se consume en Alemania, porque representa el 45% de toda la producción quesera de ese país. En Francia se le llama fromage frais y en los países anglófonos quark.

Es de consistencia cremosa y sabor suavemente ácido. Se obtiene a partir de leche de vaca descremada con una coagulación ácida que se hace lentamente, entre 6 y 12 horas, añadiendo un cultivo iniciador (Streptococcus lactis y cremoris).

Algunas variedades incorporan las proteínas del suero lo que les da un valor añadido superior a otros quesos. Es el queso fresco que tiene menos grasas y calorías.


EL TOFU: UNA ALTERNATIVA AL QUESO.

El Tofu se obtiene coagulando la leche de soja. Es similar a los quesos frescos en aspecto, consistencia y valor nutritivo, pero ciertamente no en sabor.

Tiene un 8% de proteínas y 105mg/100g de calcio, es decir bastante más que los quesos frescos que contienen entre 65 y 70 mg/100g de calcio.

(Fuente: Enciclopedia de los alimentos y su poder curativo. Dr. Pamplona Roger).


136 comentarios :

  1. Gracias por explicar paso a paso como hacer el paneer!!....yo lo consumo mucho en casa porque cocino muchas recetas Indias, pero lo compro ya hecho. Una amiga de India que es vegetariana por religion (Brahma) me decia que ellos consumen Paneer porque esta hecho sin rennet, por lo tanto no posee enzimas animales en su preparacion....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  2. Que cantidad de información. En hecho en varias ocasiones el panir y lo más importante es que luego existen grandes recetas con él, para mi gusto con espinacas es una delicia.
    También lo he hecho con vinagre blanco en vez de limón, también queda bien.
    Con otros quesos es más difícil en casa pero el panir es bastante fácil y tienes tu quesito casero, y lo has hecho tú.
    Un abrazo y gracias por contárnoslo tan detalladamente.

    ResponderEliminar
  3. Hola Viena:
    Tu entrada como todas, muy buena y el listado de los diferentes quesos con sus características, muy acertada, para al menos tener unos conocimientos iniciales.
    El problema del cuajado de la leche de vaca de los "Super" es que suele perder un elemento químico durante los procesos de pasteurizacion, UHT, etc. que no es otro que el cloruro cálcico.
    Añadiendo 1,5 mililitros por cada 5 litros de leche. Yo suelo utilizar una disolución al 42%.
    Yo tenia ese problema, tanto en los quesos frescos de vaca, como en hacer la pasta de queso para los curados y con esta adición problema resuelto.
    Yo empezaré mi temporada de quesos el próximo mes de noviembre, si hiciese frío en septiembre, empezaría antes.
    Tengo programado tambien para noviembre hacer bombones y las diferentes clases de cervezas.
    Como siempre voy a estar ocupado.
    Saludos

    Nota: Yo empleo indistintamente cuajo natural o del que venden en las farmacias.
    Y para los tofus (vamos a llamarle queso de soja entre nosotros) empleo la sal de Nigari, aunque a veces tambien lo hago con limón.
    El resto del proceso es igual, lo único los moldes que empleo para el queso fresco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA!!! SOY DE ARGENTINA,MUERO POR HACER MI PROPIA CERVEZA,ME PASARIAS TUS RECETAS,RECIEN HOY TE ENCUNETRO,MI MAIL graciela.valegra@live.com.ar. MIL GRACIAS!!!! HE HECHO VARIAS VECES QUESO Y SALE RIQUISUMO,TAMBIEN YOGHURT NATURAL....

      Eliminar
    2. Hola Graciela:

      Mis recetas de la cerveza están en el blog, hay tres entradas con paso a paso y todo tipo de detalles. Espero que cuando la hagas, nos cuentes cómo te ha ido para que aprendamos un poquito más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Viena, me han encantado como siempre tus explicaciones. No me imaginaba que sería tan fácil hacer tu propio queso. Gracias por tus enseñanzas. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una explicación estupenda, no sabía que se pudiera hacer queso sin usar el cuajo. Esto me anima un día a intentarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Lo explicaste tan bien que me animo a hacer el panir. Qué completo el informe, la verdad es que te tomaste todo el tiempo y nos regalaste un post sumamente didáctico y esclarecedor. Gracias!
    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Para mí, vivir sin queso sería casi como respirar sin aire. ¡Me pirra el queso! todo, todo el queso. El otro día me traje de Normandía un Livarot (más antiguo que el Camembert, le llaman "el queso con galones" porque tiene unas cintas que rodean el chisme, y que semejan galones, y un par de quesos especiales: "la vierge folle" (la vírgen loca) y un "coup de pied au cul" (patada en el culo), variaciones más fuertes del Camembert.

    Hoy (estoy en España) he pasado por Almansa, y casi he llorado de alegría viendo la variedad de quesos manchegos que hay ahora en el mercado. Y, digan lo que digan los nutricionistas, para mí, el rey es el manchego de oveja, curado, en aceite. Yasssssh. Ya sé que debe ser malísimo para la salud, pero me da igual.

    Y lo del panir, lo prometo, lo voy a intentar en cuanto vuelva a Bruselas. Yo, por otro lado, nunca uso leche fósil, siempre uso leche fresca aunque dure poco.

    Un abrazote. Como sabes, me encantan tus posts. Si a veces no comento es porque no me siento capacitado para decir nada más que OOOOHHH, qué buena pinta tiene todo.

    ResponderEliminar
  8. Viena garcias por toda la información y consejos qeu nos das, en casa nos encnatan todo tipo de quesos aunque normalmente compro ligth bajo en grasa.
    Este que nos presentas tiene una pinta fabulosa aunque yo no me atrevo a hacerlo porque en casa el fresco no les gusta y este se parece bastante.
    Besosss guapaaaa

    ResponderEliminar
  9. Hola Marcela: efectivamente, este queso lo consumen algunos vegetarianos porque no contiene cuajo, que es el tema de controversia de los quesos, aunque para los veganos más estrictos, la leche es ya un consumo animal y tampoco lo consumirían. En el caso por ejemplo de los Hare Krisna y me atrevería a decir que las religiones de la India, sí lo aceptarían. En la India el consumo de los lácteos tiene un lugar destacado.
    Gracias por tu comentario y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jantonio, con vinagre no lo he hecho nunca ¿no deja sabor?
    Tienes razón, es muy fácil hacerlo y tiene muchas aplicaciones, recetas saladas y dulces. La próxima receta que traeré serán unos higos rellenos de panir que verás que buenos, pero así, simplemente con un chorrito de aceite de oliva y un poco de orégano, es una delicia.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Apicius qué maravilla leerle que va a hacer quesos, bombones y cervezas. He leído sus entradas completísimas sobre la elaboración del queso y como siempre me he maravillado. La verdad es que este panir es un quesillo para hacer en casa y comerlo en una noche, sin complicaciones y muy bueno para la salud.
    A mi me gustaría emprender la tarea de hacer cerveza, creo que con su tutorial ya me atrevo, ahora necesito obtener tiempo, ese bien tan preciado que en cuanto empiece las clases, se vuelve casi imposible conseguir.
    Desde aquí digo a quienes nos leen que en su blog hay tutoriales para los quesos, bombones y cervezas y que los hagamos o no, merece la pena leerlos, porque son una pasada.
    Muchas gracias por su comentario y nos seguimos leyendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Anna: Anímate y prueba a hacerlo, verás que es una elaboración bonita, muy agradable y como magia. Recuerdo ahora al decir magia, que cuando lo hicimos en la clase de los niños, se quedaron entusiasmados, cuando veían en las cazuelas que la leche se cuajaba y se separaba con aquellos colores transparentes del suero, bueno, estaban todos asombrados. Luego tomaban el queso en sus manos y era como su hijito, algo que habían hecho y mostraban con gran orgullo. Fue muy bonito.
    Gracias por tu visita y tu comentario. Nos vemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hola Jose Manuel: Esta es la principal ventaja de este queso, que no lleva cuajo o rennet como nos decía Marcela. Es muy fácil de hacer y da mucho gusto cuando lo tienes ya en la mano. Pruébalo con dulce de tomate, te encantará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Voy a probarlo YA!!! Tiene un aspecto delicioso, y gracias por toda la información que compartes, la encuentro muy útil!

    ResponderEliminar
  15. Hola Cris: Me alegro de que lo encuentres así de didáctico porque de eso se trata, intento acercar estas recetas a cualquiera que se anime, porque hay que rescatar la cocina, pero disfrutándola y esta receta es tan bonita de hacer. A ver si te animas y la pruebas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Sorokin: El Livarot es un gran queso, desde luego. Yo tengo entendido que se le llama "el coronel", nombre que le viene porque tradicionalmente se envuelve en cinco bandas, como los grados de coronel ¿es así? de ejércitos entiendo poco.
    Bueno lo de las bandas era para aguantarle la forma.
    Es uno de los quesos más antiguos de Normandía que ahora está destinado prácticamente a verdaderos gourmet de los quesos, pero en el siglo pasado era uno de los quesos más consumidos y valorados por el alto nivel de calorías. Es la única pega que tiene, eso sí.
    El vierge folle no lo conozco, la verdad, ni lo había oído nunca y el patada en el culo sí, ese lo he comido y ufff, huele muy fuerte, tengo alguna que otra anécdota con eso jajaja, porque no se me ocurrió otra cosa que traerle a mis hermanos, "pa que lo probaran". El coche no lo tiré por poco, vamos, aunque luego el sabor no tiene nada que ver, pero sí, mis hermanos todavía se acuerdan de envolverlo bajo siete envoltorios y ni para esas, jajaja. Estupendo.
    El manchego en aceite, mmmm, puedo estar bastante de acuerdo en lo exquisito que está y bueno, hay que ser positivos, como todos los quesos muy curados, tiene la ventaja de que no contiene lactosa. ¿Nos conformamos?
    Muchas gracias por tu visita y comentario, para mi es un gesto muy bonito, incluso aunque solo dijeras: ohhh ;-).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. María José: Sí, la verdad es que se parece bastante al queso fresco, pero no en la textura, se parecería más al requesón, el queso fresco es como más resbaloso y más insípido. Yo creo que podrías probar un día, porque conozco tu cocina y creo que le sacarías mucho partido. Aunque sea en ensaladas, es un queso muy saludable.
    Un besito y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  18. Visc a la cuina: Gracias a ti por tus palabras y por tu visita. Me gusta mucho que me digas que vas a probarlo, verás que gustazo hacerlo también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Hola Viena, qué maravilla de post! Me viene como anillo al dedo porque estoy ansiosa por hacer mi propio queso, pues aquí en Taiwan no se encuentra mucho el requesón,y ningún queso fresco, y cuando lo encuentro cuesta el ojo de la cara. Me será de mucha utilidad tu explicación. Un millón de gracias.
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  20. Hola Viena! genial la información que nos brindas, y mil gracias por la maravillosa receta.

    Sin lugar a dudas, lo voy a hacer, y si es hindú, muchísimo mejor, que gente tan inteligente, grandes médicos, grandes físicos, en todas las áreas son buenos, tal vez tenga que ver con la alimentación.
    un beso
    Gaby

    ResponderEliminar
  21. Por Dios qué receta! Hasta ahora no probé un queso que no me gustara (a mi perra le pasa lo mismo). Voy a hacerla pero ya. Yo no creo que tenga mucho problema con la leche porque aquí en Gijón, hay unos cuantos sitios con máquinas que te la venden directamente de los ganaderos y no veáis la diferencia de sabor, así que hoy voy a comprar dos litros extra.

    ResponderEliminar
  22. Hola Hilmar:
    Qué alegría me da que la receta sea tan útil para ti. Aprovecho para decirte a ti y a los demás, que a veces, por lo que comentaba en el post de la marca de la leche, los yogures o lo que sea, podría darse que no se obtenga a la primera el suero limpio y transparente. Si eso sucede, no pasa nada, volvemos a poner en el fuego y esperamos a que por efecto del calor, la leche se corte. Salir siempre sale, excepto como comenté en el caso concreto de una marca blanca de las de aquí, de una cadena de supermercados, pero con el resto de las marcas, siempre ha salido.
    Espero que lo hagas y que nos cuentes.
    Gracias por tus amables palabras, como siempre, es para mi una alegría tenerte por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Gabriela: realmente existe mucha sabiduría en la India, yo creo que se debe al carácter respetuoso de Oriente en general por las tradiciones. En Occidente hay más snobismo y enseguida lo nuevo desplaza a lo viejo. Luego valoramos o añoramos tradiciones y las buscamos en Oriente, es la paradoja.
    La misma forma de vida más lenta, tiene que favorecer una meditación diferente, yo me doy cuenta por ejemplo con los deportes, en occidente se basan en acelerar el corazón, en oriente las artes son más pausadas y tienden a sosegar, no a excitar.
    Igual estoy hablando de tópicos, pero algo hay.
    Gracias por venir a verme y dejar tu comentario. Espero que hagas este maravilloso queso y que me cuentes ¿vale?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Mariadelas: A ver si hay suerte y te sale a la primera y si no, a la segunda, aunque con esa leche tan rica, seguro que te sale un pedazo de queso estupendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Vaya disgusto que me has dado, Viena, con eso de que el Livarot tiene más calorías que el Camembert. Yo que pensabs que era más discreto desde ese punto de vista, más que nada porque tiene un saborcito menos ácido que su hermano pequeño. Y sí, le suelen llamar el coronel por sus galones (yo tampoco sé si los coroneles franceses llevan galones: los españoles llevan estrellas, que yo hice la mili y lo sé). De todas maneras yo me traje un "petit sargeant", debe ser porque tenía menos banditas.

    Qué bueno lo de traerte un "patada en el culo" desde Normandía hasta España en coche. ¿Cuánto tiempo tardó el vehículo en recuperar su olor normal? Cuando yo vivía en Veracruz, una amiga hizo un Mole poblano en su casa. Lo metió en un puchero y lo llevamos hasta mi apartamento, que es donde se desarrollaba el evento festivo. En una de esas, en una bocacalle, aparece un coche. Yo, freno de golpe, y el mole ¡zas! saltó sobre el asiento, sobre el traje blanco de mi amiga, sobre los cristales del coche... Aparte de que mi amiga se quemó (sin quejarse demasiado, como buena mexicana "ay, me quemé"), el coche estuvo oliendo a mole durante los dos años que estuve en México. No muy agradable, pero qué remedio. Espero que tu coche se recuperara antes del "coup de pied au cul".

    un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Viena cómo he aprendido con tu entrada!! Exquisito este queso que has hecho y así casero mejor, qué mejor. Siendo tan fácil ya no puedo perdérmelo.
    Menos mal que te has pasado por mi blog, porque así te he podido conocer y ahora no te perderé de vista!

    besitos

    ResponderEliminar
  27. Cuanta informacíon quesera Viena, no sabía que con el suero se pudieran hacer bebidas, muy interesante.

    En cuanto a la composición grasosa de los quesos, yo llevo un tiempo investigando y me han dicho que el francés Tomme de Savoie, procedente de la Alta Saboya, se ha hecho tradicionalmente siempre con leche desgrasada y que es un queso muy sabroso, ¿lo habéis probado?, yo no lo encuentro por aquí, pero aún tengo pendiente llegarme a una quesería especializada a ver si al menos puedo encargarlo para probarlo y si tiene tan poca grasa pues genial (hasta nuevo aviso, tendré que renunciar un tiempo a mi adorado Roquefort).

    http://es.wikipedia.org/wiki/Tomme_de_Savoie

    Saludos amigos.

    ResponderEliminar
  28. Sorokin: Cómo me río, jajaja, primero con el petit sargeant, ese sí que no lo he oído ni está en mis chuletas queseras, sé que el coronel viene con cinco o tres bandas, a lo mejor el de tres bandas es el sargeant, pero tiene su gracia. Me preguntaba de dónde vendrá el nombre del patada en el culo, no tengo ni idea, pero quizás fuera eso lo que le dio alguien al que llevaba este queso y entró en su casa, jajaja. El coche no se recuperaba, durante meses pensaba: nos para la poli y fijo que nos investiga por esconder el cadáver jajaja. El tema ha quedado como un recurrente de las reuniones familiares, mi hermano se muere de risa recordando la anécdota.
    Y bueno, lo del mole, el remate, pero qué divertido es usted Sr. Sorokin, perdón, monsieur Sorokin.
    Me imagino toda la situación y debió ser una buena.
    Cuántas anécdotas, por dios.
    ¿Sabeis qué? Hoy me acordé de la pandilla cinéfila, sí, sí: Delikat, Claudia, Sorokin... He estado en el autocine nada menos que viendo una peli de romanos, como las de antes, de espadas y venga sangre y luchas, fuassss, era tan, tan de romanos que daba gusto hasta verla, jajaja. Pero lo mejor es que estando allí, he visto una estrella fugaz preciosa, larga y lenta, lenta. Es como la he visto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Gitanilla: Es un placer tenerte por aquí y leer que has aprendido algo de mi entrada. También yo aprendo y rememoro con las tuyas, tan entrañables y divertidas.
    Espero que nos veamos a menudo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Querida Delikat: Tampoco conozco o al menos no lo recuerdo, el Tomme de Savoie que mencionas, pero ahora, lo miraré en algunos sitios gourmet que hay por aquí. Si lo encuentro te digo ¿vale?
    Lo del nuevo aviso no será por la dieta ¿o si? Va a resultar que es bien cierto.
    Me encanta verte por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Hoy he probado de hacer el queso y me ha quedado estupendo! Voy a repetirlo una y otra vez!Muchas gracias por compartir tus conocimientos!

    ResponderEliminar
  32. Visc a la Cuina: Me das una gran alegría, seguro que lo has disfrutado mucho ¿A que si? Es una receta bonita de hacer.
    Gracias por habernoslo contado, gracias por tu tiempo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Viena preciosa, hice el queso fresco, aunque no seguí la receta al pie de la letra, porque usé pastilla de cuajo, y además de la leche y el yogurt agregué un poquito de crema de leche (nata). Pero en realidad tu receta me sirvió de base, y seguí tu procedimiento. El quesito quedó excelente!!!
    Aquí en Taiwan, no es fácil encontrar queso fresco, así que no puedo estar más feliz. :D
    Gracias por esta fantástica entrada.
    un beso,

    ResponderEliminar
  34. Hola Hilmar: Yo he experimentado como tu y a veces le pongo nata, solamente cuando voy a usar el queso para hacer un paté, por ejemplo: hago una espuma con jamón york y panir y para ese queso sí pongo nata, porque le enriquece algo los sabores. Sin embargo, lo suelo hacer en general sin nada más o incluso con leche semi, porque me gusta comerlo con poquita grasa y así le añado una cucharada de aceite de oliva, orégano y sal. Está delicioso.
    En cuanto al cuajo no lo uso nunca, he sido muchos años vegetariana y tengo mis reparos sobre su procedencia. Los hay de origen químico además de los del estómago de los terneros, pero ambas opciones prefiero no usarlas.
    Sin embargo me interesa mucho saber ¿cuánto peso has obtenido de queso sobre dos litros de leche? Lo normal es que el queso pese entre 400 y 500 gramos, pero con cuajo no lo he probado nunca. Si puedes decirme, esta o la próxima vez que lo hagas, te agradecería.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Hola Viena, venía a devolver tu amable visita y créeme que llevo un par de días ojeando tus recetas. Me gusta muchísimo el cariño que pones en todas ellas, la manera en que te explicas y la esencia didáctica que desprende.

    No sabia donde dejarte el comentario, porque me han gustado muchas de tus entradas, pero te lo dejo aquí porque, a pesar de querer hacer queso desde hace mucho tiempo, incluso habiendo comprado el cuajo, que por cierto no he acabado a animarme a probarlo, me da no sé qué :-), has hecho con tu receta que me decidiera de una vez por todas, y en cuanto abran las tiendas voy a por leche entera :-)))

    un beso, guapa, te sigo.

    ResponderEliminar
  36. Hola Maduixa: Te va a encantar hacer queso, de verdad, es una experiencia como la de hacer pan, esas cosas que en cocina, son tan vitales.
    Yo por razones éticas no uso cuajo, me da como tu dices, no sé qué, pero este queso, que hacen los indios, es tan saludable y tan natural, que no tiene reparos para ponerle.
    Verás como lo disfrutas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  37. Personalmente, el panir, me lo enseñarón a hacer con vinagre, pero me gusta tu receta.
    Yo despues de hecho, lo paso por la sartén con un poco de sal y especias y lo sirbo con una torta de pan de romero y un poco Arroz al yoghourt ( o simplemente aromatizado con mantequilla) A mi mujer le encanta. Saúdos

    ResponderEliminar
  38. Hola AN: Buena idea lo de pasarlo por la sartén y especiarlo, tomo nota para probarlo. Yo lo uso tanto en dulce como salado, simplemente con un poquito de aceite de oliva y orégano, me parece delicioso. En dulce, con canela y un poco de azúcar, me recuerda a los calostros que cuando era pequeña nos traía un amigo que tenía una vaquería, cuando no estaba prohibido, claro.
    Ahora daría lo que fuera por poder conseguirlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Hola Viena, navegando buscando información sobre como hacer queso llegué a tu blog. He hecho la receta y me ha quedado deliciosa. Gracias por compartirla.
    Te pongo mi blog por si te apetece visitarme y ver las fotos de mi queso. Besos
    http://hortpollet.blogspot.com/2010/11/panner-formatge-fresc-hindi-fet-casa.html

    ResponderEliminar
  40. POLLET: Muchas gracias a ti por tu comentario. Desde luego que visitaré tu blog, pero aprovecho para comentarte que en tu avatar, en seguidores, quiero ir a tu perfil pero no aparece tu blog, o sea que si no haces este comentario y me dejas tu enlace, no te podría localizar. A veces pasa, pero se puede arreglar.
    Gracias de nuevo y un beso.

    ResponderEliminar
  41. Hola guapísima!

    yo también venía a comentarte que al final me animé a hacerlo. Y tuve suerte, porque acababan de abrir una máquina expendedora de leche donde yo vivo. Así que me lancé. Me quedó precioso y riquísimo :-)

    He subido la entrada a mi blog y además de todo mi agradecimiento, invito a que mis lectores te visiten, porque tu experiencia es valiosísima y, en mi modesta opinión, debe conocerse.

    Muchísimas gracias por compartir esta receta, tus conocimientos y por permitir que la divulguemos.

    un beso muy fuerte, preciosa ;-)

    ResponderEliminar
  42. MADUIXA: Gracias por tu comentario y ahora mismo voy a ver tu queso. Esta receta yo digo a todo el mundo que la divulguen, porque creo que es importante que aprendamos a hacer nuestras cosas, mejor que comprar todo hecho, envasado y un día parece que hasta digerido.
    El queso, como el pan, por ejemplo, son cosas importantes en la vida y hacerlo es bonito además de muy saludable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. hola, lo he hecho y me ha gustado mucho!! Muchas gracias por la receta!!! también he hecho un queso de untar que he encontrado por Internet (si quieres verlo clica sobre mi nombre) y también me ha gustado. No veo la hora de hacerlos con mis sobrinos!!!

    Saludos...

    ResponderEliminar
  44. ISABEL: Ahora mismo voy a ver ese queso de untar que dices. Me encanta que vayas a hacerlos con tus sobrinos, qué genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Hola Viena. Me ha encantado comprobar que se puede hacer queso en casa y sin ningún artificio.
    En cuanto lo descubrí intenté hacerlo, pero ya van varias veces y no lo consigo del todo. Durante el tiempo de reposo no se me separa demasiado el cuajo del suero y la mitad del filtrado se me va en leche. ¿Sabes a qué puede deberse, si a falta de limón, o temperatura de la leche...?
    Muchas gracias, seguiré probando tus recetas y aprendiendo con ellas.

    ResponderEliminar
  46. ALICIA: No puede ser, algo falla, además varias veces, eso no. Mira siempre sale, lo han hecho varias personas como verás en los comentarios, incluso lo han publicado en otros blogs, así que vamos a ponerle remedio enseguida a tu caso.
    Repasemos: Yo he visto que con una marca de leche no sale. En clase se hace con muchas marcas, Pascual, Asturiana, etc. pero hay una marca, que es la de una cadena de supermercados, que por lo que sea, no sale. Me sabe mal decir la marca, pero la verdad es que tendrían que explicar por qué esa leche está tan muerta que ni el queso sale.
    Bueno, cambia de marca de leche si has usado siempre la misma. Eso para empezar.
    Luego, la pones a calentar y cuando está bien caliente, echas los yogures. Cambia de marca de yogur, no vaya a ser que sea de la misma que la leche. El limón lo exprimes en un vasito, para echarlo de golpe, no lo exprimas directamente a la olla de la leche. Luego de echar el limón, esperas un poquito y apaga el fuego.
    No tienes que filtrar hasta que el suero sea transparente, si está turbio, no filtres, cuando haya pasado un rato, vuelve a encender el fuego y dale temperatura. Apagas nuevamente y esperas, pero cuando digo esperas es diez minutos, quince, no más. En ese tiempo, tiene que cuajar perfectamente. Intenta repetir hasta que salga.
    Luego filtras con la gasa y no aprietes, deja tranquilamente que el suero se filtre y quede el cuajo. Pasalo por agua fría para apretarlo y que tome cuerpo, pero no aprietes que no salga entre la gasa el cuajo. Y ya está, tiene que salir, si sigues el paso a paso no tiene más secreto, es muy, muy fácil. Sólo se me ocurre lo de la marca de leche, lo demás, está tan fácil que no puede ser que no te salga.
    Venga, que la próxima te sale, pero ven y cuentamelo por favor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. No podía esperar al fin de semana. Por fin, el queso ha salido como debía.
    Efectivamente, respetaba las marcas de leche, lo arreglé volviendo a calentar (por cierto, salió muy cremoso y triunfó) y finalmente solo se me ocurrió que la leche no estuviese suficientemente caliente y que la marca de yogur no fuese la adecuada.
    Así que ya estoy satistecha ¡¡¡lo he conseguido!!!
    Muchas gracias. Además, los reacios al queso fresco de la casa comen este panir sin rechistar.
    Gracias de nuevo por enseñarnos una receta tan sencilla y natural.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. ALICIA: Estupendo que lo hayas conseguido, ahora verás que se te ocurrirán muchas ideas para mejroarlo y variar sabores: con sal, con nueces, con hierbas, más blando, más duro...etc.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  49. Buenos días Viena, estoy haciendo ahora mismo tu receta de queso fresco. Esta semana me van a dar leche de vaca, vaca, de la de verdad!!!! puedo hacer el procedimiento sin añadir el yogur?.
    Gracias y un cariñoso saludo

    ResponderEliminar
  50. HOLA SEDA: Qué suerte tener leche de verdad, como tu dices. Creo que el yogur es necesario porque no lleva otro cuajo, es el cuajo que hará posible el queso. Hay quien lo hace solo con limón, pero yo no he probado.
    Espero que te salga estupendo y nos lo cuentes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Hola paisana voy a hcer tu rico queso pero tengo una duda...a ver si tu me la puedes resolver..porque en casa nos gusta el queso saladito...¿Para hacer la salmuera sabes la proporción de sal-agua que he de usar? ¿y cuanto tiempo he de tener el queso en el remojo de salmuera antes de escurrirlo? Gracias,un beso , feliz domingo.

    ResponderEliminar
  52. CAPISI: Perdona que no haya contestado antes, pero no he visto el mensaje hasta ahora.
    La proporción de sal para hacer una salmuera es de 100 gramos de sal por cada litro de agua. Creo que tendrías que dejarlo una hora más o menos, pero ahí tendrás que ir probando, porque va en gustos el punto de sal.
    También puedes añadir ya sabes, ajo, pimentón, nueces o lo que os guste en casa.
    Suerte y ya me contarás como te quedó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. MIL GRACIASSS MIRAAAA
    http://carolchequebo.blogspot.com/2011/04/queso-fresco-casero.html

    ResponderEliminar
  54. CAPISI: Lo he visto y está fantástico, me has superado, es perfecto.
    Gracias a ti por hacer grande esta receta que siempre he pensado que había que compartir, con cuanta más gente mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  55. Que bueno creo que probare, muy interesante, besos

    ResponderEliminar
  56. Hola Viena... Vengo del blog de Carolina (Che que bo) me ha encantado tu receta y la voy a preparar sin falta... tengo una preguntita...puedo usar yogures naturales azucarado??? no tengo del natural normal en casa... pero si me dices que no lo voy a comprar sin falta... Hace mucho tiempo que estoy buscando un queso fresco dulce para los postres y no doy con el que se parezca al de mi madre de cuando lo hacia en casa... me alegro aberte conocido y me quedo por tu cocina por que veo que tengo muchas cosas que aprender...
    Un besote y gracias por compartir esta receta con nosotros...

    ResponderEliminar
  57. FILO: Gracias por tu visita. Espero que te salga bien, es una experiencia muy bonita.

    FALINA: Bienvenida a este espacio. Yo no he usado nunca yogures azucarados, porque el queso lo uso tanto para dulce como para salado, pero no veo ningún motivo por el que no se podría hacer, inténtalo, yo creo que sí saldrá porque el coagulante es el limón sobre todo.
    Si lo intentas, me gustaría que nos lo contaras, cómo te salió y eso, así todos aprendemos de la experiencia de los otros.
    Un beso y espero que sigamos viéndonos.

    ResponderEliminar
  58. Una delicia,yo lo suelo hacer con la thermomix pero igual que tu y doy fe de que sale delicioso y casero más bueno todavía.
    Mil besitos cielo.

    ResponderEliminar
  59. AGUE: ¿Calentarlo te refieres? Porque no tiene proceso, solo hay que calentar y filtrar.
    Bueno, seguro que estará igual de bueno y tiene tantas utilidades. Yo suelo tener siempre hecho, cuando no lo gastamos para comerlo así, lo uso en flan de queso, repostería, en fin, es que es un queso riquísimo.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  60. Ya lo he preparado y estoy super contenta...Salio super bien con el yogur azucarado... me salio 410 gramos de queso...
    Sin falta lo teneis que preparar y probar...
    les dejo aqui el enlace hacia mi entrada para que veais que bien sale...
    Besos y muchas gracias por la receta...

    ResponderEliminar
  61. uiii lo he publicado pero sin el enlace...os lo dejo aqui...
    http://falinarecetas.blogspot.com/2011/04/panir-queso-fresco-casero.html
    Besotes...

    ResponderEliminar
  62. FALINA: Te ha quedado precioso y hemos ganado con tu experiencia y ahora sabemos que con yogur azucarado también sale bien. Es estupendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  63. Hola Viena, llego hasta aquí a traves del blog de Fermín, tienes un blog muy interesante, me quedo un ratito por aquí.
    El queso se ve delicioso, gracias por compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  64. Hola Viena, vengo del blog de Fermin y tiene razón tienes un blog muy interesante, me quedo
    Besos

    ResponderEliminar
  65. CRISMAS: Bienvenida y gracias por tus palabras.
    Un beso.

    MARIA ALONSO: Anímate, es muy fácil y con ingredientes que todos tenemos en casa.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    BULMA: Bienvenida a este espacio, en el que espero nos veamos más veces.
    GRacias por tus palabras.
    Un bso.

    ResponderEliminar
  66. Estupenda explicación , clase magistral y un blog muy edcuativo, me quedo y te sigo y te invito a que visites mi blog que tiene de todo un poco sobre todo cocina.

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    Besitos desde Alacant.

    ResponderEliminar
  67. TREMENDITA: Bienvenida a este espacio y encantada de saludarte, más desde Alacant mismo.
    Gracias por tu comentario y claro que he ido a visitar tu blog, ya he visto que te gustan los asados argentinos y las reuniones entre amigos, como a mi. Seguro que compartimos más cosas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  68. Gracias por la tutorial , yo ya había echo quesos de cabra pero utilizando leche de mis cabras y cuajo vegatal comprado en farmácias, a tu manera resulta todavía mas artesanal provaré de hacerlo con leche de soja a ver que resultado obtengo porque mi hija mayor no puede tomar productos que lleven proteína láctea y la pobre hecha de menos comer queso! he conocido tu blog grácias a Fermín así que encantado de conocerte un saludo Wapa!

    ResponderEliminar
  69. ROMESCAIRE: Bienvenido a este lugar. Si haces el queso así, me gustaría que nos lo contaras. Que suerte tener tu propia leche, yo aprendí a ordeñar cabras y hacía con esa leche el queso. Es una gran satisfacción.
    Un abrazo y espero verte por aquí en más ocasiones.

    ResponderEliminar
  70. Viena, me había perdido esta entrada tuya, y gracias al blog de Marcela "Food travel and wine" la he encontrado.
    Me parece estupenda tu explicación y te aseguro que la pondré en práctica pronto, porque no imagino lo buenísimo que tiene que estar este queso. Por lo pronto, seguro que tiene mucho más sabor que cualquiera que podamos comprar.
    Besos y gracias

    ResponderEliminar
  71. VIENA DICE

    PANDORA: El queso es buenísimo, pero sabor no tiene apenas si no le aportas una salmuera que lo sale y/o hierbas que lo aromaticen.
    A mi me gusta hacerlo así, porque me gusta el sabor un tanto neutro del queso sin nada, luego le añado otros condimentos, en salado aceite de oliva y orégano por ejemplo y en dulce, canela, azúcar, etc. Pero pruébalo y verás que merece la pena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  72. Queridísima Viena: ayer hice este queso fresco que tantas ganas tenía de hacer desde hace tiempo. Mi naturópata me levantó el "castigo" y ya puedo tomar leche y quesos con moderación.

    Te tengo que dar eternamente dar las gracias porque cada receta tuya que hago es todo un acierto, Pedro ha disfrutado muchísimo con todas y yo, por supuesto, cocinando y saboreándolas.

    Tienes toda la razón, cuando haces este queso descrubes un mundo lleno de posibilidades. Yo pensé ayer ¿por qué no lo habría intentado antes, con lo fácil que es? Ya estoy pensando en hacer la versión con sal, con hierbas, de cabra...ayer Pedro lo cenó con albahaca fresca y tomate seco y yo esta mañana lo he tomado con pan de centeno y tomate natural.

    Tus consejos son infalibles, Viena, en un principio pensé hacer el queso solo con limón para cuajar, como con otra receta que tenía apuntada de un compañero bloguero, pero le salió un queso de 150 gr., así que decídí hacerte caso y poner 2 yogures naturales. ¡El queso pesó 381 gr. preciosos! Te mandaré una foto para que lo veas.

    Aunque en la distancia, ¡qué buena maestra estás hecha!

    Un besazo, y nos vemos muy pronto.

    Laura

    ResponderEliminar
  73. Querida Laura: Me llenas de halagos que no sé si merezco. He visto tu queso y en verdad ha quedado precioso. No hay buenos maestros sino sólo excelentes aprendices.
    De todas formas, eres un cielo. GRacias.
    Un besazo. (Pronto te lo doy en directo aysss)

    ResponderEliminar
  74. Hola, Viena,

    te leo desde hace un par de semanas, aunque todavía no me ha dado tiempo a ver todas las entradas que has hecho.Por ahora, todo me parece muy interesante y, después de esta receta de queso, he necesitado darte personalmente las gracias. Muchísimas gracias, Viena. En cuanto saque un ratito me pongo manos a la obra y te cuento qué tal me ha salido, me apetece tanto hacerlo!

    ResponderEliminar
  75. URASUS: Bienvenida a este espacio y muchas gracias por tu comentario. Te gustará la experiencia de hacer queso, ya lo verás. Y espero que de verdad nos lo cuentes cuando lo hagas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  76. YO ya lo he intentado dos veces y no hay manera, no cuaja, vamos si pero un poquito y ya no se que hacer estoy desesperadooooo, ajjajaaj, la leche de la asturiana, dime si tiene que ser una temperatura especial antes de echar el yogur y el limón

    ResponderEliminar
  77. Mariano: Con dos litros de leche, tienen que salir aproximadamente medio kilo de queso. Si no cuaja a la primera, puedes ponerlo de nuevo en el fuego un poquito hasta que cuaje, pero en principio si sigues el paso a paso, no tienes que tener ningún problema. Muchos lo han hecho ya. Inténtalo de nuevo y cuéntame.
    Un abrzo.

    ResponderEliminar
  78. Ahora mismo estoy haciendo tu queso, ya te contaré. De momento no va mal la cosa ;p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bárbara: Espero que me cuentes cómo te fué, seguro que bien y que habrás quedado encantada con la posibilidad de hacer tu propio queso.
      Un beso.

      Eliminar
  79. madre mia que receta tan estupenda! Yo tb lo tengo reposando, me parece que estará riquisimo, me la he apuntado en mi recetario :D
    Y madre mia qué de comentarios, creía que no llegaba!
    Excelente Blog y menuda dedicación!
    Te invito a que visites el mio
    www.ecounico.tk
    Un saludo y mil Gracias!
    MEr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MER: Gracias por tus palabras. Espero que el queso te saliera bien, tienes que contarnos. Visitaré tu blog en cuanto tenga un ratito, naturalmente.
      Un beso.

      Eliminar
  80. Hola enhorabuena por tu blog me encanta. Dos preguntas tengo para ti .
    1º donde puedo comprar una gasa ?
    2º y el libro ??? no lo encuentro ni en la fnac ni en la casa del libro.
    A, y encuanto tengo la gasa hago el panir....."juraito".
    Gracias por tu tiempo, por tus recetas.

    ResponderEliminar
  81. ANONIMO: Bienvenido a este espacio. Respondo a tus preguntas: La gasa la pueds comprar en una farmacia, se trata de las típicas gasas que se usaban para los bebés. En la farmacia la tienes.
    En cuanto a la segunda pregunta, el libro dudo mucho que pueda conseguirse actualmente, pero si pones el título y los demás datos en Google, te envía a esta página:

    http://www.krishna.ec/culinario/gusto.html
    Aquí tienes el libro y al menos en teoría, la posibilidad de comprarlo.
    Suerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viena gracias por contestar a mis preguntas y gracias por lo del libro.
      Un abrazo,
      sandrine (MURCIA)

      Eliminar
  82. Estoy de nuevo por aqui, acabo de salir de la pagina de krishna pero no te deja encargar el libro ademas eso viene de ecuador...creo que un poco complicado para pedirlo. Serias tan amable de darme el nombre de la editorial. En la imagen no se distingua. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, Sandrine, supongo. Como te decía creo que es difícil conseguir ahora el libro, yo lo tengo desde hace más de 30 años. Desde entonces, por lo que sé, la secta Krishna ha bajado su popularidad en España y no es fácil ya acceder a sus cosas.
      La editorial no sé exactamente la que es, dice esto: Adiraja dasa. No sé si es el nombre de algún autor y luego dice lo siguiente: The Bhaktivedanta book trust
      Eso es todo. Espero que tengas suerte. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Viena,
      Gracias por tu informacion...30 años? Vaya, pues si me va a costar encontrarlo...Bueno "qui ne tente rien n'a rien" como se dice en francia no? sI LO ENCUENTRO GENIAl! Y SI NO ES QUE NO ERA PARA MI.
      Un abrazo fuerte,
      sandrine

      Eliminar
  83. SANDRINE: Si me entero de la forma de conseguirlo, te lo diré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  84. aQui tienes un enlace para encargarlo, pero creo que en ingles...no se :/
    http://theharekrishnamovement.wordpress.com/tag/adiraja-das/

    ResponderEliminar
  85. Perdón, este si es el enlace
    http://www.theharekrishnamovement.com/page/vegetarian-cooking

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias An, a ver si ayudamos a Sandrine.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Muchas gracias An...A ver si saco algo de ahi....no he perdido esperanza de encontrar el libro y eso que ha pasado mas de un año desde la primera vez que empeze a buscarlo.
      Sandrine

      Eliminar
  86. Descubrí tu blog y me encantó!!! Te felicito, me parece muy ameno, didáctico e interesantísimo. Ya me suscribí. Gracias por las enseñanzas y en particular por esta receta que es la que andaba buscando. Cuando la prepare, te cuento el resultado. Gracias y buena semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Adriana Maig y gracias por tu amable comentario. Espero que nos cuentes tu experiencia si haces el panir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  87. También se puede hacer perfectamente con leche de soja. Para darle sabor, antes de prensado agregarle 1 cu de aceite de oliva o margarina vegetal y especias, como albahaca, a gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante Cristian, el caso es que me lo han preguntado alguna vez, pero no tenía ni idea de si salía o no con leche de soja. La próxima vez lo probaré, es una buenísima aportación. Gracias.

      Eliminar
  88. Hola

    Buscando una receta original sobre como preparar queso cotagge, encontré su página y aunque no es el queso qur necesito, me encantó como explica la forma de hacer este queso, la felicito, soy Colombiana y el cotagge que venden acá está lleno de preservativos. Usted puede sugerirme dónde puedo encontrar cómo hacer el queso cotagge?. o Un link o si usted tiene la receta, por favor enviármela?' quedaría muy agradecida
    Celsa

    ResponderEliminar
  89. Hola Celsa: Por lo que yo sé el cottage es muy parecido a este panir, la diferencia es que el cottage usa cuajo animal, que venden en farmacias y este queso panir no usa el cuajo, sino el limón y el yogur para separar el suero del queso.
    Pero por lo demás, si el panir de esta receta, en lugar de escurrirlo y prensarlo, lo dejas así, tal como está cuando se separa del suero, sería perfectamente un cottage.
    De todas formas, mira en este enlace tienes la receta del cottage cheese

    http://www.davidlebovitz.com/2006/03/la-presure-home-1/

    Espero haberte sido de ayuda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  90. Hola Viena,llevo dos horas cotilleando en tu blog y madre,la de cosas interesantes que tienes,me gusta todo.
    Hace años utilizaba kéfir y dejándolo escurrir con una gasa conseguía un queso también que a mí personalmente me parecía muy rico.Este lo tengo que hacer,en cuanto lo consiga te cuento.
    Un blog magnífico mi niña.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, gracias por tu tiempo y tu comentario, me alegro de que encuentres cosas interesantes en mi blog. Respecto al queso, verás que es muy fácil de hacer y estupendo para tenerlo siempre en casa.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Ya lo he hecho y me ha encantado,la experiencia de hacerlo y el resultado final.
      Lo colgaré en mi blog en cuanto pueda.
      Besotes.

      Eliminar
    3. Qué bien, me alegro mucho Nuria. Intentaré verlo en tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  91. Enhorabuena por el blog, lo acabo de descubrir!
    Una pregunta, si hervimos o calentamos el suero se podría hacer ricotta(queso que se elabora con suero de quesos)?
    Gracias de antemano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por ejemplo en este enlace muestra como reusar el suero -> http://es.wikihow.com/hacer-queso-ricotta

      Eliminar
    2. Hola Lora, bienvenida a este espacio y gracias por tu comentario. Respecto a tu pregunta, yo creo que no, porque el suero que obtenemos está muy limpio y transparente, no creo que sea el mismo suero que se obtiene de hacer quesos a nivel industrial. De todas formas, podríamos probar un día y ver qué pasa. Yo creo que el suero es muy limpio, no como el del enlace que me has enviado y que me visto.
      Ya me contarás si tu haces la prueba antes ¿vale?
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Hola! Este fin de semana hice la prueba y no sale! Efectivamente parece ser que este suero es distinto... Muchas gracias por tu entrada! un abrazo.

      Eliminar
    4. Es lo que imaginaba Lora, en realidad este panir sería ya como el ricota.
      Un beso.

      Eliminar
  92. Hola a todos , soy Silvia de Uruguay, miren hasta donde llegó el queso de Viena.
    Soy fanática de lo quesos.Voy a probar hacerlo en unos días cuando empiece mi licencia.O sea mis vacaciones.Un beso enorme y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia: Encantada de tenerte por aquí y sí, si que ha llegado lejos el queso, es un placer.
      Espero que nos cuentes cuando lo hagas que tal te salió, así de la experiencia de cada uno, aprendemos todos.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  93. Hice el queso hace unas semanas y me salió perfecto. Lo puse en mi blog con enlace directamente aquí, porque me parecía más interesante que quien quiera hacer el queso venga a verte, que no repetir yo lo mismo que dices tú.
    Lo que ha sido mi gozo en un pozo es que ayer intenté repetir el queso pero con leche de cabra... y nada!!! No ha cuajado nada!!! Y tengo 2 litros de leche de cabra con limón que no sé qué hacer con ellos. No tendrás alguna sugerencia, verdad?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aisha, yo sí he hecho queso con leche de cabra, sin problemas, no entiendo por qué no te ha salido, pero dices leche de cabra con limón, no sé si te refieres a que la venden así o que le has puesto tu limón. Creo que ha debido fallar otra cosa, no la leche. De todas formas, puedes hacer con la leche de cabra cualquier cosa que puedas hacer con la de vaca, yo no he encontrado nunca diferencias resaltables y eso que hubo un tiempo, que solamente tomábamos en casa leche de cabra, por aquello de que quizás esté menos masificada su producción.
      Un beso y gracias por contarnos y por el enlace desde tu blog, es un detalle. Un abrazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu respuesta Viena.
      El limón lo agregué yo como se hace a la leche de vaca, y puse el yogur... y nada!! No sé qué ha podido pasar. La verdad que tenía muchas ganas de queso de cabra, porque me gusta mucho. Y es leche fresca, porque en Holanda encuentras leche de cabra fresca.
      Pues nada, a innovar y encontrarle algún uso. De momento el marido ya se tomó un vaso porque a él sí le gusta el "buttermilk", en Holanda lo llaman karnemelk.

      Eliminar
    3. Pues no sé Aisha, debería salir. Algunas veces es necesario recalentar ¿Y si pruebas otra vez tal y como está la leche, con el limón y el yogur? Si no, es posible que se deba al yogur o a algo que no controlamos.
      Un beso.

      Eliminar
    4. Hola Viena, pues no sé qué fue, pero seguí el consejo de otra persona que hace quesos y me aconsejó meterle leche en polvo... Y sí, funcionó... parece ser que a veces la leche, después de las uperisaciones, o lo que sea que les hacen, se quedan cortas de caseína y puede pasar que no cuajen. Si alguien más tiene el mismo problema en el futuro dile que añada 2 cucharadas soperas de leche en polvo... aunque si te soy sincera... yo le metí 4 (2 más de las que me dijeron... por si acaso... jajajaja)... volví a calentar la leche y digamos que comencé el proceso de nuevo con la leche en polvo.
      Gracias de nuevo por tu interés en ayudarme ;)

      Eliminar
    5. Aisha, no había visto tu comentario hasta ahora, perdona. Es una idea que anoto por si alguna vez la tengo que poner en práctica. GRacias.

      Eliminar
  94. Hola! acabo de dar con tu blog, buscaba información sobre la conservación y durabilidad del suero de leche y gualá. Me ha encantado este post, repleto de explicaciones. Yo hago el queso, o requesón creo... sin añadir yogur y me sale genial, y con la leche Hacendado, aunque cuando lo hago con leche fresca me gusta más. Probaré a poner un yogur a ver si cambia el sabor o textura. Por cierto, duración del suero????????
    Si te apetece visistar mi blog, que precisamente la última receta publicada es la del mató o requesón, me encontrarás en www.miscositassrv.blogspot.com
    Saludos, Sandra.

    ResponderEliminar
  95. Sandra, acabo de ver tu queso, te queda muy bien, pero como te he comentado allí, si añades el yogur, verás dos cosas: por un lado, te saldrá más cantidad de queso y por otro, no tendrá el sabor ácido que sin duda tiene cuando no le ponemos yogur. Pruebalo y ya verás las diferencias y de qué forma te gusta más.
    Yo hago así, como tu, sin yogur, para otros postres, porque también cambia algo la textura.
    Respecto a la duración del suero, no te puedo decir, imagino que como la leche, en nevera, ya que está procesado también.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  96. Que rico, lo he visto en lo que comen los amigos del pan casero y quiero hacerlo!!
    Como se hace lo de la salmuera y como se pone?las especies se le ponen una vez hecho?
    A ver si lo hago hoy!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther: Perdona que no te haya contestado antes.
      La salmuera es una solución de agua con sal. Hay diferentes criterios respecto a cuánta sal hay que poner, pero la más extendida es la que se mide con un huevo. Te explico: tienes que poner un recipiente con agua, si puedes, agua mineral o agua que no tenga tanto cloro como la que sale del grifo. Entonces colocas dentro un huevo, que se quedará probablemente en el fondo, si es un huevo normal y fresco. Entonces empiezas a añadir sal, hasta que el huevo empieza a flotar. Esta es una medida muy popular para hacer la salmuera, por ejemplo, para poner aceitunas u otros preparados.
      En el caso del queso, yo no llego a echar tanta sal, pongo un buen puñado, disuelvo bien y dejo el hatillo del queso dentro durante una o dos horas. A mi me gusta el queso con muy poca sal, pero tu ve probando hasta que encuentres el punto que a ti te guste.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo

      Eliminar
  97. Hola! Estoy intentando hacer el queso y no me sale, no sé si es que no caliento la leche lo suficiente, o cuál es el problema. No se me separa el suero como a ti, y lo que se separa no es de ese color. Yo creo que sigo los pasos que pones, pero no soy capaz, hasta compré la leche que sugieres porque con la que uso habitualmente que es esa que venden en las máquinas no sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariadelas, tranquila que siempre sale, vamos pues a repasar todos los pasos.
      Pones dos litros de leche entera, Pascual o Asturiana te valen, en una olla a calentar. Antes de que hierva, cuando está a punto de hervir, pero todavía no hierve, apagas el fuego y echas dos yogures enteros, activia te valen. Añades también un limón exprimido, que tendrás ya preparado en un vaso. Todo eso a la olla, no mueves demasiado, solo con una cuchara de madera, lo repartes un poco. Tapas la olla y lo dejas reposar 15 minutos.
      Si al cabo de 15 minutos no ha pasado nada, no ves claramente separado el suero del cuajo, o solo se ha cortado un poquito pero no lo ves claro, entonces repites la operación. Vuelve a poner la olla en el fuego, así, tal y como está, con todos los ingredientes y la dejas calentar bastante pero sin que llegue a hervir. Apagas el fuego de nuevo y dejas reposar otros 15 minutos. Tiene que salir. No tiene secretos, solamente he visto en clases que no sale, cuando se ha usado leche hacendado o cuando se ha dejado hervir tanto la leche que supongo se le ha matado toda posibilidad de que crezca nada en ella. Tu haz así, estos pasos y verás como te sale. Por favor, dímelo vale?
      Un abrazo

      Eliminar
    2. No calenté tanto la leche, pero como sólo se cortó un poco lo puse al fuego a calentar y nada. Pero seguiré intentándolo, me encanta el queso y no me doy por vencida tan fácilmente, no va a poder un queso conmigo a mis años. Probaré con activia y te cuento. De momento con el "desaguisado" por a preparar un helado que no soporto tirar comida.

      Eliminar
  98. ¡Se me olvidaba! Es una pena que estés tan lejos porque me tenías de alumna a perpetuidad. Besinos.

    ResponderEliminar
  99. Respuestas
    1. Bien, muy bien Mariadelas. El próximo a tu blog y con foto eh?
      Un abrazo

      Eliminar
  100. Hola! Aquí tienes la entrada.

    http://semequemalacomida.blogspot.com.es/2014/10/queso-fresco-panir.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oleee has cumplido rápida eh?.
      He visto la entrada y bueno, voy allí y te doy un par de consejitos, así también los pueden ver tus lectores.
      Besos

      Eliminar
  101. ¡Madre mía! ¿Cómo habré podido hallar este blog si no tengo la lámpara de Aladino? ¡Qué maravilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Loam, bienvenida a este espacio al que aunque no te ha traído ese genio de Aladino, seguro que ha sido alguna otra intuición propia ;-)
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  102. ¡Buenas! Encontré tu blog y no puedo parar de mirar todo y pensar qué hacer... me gusta todo! (No te creas que no sufro jajaja) El caso es que gracias a ti he hecho un queso estupendo y no sé cómo agradecértelo, ha sido una satisfacción enorme. Lo he compartido en mi blog con todo el mundo porque merece muchísimo la pena ¡Muchas gracias! Y me quedo por aquí! (Decidiendo qué haré la próxima vez). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia por tus palabras. Me alegro mucho que te haya salido bien y que hayas podido compartirlo. Como decía en mi entrada, creo que es una receta que hay que divulgar para que todo el mundo pueda hacerse su propio queso, que es fácil, es bonito y está bien rico.
      Un abrazo.

      Eliminar
  103. Muchísimas gracias por la receta!!!! Acabo de hacerlo con leche de cabra del mercadona y, aunque la tuve que calentar tres veces para que funcionara, ha quedado genial! Otro día probaré a salarlo y a echarle otros ingredientes. Saludos y gracias otra vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Laura por dejar tu comentario. Qué bien que te haya gustado la receta. Ya verás como la incorporas en tu cocina.
      Un abrazo

      Eliminar