Buscar en el blog

Cargando...

domingo, 28 de noviembre de 2010

Del nombre a la boca: Serenados

                                                                                       
            



Aunque no sea una palabra que usemos así, tal cual cotidianamente, creo que todos sabemos lo que significa dejar algo “a la serena”. La serena es el fresco de la noche, el fresco y yo diría que también la tranquilidad, el reposo de la noche.

Serenar es un verbo muy hermoso y que: “a la serena”, sea dejar expuesto a la noche, nos recuerda que tranquilidad y noche se hacen cómplices de natural para acunar a la mayoría de los seres vivos.

De serena y noche viene luego el sereno, ese personaje que ahora se intenta recuperar de la historia y que era un hombre que paseaba por las calles comprobando que todo fuera bien. Solía llevar las llaves de los vecinos, a quienes abría la puerta cuando llegaban por la noche algo tarde a sus casas. En su ronda nocturna, a veces cantaba las horas y eso significaba que todo estaba en orden y la gente podía descansar tranquila sintiéndose cuidada.

Por último, también de serena vienen las serenatas, baladas que los enamorados cantaban al anochecer bajo la ventana de su amada.






Me enamoré de estos pastelitos llamados serenados, desde el momento en que los conocí. Y así hechizada por ellos sigo hasta el presente.

El nombre me parece poético, hacerlos siguiendo la tradición, dejándolos a la serena, me parece encantador, mágico. Finalmente degustarlos es todo un placer. Delicados como una rosa, crujientes y suaves, con su toque justo de dulzor. Del nombre a la boca, adoro estos serenados.

Y bueno, es una receta fácil, que os voy a animar a que hagáis en estas fechas previas a la Navidad. Ideales para regalar o regalarnos.

Es una receta con la que quiero participar en el concurso que organiza José Manuel, del blog  Asopaipas que prácticamente todos conocéis, ya que José Manuel es una persona entrañable que con su amabilidad nos ha conquistado a todos.
Es un concurso patrocinado por Polvorones y Mantecados San Enrique


Ahí va la receta:



Ingredientes:

Un kilo de harina
750g. de manteca de cerdo
250 ml. De jerez seco
Ralladura de un limón.

Azúcar glas





Y así se hace:

Tomamos la manteca, que tendremos en la nevera y la mezclamos con la harina, la ralladura de limón y el jerez.








Amasamos todo integrando bien. El amasado con manteca es muy agradable, da una masa sumamente suave y agradable de manejar, cuya única condición es que esté bien fría.



Una vez amasado, tenemos que dejar el cuenco “a la serena”, que es la parte más bonita de la receta que da nombre a los dulces. 




Yo le pongo un film transparente y como en esta casa hay perros y gatos, además de tórtolas, pájaros y algún que otro bichito no identificado, no me atrevo a dejarlo en la ventana, así que suelo dejarlo en una terraza que tenemos, en donde estará a salvo de curiosos y pillos ladronzuelos de cosas ricas.

Imagino que la receta procede de tiempos en que no había neveras. La serena era la opción para que la manteca tomara cuerpo enfriándose durante 12 horas.
Actualmente supongo que daría lo mismo ponerla toda la noche en la nevera, pero… ¡Ah la magia! No os perdáis la magia de la cocina que ser, será lo mismo, pero no es igual.

También pensé hacer algunas fotos nocturnas, pues me di cuenta de que mi cámara tiene esa opción, pero jamás la he usado, así que no sabía bien como funcionaba. Por otra parte, anoche justo llovía a cántaros. Hice una prueba y esto es lo que salió.





¡¡Uaauu!! Me impresionó. ¿No parece que hadas y duendes danzan por el ambiente?




Ahí quedó el amasado a la serena.

 
A la mañana siguiente, es decir, esta mañana, la masa estaba compacta por el frío y era muy fácil de trabajar.




Un poco de harina sobre la superficie de trabajo...


Una bola de masa…


Y alisamos con el rodillo.


Grosor de una moneda.

Ahora cortaremos rombos. Podemos usar un cortapastas del tamaño apropiado o bien hacerlo a mano todo artesanal, que es como yo lo hago, porque lo disfruto, es la pura verdad.






Colocamos en una bandeja de horno y horneamos suavemente, durante unos 15 minutos, con cuidado que se queman con facilidad.




Una vez hechos, hay que dejarlos enfriar totalmente. Como observaréis, suben bastante en el horno.


Finalmente en un pequeño bol, pondremos azúcar glas y uno por uno, iremos bañando los serenados en ella.








Hemos acabado nuestra deliciosa receta y tenemos unos pastelitos



Suaves y crujientes


Elegantes



Realmente un dulce regalo...


Que os dejo con todo mi cariño.



45 comentarios :

  1. Muchas gracias por tú participación.

    Ahora te anoto la receta.

    Mucha suerte en el concurso.

    Saludos y grcias otra vez

    ResponderEliminar
  2. Hasta yo me he quedado serenada del todo. Que rica apariencia tienen. He tomado nota de la receta, con tu permiso. Suerte en el concurso. Beso de Orquidea59.

    ResponderEliminar
  3. Que delicia de receta, Viena.
    Y que delicia de entrada. Cuanta paz me has contagiado leyéndote.
    Lamentablemente, no creo que se pueda recuperar la figura del sereno. Te imaginas a alguien con nuestras llaves paseando por la calle en medio de la noche? No duraría ni cinco minutos antes de que algún desalmado le atracara, y luego a nosotros.
    Las fotos nocturnas, preciosas.
    Un beso y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  4. Serán todo lo que dices, estamos seguros de ello, pero lo que es seguro para quién no los ha probado nunca, es que son preciosos y muy sugerentes.

    Un nuevo paso a paso con gancho.

    Un saludo y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  5. mágnifico, te copio la receta porque también me han fascinado.

    un saludoy mucha suerte.

    ResponderEliminar
  6. Cuantas cosas tenemos en común! No en vano vivimos tan cerca.
    Yo también hago estos dulces todas las navidades, aunque no les pongo la ralladura de limón.
    Aunque yo también dejo la masa al sereno desconocía ese nombre de serenados (y me encanta), nosotros les llamamos mantecados de Jerez.
    El caso es que están buenísimos!
    Si les quieres echar un vistazo:http://www.lolacocina.com/2009/12/mantecados-de-jerez.html
    Un besico.

    ResponderEliminar
  7. Que bien lo has contado corazón!! Se ven riquísimos. Estas navidades caen seguro.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  8. Me he leído el texto sumergida en una apacible serenidad, y cuando me he dado cuenta ....las fotos de las luces, ya sabia yo que en tu cocina había algo...mágico .

    Una receta estupenda que voy a preparar estas navidades, bueno igual un poco antes, ya te contare "Hada Viena".

    ***Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Ah! Qué paz. Un juego de texturas blancas y hadas que bailan en el jardín. Seguro que están riquísimos esos pastelitos, pero además es que me he quedado... serenadísima.

    Como siempre: un placer.

    ResponderEliminar
  10. Hola Viena!!! que ricos estos dulcesitos!, y crecen bastante!..
    Me encantaria probarlos..
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  11. bua, me ha enamorado tu historia, y esos dulces tan ricos, que no tenia el gusto de conocer, pero apuesto algo a que a mi abuela le encantan, pues me da la sensacion de que son como los mantecados de su pueblo!un besitoo

    ResponderEliminar
  12. Delicioso Viena! Te acompaño en su degustación, me pido un té con una nube de leche para acompañarlas y podríamos escuchar de fondo la Serenata Nocturna de Mozart. No crees que sería un buen maridaje? :-)

    http://www.youtube.com/watch?v=6baxd23QiO4

    ResponderEliminar
  13. Me encanta tanto el nombre de serenados como el hecho de dejarlos serenamente toda una noche al cobijo de las estrellas. Estoy totalmente segura que tus fotos nocturnas recogieron las danzas de las hadas de la lluvia y los duendes del frío,puedo verlos!

    ResponderEliminar
  14. Serenísimos dulces de Navidad los que nos muestras, siempre envueltos en ese fantástico papel fabricado con tus palabras. He hecho guardia, protegiendo la masa en la noche serena y he sido testigo de la transformación. Porque tal y como lo escribes, haces partícipe de cada paso, invitando a recrear historias y a vivir la magia de las cosas simples.Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Contentos y serenos nos has dejado. Qué receta más bonita.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Serenamente me comeria unos cuantos....me encantaria ver el amanecer tomando mate y cuidando esta masa que quedo al sereno....creo que leer esta entrada me ha relajado.....y me ha fascinado!!....mucha suerte en el concurso....me encanto!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  17. Guao, Viena, qué delicia y qué maravilla de postre. Y también me encanta su nombre tan adjetivado.... En la Venezuela de mi abuela, por ejemplo, tenemos la misma palabra pero en masculina "el sereno de la noche" por ejemplo, siempre recuerdo ami abuela previniendo no sacar algún primito muy bebé porque le hacía daño el sereno. Curioso.
    Bueno, mucha suerte con esta receta y el concurso.
    Miles de abrazos

    ResponderEliminar
  18. Hummm... que hambre!!!

    Muuuuuy buena pinta, ya lo creo, por cierto, para solventar lo de las fotos nocturnas prueba a poner el temporizador y dejar la cámara en aglún sitio, verás que resultado mas majo. Las hadas es que la cámara se mueve y las luces crean esos "efectos" ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. Vaya unos pastelitos más encantadores!,realmente parecen muy suaves, creo que te copio la receta...Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. De una belleza tal, al paladar. Al principio se ve una masa plana y cuando se hornea, que hermosura surge.
    Me ha gustado mucho, gracias por este regalo y serenados...

    ResponderEliminar
  21. JOSE MANUEL: Gracias a ti por organizar este concurso, que siempre lo digo, es un gran trabajo para los organizadores, que hacen de forma altruista y por y para todos. Gracias de nuevo.
    Un beso.

    ORQUIDEA: Me alegro de haberte serenado, porque además supongo que estarás nerviosilla siendo de nuevo abuela no? Muchas felicidades por ese acontecimiento y muchas gracias por venir a verme.
    Un beso.

    PANDORA: Pues leí que en Murcia precisamente, se estaba recuperando la figura del sereno, con matices claro, ahora es una empresa de seguridad, pagada por los ciudadanos, que pone a un sereno que imagino no andará con las llaves, sino en coche y simplemente vigilando, no sé, leí algo, pero le llamaban así, el sereno, como aquellos serenos de antaño.
    Muchas gracias por tu comentario y visita.
    Un beso.

    CARLOS DUBE: Seguro que te gustarían, porque en sabor no se quedan atrás respecto a su aspecto.
    Muchas gracias por tu visita.
    Un beso.

    LA COCINA DE MI ABUELO: Gracias por tu visita, y verás si los haces, como te van a gustar.
    Un beso.

    LOLA: Yo ya sé que tenemos muchas cosas en común, aparte de compartir la tierra, es que nos gustan muchas cosas a las dos.
    Enseguida voy a ver esa receta tuya, que seguro estará también de muerte.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  22. KANELA Y LIMON: Muchas graciass por tu comentario. A ver si te animas que te van a gustar, seguro.
    Un beso.

    FE-I*KÁ: Gracias corazón por tan amables palabras, qué más quisiera yo ser un hada para hacer cositas que hay que hacer por ahí jajaja, pero hadas tengo a veces por la cocina, eso sí que es verdad.
    Un beso grande.

    NIK: Cuando hacía la receta pensaba eso, qué juegos de blancos más bonitos: la harina, la manteca, el azúcar glas y hasta el Jerez blanco dorado. Da paz, quizás por eso se llamen también serenados, en cualquier caso, un nombre acertado ¿verdad?
    Un beso y gracias por tu comentario.

    GABY: Tienes que probarlos, de verdad, yo no puedo llevarte una bandejita, estamos lejos, pero sí puedes hacerlos, son fáciles y te encantarían, muy delicados de comer.
    Venga, a ver si me das una alegría y los haces.
    Seguro que en tus manos, aún´están todavía mejor.
    Un beso.

    IRENE: A tu abuela y a tí, seguro que te encantarían también. Anímate y pruébalos.
    Un beso y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  23. DELIKAT querida, eres exquisita hasta rebosar, me encantas. Esa serenata nocturna, delicia de Mozart. Sí, como dices, el mejor maridaje, junto a tu compañía, para que nos pongamos cieguitas a pastelitos. Me apunto.
    Un beso grande.

    VISC A LA CUINA: Me alegro de que te guste esta receta, la verdad es que hacerlos es toda una delicia, deberías probarlo, a ti te gusta este tipo de cocina, lo sé.
    Muchas gracias por tu visita, es siempre un placer verte por aquí.
    Un beso.

    ANNA querida: Tus palabras sí que son regalo, muchas gracias por el cariño que pones en ellas.
    Un beso grande.

    JANTONIO: Sí parece que han sido un buen sedante para la mayoría, jejeje, adormecidos y serenos, dispuestos a probar estos pastelitos.
    Gracias por tus palabras.
    Un beso.

    MARCELA: Un día no sé como pero tomaremos unos mates juntas, eso te lo prometo. A mí también me encantaría un amanecer charlando contigo, contándonos un montón de cosas.
    Gracias por venir a verme.
    Un beso.

    Querida CLAUDIA: Justo investigando la palabra ví que en muchos países de América se usa este vocablo incluso más que aquí, en México mucho, es curioso, pero me encanta este tipo de palabras como muy explícitas, como que te expresan mucho. Además, para nombre de estos pastelitos es muy acertado, los colores, la forma de hacerse, todo es sereno y apacible. Me encanta. Como tu visita por aquí, también me encanta.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  24. GIANTito: Ohhh!! ¿Así que no eran hadas y duendes danzando en mi jardin? Pues qué pena, porque habría jurado que los escuchaba incluso susurrando.
    Probaré sin falta tus consejos, estoy aprendiendo poco a poco, pero me quedé impresionada con estos juegos danzarines.
    Gracias por venir por aquí.
    Un beso.

    MERCE: Me encanta tu avatar de Fiona, simpatiquísima. Gracias por venir a comentar y a ver si te animas y los haces, porque te van a gustar.
    Un beso.

    IRMINA: Muchas gracias por tus palabras, creo que compartimos el ver en estos pastelitos esas amables cosas que comentas, yo disfruto mucho haciéndolos, cada color y cada despliegue de sus cambios desde el nombre hasta la boca, como dije en el título de la entrada.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  25. Uhmmmmmmmmm pero que ricos y tu explicación me ha cautivado, gracias por tus letras, por tu paso a paso y por todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Qué nombre hermoso! También a mí me cautivó estos pastelitos! Tienen una pinta buenísima!
    Hay echado en falta a tu, Viena! Siempre mucho me alegra tus comentarios!

    Miles de besos

    ResponderEliminar
  27. Viena bella la historia, bella la forma de prepararlso , bellos los pastelitos y demuestras que bello es tu corazón.Me encandilas con cada receta .
    Un besote desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  28. Hola!!!
    Pero bueno con lo serenados!!
    que delicia mas maravillosa, es de esas recetas entrañables de toda la vida! como me gusta!!
    Los haré en navidad, eso seguro!!
    Mil gracias por la receta.
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  29. HOLA VIENA, GUAPA TU

    PERO QUE RICURA DE POSTRES,..SEGURO QUE ESTÁ MORTAL, CON TU PERMISO TOMO BUENISIMA NOTA DE LA MISMA Y TE CUENTO

    MIENTRAS MIL PETONETS SUSANNA

    ResponderEliminar
  30. Vaya preparación que se ha marcado para el concurso de José Manuel, creo que es de premio.
    Las fotos de noche lloviendo impresionantes.
    Como ve ando con mucho retraso mirando los blogs que sigo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. ERNESTINA: Gracias a ti, por tu comentario tan amable. Es un placer verte por aquí.
    Un beso.

    TALITA: Gracias por echarme de menos, es un detalle muy bonito. Siempre que puedo sabes que me gusta pasar por tu blog, porque es un blog precioso con unas recetas preciosas y tu, su anfitriona, tan cariñosa siempre que da gusto. Un beso y gracias de nuevo.

    MARÍA: Muchísimas gracias por tus palabras. Me alegro mucho de que te gusten mis recetas, es siempre muy agradable recibir tus comentarios.
    Un beso.

    ALIMENTA: Me encanta que los vayas a hacer, verás que fáciles y qué buen resultado. Son preciosos de trabajar y de hacer. Disfrútalos.
    Un beso.

    SUSANA: Muchas gracias por tu comentario y espero que de verdad los hagas y me cuentes.
    Un beso.

    APICIUS: Todos estamos tan atareados, que comprendemos perfectamente, además usted lleva lo suyo, desde el concurso que no ha parado, menos mal que son cosas que imagino que disfruta. Deseando estoy de leer todo lo que nos tendrá que contar del curso y demás.
    Respecto a la receta, muchísimas gracias, viniendo de usted, la verdad es que cualquier comentario vale mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Hola:


    Te escribimos para proponerte un intercambio de enlaces entre su sitio y nuestros sitios de salud.

    Te dejo la info de nuestros sitios para que nos agregues:

    -Título: Dieta de los 13 dias
    -URL: http://www.aperderpeso.com/dieta-de-13-dias/

    -Título: Colesterol
    -URL: http://www.abajarcolesterol.com

    -Título: Remedios caseros
    -URL: http://www.innatia.com/s/c-remedios-naturales-casero.html

    -Título: Plantas medicinales
    -URL: http://www.plantasparacurar.com


    Por favor, si estás interesado en la propuesta, envíanos la página donde hayas colocado nuestros enlaces y la info de su sitio para que procedamos a añadirlo.


    Reciba un saludo cordial,
    El equipo de Innatia
    http://www.innatia.com

    ResponderEliminar
  33. OHH¡¡QUE BUENOS ESTAN,EN CALLOSA SE LLAMAN RELENTAOS.QUE OLOR MAS BUENA DEJAN EN TODA LA CASA CUANDO ESTAN EN EL HORNO.UN BESO.ME ENCANTAS

    ResponderEliminar
  34. Estos me los zampaba de chica hasta reventar. Viví de muy niña en un pueblo de Ciudad Real y cuando marchamos a Madrid, cada vez que iba de vacaciones, me hacían el paseillo por todas las casas para que las abuelas vieran lo mucho que había crecido. Entre "pero que grande y qué guapa que está la niña" me daba tiempo a zamparme dos o tres por casa:-D Los adoro,

    PD: creo que mi cámara también tiene rollo nocturno. Cualquier día de estos me pongo a experimentar como tú:-D
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola ANONIMO: Relentaos es también un nombre muy explícito, de quedarse en el relente toda la noche, qué maravilla de idioma que nos indica estas cosas preciosas.
    Muchas gracias por tu comentario y tus palabras.
    Un beso.

    MAITE: Puedo imaginarte de chiquita zampando! jajaja como dices, estos pastelitos. Anda que no están buenos ni ná.
    Me encanta verte por aquí. A ver si haces fotos nocturnas y las vemos, que seguro que en Alemania también hay duendes y haditas buenas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Qué maravilla de fotos.. y un paso a paso excelente.
    Un besín

    ResponderEliminar
  37. Es un placer leerte...toda receta que haces la engrandeces con tu explicación sencilla y llena de ternura. No sabía de donde procedía lo de la serena, y me ha parecido fantástico. Y estar serenos en esta vida es algo difícil de lograr, pero muy gratificante cuando lo consigues.

    En cuanto a los serenados que voy a decir: tiene que ser un bocado exquisito.

    Muchos besos Viena!

    ResponderEliminar
  38. La belleza no sólo está en su nombre sino en su apariencia!
    Qué cosa más dulce nos traes! esto tenemos que probarlo! Ay, estas Navidades, que con tanto dulce luego nos tendremos que poner a régimen!
    Un beso bien grande!

    ResponderEliminar
  39. ISABEL: Muchas gracias por tus palabras y encantada de tenerte por aquí.
    Un beso.

    LAURITA: No sé que decir con tantas cosas bonitas que me dices, la verdad. Tú si que engrandeces mi blog cuando vienes a visitarme y te "enrolas" conmigo en las recetas. Toda la explicación, todas las palabras, cobran su sentido cuando alguien las recibe como tu.
    Muchas gracias.
    Un beso.

    MARGARIDA: Como siempre recibo tu visita con gran placer, muchas gracias. Esta receta te gustaría, seguro, tienes que probarla y luego, ya veremos jajaja, es verdad que en Enero habrá que venir con recetas de dieta.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  40. Hola Viena,

    He llegado a tu blog a través del de Maduixa y la verdad es que me encanta lo que he visto. Ha sido un placer leer estas reflexiones a cerca de los serenados, preciosas. Nos hacen recordar con nostalgia otros tiempos que ya no volverán porque como dice Pandora, ahora sería un peligro. Las fotos nocturnas preciosas, yo también veo esos duendes y hadas pululando cerca de tus serenados. Ni siquiera ellos pueden resistirse.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  41. SACERDOTISA: Bienvenida a este espacio y muchas gracias por tu visita y comentario.
    He visto que te has hecho seguidora. Me gusta corresponder visitando los blogs, pero no sé si sabes que no aparece tu blog en tu perfil y no sé cómo llegar a tu espacio.
    Espero que nos sigamos viendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. Aissss, ¡no me eches esos piropos que me pongo colorada!

    Hablando de estar a la serena, así me siento, aunque no sea de noche, cuando leo cada nueva entrada tuya. Consigues despertar mis sentidos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  43. Soy unas simple amadora en la arte culinaria, aprendí a cocinar através del intento y error, puesto no tengo curso algún en la arte culinaria, pero me gabo que muy raramente lo que escogí para hacer me haya fallado pues Me encanta cocinar y descubrir platillos de postres y dulces diferentes y este aquí voy a intentar hacerlo me parece fácil y sabroso

    Muchas Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Charito. Sí es fácil la receta y el resultado muy rico. Espero que lo hagas y lo puedas comprobar.
      Un abrazo

      Eliminar