Buscar en este blog

viernes, 19 de noviembre de 2010

Sáhara Occidental: Entre tu pueblo y mi pueblo.

                                                                                                         
¿Cabe en un blog de cocina que hablemos del Sáhara Occidental? ¿Que hablemos de lo que está sucediendo allí ahora y de lo que está padeciendo este pueblo hermano?

En mi cocina cabe la vida y caben los asuntos de la vida, los asuntos hermosos y bellos y también los vergonzosos y preocupantes como lo que está sucediendo en el Sahara Occidental y no me refiero solamente a la actualidad más candente sino a lo que está sucediendo desde hace 35 años.



Casi doscientos mil saharauis, la mayoría ancianos, mujeres y niños, viven desde el año 1975 en campamentos de refugiados en pleno desierto del Sáhara. Son gentes que huyeron de las ciudades cuando Marruecos invadió sus territorios, gentes como nosotros, personas: lo más importante. 




La historia política la conocéis: la invasión, la guerra desigual, las violaciones de derechos humanos, los compromisos que nunca se cumplieron y años de espera y de abandono hasta el mismo día de hoy, mientras los gobiernos europeos miran hacia otro lado.
Pero no me detendré en eso en este foro. Sólo voy a hacer un recorrido de carácter humanitario.

Viven en pleno desierto, con temperaturas extremas. Pueden darse oscilaciones de hasta veinticinco grados en un mismo día, alcanzar por la mañana por ejemplo, una temperatura máxima de 50/55 grados y bajar a 25 grados por las noches.

La sequedad del aire es tremenda, tanto, que evapora y reseca la tierra, haciendo la vegetación prácticamente imposible.

Los doscientos mil refugiados, viven gracias a la ayuda humanitaria de distintas ONGs. Cada familia recibe mensualmente alimentos básicos: azúcar, té, harina, arroz, lentejas, aceite y leche en polvo.






El reparto está muy organizado y lo hacen las mujeres, jefas del Comité de Suministros de cada Daira. El Departamento de Distribución establece una dieta consistente en:

300 g. de harina por persona y día
50 g. de cebada
50 g. de legumbres secas
30 g. de leche (para los niños 100 g. y 50 g. de cereales)
20 g. de pastas
7 g. de té.


De vez en cuando, cuentan con algunos aportes extras de la ayuda internacional, como: atún, sardinas, quesos o dátiles, sin embargo, hay una ausencia total de alimentos frescos que proporcionen las vitaminas necesarias y otros nutrientes. Por ello se ha tenido que dar gran importancia al desarrollo de la ganadería y la agricultura, aunque las condiciones climáticas extremas hagan prácticamente imposible los cultivos. Todo es arena y las plantas autóctonas que existen, son las adaptadas a las duras condiciones, plantas xerófilas que necesitan muy poca agua y que no son apropiadas para el consumo humano. A esto hay que añadir que carecen de semillas, abonos, aperos de labranza, etc.

No obstante, por el milagro de la supervivencia y ayudados por los envíos internacionales, consiguen plantar algunas hortalizas en invernaderos, una agricultura mínima de subsistencia, ya que el agua, que han de transportar mediante camiones cisterna, es muy salada.
Sin vegetación y sin agua, tampoco hay animales. El avestruz, la gacela o el antílope, han desaparecido, prácticamente extinguidos debido a la caza y a la guerra. En los asentamientos humanos, existen cabras y camellos que cuidan en construcciones de adobe, alejados de las Dairas o municipios. Gracias también a la ayuda humanitaria, disponen de gallinas.

Pero la dieta de los saharauis es deficitaria. Por un lado, está por debajo de las necesidades calóricas que el organismo precisa, es decir, no ofrece la energía necesaria. Son dietas monótonas, con carencias nutricionales importantes, sobre todo para la población más débil: niños, embarazadas y enfermos. Cantidades insuficientes de proteínas, vitaminas, yodo, etc.



También las condiciones sanitarias son deficientes, lo que les deja muy vulnerables respecto a infecciones e intoxicaciones.



Cocina Saharaui (Foto de este enlace)



Estas son algunas de las características de su dieta:

Desayuno insuficiente.
Pocas comidas al día, muy espaciadas.
Comidas rápidas con mala masticación.
Exceso de leche.
Deficiencia de yodo, con su consecuencia: bocio.
Escasez de vitaminas.

En cuanto a sus costumbres culinarias, el desayuno tradicional del pueblo saharaui consiste en té y pan. El té constituye un ritual muy importante para ellos que resulta imprescindible respetar.

En el almuerzo de mediodía, comerán lentejas o garbanzos guisados en forma de potajes, muy parecidos a nuestros propios guisos, pero cocinados de otra forma.

Algunos platos típicos son:

Tasgin: parecido a nuestro estofado.
Zamit: un preparado de trigo con aceite de oliva más bien seco.
Alcuscu: Harina de cebada con aceite y agua.
Bulgaman: Trigo con leche, pero espeso.
Cuscus Tichtar.

Hay platos que denotan la vida nómada, como por ejemplo el Titgult, que es carne seca, envuelta con manteca de camello que la mantenía mucho tiempo y se preparaba para los desplazamientos.
También se puede observar la influencia de la cocina española, sobre todo en los potajes y tortillas.

Como se ha mencionado, el agua es salobre, tiene exceso de tierra y sales minerales, lo que repercute no solo en los cultivos, sino en la calidad de los platos preparados y en la salud de los más vulnerables.

Las condiciones de vida de este pueblo son precarias y a medida que profundizamos en sus carencias, se hace difícil creer que hayan aguantado 35 años. Claro que simplemente han resistido al exterminio y eso, al alto precio de una vida limitada dentro de un campo de refugiados, de la separación como medio de vida o de contener su orgullo y mendigar ayuda humanitaria, porque es lo único que les queda.

No hay argumento válido, que sea humano, para el hecho de que haya niños o jóvenes que han nacido y vivido TODA SU VIDA en un campamento de refugiados, una enorme prisión al aire libre ¡Que gran ironía!

Hoy este pueblo está en peligro de muerte, de que se cometa con ellos un genocidio,  lo que no nos puede dejar indiferentes.

 


Otras veces he compartido con vosotros un té, a la sombra de los árboles, con pastelitos, apaciblemente y con deleite. O arriba, en las clases de cocina mientras escuchamos a Bach.

Hoy quiero compartir el té de los saharauis, mucho más humilde, pero cargado de fuerza y esperanza. Con mi mayor respeto: por un Sáhara libre.




Se trata de un té verde llamado té pólvora, debido a la forma en que las hojas se enrollan en granitos pequeños que se asemejan a la pólvora.



Se prepara según el siguiente método:

Ingredientes:

Té verde (una cucharadita por taza)
Agua fría
Hojas de menta
Azúcar

 


Ponemos el agua a calentar y cuando comience a hervir, echaremos el té y las hojas de menta. Herviremos unos minutos y serviremos con bastante azúcar (ellos beben el té con mucho azúcar).



En cuanto al ritual, se siguen tres rondas:




La primera es de gusto amargo, como la vida.

 


La segunda es dulce, como el amor.




 Y la tercera suave, como la muerte.


Bibliografía:

Dosier “Vacaciones en paz” Asociación DAJLA


Para los que creéis que somos muy pequeños y no podemos hacer nada por este pueblo, os diré que los gestos mueven el mundo.





Un abrazo.


26 comentarios :

  1. Gracias por este post. Hacía falta. No he estado en el Sahara, pero conozco situaciones similares, y me parece muy adecuado que los blogs de gastronomía los denunciemos y los saquemos a la luz. No podemos quedarnos con las manos cruzadas mientras haya quien pasa hambre. Cada uno sabrá que hacer, pero, ¡vamos a hacerlo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Viena, este post está cargado de emociones, de realidad y vida, nadie se merece pasar hambre, ni desdicha, por supuesto hay que hablarlo, yo también pienso en que debe salir todo a la luz...bss

    ResponderEliminar
  3. Creo que sí, que cabe el tema en el blog y tenemos mucha responsabilidad con este pueblo. A la opinión española siempre le ha preocupado este pueblo pero el gobierno español ha optado por mantener las buenas formas con Marruecos.
    Las negociaciones han sido históricamente un cachondeo, Marruecos es respaldada por Francia, el pueblo no tiene voz y España no está respaldada.
    Lo último es lo peor: estar allí y mirar para otro lado o escuchar cómo el gobierno marroquí intenta manipular a la opinión pública.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ''Para que el mal triunfe, solo es necesario que los buenos no hagan nada''..

    Muy triste que el ser humano pudo llegar a la luna, pero aqui mismo existen estas desgracias...

    Muy buena tu entrada y nos invita a la reflexión..
    un gran abrazo
    Gaby

    ResponderEliminar
  5. VES?, CON GENTE COMO TU, LOS PROBLEMAS APENAS EXISTIRIAN. FELICIDADESS POR TU RESUMEN DE LO QUE ESTÁ PASANDO EN EL SAHARA. BESO DE ORQUIDEA59

    ResponderEliminar
  6. NIK: Gracias a ti por tus palabras llenas de contenido y sensatez. Somos personas, somos muchas cosas además de nuestras fotos de blog, así que como tu dices, cada uno sabrá qué hacer. Yo he querido hacer mi gesto y si esto prende en más gente estupendo, porque es la presión de la opinión pública la única que puede cambiar el destino de estas personas. Los gobiernos harán lo que nosotros les pidamos que hagan, eso es así, aunque sea solo por los votos.
    Un beso.

    CATY: Gracias a ti por compartir "en voz alta" tu pensamiento conmigo. Yo estoy segura que muchos lo comparten, pero tiene su mérito dar ese pequeño o gran paso de hacerlo públicamente.
    Un beso grande.

    JANTONIO: Nuevamente tu y yo estamos de acuerdo en asuntos no estrictamente culinarios. Estoy contigo en el engaño a que se ha sometido a este pueblo, ese cachondeo que mencionas y por supuesto estoy contigo en que España tiene mucha responsabilidad en todo lo que están viviendo desde hace 35 años. Después de tirar la piedra, nuestro país esconde la mano. Es un comportamiento cobarde que no debemos permitirlo, la opinión pública tiene que presionar.
    Un beso.

    GABY: Qué frase más contundente y más cierta: "que los buenos no hagan nada" ¡cuántos muertos en la historia a cuenta de ese "nada"!
    Muchísimas gracias por tu apoyo, el pueblo saharaui lo necesita y yo te lo agradezco.
    Un beso muy grande.

    ORQUIDEA59: Qué más quisiera yo que poder solucionar algunos de los problemas que acucian al pueblo saharaui, aunque fuera uno solo. Lo que sí sé es que nuestros gestos, vibran, vibran con mucha fuerta y atraen otros gestos y otros y otros y muchos, podemos hacer lo que queramos, es solo cuestión de concienciarse de ello.
    Un beso y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Viena, lei atentamente tus sentidas palabras.
    No conocia la angustiosa vida del pueblo saharaui, que tan bien narraste.
    Es tremendo, cuanto maltrato, cuanta insensibilidad!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo mi niña!!!
    Eres un SOL de SOLES...
    ...llenita de LUZ y de AMOR.

    ResponderEliminar
  9. Un post extraordinario el que nos traes hoy, Viena.
    Ojalá les llegue alguna brizna de todo el cariño que desprenden tus palabras!
    Es una vergüenza el que está pasando y que nadie mueva un dedo para aportar una solución.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen post Viena, y muy sentido, la verdad, estos espacios pueden servir para todo, la celebración y también la denuncia, ¿por qué no?
    Me uno a tu sentir, la irresponsabilidad histórica de España es terrible para con este pueblo, seguido del resto de la Europa de la eurozona y demás países.

    ResponderEliminar
  12. Más que neceario este post Viena, para que no olvidemos y aportemos cada uno nuestra voz a esta reinvidicación y denunciemos la situación. El mundo parece haberse vuelto loco y ya sólo parece moverse al estímulo del dinero e intereses políticos, pero yo quiero creer que hay mucha gente como tú, y que toda esa gente unida puede recuperar la sensatez y la ilusión por un mundo más justo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por abrirnos los ojos, Viena, porque en todo conflicto lo más importante es pensar en las personas inocentes que se ven implicadas y sufren por ello. Y sí, si caben temas como este en el blog. Porque todos somos personas.

    Me tomo una taza de té contigo y dedicaba a todo el pueblo saharahui.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Hola TUQUI: Me alegro de haberte dado a conocer la realidad de este pueblo que está dividido, la mitad están en territorios ocupados, en pleno conflicto violento ahora mismo y la otra mitad, es este colectivo de doscientas mil personas humanas, confinadas en campos de refugiados, sin las mínimas condiciones de vida.
    GRacias por tu apoyo y tu comentario.
    Un beso.

    FE-I*KÁ: Muchas gracias corazón, tú si que eres un sol.
    Un beso.

    MARGARIDA: Acaba así un poema de Mohamed Salem Abdelfata, justamente un saharaui:

    "En esta edad
    de hambrunas y guerras
    en esta era
    en que a nadie
    se le ocurre pedir
    una palanca para mover el mundo."

    Hay toda una generación de poetas saharauis, jóvenes de los que han visto su vida marcada por un campo de refugiados. Leer su poesía es darse cuenta que esas marcas son heridas, por las condiciones extremas de su pueblo, por las separaciones a las que están sometidos, por el sentimiento de abandono que les produce que nadie haga nada.
    Tus palabras me han recordado este poema, "nadie mueve un dedo" dices tu y dice el poeta: "a nadie se le ocurre pedir una palanca para mover el mundo". Es tremendo. Ojalá la opinión pública aúne sus fuerzas, que sin duda tiene y haga esa palanca finalmente para que cambie esta realidad triste y dura de un pueblo que es muy cercano a nosotros.
    Un beso grande y gracias.

    ResponderEliminar
  15. CLAUDIA: Muchas gracias por tu apoyo, es importante que nos manifestemos sea donde sea y como sea, es importante que tomemos conciencia de que aunque los gobiernos no hagan nada, el pueblo es sensible al sufrimiento de sus hermanos y desea acabar con ese sufrimiento.
    Un beso.

    DELIKAT: Hay mucha gente que puede ejercer su derecho a pedir que sus gobernantes les escuchen y hagan una política más justa. Como decía no hace mucho, el problema de que no seamos políticos es que dejamos que lo sean gentes que no siempren nos representan. Pero hemos de decir bien alto y claro lo que queremos, para que nos escuchen y aunque sea por los votos, nos tengan en cuenta.
    Gracias por tu comentario.
    Un beso.

    SOROKIN: Gracias por tu visita y tu apoyo.
    Un beso.

    LAURITA: Que tomemos un té por el pueblo saharaui es muy importante, porque eso convierte una voz en más voces, una petición, en más peticiones. Ojalá muchos vinieran a tomar el té con nosotras.
    Estoy total y absolutamente de acuerdo contigo, lo más importante son las personas, eso es impepinablemente así, me da igual quien tenga la culpa o quien empezara o no este conflicto, lo importante son las personas y no podemos abandonar a su suerte a miles de ellas y hacer como que no sabemos nada.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Buenos días querida,

    Un autor ruso que me gusta mucho decía que el ser humano puede renunciar a todo en la vida menos a la libertad. A ella nos agarramos con uñas y dientes y, como decía nuestro poeta -tu paisano-, para la libertad sangro, lucho, pervivo... tan solo dejamos de reclamarla cuando el pánico a la tortura, a la muerte cruel y sanguinaria se convierte en nuestro día a día. Por eso todos los tiranos y dictadores son torturadores. Por eso todos imperialistas, lleven cascos azules o no, son torturadores... durante tanto tiempo, este pueblo no ha parado de exigir su libertad ante la mirada ausente de la comunidad internacional y ahora, el ocupador que para más inri es también dictador, quiere dar el último gran golpe a todo un pueblo: someter bajo el terror. No es una acción puntual que se arreglará con la diplomacia, es el comienzo de un nueva era del terror para el pueblo saharaui y eso no es admisible.

    La gente no podemos quedarnos a "esperar noticias", tenemos que exigir a los gobiernos que actúen y pequeños gestos como acudir a una manifestación, o participar con en las campañas de ONGs de defensa de los derechos fundamentales de las personas funciona. A veces con tan solo mandar un mail. Es fácil y podemos...

    Ánimo! y tu buganvilia de colores me alimenta la esperanza,
    BEsos

    ResponderEliminar
  17. por cierto, vengo otra vez. Dejo el link donde AI está recogiendo firmas por si alguien se anima a actuar. En serio, es muy fácil,
    http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/sahara-investigacion-justicia/

    ResponderEliminar
  18. Qué corazón noble tienes, Viena! Sabes muy bien usar este espacio en la internet!

    Un grande beso y una belísima semana

    ResponderEliminar
  19. Querida MAI: Poco que añadir a tu magnífica aportación a este tema. Incluso el enlace, no caí yo en ponerlo, ya ves, y era fácil. Es muy fácil como dices tener un gesto, una mención en los blogs, esto mueve muchas personas, una firma, una manifestación, todo eso es mucho, muchísimo, la opinión pública tiene un gran poder, yo lo he dicho en varias ocasiones.
    Mil gracias por tu comentario, está tan bien, tan bien, respira tanta valentía, que solo te aplaudo Mai. UN besazo.

    TALITA: Gracias por tus palabras y mi deseo de que también tu pases una bella semana. Todos nosotros tenemos un espacio, algunos con muchas, pero muchas entradas diarias, un solo gesto es multiplicador, así que yo os animo a hacerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Viena: Gracias por expresar en voz alta aquello que muchos compartimos en nuestros pensamientos. Ojalá estas cálidas personas tengan algún día un lugar decente donde vivir y una existencia digna. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. CONCHA: Gracias a ti por tu comentario y tu apoyo. Quiero pensar que estos acontecimientos que hoy sufre el pueblo saharaui, darán al fin con una llamada internacional para la solución que merecen y que tantos años esperan. Que este pueblo pueda reunirse, los que están en los territorios ocupados y por supuesto, los que están en los campos de refugiados, esos niños y ya jóvenes que me parte el corazón que tengan un mundo tan reducido.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  22. Como tú bien dices Viena, cuántas más personas se unan de la mano para "llamar" a las puertas que tanto tiempo llevan cerradas a este conflicto; mayor es la esperanza de que un día se deslice la llave en esa oxidada cerradura, y con el empuje de personas como tú se vaya abriendo poco a poco. Ojalá sea muy pronto. Otro beso grande para tí.

    ResponderEliminar
  23. Viena un post cum laude a la sensatez a la sensibilidad a la cordura a saber decir en voz alta lo que todos deberíamos pensar y parece ser que sólo lo hece el pueblo.
    Mientras que tengamos voz y un pequeño espacio como son estas maravillosas ventanas digitales es un deber como seres humanos el denunciar lo que está ocurriendo con este pueblo y con las familias de niños que conocemos directamente que viven acogidos en nuestro pais.
    Esta semana que es la semana dedicada a los hijos es horrible sentir verguenza de tu propio país.
    Viena has abierto una gran puerta que es la de la verdad que siempre nos hará libres.
    Ese desierto está formado por miles de millones de minúsculos granos de arena y todos lo han formado.Ojalá que entre todos formemos algo así que les devuelva la libertad.Todos por un Sáhara libre.
    Un beso fuerte Viena

    ResponderEliminar
  24. Viena.....hay espacio para todo en nuestras vidas....y el blog ya es parte de nuestras vidas....la verdad no tenia idea de este problema....y no es que los temas sociales no me interesen.....pero especificamente de este pueblo no conocia su desgracia.....creo que todos fallamos....no es un gobierno u otro....un pais u otro.....todos fallamos por ignorancia, por no hacer nada, por falta de sensatez....ojala la fuerza por mantener sus tradiciones acompane a este pueblo....de esta forma se mantendra su espiritu vivo......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  25. CONCHA: hacen falta muchos gestos y muchas personas, para que los gobiernos se enteren que el pueblo, es decir, las personas, sí somos solidarias y queremos justicia, no política ni económica, sino humanitaria. Yo soy muy poca cosa en esta lucha, nada comparado con lo que seríamos todos. Por eso si en algo vale mi gesto es en la posibilidad aunque sea pequeña de que alguien más se una a este grito y esta denuncia.
    Un beso.

    MARIA: Muchas gracias por tu comentario estoy totalmente de acuerdo contigo en que es un deber denunciar las injusticias de las que somos conscientes y mostrar nuestro desacuerdo con la política que se hace al respecto. Ojalá más gente tenga iniciativas seguramente más fuertes y válidas que esta, alguna acción sobre el tema. Todos por un Sáhara Libre.
    Un beso.

    MARCELA: Son muchos por desgracia, los pueblos oprimidos, relegados, exterminados, muchos. Éste sin embargo, aquí y ahora, nos toca de cerca, es un pueblo hermano, fue parte de nuestro propio pueblo, dejados a su suerte por España precisamente, por eso es tan hiriente su sufrimiento para muchos de nosotros.
    Gracias por pasar y comentar, me habría gustado que un mensaje como este, hubiera tenido tantos comentarios como visitas han pasado por aquí, pero así también está muy bien, cada uno de los comentarios, como el tuyo, son tesoros y cada par de ojos que nos han leído, también, tesoros que despiertan conciencia. O eso espero, que algo movilice.
    Un beso.

    ResponderEliminar