viernes, 7 de enero de 2011

Salsimojo: de la opulencia a la austeridad

                                                                                                                                 


Se acabó la Navidad, una época que aquí y ahora es de abundancia, de comidas copiosas, de consumo, en una palabra: de opulencia.
Nuestro organismo nos pide un respiro y nuestra despensa, necesita reciclar, al menos la mía se encuentra llena de alimentos que iré empleando a lo largo de este mes, para no desperdiciar nada.
Todavía me quedan algunas calabazas en la alacena y con los calores del horno en estas navidades, en las que el pobre Alfredo no ha parado, todo hay que decirlo, parece que quieren estropearse ¡Ah! pero no, no lo voy a permitir.





Voy a hacer una receta con calabaza, una receta tradicional de la provincia de Alicante, en concreto de un pueblo llamado Monóvar.
Ignoro si este preparado se conocerá en otros lugares o tendrá otros nombres o si, simplemente se hace y no se registra, porque parece increíble que con lo fácil que es, no sea más conocido, pero la verdad es que el salsimojo, que así se llama, es antiquísimo. De esas recetas que a mi me gusta rescatar, porque creo que hay que cuidarlas y evitar que caigan en peligro de extinción.





Como sabemos la calabaza tiene una prolongada vida después de haber sido recolectada y es un alimento muy saludable, con pocas calorías y propiedades beneficiosas.
Lo que nos sucede a veces es que como las calabazas son grandes, no las gastamos en una sola preparación y puede que se nos quede por la nevera dando vueltas un buen trozo, que acaba en la basura.
Pues bien, esta receta es ideal para usar esos restos de calabaza o como en mi caso, para dar salida a las que tenemos almacenadas y piden ser utilizadas. Veamos los ingredientes:



La misma proporción aproximada de:
Patatas
Calabaza y
Cebollas.
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal
Dos o tres dientes de ajo.




Cortamos en brunoise, es decir, en daditos pequeños, la calabaza, las patatas y la cebolla.





Mientras tanto, en una perola de barro, pondremos un fondo de aceite de oliva y esperaremos a que se caliente.




Una vez caliente el aceite, echaremos primero la cebolla




Un par de vueltas y añadimos las patatas



Y un par de vueltas más, para añadir la calabaza. Salamos.




Dejaremos cocer tranquilamente mientras que cortamos unos ajos en láminas y los freímos en una sartén aparte. Reservamos.





Cuando la calabaza con las patatas y las cebollas, están tiernas, apartamos del fuego y servimos con el ajo por encima, decorando a nuestro gusto con una ramita de perejil o como en este caso, unas hojas de rúcula.





Puede usarse como guarnición saludable con carne o pescado, pero también puede ser un excelente entrante con unas láminas de jamón por ejemplo.



El jamón se pone estupendo con el calorcito que desprende la calabaza.

También podéis servirlo en versión mini, como aperitivo




En fin, hay muchas ideas: podéis ponerle un huevo frito encima, o unos boquerones en filetes como acompañamiento, rallar un poquito de trufa sobre el salsimojo…
Lo que la imaginación os dicte.

Lo que está claro es que se trata de una receta facilísima, con un gran resultado que espero que os animéis a probar.





Un abrazo.


28 comentarios :

  1. Esto, esto es lo que nos conviene ahora. Se ve delicioso y sencillo.
    Beso de Orquidea59

    ResponderEliminar
  2. Viena, echaba de menos estos platillos tuyos tan fáciles de ingredientes ,pero tan ricos en sabor y tradición. Una mezcla que, como dices, por sí sola ya es apetecible pero que viene bien con cualquier acompañamiento.El paso a paso te ha quedado precioso, sobetodo esas láminas de ajo fritas y crujientes que me huelen a gloria...... Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No solo el nombre es delicioso. En Andalucía tenemos también platos de calabaza que quedan bien ricos pero no termino por acostumbrarme.
    Las variaciones del final, con sus jamoncito, lo mejor.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Que pasada de receta, me encanta, me la apunto para probarla muy pronto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un platito estupendo, y ideal para después de estas fiestas.
    Feliz año, os deseo lo mejor.
    besoss guapaaa
    buen finde

    ResponderEliminar
  6. Qué bonita y que fácil Viena, yo me quedo con la porción grande, pero...me surge una duda, ¿no está muy dura la calabaza para quitarle la piel y luego cortarla en cuadritos? Una vez hice un chutney de calabaza y no lo he vuelto a hacer por que recuerdo cómo me dolío la mano de tanto hacer esfuerzo.

    ¿No te ha llegado eso todavía?

    Recibe un abrazo de año nuevo

    ResponderEliminar
  7. Por el norte la calabaza se utiliza más en cocidos y cremas.
    Me gusta esta combinación y preparación idónea para después de los excesos habidos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. A mí también me ha gustado mucho esta rica elaboración, además el plato no lo conocía y anotado queda para reproducirlo en casa algún día.

    De verdad que en el fondo me alegra saber que todos estamos por realizar un cambio en nuestra dieta, y es que han sido mucho los excesos de esta Navidad, todos queremos bajar este ritmo cuanto antes y por tanto estas recetas son ideales.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. ORQUIDEA: Gracias por tu comentario. Me alegra de que te guste. Un beso.

    ANNA: Yo también estaba ya ansiosa por volver a la rutina y poder ponerme al día, la Navidad ha sido un poco fuerte este año, demasiado de todo. Menos mal que también de todo bueno. Un beso.

    JANTONIO: Yo voy descubriendo las calabazas en la cocina cada año, desde que planté en mi huerto y les tomé un especial cariño, no dejo de recopilar recetas de calabaza y bueno, en repostería, las hay realmente deliciosas y en salado, además de las cremas y guisos, como dice Apicius, es donde voy investigando. Esta receta tiene un resultado final muy agradable, prueba y verás que te vas a sorprender. Un beso.

    JOSE MANUEL: Verás como te va a gustar cuando la pruebes. Un beso grande.

    MARIA JOSE: Qué alegría verte de nuevo, como os echaba de menos. Feliz año también para ti y tus niñas, te mando lo mejor de mi parte, ya lo sabes. Un beso grande.

    CARMEN: Me alegra verte incorporada a esto, te echaba de menos. La calabaza es dura según el estado de madurez y la variedad, claro, pero yo digo, divide y vencerás. La haces trozos más pequeños, cuadrados digamos de 5 o 6 centímetros y entonces es cuando la vas pelando, quitando la piel que efectivamente es dura. Luego, la carne no hay problema, a mi me salen como las patatas, no más duras. Su textura final es excelente, prueba esta receta y verás. La calabaza que úsé es la que se ve en el la fotografía, la alargada naranja.
    No he recibido todavía lo tuyo, pero espero que no tarde ya mucho.
    Un beso preciosa.

    APICIUS: Me pregunto si esta receta estará registrada en algún libro de los suyos, porque es muy antigua y la he visto no como receta, sino mencionada en algún libro antiguo. Si tuviera un ratito, no sé si tiene forma de buscar por el nombre o algo así, pero me encantaría saber algo más del salsimojo. Como ve una preparación simple y cuando la haga, verá que buen resultado.
    Un abrazo y gracias por su visita.

    CARLOS: Es verdad que las navidades han sido de excesos, siempre son de excesos por estos lares, de comida y de más cosas. Yo estoy saturadísima. A ver si conseguimos animarnos con recetas ligeras y nos podemos aligerar algo, que falta nos hace jeje.
    Gracias por tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Viena, y feliz año! Me encanta lo que has cocinado. Siguiendo tu sugerencia, esto cae seguro con un huevito frito.

    Por cierto, ¿ahí en Monóvar no nació Azorín?

    Besos,
    Dominique

    ResponderEliminar
  11. Estas son las recetas que a mí me llenan...sencillas, nutritivas, con pocas calorías y muy sanas. Además de estar riquísima, porque no hay nada más que ver los ingredientes y la elaboración. Apuntada queda, por supuesto la tengo que probar. Me apunto a unas lascas o trocitos de jamón serrano por encima.

    Y el nombre....salmisojo...precioso!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Hola NIK: Con un huevo frito está riquísimo y sí, en Monóvar nació Azorín, es cierto.
    Un beso y gracias por tu visita. Feliz Año, naturalmente.

    LAURITA: Jajaja, lo has bailado, el nombre me refiero, es salsimojo, de salsa y mojar, supongo. Me encantaría saber algo más de este plato, de su origen y el nombre, solamente sé que se atribuye a la tradición de la cocina de Monóvar y que es muy antiguo.
    Laurita, me entanta verte por aquí. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Muy buena, sencilla y rica. Creo que debe gustar a grandes y chicos por igual! Una muy buena idea rescatar este salsimojo y compartirlo con todos nosotros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Deliciosa receta Viena, me encanta la calabaza y este año mi padres han tenido en su huerto unas bien grandes y sabrosas. Solemos hacer pures con ella, o añadirlas al cocido sobre todo, pero esta receta con tan bonito nombre tengo que llevarla a la práctica. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, después de tanto exceso conviene un poco de moderaión y comer sano. Y aunque en casa no solemos pasarnos con las comidas de Navidad, un plato así siempre viene bien.
    Suelo utilizar bastante la calabaza, pero lo que más me disgusta es cortarla. A veces tienen una corteza tan dura que siempre pienso que acabaré cortándome.

    (No sé si viste que ya respondí a las preguntas que me hacías de la tarta de mascarpone y chocolate. Natural que no lo vieras claro: me había dejado un paso!)

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues si, no viene mal un cambio de chip y cuidarse un poco, y llevando calabaza, tiene que estar bueno si o si.
    Fenomenal la explicación, como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Viena....llegue tarde a ver tu receta!!.....tenia una calabaza que meti a asar al horno.....si veo esta receta tuya antes.....hago el salmorejo!!....me ha encantado....sencillo y casero....que delicia!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  18. Maravilloso el nombre a sabor de antiguo de esta receta.Buenísima y sanísima, para mi sin nada de acompañamiento ¡mis adoradas verduras!.
    Un beso Viena desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  19. En primer lugar, felicitarte por este magnífico blog,y en segundo lugar, darte las gracias por esta receta que a ciertos personajes que habitan en mi casa le van a encantar.

    ResponderEliminar
  20. Viena, no conocía de la existencia de este plato! Muy sencillo pero con muy buena presencia y colorido!

    Me lo apunto ;-)

    ResponderEliminar
  21. un plato estupendo, me encanta la calabaza,,,, me apunto la receta :-)

    ResponderEliminar
  22. Querida Viena, me encanta tu rescate de recetas maravillosas, pero qué simple y deliciosa, me ha encantado, adoro la calabaza en todas sus formas así que la probaré en breve.
    Abrazos y buen año.

    ResponderEliminar
  23. Que receta tan sencilla de elaborar y sabrosa. Me pueden estos platos que en su simplicidad conservan el sabor de todos sus ingredientes.
    No la conocía... pero es que hay tantas recetas populares que están pidiendo a gritos que las rescatemos.

    ResponderEliminar
  24. CRIS: Gracias por tu comentario. Es verdad que es una receta muy fácil y muy rica. Un beso.

    DELIKAT: ¿Verdad que son preciosas en la tierra las calabazas? Yo me quedo fascinada cuando planto, con esas hojas tan anchas y esos frutos tan bonitos.
    Seguro que esta receta te gustará.
    Un beso grande.

    MARGARIDA: Muchas gracias por tu respuesta sobre la tarta, he tomado nota y en cuanto pueda la quiero hacer, porque me gustó mucho la idea.
    En cuanto a la calabaza es verdad que es muy dura, pero cortanzo en trozos pequeños se hace mucho más fácil. Puedes incluso apoyar los trozos y cortar hacia abajo, con el cuchillo formando el tope en la tabla, así no hay riesgo de cortarte.
    Muchas gracias de nuevo y un beso grande.

    PANDORA: Gracias por tu visita y tu amable comentario. Me alegro de que esta receta te guste.
    Un beso.

    MARCELA: Salsimojo, salmorejo no, eso es otra cosa jajaja. Cuando puedas la haces y verás que te va a gustar, estoy segura.
    Un beso grande.

    MARIA: yo también soy de las verduras cuanto más al desnudo mejor, lo que pasa es que con un trocito de jamón de ese bueno, tampoco están para hacerle ascos jajaja. Un beso y gracias por tu visita.

    MENDA: Muchas gracias y bienvenida a este espacio en el que espero nos veamos más veces. Espero que a tus personajes les guste de verdad esta receta, verás que con lo fácil que es, tiene un resultado impresionante.
    Un beso.

    ARANTXI: Apunta de verdad que está rico y es facilísimo. El secreto es que la calabaza esté muy bien cortadita, pequeña, para que se haga bien.
    Un beso y gracias por tu visita.

    POLLET: Gracias por tu comentario. Un beso.

    OTEADOR: Tienes toda la razón, hay toda una riqueza gastronómica en la tradición y está perdiéndose, hay que rescatarla y adaptarla, vale, ahora necesitamos menos calorías que antes cuando la gente trabajaba de sol a sol en el campo, pero incluso adaptadas, estas recetas son super equilibradas y maravillosas todas. Yo soy defensora de esa cocina, por eso habrán muchos platos recogidos de ese peligro de extinción que vendrán aquí, al blog.
    Un beso y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  25. Me puse a día, he leído todo y me ha apetecido esta receta. Son las que me gustan y lo sabes. Simples, llenas de verduras y de vida.
    Un beso grande, nos vemos.

    ResponderEliminar
  26. ALE: Adelante, esta te va a gustar mucho y tan sencilla que es éxito asegurado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. SAL-SI-MO-JO. Después de hacerlo no se me olvida el nombre...

    ¡No sabes con qué ganas hemos acogido el salsimojo, Viena! Pedro no podía parar de comer. La serví como acompañamiento de pollo asado y estaba mejor el "apéndice" que el ave. Le puse cebollino picadito por encima...¡qué rico!

    Estoy encantada con tus recetas sencillas. Hacer una receta tuya es siempre una garantía.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Laura qué alegría me da que hagas estas recetas, tan sencillas y tan buenas, la verdad. Tiene un nombre curioso, que me gustaría saber de dónde procede, pero es difícil. ¿Sabes que es antiquísima la receta? Pero supe que la hacen también por algún restaurante, eso es bueno, así no se pierden.
    Un beso.

    ResponderEliminar