viernes, 22 de abril de 2011

Trigo picao y... Nazcan flores a cada instante

                                                                                                                                

Aprovechando que estuve en Orihuela, compré trigo picao en una pequeña pastelería junto al puente nuevo. Estas cosas son posibles en Orihuela, eran las 12 de la noche, la pastelería abierta, tenía un cartel en la puerta anunciando la venta de trigo y no sé si quedé más sorprendida por este hallazgo o por la cantidad de gente que en masa, reverenciaba en las calles el paso de las procesiones.

A veces tengo la sensación un poco triste de que Orihuela no ha cambiado y recordé una bella canción que hace ya bastantes años escribiera Lluis Llach, en la que curiosamente se mencionaba al trigo.

La canción se titulaba: “Es preciso que nazcan flores a cada instante” y decía así: 

Fe no es esperar
fe no es soñar
fe es penosa lucha para hoy y para mañana.

Fe es un golpe de hoz,
fe es dar la mano.
La fe no es vivir de un recuerdo pasado.

No esperemos el trigo
sin haber sembrado
no esperemos que el árbol dé frutos sin podarlo;
hemos de trabajar,
hemos de ir a regarlo,
aunque los huesos nos hagan daño.

No soñemos pasados
que el viento se ha llevado
una flor de hoy se marchita justo al día siguiente,
Es preciso que nazcan flores a cada instante.

Enterremos el miedo
enterremos la noche
apartemos las nubes que nos esconden la luz.
Hemos de ver claro
el camino es largo
y ya no tenemos tiempo de equivocarnos.

Es preciso ir avanzando
sin perder el paso.
Es preciso regar la tierra con el sudor del trabajo duro.
Es preciso que nazcan flores a cada instante.

Lluis Llach

A mi me parece que hay que avanzar y que es desde el progreso desde donde hay que rescatar las tradiciones, no para sustituir con ellas nuestro presente, sino para enriquecerlo con su enseñanza. 



Y bueno, vamos con la tradición culinaria, otra receta de la que hay muchas versiones por estas tierras. Así en la zona norte, de montaña, se llama olleta de blat y lleva embutidos y costilla o pata de cerdo, para nutrir y reponer en los fríos y nevados inviernos, mientras en la Vega baja, es una receta cargada de verduras.

En unos pueblos se combina con garbanzos, en otros con alubias y yo, hago este “trigo picao” a mi manera, poniendo una legumbre o dos y poniendo las verduras de temporada que tengo a mano en cada momento.

Me parece una comida extraordinaria y así es como salió hoy, un día lluvioso que a través de la ventana, mostraba un paisaje impresionista.

Ingredientes:

Aceite de oliva virgen extra
Unas hebras de azafrán
Una chirivía
Un cuarto de kilo de alubias en remojo desde la noche anterior
Un nabo
Una zanahoria
Una o dos ñoras de Guardamar, las de Fran
Dos o tres patatas nuevas
Sal
Una rama tierna de hinojo del huerto
Un tomate maduro
Un trozo de calabaza
Dos alcachofas
Unas pocas acelgas, primera cosecha del huerto familiar. ¡Qué contenta estoy!
Cúrcuma
Medio kilo de trigo picao

El trigo picao, como su nombre indica, ya está picado y preparado para cocinar. El método es el siguiente: Se echa el trigo en el mortero y se va picando ligeramente para que suelte todo el salvado. Luego se lava repetidas veces, hasta que queda limpio. Se pone en remojo unas doce horas y queda listo para cocinar.


También las alubias las habremos puesto en remojo la noche anterior


Y comenzamos a cocinar:

Colocamos una olla de barro con el trigo, las alubias y unos 3 litros de agua y dejamos hervir hasta que las alubias estén tiernas.



Mientras tanto, en una sartén, con un chorro de aceite, vamos a freír las ñoras, cuidando que no se quemen, es decir, a fuego suave.


Sacamos de la sartén y dejamos enfríar, antes de quitarles el rabito y las semillas.



Miramos la que está cayendo y nos sentimos felices de estar calentitos en casa, cocinando trigo picao.


En el mismo aceite en donde hemos hecho las ñoras, pasamos ahora el tomate maduro troceado y tranquilamente, lo freímos.


Echamos en la olla el tomate y todo el aceite de la sartén. Vamos preparando el resto de ingredientes: Las ñoras troceadas y limpias, la calabaza en trozos, el hinojo en palitos de tres o cuatro dedos de largo…


La zanahoria en trozos, la chirivía y el nabo enteros, por si luego queremos sacarlos. Todo va a la olla, así como el azafrán y un poquito de cúrcuma si queremos más color.


No olvidamos las alcachofas, limpias y troceadas, las patatas…


Y las acelgas del huerto, que son la primera cosecha que recogemos. Son hojitas tiernas, preciosas, maravillosas.
La olla se ve llena, pero pronto, cuando hierva un rato, la verdura bajará y la cocción se hará cómodamente.


El guiso empieza a desprender aromas, el aspecto que tiene es precioso, como se puede ver, o eso espero, en esta fotografía


Un poco más de cocción y las verduras estarán tiernas y en su punto


Y vamos llamando a la mesa, porque el puchero, está listo.



Adoro esta comida, cucharada a cucharada


Y adoro la historia que lleva entre sus granos


La tradición que implica


Pero el hoy es la única flor en hora punta que tenemos y yo, espero no perderme sus colores. 

Un abrazo.


48 comentarios :

  1. Esto es lo que a mi me vá! para un dia está bien lo minimalista y fotos de revista! pero lo autentico son estos guisos con buena matería prima y sin prisas.Suculento!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estas recetas, son auténticas! Y la canción de Llach, preciosa!

    ResponderEliminar
  3. Cuánto apetece un plato así cuando ves que tras el cristal cae la lluvia! Es el sol que nos calienta y nos alimenta! Y no te digo nada si le has puesto acelgas del huerto. Se ven tan tiernas... Pero más que nada es la ilusión de haberlas visto crecer y poder un día comértelas.

    Qué suerte poder gozar tanto de un huerto tan bien surtido!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Viena que ganas me han dado de meter la cuchara. Me encantan este tipo de platos tan tradicionales, aunque tu digas que lo has hecho a tu manera.
    Es cierto que dependiendo de la zona se elabora de manera diferente, pero todos son muy ricos.
    Te felicito por la recta tan rica y tan nuestra.

    Bedsos,

    ResponderEliminar
  5. Qué curioso, íbamos a hacer este guiso de trigo este fin de semana tras verlo en el blog de Carmen de "¿No Quieres Caldo? pues toma 2 Tazas". No hemos podido encontrar el trigo o similar porque el Miércoles tuvimos complicado ir a herbolarios, o a una tienda que creemos que pueda tenerlo, a ver si es posible mañana, pero por los compromisos ya no sé si nos dará tiempo.

    La receta de Carmen es muy parecida, no es exactamente igual, y ambas me parecen deliciosas en su versión vegetal, aunque como siempre, tu paso a paso es extraordinario.

    ¿Qué ricos estos platos llenos de legumbres y verduras verdad?, me apasionan, y me hace mucha ilusión conocerlos para poderlos hacer algún día sabiendo que detrás hay tradición,... siempre te digo lo mismo.

    Lo haremos, sin duda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, querida Viena! Más una receta deliciosa con ingredientes que nunca hay probado! Tiene una pinta muy sabrosa!

    Tengo andando un poco distante del Chocorango pues estoy sofriendo los síntomas de los 3 primeros meses de gestación, en que la fatiga y sueño son un poquito más acentuados, vale? =)

    Pero una vez más me hay encantado tu visita y comentario en mi blog. Aún no hay visto la película Rio, pero como buena sureña que soy, no podría dejar de convidar a ti y a los tuyos para conocer el sur del Brasil y no sólo el Rio. jaja

    Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  7. No sabes como me gusta leerte....una pasteleria abierta a medianoche?.....increible....pero lo que mas me ha gustado este plato con tantas verduras y legumbres como me gustan....que sabrosa y con historia.....creo que el trigo lo puedo cambiar por "mote".....lo que no he encontrado son alcachofas.....espero encontrarlas este sabado......deliciosa la receta con cancion, historia y poesia.......Feliz Pascua.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  8. He escuchado canciones de Lluis LLach pero esta no la conocía, y me ha emocionado...Estos son los poemas que debemos leer, las canciones que debemos escuchar cuando los ánimos están bajos, para darnos fuerza ¡Claro que deben crecer flores a cada instante! En invierno también...

    Los platos de cuchara a mí me pierden, soy muy "potajera" y, además coincido en tu gusto de hacerlos con verduras. A casi ningún guiso le pongo carne. Nunca he probado el trigo en grano para la cazuela, pero sí me ha picado mucho la curiosidad...¡Debo hacerlo!

    El otro día hice un potaje de hinojos(típico por estas tierras) con hinojos que cogí del campo mientras paseábamos. Se me abren los ojos y la boca, cuchara en mano.

    Muchos besos, y tú sigue renaciendo, como flor, en el instante que quieras, que nosotros vendremos a cuidarte.

    ResponderEliminar
  9. De entrada quiero expresar las verdades que se desgranan en la canción del inicio a las que hay que prestar especial atención.
    Sobre el uso de los cereales en los “Potajes” es muy vieja, ya que en Europa cuando desconocíamos las alubias y las patatas, era el trigo, cebada, avena etc. junto con las verduras, raíces etc. las que formaban parte de los cocidos junto a algunas carnes, al menos es lo que se lee en los recetarios de la Edad Media, tanto nacionales como extranjeros.
    Su preparación se ve perfecta, aunque yo en este caso le habría quitado las alubias, para darle un toque más antiguo.
    Como siempre un placer el leerle.

    ResponderEliminar
  10. No he probado nunca un potaje de esta forma, la verdad es que por aquí no es costumre de echarle trigo a los potajes, la primera vez que ví esa costumbre fue en mi estancia en Baza (Granada). Tengo algún día que probar este tipo de preparación.

    Saludos y felices fiestas

    ResponderEliminar
  11. Yo tampoco lo he probado, pero me encantaría probarlo, supongo que tendré la misma dificultad por encontrar el trigo, pero me quedo con la receta pues me has despertado el "gusanito" por ella.
    Como siempre un aplauso por el paso a paso y por la letra de la canción.

    Un beso y feliz semana santa.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena receta Viena!! y no me cansaré de decirte lo mucho que disfruto con tus post, tienen mucho sentimiento y sabiduría.
    Enhorabuena y Felices Pacuas!!
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  13. Qué rico guiso Viena y la verdad que parece mentira, pero aún en estas fechas apetece, hace tan mal tiempo que hoy me he tomado un gazpacho y se me ha quedado el frío en el cuerpo. Nada, nada a volver a estos guisotes humeantes tan ricos de Viena.

    ResponderEliminar
  14. Un plato delicioso y como siempre bien explicado y acompañado de una bella canción llena de verdades. Tu paso a paso genial. la lluvia a través del cristal te invita a la preparación de estos guisos a fuego lento que tanto apetecen en días así. Me ha encantado!!!. besos.

    ResponderEliminar
  15. ....Es preciso que nazcan flores a cada instante.
    Que no dejemos nunga de sembrar, plantar, recoger... a cada paso, y poder disfrutar, gozar, sonreir al mundo...mil gracias flor de Vienapor estar aquí, por tus siembas, por tus manjares, por tus palabras.

    ResponderEliminar
  16. Què hermosas fotos, y què plato tan completo te ha quedado genial y se ve muy nutritivo! un abrazo

    ResponderEliminar
  17. por lo menos 20 años sin comerlo ¡¡¡

    que bueno el tuyo....esta diciendo comeme¡¡

    ese trigo haciendo crass...crass..en la boca ¡¡

    ResponderEliminar
  18. Mmmmmmmmmmmmmm cómo apetece ese plato en un día gris y medio lluvioso por aquí... Ya veo que tú también viste llover.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me quedo con la vista desde tu ventana, con la letra de la canción y con ese trigo picao que nunca había escuchado nombrar. Me quedo con todo eso. Siempre que leo tus entradas me voy sabiendo cosas nuevas y eso me da una sensación muy pero que muy placentera querida paisanita. Un besote muy fuerte.

    ResponderEliminar
  20. Vaya pedazo de guiso y me lo estaba Yo perdiendo. Qué bueno.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  21. hola soy mari carmen larrosa y soy de orihuela y me encontre con tu blog me encanta la cocina

    con tu permiso voy a hacerme un recetario
    todo esto y mucho mas hay en orihuela pero tu lo explicas maravillosamente para tenerlo apuntado para mis nietas
    hay una cosa que me gustaria saber y no lo he conseguido nunca por eso recuro a ti

    es un favor especial

    saber como se hace paso a paso la tortada del convento de la trinidad
    de almendra y merengue se que puede parecer facil pero no

    un saludo
    siempre estoy en la sombra pero te visito muchisimo

    ResponderEliminar
  22. CATALINA: Jajaja, me ha hecho gracia el tono de tu comentario. Como si tuvieras hambre jeje. A mi me gusta toda la cocina, también la minimalista, que satisface otros sentidos, pero entiendo que los guisos como estos, van directos y no fallan jajaja. Gracias por tu visita y un beso.

    VISC A LA CUINA: Me alergro de que te guste la canción de Llach. Yo crecí cantándolas y sintiéndolas muy pronfudamente, y siempre queda.
    Un beso.

    MARGARIDA: Me hizo mucha ilusión coger las primeras acelgas, tan ricas y tiernas y guisarlas. Y si, era un día perfecto para guisar trigo picao, con la lluvia cayendo intensamente. Hoy también ha caído una buena, pero estuve más perezosa.
    Un beso Margarida y gracias por estar siempre cerca.

    SUNY: Muchas gracias por tu comentario, siempre tan amable, me das mucha alegría. Un beso.

    CARLOS: No conocía el blog de Carmen y me ha encantado, como es de Murcia, tan cerca de Orihuela, me identifico mucho con su cocina y he visto el trigo picao de ella que es otra versión, con garbanzos creo, pero claro, parecida en cuanto a la forma de tratar el trigo. Animaros que es un guiso que da gusto hacerlo, por todo eso que dices, es tradición. Por cierto, me han comentado que Nomen comercializa el trigo ya preparado. Yo no lo he visto pero si lo encuentro veré si es igual, porque es interesante rescatar este ingrediente para la cocina.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    ¡TALITA! ¡Esperas un bebé! ¡Qué alegría! Te felicito y te mando un beso especial. Ahora tienes que cuidarte y disfrutar de estos meses, aunque duermas más y todo eso, pero es muy bonito que vayas a tener un niño.
    Espero que aunque sea de vez en cuando, nos digas cómo estás y cómo va todo.
    La película Rio es de dibujos animados, ya verás cuando tu bebé crezca un poquito, te las verás todas, como me pasa a mi.
    Te mando un abrazo muy grande. Cuidate mucho.

    MARCELA: Esta es otra de esas recetas que te van a gustar mucho, si no tienes alcachofas no importa, yo cada vez lo hago con verduras diferentes, de tenmporada. Pero el guiso, como tal, verás que te va a gustar mucho.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  23. LAURITA: Es una csnción muy profunda y muy importante todavía en estos tiempos porque hace pensar contra el inmovilismo que se escuda en las religiones, la fe e incluso las tradiciones mal entendidas o manipuladas, y también me refiero a las orientalistas.
    El inmnovilismo nunca fue bueno, ni para el pueblo, ni para el individuo.
    Ese guiso de hinojos, tienes que decirme como es, porque este año, tengo unas plantas de hinojo extraordinarias, desprenden aromas a metros de distancia.
    Gracias por estar siempre por aquí, dándome la alegría de verte.
    Un beso.

    APICIUS: Gracias por su comentario, estamos de acuerdo en el valor de la letra de esta canción y a mi me parece más vigente que nunca.
    La verdad es que tiene usted razón, tengo que hacer este guiso un día solo con trigo, sin alubias, creo que si tenemos ganas de comer trigo, esa es la mejor forma. A veces lo he hecho incluso con lentejas y alubias y hay quien lo hace con garbanzos, pero me parece buena idea hacerlo solo con trigo y pronunciar su carácter.
    Gracias y un abrazo.

    JOSE MANUEL: Como le he dicho a Carlos, me han dicho que Nomen comercializa el trigo, así que es más fácil probarlo ahora. Estoy segura que te gustará.
    Un beso y gracias por tu visita.

    CATY: Mira a ver si Nomen, los del arroz, lo tienen, porque me han dicho que si. Yo no lo he visto, pero ya veré si es el mismo.
    Gracias por tu comentario. Un beso.

    CLAUDIA: Felices Pascuas también para ti, aunque vienen remojadas. Y gracias por tus amables comentasrios.
    Un beso.

    DELIKAT: Hoy ha vuelto a caer aquí una buena, creo que la pascua mona se ha estropeado para mucha gente. Nada, como tu dices, volvemos a los potajes y sin prisa, ya llegará mejor tiempo. ¿Que tal tus vacaciones? Espero que muy bien.
    Gracias por tu visita. Un beso.

    ANNA: Creo que coincidimos cocinando trigo, qué casualidad, y me quedaron ganas de hacer tu receta, lo que pasa es que llevo todas las fiestas liada con los ordenadores, desastre total, formateo y todo eso.
    Gracias por tu comentario y tus siempre amables palabras.
    Nos vemos. Un beso.

    FE-I+KÁ: Gracias a ti, por enredarme con tu lenguaje cariñoso jajsja, que sienmpre es un grato regalo.
    Un beso grande, ah, pero mimosito.

    LA CUCINA DEL TOPINO: Gracias por tu visita y comentario. Voy aprendiendo cada día.
    Un beso.

    MAMI: 20 años ya piden que lo guises y vuelvas al crass crass. Es verdad, has expresado perfectamente la sensación en la boca del trigo, ese crass crass es total.
    Un beso y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  24. SILVIA: Efectivamente llovía a cántaros, lo mismo que anoche y hoy. Unas pascuas bien remojadas.
    Gracias por tu comentario y un beso.

    SARA: ¿Pero que alicantina eres tu que no has oído sobre el trigo? ¡Chiqueta! Que la olleta de blat es tan famosa como la paella, y si es por la Vega Baja, pregúntale a tu cuñao, el de Crevillente y verás tu el potaje de trigo picao como lo conoce. Aysss.
    Gracias por tu visita y tus palabras tan cariñosas. Un besazo.

    SUSANA: Bienvenida a este espacio y sírvete un platito de este guiso, que realmente está muy rico y seguro que te va a gustar.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    MARI CARMEN: Encantada de tenerte por aqui y de saludarte.
    Es un halago que hagas un recetario para tus nietas con mis recetas. Es cierto que Orihuela tiene una gastronomía muy rica, aparte de sus monumentos y la repostería de las monjas. Es un pueblo que tiene muchos atractivos para el visitante.
    Respecto a la tarta de las monjas de la Trinidad ¡Ah lo que me pides! Las recetas de las monjas son secretas, ya lo sabes, lo que pasa es que a mi me gusta tanto su repostería que intento sacarlas, no siempre con buen resultado. Hago una tarta bastante parecida, pero no te engañaré diciendo que está igual, porque a las monjas no hay quien las iguale.
    Tengo proyectado traer al blog los chatos de estas mismas monjas y la tarta que pides, así que nada a esperar un poquito y la verás. Y puedes estar a la sombra si tu quieres, pero que sepas, que si nos das tus comentarios, me enriqueces. Por eso muchas gracias y nos vemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Un guiso estupendo y sano, con días así es lo que mas apetece
    Besos

    ResponderEliminar
  26. No conocía este guiso, me ha parecido una receta deliciosa y muy completa con todo lo que lleva...cuando miraba tus fotos tenía la sensación de poder oir el chup-chup del puchero y oler los aromas que desprende...
    La letra de la canción la guardo, es preciosa...
    Un besito

    ResponderEliminar
  27. Yo tampoco conocía este guiso y me parece super nutritivo todo lo que lleva.
    Increible que a las 12 de la noche la pasteleria abierta!...
    Gracias por presentarnos estos platos maravillosos!
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  28. Me gusta la receta porque no conocia algo parecido, muy buena idea!!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  29. Querida Viena, qué cantidad de platos tradicionales nos descubres, es fascinante, adoro los platos de cuchara.
    Por otro lado, gracias por esas fotos, es muy dificil fotogrtafiar la lluvia... preciosas imágenes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Yo lo preparo distinto, este se ve muy bueno. Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Siempre que vengo aprendo algo nuevo, en realidad muchísimas cosas aprendo. Palabras cargadas de verdad y sabiduría.
    Un plato sensacional sin ambiguedades ni dobleces, caracterizando a rincones de nuestro país.
    Besos maestra

    ResponderEliminar
  32. Viena, traes un paso publicando que apenas te alcanzo mujer.
    Se ve super poderoso ese platillo, con tanta tradición. Eres una excelente cocinera qué ricura sería compartir un plato como este en tu compañía.
    Lluis Llach tenía mucho que no me acordaba de este cantante, cuando era más joven lo oía mucho. Me gusta y sí es verdad: Es preciso que nazcan flores a cada instante, un beso

    ResponderEliminar
  33. Sabia entrada,maravillosa y entrañable como todas las tuyas.
    Cada año hay que volver a sembrar el trigo,volver a cosecharlo,ahora están preciosos los campos de Navarra,llenos de trigales verdes.Siendo hija de agricultor,nunca hemos comido así el trigo y la receta me apetece muchísimo.
    Gracias por todo,un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. ¡qué coraje más grande!ayer te había escrito un comentario muy largo, que me salió en ese momento. Y ahora veo que no está.
    ¡Con lo que me enrollo hablando y escribiendo! Ahora no sé ni lo que puse.
    A ver si lo rescato de mi memoria, que tenía muchas cosas que decirte. Ahora no es el momento, tengo la cabeza en blanco.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  35. BULMA: Gracias por tu visita y comentario.
    Un beso.

    MARIA JOSE: Qué alegría verte por aquí. Me dices lo de las fotos y me acuerdo que fuiste mi primera maestra en eso, la que me dijo aquella maravillosa primera lección: sin flash. Siempre te agradeceré. Desde estonces estoy aprendiendo, pero siempre falta, claro.
    Gracias por venir a visitarme, es siempre un placer.
    Un beso.

    GABY: Muchas gracias por tu visita, que como siempre, me da mucha alegría recibir.
    Un beso.

    JUANMA: Bienvenido a este espacio y muchas gracias por tu comentario.
    Un beso.

    CLAUDIA: Gracias a ti por tu comentario, me encanta que me digas cosas de las fotos, porque es como mi asignatura más dura en esto del blog, conseguir buenas fotos. Estas de la lluvia yo creo que salieron porque caía mucha agua y era espesa. Era un día muy bonito, bueno, a mi me gustan los días lluviosos.
    Un beso grande.

    TRINI: Hay muchas variantes del trigo picao, yo conozco al menos cuatro versiones fíjate, pero esta es la que normalmente hago, esta y otra igual pero con lentejas además.
    Un beso y gracias por tu comentario.

    MARIA: Me siento mucho más aprendiz que maestra, te lo juro, sobre todo en este mundo de la culinaria, tengo tanto por aprender, así que juntitas, tu y yo, a seguir aprendiendo por el mundo.
    Eres siempre muy amable. Muchos besos.

    CARMEN: Ya me gustaría a mi compartir contigo, este o cualquier plato, pero todo se andará, a ver si algún día podemos.
    Sí he estado en semana santa algo activa, pero no siempre puedo hacerlo así, por eso aprovecho cuando tengo algo de tiempo.
    Gracias por venir a verme, eres mi escritora favorita, quiero que lo sepas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. MIREN: Tienes que probarlo. Ayer compré de la marca Nomen una caja de trigo para ver que tal sale, pero ya leí que no es igual, está precocido y el bueno es este trigo picao de la receta, que venden solo en algunas partes. Pero en dietéticas y tiendas de ese estilo venden trigo, que se pone a remojar, se pica y es este mismo. Tienes que probar y verás que textura más interesante y qué sabores más auténticos.
    Un bso y gracias por tu comentario.

    Mª ANGELES: Tienes que decirme todas esas cosas, me interesa muchísimo, así que haz memoria o inspírate de nuevo y dímelas porfa, que seguro que me van a gustar.
    Un beso y gracias por estar por aquí.

    ResponderEliminar
  37. hola soy mari carmen larrosa de orihuela
    tanto tiempo en la sombra y ahora en poco tiempo te escribo 2 veces
    hoy van a venir mis hermanas y queria tenerle una sorpresa he echo unas pocas pellas y ayer fui a san sebastian a compar para juntarlas y comparar y echar la tarde cual no fue mi sorpresa HACE TIEMPO YA NO HACEN LA MONJITA QUE LAS HACIA ESTA MUY ENFERMA
    fue como si hubiera pasado un terremoto y se hubiera caido la catedral ya no la ibamos a ver mas estoy triste
    tengo que ir a la santisima trinidad a comprar obleas para las tetas de monja son buenisimas tus recetas son fabulosas pregutare si hacen pellas aunque la ultima vez que fui me dijeron que fuera al convento de san juan a por las obleas
    un saludo lo siento haberte dado la noticia ahora quizas te sientas como yo

    ResponderEliminar
  38. ¡Ohhh Mari Carmen! Qué pena más grande lo que me cuentas, sabía que las pellas eran ya como lo último de estas monjitas de San Sebastián, que tiempo atrás hacían mucha repostería y que poco a poco, se quedaron solo con las pellas y solo para Semana Santa, pero lo que no sabía es que la receta la hacía sólo una monja. Cuando falte, se lleva la receta con ella, qué pena más grande. Si ellas supieran lo maravilloso que es poder transmitir esas recetas para que no mueran, que es cultura y tradición, nos darían sus consejos y nos darían las recetas, como yo las doy aquí, las que conozco, pero eso es muy difícil.
    Las obleas tienes que comprarlas en San Juan, efectivamente, mi madre me las compra ahí.
    Ah qué pena me ha dado.
    Deseo que lo pases bien con tus hermanas. Un beso a todas.

    ResponderEliminar
  39. Viena, les tiene que hacer una visita a las monjas y explicarles el motivo de su petición.
    Es probable que alguien sea el depositario de la receta, pero sería bueno confirmarlo. Además le pilla muy cerquita no?, Un buen punto de contacto es saber que cura atiende al convento y acercarse si se puede por mediación de él. Aunque por experiencia se que la gente no es muy dada a soltar prenda, tanto es así que la recopilación de recetas de la provincia de Álava la tengo casi parada por aburrimiento, se piensa la gente que porqué den la forma de como hacia su abuela algunas preparaciones, uno se va hacer millonario.
    Espero que nos cuente y tenga suerte en conseguir la receta original de las Pellas, no obstante la suya de momento tendrá que valer.
    Ya quedan pocos días para su iniciación en la cervezas, estoy seguro que se convertirá en una Brew Master.
    Saludos

    ResponderEliminar
  40. APICIUS: Lo he pensado al conocer la noticia, ir al convento y explicarles esto, la importancia de que no mueran esas recetas. Es desde luego una buena idea que si no sale, al menos lo habremos intentado. Qué pena ¿verdad? Y sí, estoy de acuerdo con usted, hay resistencia a dar las recetas, que lo comprendería si fueran ellos quienes las divulgaran, pero no es comprensible esa actitud de: para nadie, es absurdo. La gastronomía es cultura, es información íntima y detallada de un pueblo y los que amamos esto, no queremos para nosotros esa información, es querer que no muera y siempre digo lo mismo, es defender platos en extinción como hay que hacer o hacemos con las especies vegetales o animales. En fin, usted sabe de lo que hablo.
    Sí, queda poco para mi iniciación y voy con las pilas bien cargadas, a por todas jajaja. Ya hablaremos.
    Gracias por su comentario, siempre un placer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Realmente, dejo un comentario para que conste que estuve aquí, como esa gente que destroza los monumentos para grabar con una punta eso de "aquí estuvo Toribio, de Cuadrilleros de Gusanos (León), el 34 de Febrero de 1930", etc. En fin, espero no ser tan destructivo... pero para decir como todo el mundo que tus platos son magníficos (absolutamente cierto), casi podía quedarme callado ;-)

    En serio, otra obra maestra. Y van...

    ResponderEliminar
  42. SOROKIN: Mira que eres gracioso, Toribio, jajaja, con tanto detalle es que lo he visto en el blog, la marca y todo.
    Sí, a veces es eso, decir: estuve aquí. A mi me pasa en algunas ocasiones cuando os visito, no me gustan los comentarios tontorrones y no hay ningún compromiso en comentar, pero apetece decir que estuvimos y eso es todo y aún así, es un gesto muy bonito, que yo te agradezco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Estupenda receta, no la conocía, al igual que no había oido hablar nunca del "trigo picao".
    Como siempre, me ha encantado tu entrada, como escribes y expresas tus pensamientos.
    Espero que tengas suerte en la recuperación de esa receta. Yo tampoco comprendo la negación por sistema de la gente a compartir su conocimiento en estos temas, pensando quizá que le van a dar a uno la posibilidad de convertirse en famoso con algo suyo. No se, no lo entiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. PANDORA: Gracias por tus palabras. La verdad es que si todo fuera una cuestión de recetas todo el mundo cocinaría estupendamente y todos tendríamos un super nivel y eso no es así. Aparte de las recetas, de las cuestiones objetivas, están las subjetivas, el cocinero sobre todo, el ingrediente más importante de cada preparación.
    Es un placer verte por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Es cierto lo de los secretos de las recetas sobre
    todo en los conventos.
    ¿por que será? es posible que como dijo alguien
    hablando con el confesor, del convento, y explicandole la situación el las pueda conseguir o
    convencer a las monjitas para que las dén.
    Es verdaderamente una pena que se las lleven con
    ellas, ¿pero a donde?
    Un abrazo,
    Ana Maria

    ResponderEliminar
  46. Hola Olivares: No sé si has visto que finalmente conseguimos la receta de las pellas y además, de puño y letra de la monjita que las hacía, la madre Salvadora.
    Conté toda la historia en las tres entradas que puedes ver en el índice, bajo el título de "Pellas". En cualquier caso, los conventos están a menudo rodeados de esa aureola de secretismo, uno dice al visitar un convento que el tiempo parece no haber pasado por ellos y quizás eso es también aplicable a la parte de la mentalidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Buenas tardes yo soy una mexicana muy curiosa, buscando recetas saludables para mi familia me he encontrado con esta que desde la historia hasta el platillo me parece deliciosa, la manera de expresar el amor que a leguas se ve que le tiene al cocinar así como las circunstancias me parece magnifico, solo tengo la duda de que es chirivía y cúrcuma pues no tengo idea, muchas felicidades por tan obvio don. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Andrea, muchas gracias por tus palabras tan amables y afectuosas. Te respondo a tus dudas. La chirivía es muy parecida a la zanahoria, una raíz blanquecina en forma de cono. Su nombre científico es pastinaca sativa y si buscas en Google, verás una fotografía que seguramente te aclarará mejor lo que es.
      En cuanto a la cúrcuma, es una especia, muy usada en la India y componente principal del curry, realmente es la que le da el color al curry. Se usa para dar color y sabor a los platos. Se obtiene de una raíz igualmente y puedes investigar mejor si buscas por cúrcuma longa.
      Espero haberte ayudado.
      Un abrazo y gracias por venir.

      Eliminar