Buscar en este blog

domingo, 12 de junio de 2011

Postre de cerezas y algunas cosas más

                                                                                   
La palabra gracias es probablemente una de las palabras más bellas que existen, más simples, más claras. Incluso palabras como amor, libertad, justicia… se prestan a interpretación, mas la palabra gracias, es tan transparente, tan clara, que no es extraño que sea tan universal, que abra tantas puertas y que acerque tanto a las personas sea cual sea su origen y condición.

Gracias a todos los que asomáis alguna vez por esta ventana.
 Gracias.


Y ahora un postre de cerezas fácil y rico y un poquito de huerto.


No quería dejar pasar estas fechas, sin hacer algo de cerezas y como a la pequeña Viena le encanta esta “pastilla” hecha con nata cocida,  aproveché para sacar unas fotos y traerla al blog. Espero que os guste,  se hace en un ratito y el resultado es bien rico.

Vamos a ver los ingredientes:




Medio litro de nata
100 g. de azúcar glas
10 láminas de gelatina neutra
300 g. de cerezas

Hermosas cerezas






Así se hace:

Lo primero es poner la gelatina en agua para hidratarla, durante 10 minutos aproximadamente.

Mientras tanto, cortamos y deshuesamos las cerezas y las reservamos.


Una vez hecho esto, en un cazo, ponemos la nata a hervir, junto con el azúcar glas.




Removemos bien para que el azúcar se disuelva y cuando la nata está caliente, añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas, para integrarlas bien.




Removemos y apartamos del fuego.

Ahora en un molde alargado, de los de plum cake, ponemos una capa de uno o dos centímetros de la mezcla de nata cocida y dejamos en la nevera hasta que solidifique un poco.






Al cabo de unos minutos, habrá solidificado y entonces,  pondremos sobre la nata, una capa de cerezas.





 Encima, echamos de nuevo mezcla de nata, hasta cubrir




Volvemos a meter en la nevera y repetiremos la operación mientras nos queden ingredientes. Es decir: solidificar, otra capa de cerezas, cubrir con nata, etc.





Finalmente, dejaremos dos o tres horas en la nevera para que el conjunto tome cuerpo. Al cabo de este tiempo, la consistencia permitirá ya desmoldar y decorar.

Recordemos que para desmoldar la gelatina, se pone el molde en un recipiente con agua caliente durante unos segundos y se soltará fácilmente del fondo.






Pues bien, ya tenemos nuestro postre, que como veis, se prepara de forma muy fácil.

El corte mostrará una especie de pastilla de turrón pero de cerezas, como dice la pequeña Viena. Agradable de comer y fresquito.









Como decoración, solamente le puse un par de cerezas envueltas en azúcar. Me encanta ver el bloque blanco así, sin más.

Y esto es todo, más fácil no puede ser.






Ahora, un poquito de huerto, porque estamos compartiendo esto desde el principio, y ahora que es tiempo de recolectar, no quiero dejar de contároslo.

Veréis, hace ya semanas que venimos recolectando calabacines hermosos y muy sanos. Cada pocos días, hay que recolectar, de lo contrario, pasa como me pasó la semana pasada, que uno de los calabacines alcanzó nada menos que dos kilos ciento treinta gramos, una barbaridad. Tuve que hacer una conserva con él, pues era excesivo.






También hemos estado recolectando tomatitos cereza, no muchos, pero suficientes. De momento, no ha dado para regalar, solamente para consumir.

Otros tomates no han madurado todavía: los de pera, Raf y de Muchamiel.





Por alguna razón, los pimientos este año, no han echado. Hay un par de plantas sobrevivientes, pero sin fruto.
Las calabazas enormes, reptan por todo el huerto y alguna que otra calabacita puede ya observarse entre las grandes hojas.






Acelgas y cebollas, también han ido recolectándose sin problema. Ninguna berenjena todavía, aunque las plantas están muy sanas y hermosas.




Pero el interés mayor, se centra en las patatas, como sabéis, con dos plantaciones  experimentales para ver si el sistema de plantas en neumáticos funciona o no.
Como recordaréis, al principio, las plantas de los neumáticos llevaban una clara delantera sobre las plantas de la tierra. Habían crecido mucho antes y mucho más. En poco tiempo, los neumáticos fueron subiendo y se llegó hasta los tres o cuatro neumáticos. Las plantas de la tierra, en plantación convencional, fueron mucho más lentas, pero hay que hacer una valoración a largo plazo y esta es:

Las plantas de los neumáticos, pararon de crecer e incluso se pusieron algo desvitalizadas, parecían haber llegado al final de su ciclo de crecimiento. Sin embargo, las plantas de tierra, siguieron creciendo y creciendo vigorosas hasta hoy mismo.

No es posible todavía, ver el rendimiento de las plantas, quizás las de neumáticos nos den muchas patatas, aunque lo dudo a juzgar por el aspecto que tienen. Sinceramente  no me está gustando la pinta de estas plantas,  mientras que las que están en tierra, se notan vivísimas y la tierra empieza a agrietarse por efecto de las patatas que crecen en su interior. Esta misma tarde, he visto una patata en la misma superficie, que he tenido que recolectar aunque creo que todavía no están. Pero la patata se ve hermosa y sana.






Mi valoración a largo plazo y de momento, queda a favor de las plantas de tierra. Hay que reconocer lo que hay, por más ilusión que hubiera puesto en el experimento de los neumáticos. Incluso si cuando llegue la hora de la recogida, las plantas de neumáticos estuvieran más cargadas, mi impresión íntima es que forzar su productividad, no ha sido un buen acto. No sé como explicarlo, pero paseando por el huerto, viendo las plantas en la tierra, mi sensación es que así es como tiene que ser.

Seguiremos compartiendo esta experiencia.

Un abrazo.

36 comentarios :

  1. El "turrón" de cerezas es encantador! Enhorabuena por los frutos de tu huerto, ya me contarás cómo va finalmente la recolección de las patatas en los neumáticos, nosotros estamos esperando también las nuestras!

    ResponderEliminar
  2. gracias a ti por dejarla abierta... el postre genial, me chiflan los postres cuajados y tu huerta una envidiaaaaa. La mía mucho más retrasada, nada que ver aunque contenta que este año parece que va a ser bueno,
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Delicioso el postre, ahora con la calor genial.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Viena, gracias a tí por todo el trabajo que haces y compartes con tod@s nosotr@s. Gracias por esa receta que nos ofreces tan rica y fácil de hacer, y gracias por mostrarnos ese maravilloso huerto cargado de frutos gracias a tus cuidados. Me ha encantado ver tus maravillosos calabacines, los míos son de una clase distinta, más cortos y gorditos.Que ilusión poder recoger tantas cosas y disfrutarlas en la cocina verdad?. Y lo de los neumáticos espero que al final de resultado, ya nos dirás....Me imagino que la humedad no le debe llegar de igual forma a la planta que en el sistema tradicional, de ahí que se quede más seca y no crezca tanto. Un beso!!.

    ResponderEliminar
  5. No se si disfruto más con tus recetas o con tu huerto, ay, Viena que envidia. La panacota me ha encantado,las cerezas me gustan ya tengo en casa un par de kilos para disfrutarlas.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti Viena!!.....por tus recetas, tu entrega, tus historias, pensamientos y viajes....con todo disfruto!!....aunque mas disfrutaria un mate contigo.....jijiji....y claro....comiendo unos postres Indios!!.....jijiji...tu receta me encanta.....deliciosa, fresca y natural.....y esa huerta.....que frutos esta dando!!.....ideales para segior cocinando delicias!!............Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  7. Por favor...ese huerto es una delicia total para la vista y los sentidos, menudo tamaño tienen tus calabacines!!!

    Y la receta que puedo decir, me fascinan las gelatinas, y una como la tuya no la he probado...así que esta guardadita ya, una ricura, gracias a ti por compartir.

    Besiños.

    ResponderEliminar
  8. Curioso entonces lo de el resultado obtenido con el cultivo en neumáticos, en mi modestísimo criterio pensaba que iba a ser un éxito, pero quizás el cultivo de la patata no haya sido el idóneo. En fin, de la experiencia se aprende y habrá que ver como aprovechar estos nuevos espacios de cultivo.

    Qué buenos los muchamiel, y caray qué super calabacín, yo me hubiera tirado 'a la piscina' y hubiera hecho un ratatouille aprovechando que el ejemplar poseería el mismo tamaño que una berenjena común o un pimiento (por eso de servirlos en láminas), pero bueno, bien aprovechadito estará.

    Sobre tu postre ideal, qué rico, me encanta el corte a modo de turrón como comentas, y bueno, sobre todo lo sencillo que es. Este año estamos comiendo picotas y cerezas sobresalientes, estamos encantados desde luego, y hay que explotarlo al máximo

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Qué rica tiene que estar esa panna cotta de cerezas, no me extraña que a la pequeña Viena le encante.
    Y el paseo por tu huerto, delicioso, como siempre, debe ser la mar de gratificante recoger todas esas verduras cuidadas con tanto mimo, seguro que se disfrutan muchísimo más que las compradas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Querida Viena, tengo últimamente muchos problemas para comentar en tu blog, lo tengo que hacer en "anónimo" y cuando no me borra el comentario, como ahora. Voy a intentar acordarme de lo que he puesto:

    Gracias a ti por estar en la blogosfera y darnos un ratito de asueto cada vez que publicas.

    No sé por qué tengo repelús a la nata desde hace mucho tiempo, es difícil de explicar...Seguro que está riquísimo sobre todo con esas cerezas tan lindas, pero yo probaría a hacerlo con leche.

    Y el huerto ¡qué acelgas tan vigorosas! ¿Y los calabacines y tomates? Impresionantes....Qué disfrute poder recolectar estas maravillas. Uno recoje lo que siembra, siempre, en todos los aspectos de la vida. Así que no me extraña que te haya salido un calabacín de dos kilos...

    Yo ahora tengo unas plantitas aromáticas que me dan mucha alegría, pero tengo un problema con ellas. Hay una mosquita o bicho indeseado en el ambiente que pone las hojas grises y después se secan, menos mal que me salen brotes nuevos...

    Muchos besos para las dos Vienas :**

    Laura

    ResponderEliminar
  11. Precioso y muy rico este postre!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti por lo que compartes, por tu ternura y el cariño con el que haces las cosas. Me encanta la huerta yo me he animado este año y tengo los tomates raf como los tuyos me tienen enamorada. El postre me encanta y las cerezas hermosas de verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. VISC A LA CUINA:Dentro de poco se desvelará el misterio y sabremos si las patatas han dado fruto en los neumáticos o no. De momento, las plantas están un poco pachuchas. Las demás, estupendas, claro que estoy pensando, que a lo mejor es que empiezan ya a estropearse y como las de los neumáticos fueron más adelantadas en todo, a lo mejor se estropean antes. No sé, ya veremos. Iré compartiendo.
    Un beso.

    MAITE: cariño, muchas gracias por venir a verme, que sé que estás tan liada. Un beso grande.

    JOSE MANUEL: GRacias por tu comentario.
    Un beso.

    ANNA: La humedad no debe ser el problema, al contrario, ten en cuenta que el riego mantiene la humedad en los laterales, por la forma de los neumáticos que tienen esos círculos amplios dentro, pero no sé, ahora dentro de poco veremos si dieron patatas o no, ya te iré contando. Los calabacines, una pasada, estoy regalando y cocinando prácticamente todos los días. Menos mal que he descubierto una conserva maravillosa para ellos.
    Un beso.

    CHELO: Buena semana también para ti. Yo llevo una racha de comer cerezas, que como me gustan, me he puesto cieguita con ellas y están buenas.
    Un beso grande y gracias por venir.

    MARCELA: Ese mate queda pendiente ahí, un día lo tomaremos y mira, si no vienes tu, me vas a hacer ir yo para allá jajaja.
    Ufff, más postres indios no por favor, estoy que pido socorro, tengo que hacer dieta ya que el verano me ha pillado por sorpresa.
    Un beso.

    MAYTE: muchas gracias por tu visita y comentario. Si pruebas el postre verás que te gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. CARLOS: La verdad es que todavía está por ver el resultado a nivel de cosecha, y estaba pensando como le he dicho a Visc a la Cuina que quizás se han marchitado las plantas porque estas van más adelantadas en todo y está dentro de lo normal. No lo sé. De momento, ayer cogí una patata del suelo, de las plantas de la tierra y nos la hemos comido hoy, hervida con merluza y estaba riquísima, yo no sé si es como el amor de madre, pero jolines, los frutos del huerto saben a gloria.
    El calabacin schwarzenegger cayó en conserva, era enorme, en serio, no te lo puedes imaginar jajaja. Ahora que la conserva es deliciosa, a ver si la traigo al blog, con especias y una vinagreta hervida, vamos, un descubrimiento total, estamos dándole con pan casero y con pasta y está de miedo.
    Ya iré compartiendo el tema de las patatas, yo también estoy ahí, intrigada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. LOLAH: GRacias por tu visita. Si es cierto que las cosas del huerto saben mucho mejor, pero mucho, mucho.
    Un beso grande.

    DUENDECILLO TRAVIESO: Corazón, Laurita,no sé que pasa con los comentarios, a mi también me está pasando, llevo un trajín, cada vez que comento o contesto, incluso en mi blog, tengo que hacer varias maniobras, qué rollo, en serio.
    Bueno, a ver si se pasa.
    Con leche este postre, pues mira, tomo nota, porque la verdad es que yo no lo como mucho porque es demasiado contundente esto de la nata, el postre está fresquito de comer y ni se nota, pero son un montón de caloríkas en vena y con lo golosa que soy yo, buaaaa.
    También tengo aromáticas, de hecho, un rincón que cuando lo veo, pienso mira, este es el de Laurita, y ahora mismo lo estoy regando.
    Los bichitos tienes que hacer un pacto con ellos, en serio, funciona, por lo menos para los duendes, a mi no siempre jejeje.
    Bueno, un beso grande, grande.

    MALÚ: Muchas gracias por tu comentario.
    Un beso.

    MORENA: Quçe bien que tengas también tomates, tienes que contarnos, así aprendemos unas de otros de la experiencia.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado la receta, las cerezas son muy hermosas, pero me das una envidia sana con esas fotos del huerto.

    ResponderEliminar
  17. No nos des las gracias, Viena. Como dicen los demás, eres a tí a quien hay que darte las gracias por tus posts que siempre tienen cocina y algo más, mucho más muchas veces.

    Cuando yo era niño, en Santander, mi madre tenía una asistenta -Lalis- que cuando le dabas las gracias decía: "pa' los curas, que se las ganan cantando".

    Un día (atención: batallita), Lalis vino con su niña. La nena ya debía tener como unos tres años. En un momento dado, la naturaleza le hizo sentir ganas de ir al servicio. Lalis la sentó en la taza del retrete y se fue a charlar con mi madre.... Y de repente se oyó un alarido angustioso: ¡¡¡Que me cuelooooo!!!. La pobre, sin duda no había pasado de la etapa "orinal".

    No se coló, vaya, que la salvó Lalis.

    Perdona por la matraca que no tiene nada que ver con el tema, pero no ha podido contenerme. ;-)

    ResponderEliminar
  18. Viena que hermoso postre! de solo verlo enamora!

    Y ese huerto! que maravilla, que hermosas verduras , que afortunada!
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa. Este postre caserito 100%, unas cerezas que dan envidia sana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Antes que nada decirte que las gracias te las tenemos que dar nosotros por lo que nos haces difrutar con tus post, son magníficos.
    El postre me encanta, simple, fácil de hacer y sobre todo "riquísimo". Tu huerto: "una maravilla" ahiiii no estar cerca!!! jjaja. Yo he plantado tomates cherry en unas macetas y estoy desesperada a ver que sale....
    Por último te quería comentar con respecto a tu comentario del matambre, me imagino que vino le pondrás una buena cantidad (no lo sé, y por cierto lo voy a probar) pero ten cuidado con el vinagre, sólo un chorrito que sino te estropeará el sabor.
    Un besazo.
    Claudia

    ResponderEliminar
  21. Un postre con una presentación preciosa y un interior... aun más bello; ayyyyy las cerezas que color! y que buenas!
    Pero como tenemos el huerto!!!gracias por compartir tu experiencia
    Besicos llenitos de flores **** para ti, tu familia.

    ResponderEliminar
  22. Un postre perfecto para el verano: dulce, suave y fresco.

    ¡El huerto es una maravilla! Yo tenía algunas macetas hace un par de años en la terraza pero este año nada de nada. La verdad es que es una experiencia muy buena.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  23. Anónimo dijo...El postre ha quedado muy resultón, aunque no soy de muchas gelatinas.
    El huerto luce maravilloso, que suerte poder tener uno.
    Ya mandé el CD, no sé si lo utilizo bien, pero no le saco el partido que creo se le puede sacar, ahora que estoy más tranquilo le voy a dar un buen repaso.
    Saludos
    No se lo que pasa pero no puedo poner mi cuenta y editar como Apicius, voy a intentar otra vez.

    ResponderEliminar
  24. Hola,Viena!Estuve,de visita,por aquí,hace tiempo cuando todavia no tenia mi blog y ahora,a traves del blog de Maduixa,te redescubro,te siguo y estoy encantada con este postre de cerezas,que son mis frutas favoritas!!!...y que invidia te tengo por el huerto,ya que yo tambien sueño con tener,algun dia,el mio!!!Volveré a visitarte!Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Viena, qué postre tan fresquito y sencillo, la verdad es que se muy apetecible.
    En cuanto al huerto, vaya maravillas, qué suerte...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. TRINI: Gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste el huerto.
    Un beso.

    SOROKIN: Jajaja, que sorokiniano es usted, por dios, ahora con anécdota escatológica y todo.
    Gracias por tus visitas, que siempre son divertidas.
    Un besazo.

    GABY: Es un placer recibirte por aquí. Te gustaría pasear por el huerto, seguro que si.
    Un beso.

    IRMINA: Pues no será porque tu no tienes postres divinos de la muerte, vamos. Te agradezco la visita.
    Un beso.

    CLAUDIA: Al matambre le hago un picadillo con ajo, perejil, sal, pimienta y una miga de pan remojada en vino blanco seco. O sea, que le pongo el vino que empapa la rebanada de pan. Esto lo extiendo sobre el matambre junto con zanahoria, ají, huevos duros, cebolla y pimiento morrón. Luego arrollado y a hervir.
    Sale riquísimo, pero quiero probar también con el vinagre. Ya te diré.
    Gracias por venir a visitarme y suerte con tus cherry.
    Un beso.

    FE-I*KÁ: Recojo tus flores con besos y viceversa, y los guardo en la cajita de los besos. Gracias.
    Otros para ti, de colores azulados.

    OLGA: Bienvenida a este espacio y gracias por tus palabras. Puedes plantar todavía flores para el verano, alegran muchísimo la vista y diría que el corazón.
    Un beso.

    APICIUS: Estamos teniendo problemas con los comentarios, varios blogs. Una solución posible es quitar la casilla que está marcada para no cerrar su cuenta de google, normalmente la tenemos marcada para no cerrar, pues bien, si la desmarca, entonces no hay problema para comentar. Es un engorro, pero mientras se arregla nos podemos ir apañando así.
    Muchas gracias por el envío, le diré cuando lo tenga. Gracias de verdad, para mi es valioso.
    Estas gelatinas están bien para el verano, pero sobre todo lo hago porque a la pequeña Viena le encanta este postre.
    Gracias por su visita.
    Un abrazo.

    CLAUDIA MI DULCE PASION: Bienvenida y gracias por seguirme, yo también he visitado tu blog y nos veremos más veces, por aquí o por allí.
    Un beso.

    CLAUDIA HERNANDEZ: Si es una suerte tener un pequeño huerto, esta mañana he recogido unas manzanitas estupendas, de esas pequeñas un poco ácidas y justo lo pensaba, qué suerte poder hacere eso. Gracias por venir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Hola. Ahora que Laura (que escribe como Anónimo) lo dice, te comento que yo he tenido muchísimos problemas cada vez que he ido a escribir algo. No sé si ha sido siempre, pero en las dos últimas ocasiones, me ha pasado. Tantos problemas, que al final no he escrito nada. Y cuando eso pasaba, te había escrito un montón de cosas, y luego ya no era lo mismo.
    A ver si hoy tengo suerte, y voy a escribir como anónimo, para ver si tengo más suerte.
    Me encanta este tipo de postres, y a mí sí me gusta la nata. Y las cerezas ya ni te cuento. ¡qué buena pinta tiene este pastel!Si es que todo lo que haces te sale de maravilla, que dan ganas de hincarle el diente.
    Y no tengo nada que decir de tu huerto. Que qué envidia me das. Esos calabaciones, ¡mamma mía! Una cremita, una tortillita, qué buenos! y todo lo que estás recolectando. Espero que tengas suerte con las patatas. Una vez las plantamos en el campo demis padres, y salieron muy pequeñitas.
    Besos y no me estiendo mucho, a ver si esto da problemas.

    ResponderEliminar
  28. ¡bien, bien, bien! HOy me ha salido. ¡¡¡¡yupi!!!!

    ResponderEliminar
  29. Viena, un postre delicioso. Me encantan las cerezas y seguro que está riquísimo.
    Vaya huerto tienes!!!. Recuerdo cuando nos enseñstes las plantas en los neumáticos, me pareción una idea original. Pero veo que no te ha ido bien, menos mal que también plantaste en tierra. ¡¡Qué delicia poder recoger tupropia cosecha!!

    Besos,

    ResponderEliminar
  30. Mª ANGELES: Es cosa de Google, viene pasando hace semanas y no en mi blog solamente, sino en muchos. Pero bueno, veo que sí, que esta vez sí te ha salido bien. Gracias por tus visitas y por dejar un poco de tu tiempo por aquí.
    Si estuviérais más cerca, os daría calabacines, porque la cosecha es grande, hoy he vuelto a recoger unos cuantos. En cuanto a las patatas, está todavía por ver qué pasará.
    Un beso.

    SUNY: Mira que estábamos un hombre que viene a ayudarme con el huerto y yo, compitiendo, él con sus patatas en tierra y yo en los neumáticos. Al principio yo le sacaba la delantera, estaban las plantas mucho más grandes y más sanotas, pero luego, han ido decayendo mientras que las plantas en tierra han seguido muy bien. Veremos qué pasa cuando desmontemos los neumáticos, pero me da a mi que al final, lo tradicional va a ser lo mejor jejeje, qué raro.
    Bueno, gracias por venir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Hola, llegué a conocer sus recetas y me encantó, están bien preparados y muy bien presentado, me encantó. Ya soy un seguidor. Ven a visitarme también será muy bienvenido. Tener una noche feliz. Marta.
    Minhas receitas dia a dia.

    ResponderEliminar
  32. MARTA: Bienvenida a este lugar y muchas gracias por tus palabras.
    Feliz día también para ti.

    ResponderEliminar
  33. WOW!! me pudo fascinar estareceta! voy a intentarlo ahora mismo, desde hoy soy tu fan!!!

    ResponderEliminar
  34. Pues bienvenida Ale-manía, espero que te salga perfecto este postre, refrescante y delicado para el veranito. Si necesitas algo, por aquí estaré.
    Y muchas gracias por dejarme tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Hola, gracias por compartir tus recetas. Acabo de hacer el postre de cerezas pero, no pones tiempos de solidificación, es muy impreciso y a "ojo de buen cubero". Está claro que la "masa" hay que dejarla bastantes minutos al menos más de media hora hasta que pones la primera capa de cerezas...... a mi se me han hundido todas, a ver cómo queda cuando enfríe,saluditos dulces!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola eergueta: Siento la imprecisión en los tiempos, pero es bastante difícil ser exactos y sí, el ojo de buen cubero es la mejor opción y significa que con el dorso de una cucharita o con la yema de un dedito, suavemente, tantees si ha cuajado lo suficiente como para que sostenga el peso de las cerezas.
      Yo no suelo dar nunca tiempos, porque son muchos los datos que no conozco y que influyen en los tiempos. Por ejemplo: tendrías que decirme cómo es tu nevera, cómo es de grande y qué capacidad de enfriado tiene, si la tienes muy llena o casi vacía, la temperatura de tu casa, cuántas veces vas a abrir la puerta de la nevera durante el tiempo en el que el postre esté dentro, en qué parte de la nevera pones el postre, en qué recipiente, tamaño y material.... ¿Comprendes? Si yo te doy mis tiempos y te digo 10 minutos, diez minutos a ti no te vale, porque acabas de hacer la compra y has metido todos los alimentos en la nevera y es verano y la nevera ha perdido mucho frío, entonces tu necesitas 20 minutos y una tercera persona, que tiene una nevera fantástica, mejor que la mía y la tiene casi vacía, necesita 5 minutos y el recipiente también influye, si es de vidrio transmite el frío a una velocidad diferente a si es de metal y así podría seguir enumerando muchísimos factores. No doy tiempos precisos nunca, ni de horno ni de nevera, porque son tiempos variables y justamente las gelatinas, son fáciles de ver si han cuajado, ya te digo, con un dedo, la tocas y ves si ha cuajado. Entre capa y capa en mi nevera la mayoría de días que la hago, tarda de diez a quince minutos. Luego cuando ya está terminado el postre, tarda entre cuatro y seis horas en cuajar del todo. Es cuanta definición te puedo dar. Espero que te ayude.
      Un abrazo.

      Eliminar