lunes, 4 de julio de 2011

La cocina es sensual (III): Dulce de miel

                                                                                                

En toda cultura y en todo tiempo, el ser humano ha buscado y venerado formas de potenciar su sexualidad y su capacidad reproductiva. Lógico por otra parte, teniendo en cuenta que su supervivencia, dependía de ello.
Dentro de esas formas, los alimentos han ocupado un lugar importante, como se puede observar cuando hacemos un recorrido cultural por la culinaria del pasado. Ahí nos damos cuenta del gran valor que tenían entre los antiguos, los alimentos y otras sustancias vigorizantes, capaces de excitar los deseos amatorios.




Por otra parte, sexo y alimentación están íntimamente ligados, no es ningún descubrimiento y no solamente por esta relación ceñida a los alimentos llamados afrodisíacos, sino seguramente por el hecho de que ambas necesidades, reproducirse y alimentarse, son básicas, primarias y  significan:  vivir.

Ahora bien  ¿Es la complejidad del ser humano, lo que hace que estas necesidades se adornen y se conviertan en ceremonias?

Podríamos pensar que sí, que la complejidad humana, reviste o adorna por ejemplo, la necesidad de perpetuarse, de una sofisticación sin igual, pero personalmente creo que con todo lo que eso significa, para bien y para mal, nuestra esencia no es tan distante de la esencia animal en cuanto a necesidades se refiere. Basta observar las pautas de cortejo de algunos animales, para darnos cuenta, que la complejidad no es un atributo solamente humano.

¿Y qué sucede con la alimentación? Exactamente lo mismo.
El hombre crea ceremonias, lo convierte en un acto social, afectivo, de comunicación. Pero también algunos animales se muestran así de complejos en sus relaciones con los alimentos, desde los que cazan en equipo para ser más efectivos, hasta los que reparten entre sus congéneres o someten su reparto a un orden o jerarquía. Todo estudiado bajo la lupa de un antropólogo, podría tener sentido, sin que podamos afirmar, al margen de grados, que estamos tan diferenciados de los animales.

Sin embargo, reflexiono, que lo que sí daría un sentido elevado o espiritual a la mera necesidad de procrearse o de alimentarse, es la potencialidad y la actitud de amor y eso, tiene mucho que ver, desde mi punto de vista, con la práctica de la sensualidad.




La sensualidad es como una invitación que recibimos de la naturaleza en cada instante de cada día y una invitación que entregamos nosotros mismos, como parte de ella, la naturaleza, para participar del acto de la creación, no entendido como un acto cerrado, con principio y fin en sí mismo, sino entendido como el gran convite de la vida en donde cada uno de nosotros, tiene su lugar,  siendo manifestación de esa vida y eslabón de un antes y un después para que el plan que nos trasciende continúe.

Los animales no sé si son capaces de mostrarse sensuales o si simplemente cumplen un mandato biológico, lo que sí sé, es que el ser humano convierte ese acto biológico en sublime y placentero y que eso, es sensualidad.






¿Por qué se llaman ciertos alimentos afrodisíacos?

Quizás sea Afrodita, diosa griega del amor, la más conocida de los dioses de esta índole. De su nombre derivan las palabras afrodisíaco, para designar cualquier sustancia capaz de estimular el amor. Aunque ahora Afrodita pueda asociarse también al amor en su sentido espiritual o romántico, en sus orígenes no era así. Afrodita era la diosa del placer, del amor carnal, una mujer capaz de enamorar con una sola mirada a cualquier humano y en un instante.

Entre los romanos, Venus vino a cumplir las mismas funciones, una diosa esta vez, con un halo de belleza turbadora para cualquiera.

Por su parte Príapo era el dios griego masculino que exhibía sus atributos reproductivos y que era adorado como dios de la fertilidad.
Príapo era el símbolo de la fuerza fecundadora de la naturaleza.







¿Qué dice la ciencia sobre los alimentos afrodisíacos? ¿Existen de verdad?

Me tiene que perdonar aquí la comunidad erudita, pero los científicos van muy por detrás de la realidad de la naturaleza. Quizás por eso, en el mejor de los casos la ciencia dirá que según los estudios realizados no hay alimentos afrodisíacos. Sí admitirá que algunos alimentos activan la circulación, o elevan el ritmo cardíaco, o facilitan los flujos sanguíneos hacia los genitales, etc. Esto es ciencia, una disciplina gobernada por el método científico que no tiene alma, en donde, los imponderables, son variables contaminantes que hay que mantener a raya.

¿Y nosotros pensamos? ¿Qué pensamos?






Hablaremos de lo humano, el más grande de los caos existentes, algo abierto e inmenso, pero sobre todo, creativo.

Aún en tiempos en donde no se tenían los conocimientos actuales sobre composición química y reacciones en el organismo de sustancias naturales, al entrar en contacto con ciertas proteínas o minerales, contenidos en los alimentos,  se ha pensado que muchos alimentos eran amigos de los amores.

Así el ajo era un potente afrodisíaco, por su capacidad de calentar el cuerpo. Al azafrán se le daban cualidades de gran estimulante del útero y la circulación sanguínea,  siendo usado para las artes amatorias por asirios, griegos y fenicios. Las ostras, son de los afrodisíacos más famosos, dentro de la creencia popular. Los espárragos, la granada, los higos, el hinojo… o la miel






Creo que en el ámbito de la ciencia o la superstición, queda averiguar o creer si los alimentos, tal o cual,  son o no afrodisíacos, según su composición química, o los resultados reales que puedan obtenerse bajo su influencia. En ese laboratorio quedan “los alimentos” para su análisis.

Algo más allá, como mujer que piensa y siente y como enamorada de la cocina, me manifiesto y digo que creo firmemente que frente a “los alimentos”sueltos, existe “una cocina” afrodisíaca, una amalgama de fichas en juego, que forman un todo muy estimulante y en donde el ser humano, es realmente el componente principal.






Porque una nota musical por sí sola no es música seguramente, pero en conjunto armónico, puede ser concierto y de igual modo, los ingredientes, tomados de uno en uno, puede que no sean más allá que compuestos químicos o nutricionales, pero mezclados con la magia de un alquimista sensible y disfrutados por comensales receptivos, pueden convertirse en un festín afrodisíaco.

La cocina sensual para mi, es un todo, un todo aquí expresado como cocina, que se expresa en arte como cuadro sublime, escultura magnífica o una poesía que salta las lágrimas. Una sinfonía cósmica y universal que vive deseosa por ser descubierta.

Y ahora, vayamos con la receta.

Ingredientes:

200 g. de miel de buena calidad
100 g. de uvas pasas
1 vasito de vino blanco
100 g de bizcochos secos
Una pizca de canela en polvo
Ralladura de nuez moscada
200 g. de frutos secos al gusto
100 g. de frutas escarchadas troceadas
2 cucharadas de brandy
Una lámina de masa brisa






Antiguamente se regalaba a los amantes, jarras llenas de miel para asegurarles noches plenas de amor. Es de esta costumbre de donde procede  la famosa frase “luna de miel”.

Estar de luna de miel, significaba que la pareja estaba en plena pasión. Los familiares y amigos dejaban entonces las jarras con el néctar preciado, a la puerta del dormitorio nupcial.




Antes de empezar con la receta, pondremos las pasas en remojo en un poco de agua tibia. Después de 10 minutos, escurrirlas y reservarlas.

Mientras tanto, en un cazo, pondremos a calentar el vino con la miel.






Una vez disuelta la miel, retiramos del fuego y echamos los bizcochos secos  para que empapen bien.




Añadimos la canela y la ralladura de nuez moscada




Dejamos empapar.




Por otra parte, trituramos los frutos secos. En este caso: piñones, nueces, almendras y pistachos.




En un bol, mezclaremos los frutos secos con las frutas confitadas




Añadiremos la mezcla de miel con bizcochos




Las pasas y el brandy




Y haremos con todo esto, una mezcla bien homogénea que dejaremos reposar al menos durante 12 horas a temperatura ambiente, tapada con film de cocina.

Al cabo de las 12 horas, tomamos la lámina de masa brisa y la extendemos.






Colocamos el relleno en la mitad de la lámina y cerramos a modo de gran empanada, sellando bien los extremos





Introducimos en el horno y dejamos cocer hasta que veamos que se ha hecho y está ligeramente dorada




Dejaremos enfriar totalmente antes de espolvorear con azúcar glas


Es un dulce que se mantiene durante mucho tiempo en perfectas condiciones, aunque no creo que os dure demasiado.


Su exótico sabor y sus propiedades energéticas y estimulantes, nos transportan a las mil y una noches



Placer para el paladar. Música para el espíritu


Hasta pronto.



34 comentarios :

  1. Viena como siempre un post maravilloso, ya extranaba mucho pasar por tu blog,si pasas por mi blog sabras porque he estado ausente tanto tiempo
    un beso
    Amalia

    ResponderEliminar
  2. Que delicia de receta, ese corte se ve sublime, que rico debe ser con esos ingredientes.
    Como siempre una entrada estupenda, da gusto leerte
    besos

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la receta, me lo quedo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Qué bien escribes Viena, ya te lo habré dicho en otras ocasiones y aún así lo vuelvo a recalcar, qué serial más interesante, y si me lo permites me quedo de tu introducción con estos 2 párrafos maravillosos "La cocina sensual para mi, es un todo, un todo aquí expresado como cocina, que se expresa en arte como cuadro sublime, escultura magnífica o una poesía que salta las lágrimas. Una sinfonía cósmica y universal que vive deseosa por ser descubierta" y uno sencillo pero ¿perfecto? "Hablaremos de lo humano, el más grande de los caos existentes, algo abierto e inmenso, pero sobre todo, creativo"

    Y sobre el postre en sí, oye, qué buena pinta tiene, ese relleno debe de estar rico riquísimo, y por cierto, que alegría me ha dado ver los bizcochos secos, de pequeño se los pedía a mi madre para el desayuno. Era otros tiempos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por llevarme a esos sitios en donde tan bien te expresas y creas en todo la belleza. Sigo tus pasos expectante y te recibo con alegría.
    Gracias. Gracias. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces (y mucha gente) hemos comentado lo bien que relatas todo, Viena, pero hoy añado que tus fotos son magníficas. Expresionistas, simbólicas, bien compuestas y aderezadas. Esos limones... ¡ay, esos limones!... ¡esas nueces abiertas!

    Creatividad e imaginación para todo.

    ResponderEliminar
  7. hace algún tiempo leyendo sobre afrodisiacos salia un estudio que decia que el afrodiasico más potente era el azafrán.

    me gusta tu relato y tu receta

    ResponderEliminar
  8. Ya sabes que para mi no hay nada más sensual que las formas sugerentes de la naturaleza, se proclaman y se muestran sin pudor y los aromas, la sensaciones que despiertan los platillos bien elaborados hacen que la mente viaje y como nuestra parte más sexual se active de inmediato ante el estímulo como este dulce de miel, lleno de sabores...que lo exaltan todo.

    Un besiño grande :D

    ResponderEliminar
  9. Viena te felicito por esta magnífica entrada.
    No me canso de decirte que me gusta mucho lo que escribes y lo haces de maravilla.
    Me ha encantado la descripción aque haces de la sensualidad y las fotos que has escogido para ilustrar el texto son de lo más apropiadas.
    La receta debe ser extraordinaria, muy calórica, pero muy muy rica. Una mezcla de sabores deliciosa.

    Mil besos,

    ResponderEliminar
  10. Mi querida profe. Me sorprendes cada vez que me meto aquí. Qué fotos tan sugerentes¡¡¡¡¡. Quieres llegar a la perfección?.Solo por leer el texto ya deseas comerte el dulce, aunque sean 1000 calorías por bocado. Y además deseas comerlo con alguien (¡¡ especial!!!!!, jeje). Me encanta todo lo que haces.
    Un abrazo de una de las vegetas.

    ResponderEliminar
  11. Viena, es repetitivo decirte que me encanta cómo escribes, per es que ME ENCANTA COMO ESCRIBES y tu forma de expresarlo, Eres una conocedora impecable de las palabras, tienes una maestría difícil de superar y me dejas cada vez que haces un post con la "miel en la boca!. Me ha gustado la elección de cada foto que acompaña el texto, los pimientos, los limones, las nueces..... en serio que sabes despertar todos los sentidos, haciéndolo de una forma sutil y llevándote delicadamente al lector hacia lo que te propones. Al finalizar, descubres con sorpresa que te has metido tanto en la historia, que la receta vuelve a aparecer como por arte de magia. Maravilloso Viena tu trabajo en todos los sentidos!!. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Deliciosa reflexión Viena, desde luego consigue expresar la sensualidad, se huele, se toca, en tu texto y en las imágenes. Esa empanada es un pecado divino :-) Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado, profe. Soy Alejandra, tu alumna de los martes. Fui mamá el 14 de junio, cuando pueda os mando una foto. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  14. maravilloso pero ahora necesito que alguien me diga qué es la lamina de masa brisa,donde comprarla? gracias

    ResponderEliminar
  15. AMALIA: Ya he visto los momentos que habéis estado pasando, pero también que has sabido salir con fuerza y que estás en ello, te mando mucho cariño desde aquí para que todo vaya cada vez mejor, a veces sucede así, algo malo da pie a algo excelente que no habría sucedido sin ese revés.
    Un beso grande y muy contenta de tu regreso. Te echaba de menos.

    GABY: gracias por tu comentario y tu visita.
    Un beso grande.

    JOSE MANUEL: Adelante, quédatela y gracias por tu comentario.
    Un beso.

    CARLOS: Es verdad que antes tomábamos más bizcochos secos, y están ricos pero con eso del azúcar que llevan, me imagino que han caído en desgracia, ¡ah las dietas!
    Gracias por rescatar esos párrafos que has captado tan bien. Eres un estupendo lector.
    Un beso.

    ALEGRANZA: Gracias a ti por venir y dejarme un poco de tu tiempo y tan amable comentario.
    Sé bienvenida.
    Un beso.

    SOROKIN: Gracias, la verdad es que esas fotos venían cargadas de toda intención ;-) Me alegro de que te hayan gustado.
    Un beso.

    LA COCINA DE MI ABUELO: Yo también he leído sobre el azafrán, efectivamente era considerado un potente afrodisíaco, además para las mujeres, pues estimula el útero y por tanto despierta deseos.
    Gracias por venir y dejar tu comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. MAYTE: Por supuesto nada hay más tentador, seductor y sensual que las formas de la naturaleza, cuando salgo al jardín y veo las flores así, exhibiéndose lo pienso: ¡Ala! ahí están tan sensuales, que es imposible no verlo.
    Creo que la naturaleza nos enseña que es bello mostrarse sensual.
    Un beso grande y gracias por venir.

    SUNY: Es cierto, la receta es calórica por demás, pero así son sus ingredientes, un reconstituyente especial para que sintamos mucha energía y podamos usarla. Aunque pensándolo bien, quizás sea una receta para el después, para reponer como buen postre. ;-)
    Bueno, no lo sé, pero mira, en estas de sensualidad ¿quien cuenta calorías? jejeje.
    Un beso.

    ROSA: Pero qué alegría verte por aquí, hay que ver lo perdiditas que estáis las vegetas. Tenemos que vernos, apúntame en la agenda.
    Y muchas gracias por venir, me da, de verdad mucha alegría.
    Un beso grande.

    ANNA: Siempre mirándome con tan buenos ojos, me sacas los colores. Qué bonita eres diciéndome todo eso, te lo agradezco mucho. Mil gracias por venir siempre por aquí a dejarme estos regalos.
    Un beso.

    DELIKAT: Querida amiga, me alegro de que te haya llegado la sensualidad de esta entrada, es tu sensibilidad también la que sabe bien interpretarla. Seguro que el postre te gustaría, es fácil de hacer y fácil de comer, riquísimo, aunque de poquito a poco.
    Un beso muy grande.

    ALEJANDRA: Querida mami, qué alegría, tus compañeros de los martes y yo, no hacemos más que nombrarte y preguntarnos si ya habrías sido mamá. Tienes que mandarnos esas fotos de tu bebé, seguro que es guapísimo como su mamá.
    Un beso enorme para ti y para el peque, bueno y para el papá también, que seguro que se le cae la baba.
    Nos vemos.

    FELIX: La masa brisa la puedes comprar en cualquier supermercado, tanto en congelados como en refrigerados, la hay de las dos formas. Yo usé refrigerada, pero la hay congelada.
    También la puedes hacer, es una receta muy fácil, pero en esta ocasión, tenía la masa y la usé. También puedes usar con igual resultado masa quebrada, que es uin poquito diferente pero de la misma familia de masas.
    Si tienes alguna duda, escríbeme de nuevo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Viena.....estas entradas tuyas las leere y re-leere con calma.....primero porque me encantan tus entradas, segundo porque la cocina y su aporte a la sensualidad es un tema que me fascina....a traves de la comida India he aprendido mucho de ello......y porque leerte me complace, refresca, encanta y educa!!.....despues que lea todo con calma te escribire mas largo!.....v

    ResponderEliminar
  18. No te voy a decir que me encantan las entradas que haces, porque lo sabes… y en esta me has tocado la fibra, no sólo por tu propuesta de dulce de miel, sino por esa asociación tan sensual con el violonchelo…
    Cuando veo y escucho algo tocado con ese instrumento, siempre me viene a la memoria una de las escenas más sensuales del cine, con una Nastassja Kinski tocando el violonchelo.
    ¿Podía se en “Tess”? No lo recuerdo.

    ResponderEliminar
  19. MARCELA: Bienvenida después de tus vacaciones, espero que te hayan renovado y estés estupendamente, por dentro y por fuera.
    Gracias por tu comentario, siempre se nota el cariño con que lo haces. Nos estaremos viendo.
    Un beso grande.

    OTEADOR: El dulce de miel, que ha quedado así un poco escondidito en esta entrada, está buenísimo, pero mejor una semana después de haberlo hecho, hoy he tomado el mejor trozo desde que lo hice.
    Creo que el violonchelo es sensual y mira por donde, yo también recuerdo una película, pero no era la que tu dices, creo que no, yo recuerdo una de Laura Antonelli, en la que hace de esposa de un violonchelista y tenía escenas de ella, con el violonchelo, que eran muy sensuales, llenas de poesía, aparte de la erótica que llevaba implícita, claro.
    Creo que se llamaba el mirlo macho ¿tu la recuerdas? Creo que la de Tess la relaciono con otros temas, no me suena nada del violonchelo.
    En fin, hace tantos años de estas pelis, que me falla la memoria.
    Gracias por tu comentario y un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Queridos Viena y Oteador. Me vais a perdonar que me meta donde no me llaman (eso, en francés, tiene un nombre muy alimenticio: "ceux ne sont pas mes oignons", no son mis cebollas), pero la polémica sobre la chica del cello me ha animado a aportar un comentario: ¿no es en "Taking off" de Milos Forman donde sale una rubia en cueros tocando un cello?. No sé, tal vez mi enfermiza y calenturienta mente me cree recuerdos falsos...

    Perdón por la intromisión

    ResponderEliminar
  21. Eh vamos SOROKIN, no te disculpes por entrar en esta, que tu estás en la mesa siempre que servimos copas ;-) Con decirte que yo iba a llamarte esta tarde, cuando surgió la duda de la peli, porque estaba segura que nos aclararías algo y bueno, la que tu mencionas no sé siquiera si la he visto, así por este título ni me suena, quizás en español ¿cómo era? A ver si Oteador la vio y recuerda algo (para eso de las rubias en cueros creo que los hombres tenéis más memoria).
    Gracias por el aporte.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, ya que me das pié, ahí voy a seguir sirviéndome copas. He mirado en la web, y parece que la tradujeron en España pòr "Juventud sin esperanza". Hay que entender que la peli es de 1971, es de unos jóvenes que hacen su vida a su aire en California (es la primera peli que hizo en USA Milos Forman). O sea, que la censura franquista la autorizó, pero le puso un título que, sin duda, sugirió algún canónigo de la Santa Iglesia Catedral Basílica. ;-))))

    ResponderEliminar
  23. Sorokin: estaba yo mirando justo eso: ¡Juventud sin esperanza! anda ya jajaja. Pues no puedo recordar si la vi, la verdad.
    Me llevas mucha delantera en cine, buaaaa, tantas veces que dices cosas interesantes y yo no las he visto.
    Voy a seguir cotilleando un poco, a lo mejor sí la vi, aunque en aquella época, 71 yo creo que todavía iba al cine con mis padres, imagínate, en Orihuela, ahí es ná.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Viena:
    Amar la vida, eso es vivir la vida con sensualidad, mirar aquello que para muchos no será propiamente sensual y sexual pero para tu fabulosa sensibilidad sí que lo es.

    Querida, vengo y voy, salgo y entro, miro y leo siempre jubilosa por encontrarte aquí.
    un abrazo

    p.d. tengo un recorte de periódico que enmarqué porque me gustó mucho, el torso desnudo de una mujer, como mejor adorno sólo tiene dibujados en la cadera los agujeros que le dan eco a un violoncelo. O sea que la cadera de la mujer semeja un instrumento. Espero que me hayas entendido, ignoro cómo se llaman esas aberturas.

    ResponderEliminar
  25. Viena, qué gozada de post. La verdad que las fotos han sido maravillosas, en especial la de las nueces... erotismo puro. Esta serie me está encantando. En cuanto al postre, todo lo que lleva me parece delicioso y original.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Continuo deleitándome con tu sapiencia y los escritos tan bellos que plasmas en tus recetas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. CARMEN: Efes, esos orificios se llaman efes o también oídos.
    Creo que es como dices, amar la vida es recibir toda esa voluptuosidad que ella emana, en cada ser en el que se expresa.
    Yo también me siento muy alegre de verte por aquí. Un beso enorme.

    CLAUDIA: Gracias por alabar las fotos, ya sabes que es como mi asignatura más retrasada y me gustaría aprender.
    El postre te encantaría, seguro que si, está buenísimo.
    Un beso y gracias por venir.

    APICIUS: El deleite es mío con tan amable comentario. Muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Bueno, bueno, bueno nena, la foto de los pimientos me ha subido hasta la líbido! jajajajaja Que de cosas curiosas nos has contado en estas últimas entregas, vamos, de lo más interesante paisana.

    Esta receta es tremenda en todos los sentidos, me parece una verdadera obra de arte, si puedo tomarme la licencia de ponerle este adjetivo, tremenda. Prohibida para mi ahora mismo por el tema de la dieta pero no dudes que en cuantito pueda la hago, eso fijo.
    Por cierto, mi cuñado es de Crevillente y está loco con tu blog, ni te lo imaginas!

    ResponderEliminar
  29. La memoria es caprichosa y escurridiza, pero creo saber qué película es: "Enredos de sociedad" (Town & Country) (2001), en la que dio vida a una violonchelista amante del personaje que interpretó Warren Beatty.

    ResponderEliminar
  30. Querida Viena, es muy difícil escribirte sin venerar tu deliciosa verborrea. Tienes una capacidad para expresarte, enseñar y transmititr sensaciones es digno de elogio. La sensualidad, así descrita, transmite tanto deseo... La sugerencia de las fotos...
    El dulce de miel, que se queda enun rinconcito de tu maravilloso discurso, no es para desmerecerlo. Sus ingredientes onvitar a no parar, vaya fuente de energía para iniciar con ímpetu las artes amatorias!
    Sensuales besos malagueños

    ResponderEliminar
  31. SARA: Jajaja, pero que graciosa eres, así que los pimientos. Bueno, dile a tu cuñado que gracias por ser tan fan. Y a ti, un besazo grandisimo, y gracias por venir a dejarme siempre una guinda de buen humor.
    Nos vemos.

    OTEADOR: Ahh, veo que hay varias películas de: "chica toca el cello y es muy sensual" jejeje. Esta que tu dices y la que dice Sorokin, no las he visto, o eso creo, pero ya son dos y yo había visto una tercera. Bueno, me alegro de haber removido vuestras memorias, sobre todo con cosas tan agradables como estas ¿o no?
    Un beso

    LAURITA: querida amiga, espero que no sea verborrea lo que transmiten mis largos post jajaja, ya sé que a veces me lío y me embrollo y no sé como parar, pero así es esta cocina, ya ves, para llevarla con recreo.
    Es verdad que el dulce de miel es muy energético, pero se puede comer de a poquito, como dicen por ahí. Está tan rico, que se ha convertido en el dulce ideal para regalar. En serio tienes que probarlo.
    Un beso grande, diría que alicantinos, pero no, mejor universales.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  32. ¡Verborrea en el buen sentido, siempre! Aunque te enrolles sin poder parar, tu conversación siempre está llena de contenido, y ¡eso vale millones! No sabes la cantidad de gente que tengo a mi alrededor que dispensa una verborrea basada en el Sálvame, el Supervivientes y de qué ropita se van poner para salir el fin de semana ¡arggggg!

    Y ese debate sobre la mujer desnuda con el violoncello me ha parecido de lo más sugerente, pena que no pueda contribuir.

    El dulce de miel lo haré, tengo una pedazo de lista pendiente de tus recetas...

    Besos mañaneros

    ResponderEliminar
  33. Querida duendecilla Laura: Pues no sé yo si hay verborrea en el buen sentido, pero ea, tratándose de ti, daremos como bueno pulpo como animal de compañía ;-)
    Un beso requetegrande.

    ResponderEliminar