lunes, 11 de julio de 2011

La cocina es sensual (IV): Frutas

                                                                                                                    


De todos los ingredientes que podemos encontrar en la cocina sensual, quizás sean las frutas las más atractivas y las más explícitamente seductoras.
La fruta nos evoca la exuberancia de jardines tropicales, perfumados, abundantes en todos los sentidos.
Muchas frases son utilizadas por el lenguaje popular, para adentrarse en la sensualidad a través de la fruta. La fruta prohibida, simbolizada en la manzana, es seguramente el ejemplo más cercano de nuestra cultura, haciendo alusión al pecado original.

La sensualidad contenida en las frutas y según los entresijos de nuestro cerebro, despiertan el deseo, que es una expresión de un deseo de inmortalidad.


Muchas frutas abiertas, se asemejan a los órganos femeninos: así las manzanas, los higos, el melón…. En su centro, parece ubicarse toda la esencia de la vida en sentido maternal, ese sentido que todas las civilizaciones adoraron personificándolo en diosas de fertilidad, esas, a menudo gorditas, de pechos grandes, que muestran exagerados sus atributos maternales

 Venus de Willendorf. Foto de Wikipedia

En su núcleo, como la mujer, la fruta contiene el útero, la fértil  matriz contenedora de la semilla de vida.

Incluso a nivel botánico y desde un punto de vista ontogenético, se dice en propiedad que la fruta es el ovario desarrollado de las plantas con flor.




Por otra parte, compartir fruta con el ser amado, se ha convertido en un icono de la sensualidad más apasionante, como así lo ha sabido reflejar a lo largo de la historia, el cine y la literatura.




Tomar juntos un simple cóctel de frutas, es divertido, agradable, refrescante y sobre todo muy sensual si por ejemplo, ella le da de comer a él y él hace lo mismo con ella.


Tu cuerpo son todas las frutas.
Te abrazo y corren las mandarinas;
te beso y todas las uvas sueltan
el vino oculto de su corazón
sobre mi boca.

Poema de amor. Gioconda Belli
(Fragmento)


Las frutas son alimentos de vida, especialmente cuando están maduras y son el regalo que como un beso, la tierra da, al ser que le rodea.







Hoy quiero traeros varias recetas de amor, unas para deleitar el paladar y otras para embellecer el cuerpo.

En lo que concierne a la alimentación, un verdadero capricho de chocolate y fresas exquisito, tan exquisito como nuestro encuentro.






Y para cuidar nuestro cuerpo, algunas recetas de belleza hechas con frutas, algo que creo que puede formar parte de nuestro libro íntimo. ¡La belleza tiene tanto que ver con el amor!




¿Sabíais que los primeros cosméticos encontrados datan de la I dinastía de Egipto 3100-2907 a. de C.?
Al parecer las mujeres egipcias ya utilizaban ungüentos perfumados, para mantener su piel flexible así como para resultar más sensuales.
Desde entonces y pasando por Cleopatra, que debió tener todo un manual de técnicas seductoras y fórmulas cosméticas y estimulantes, todas las civilizaciones han usado productos para embellecerse, cambiar el color de los cabellos, suavizar piel y uñas o dar tersura a los pechos.

¿La receta de esto último?  Está bien. Tomen nota señoras:

Hay que hacer una pasta a base de vinagre, arcilla y corteza de encina macerada en limón, aplicándola como cataplasma, imagino, pues la historia no nos cuenta cómo la usaban.

Y si lo que querían aquellas predecesoras nuestras era quitar las pecas de su rostro, usaban agua de saúco, salvia o álamo, mientras sus dientes los limpiaban con polvo de alabastro.

Pero la belleza como bien sabéis, parte del interior, así que estas recetas que hemos visto y las que vamos a ver, son aplicaciones, desde mi punto de vista, que expresan más bien un cuidado hacia uno mismo, un respeto y  delicado mimo que sin duda nos merecemos. Podríamos decir que estos cuidados ayudan a iluminar la belleza natural que todos tenemos en nuestro interior.

Las frutas son tan ricas para nuestro organismo, aplicadas por dentro y por fuera, que su uso ha dado lugar a la llamada frutoterapia, una serie de fórmulas no solo para embellecer, sino incluso, para curar.

Pero embellecer es lo que nos ocupa, así que veamos qué recetas podemos aplicar usando las frutas, tanto las damas como los caballeros,  por supuesto.
(Fuente: saber popular y libro “Frutoterapia y belleza” de A. Ronald Morales).
 

De arriba hacia abajo:






El cabello con membrillo

Con semillas de membrillo, haremos un gel espeso de la siguiente forma: Dejaremos las semillas en remojo durante 24 horas. Al cabo de los cuales, las pondremos a hervir a fuego lento hasta que se blandeen lo suficiente. Podemos triturar para convertir en una pasta.
Esta pasta, usada como mascarilla, proporciona brillo y suavidad al cabello.
También sirve para dar suavidad a la piel.

La cara y el cutis con fresas






Licuaremos 3 fresas hermosas con un vaso de leche y aplicaremos esta agradable loción directamente sobre la piel del cutis, dejándola actuar durante 15 minutos. Después, retirar con agua fresca.
Es una loción hidratante que realza el tono y mejora la textura de la piel.


Los labios con aguacate






Solamente necesitaremos medio aguacate y cinco gotas de aceite de oliva virgen, para mantener nuestros labios libres de grietas y debidamente tratados.
Trituraremos el aguacate y añadiremos el aceite formando una crema que aplicaremos sobre los labios dejándola actuar durante 15 minutos. Luego aclararemos con agua tibia.

El hueso del aguacate, lo reservaremos ya que con él, se puede hacer un maravilloso masaje corporal que está especialmente indicado contra la celulitis. Simplemente tomamos el hueso limpio, y masajearemos con movimientos circulares. Suavemente pero con firmeza y en forma ascendente.


El cuerpo con  banana






Para una limpieza que dejará nuestro cuerpo suave y delicado, usaremos este exfoliante hecho con una banana, unas gotas de miel y dos o tres cucharadas de limón.
Triturar hasta formar una pasta y frotar el cuerpo con esta crema.
Luego, aclarar con una ducha de agua limpia.

Los pies con piña

Ideal contra las asperezas, tan usuales en los pies, sobre todo en el verano.
Simplemente hay que ponerse la piel de la piña sobre los pies y si se desea, ajustarla con una venda o cinta elástica. Dejar que actúe durante 10 o 15 minutos y aclarar con agua.

Y para deleitar el paladar, un sensual pastel al que he llamado: “capricho de chocolate y fresas”.






Ingredientes:  

Para el bizcocho






3 huevos
150g. de azúcar
150g. de mantequilla
100 g. de chocolate Nestlé postres
75 g. de harina
100g. de mezcla de nueces, almendras, cacahuetes y piñones.

Así lo hacemos:

Colocamos el chocolate con la mantequilla en un cazo a fuego muy lento y dejamos que ambos se derritan por efecto del calor.




Una vez fundidos y mezclados, retiramos del fuego.

Mientras tanto, en un recipiente, batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir un compuesto espumoso.






A este compuesto, le añadiremos la mezcla de chocolate con mantequilla y seguiremos batiendo




Añadimos también la harina




Ahora trituramos los frutos con ayuda de un rodillo




Y los añadimos también  al compuesto




Una vez todo bien mezclado, lo pondremos en un molde engrasado y enharinado





Taparemos el molde con papel de aluminio e introduciremos en el horno a  temperatura media, sobre un recipiente con agua, es decir, al baño María.




Esta forma de cocción, nos dará un bizcocho con una textura muy interesante, denso, pero muy suave.




Pincharemos para comprobar cuándo está  hecho. Sacaremos del horno y dejaremos enfriar antes de desmoldar.

Para la cubierta necesitaremos:  






Medio litro de nata para montar
Unas cuantas fresas
Azúcar glas al gusto






Montamos la nata añadiendo un poco de azúcar glas al gusto. Entonces, nos disponemos a cubrir el pastel, rústicamente y a decorar con ayuda de una manga pastelera.





Una vez cubierto, hacemos unas rosetas siguiendo la orilla del pastel.





En el interior, en donde se ha formado una cestilla, depositaremos las fresas previamente lavadas y cortadas por la mitad.




Alrededor del pastel, cubriremos los bordes con virutas de chocolate, que habremos obtenido rallando  chocolate con un pelador.







Y entonces, hechas las fotos, recogida la cocina y serenados los corajes, nos dispondremos a disfrutar de este capricho





Es ese justo momento tan apropiado para jugar a tesoros escondidos.




Espero que os haya gustado.





La vida es mi arte, protección frente a la muerte,
así sin autorización vivo.
 (Jack Kerouac).


27 comentarios :

  1. Que hermoso post y que maravilla de tarta. Me encantan las frutas y he aprendido muchas cosas hoy contigo. Siempre es un placer visitarte.
    Un besazo.
    Claudia

    ResponderEliminar
  2. un placer leerte, y la "guinda" ese delicioso pastel que me ha encantado.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  3. Este blog es un rincón mágico.
    ¡Enhorabuena!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Viena, como siempre una entrada maravillosa. Las frutas son productos beneficiosos para todos y veo que son tan buenas para comerlas y aprovechar sus beneficios, como para usarlas para embellecer nuestro cuerpo.
    La tarta es de lo más apetitosa, chocolate y fresas hacen una combinación estupenda y tiene que estar deliciosa.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Viena, Un texto precioso, como todos los tuyos, pero cada vez mejor, te prometo que me ha encantado, y he disfrutado cada renglón. La tarta le viene de maravillas, probaré a la cocción en baño María, sin duda hará la diferencia. Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué belleza la cita que cierra tu post. Qué buena toda la información que nos das, y este postre, qué delicia esa base... siempre lo digo, el matrimonio perfecto: la fresa y el chocolate, no sé por qué pero me enloquece.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. CLAUDIA: Muchas gracias por el comentario.Para mi es un placer también recibirte.
    Un beso.

    CHELO: Buena semana también para ti y muchas gracias por tu comentario.
    Un beso.

    ANONIMO: Gracias, es una bonita percepción de este lugar.
    Un beso.

    SUNY: Las fresas con chocolate son una combinación clásica, en este caso, la diferencia la marca el bizcocho que al estar cocinado al baño María, tiene una textura peculiar y muy rica.
    Gracias por tus siempre amables comentarios y un beso grande.

    DELIKAT: Sintetizamable. Gracias.
    Un beso.

    PAMELA: Es cierto, esta cocción para mi fue un descubrimiento, da una textura muy diferente, que personalmente me encanta para todos estos bizcochos tipo brownie.
    Me alegro de que hayas disfrutado con la entrada, es lo mejor que me puedes decir.
    Un beso grande.

    CLAUDIA HERNÁNDEZ: Es una combinación muy buena y sensual, es cierto, del toque amargo del chocolate a la jugosidad de las fresas frescas, es muy interesante en el paladar.
    Me alegro que te hayas fijado en la cita de Kerouac, es una cita que adoro.
    Un beso y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  8. En mi casa somos muy de la fruta , aunque en invierno por aquí la variedad es bastante limitada. Nunca me puse a pensar en la sensualidad de la fruta, tu informe me parece super interesante. Y desde ya que me llevo un trozo de tu torta super sensual!
    Cariños

    ResponderEliminar
  9. Viena, como siempre magistral tu entrada. Me tomo mi tiempo para leerte porque es un regalo para los sentidos todo lo que escribes y no quiero que ninguna palabra se me escape. Me gusta tanto tu trabajo!!. En estos momentos necesitaría tomar buena nota de todos esos cuidados de belleza y ponerlos en práctica. Es muy bonito saber cómo antiguamente las mujeres se embellecían de esta forma tan natural. Y por supuesto finalizar con esa tarta en buena compañía que culminaría el ritual. Un beso enorme y felicidades por esa capacidad de trasmitir tanto en tan poco espacio.

    ResponderEliminar
  10. ERIKA: Gracias por tu comentario. Es un placer verte por aquí.
    Un beso

    ANNA: Lo que sí son regalos, son tus palabras, tan bonitas y tan halagadoras. Muchas gracias.
    Seguro que sí nos vendrían bien estos cuidados de belleza, es cierto, hay que tomarse el tiempo de aplicárselos.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. Una entrada impresionante, gracias por tus consejos y por la receta, claro!

    ResponderEliminar
  12. Queridisima Viena....super interesante la historia de la fruta y su componente sensual...por algo la fruta prohibida fue una manzana....si desde esos tiempos!!....la fruta es en si sensual....cuando pienso en ella se me viene a la cabeza el mango....suave, sedoso, jugoso, dulce, aterciopelado, fuerte y vigoroso...cada fruta es un juego de seduccion....es un componente importante en nuestra alimentacion y en nuestro sentir....a traves de estas entradas me he dao cuenta de la importancia del entender que comemos y para que.....por eso privilegio la comida natural y no compro envasada ni procesada (la evito al maximo.....pero aca a veces debo comorar algunas cosas envasadas).....creo que la comida es mas que calorias y vitaminas.....es energia para nuestra vida....incluyendo nuestra sensualidad....me alargue de nuevo!!.....espero ahora empezar a ponerme al dia.....busqueda de casa para cambiarnos me tenia sin poder entrar el blog!!......Abrazotes, Marcela...ando algo estresada!

    ResponderEliminar
  13. Que bonita entrada Viena, la fruta así contada es aún mas especial y un poquito elaborada mejor, y o acabo de poner una presentación para la sandía en el blog cosicas tontorronas pero que animan la mesa:)
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  14. Esta serie de cocina sensual me esta encantando !!! y que tarta , se ve deliciosa !!! Besos

    ResponderEliminar
  15. Muy buen reportaje, Viena! Y ese capricho... de lujo! Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Yo tengo una relación especial con la fruta. Me seduce tanto que caigo rendida a sus pies ;-) Sólo el hecho de comer fruta embellece el cuerpo y el espíritu.

    Los ungüentos que has mencionado son muy socorridos, y la verdad, ¡qué mejor que sean totalmente naturales! Sólo conocía el del agucate para lo labios, pero el del membrillo para el pelo lo voy a tener en cuenta para cuando sea la temporada.

    Muchas gracias, siempre, por enseñarnos tantas cosas y tan interesantes. Es un placer leerte, detenidamente, con calma y sin prisas.

    Se me olvidaba la tarta! Yo hago una base de tarta con bizcocho de chocolate muy parecido a este, pero sin utilizar la cocción al baño maría. Probaré.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias a todos: Visc a la Cuina, Marcela, Raquel, Pollet, Angie y Laurita, por venir a dejarme un poco de vuestro tiempo.
    Marcela mujer, relájate y no te estreses que total, nunca llegamos a ninguna parte, sino cuando tenemos que llegar. Raquel, he visto la sandía con forma de tarta y me ha encantado. Laurita, si pruebas el baño María vas a descubrir otra textura diferente, a mi me gusta mucho.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  18. Hola Viena. No puedo dejar de pasar por aquí, porque si no, me ibas a poner falta. Para no quedarme en lo de siempre, que son fascinante tu post y tus fotos (como todos), una pregunta: Ya sé que el pepino no es una fruta, pero... ¿para qué sirven esas rodajas de pepino que se ponen las damas en los ojos? Mujer, yo no le he visto en directo, lo he visto en el cine... aparte, el pepino... el pepino, pobre pepino, vilipendiado por los germánicos, pero tan nuestro y tan... no lo digo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Jajaja Sorokin, te diría que si no vienes a hacerme una visita me importa "un pepino", pero no es verdad, más bien te echo en falta, que no es lo mismo que ponerte falta. En fin, a lo que vamos, el pepino es astringente, una cosa mu güena para las impurezas de la piel, que se las lleva. También es un buen tónico, así que estimula la regeneración de las células de la piel y eso también es mu güeno. Por último, dicen que tiene el mismo ph que la piel, aunque eso personalmente lo discutiría y preguntaría: ¿Que la piel de quien? Porque claro, todos no tenemos el mismo ph. Otra cosa y me imagino que por ahí van los tiros, es que se considere un ph determinado como el ideal de un cutis precioso, entonces el pepino tiene ese ph.
    Yo tampoco lo he visto en directo ni lo he hecho nunca, pero es un clásico, por así decirlo, de la belleza, con productos naturales.
    Y sí, hombre, sí, dilo, di lo que tengas que decir, que estamos en un siglo avanzado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Que gusto leerte querida Viena y aprender tantos trucos de belleza!
    Yo tengo el pelo negro y muy brillante, y cuando era más joven (más joven que ahora jaja), me untaba en el pelo aguacate con miel de abeja.

    Por otro lado,hablando de estas cosas de comida y sensualidad, una vez leí que una tribu del Amazonas copulaban sin problemas delante de los demás, pero para comer, sentían una gran verguenza y hasta podian ser castigados. Cosas de cultura..

    La receta final me encanta, me encanta ese color del chocolate como combina con el color de fresa
    besitos

    ResponderEliminar
  21. Querida Gaby: Tomo nota yo de tu receta de aguacate para el pelo, que si lo has usado tu, sabiendo lo guapísima que estás, es que es un buen consejo, sin duda.
    La verdad es que cada cultura enfoca de una forma sus manifestaciones más importantes y esas entre otras, son desde luego, la comida o el sexo.
    Fíjate que un ejemplo de lo más ilustrativo es el enfoque del sexo en Oriente, en donde es prácticamente un camino hacia la iluminación, y en Occidente, en donde con más o menos rigidez, hay todo un tema de tabú en torno al sexo.
    Con la comida pasa otro tanto, aunque quizás menos exagerado, por eso me llama mucho la atención lo que cuentas de la tribu del Amazonas. Qué cosas curiosas ¿verdad? y tendrá su sentido dentro de lo que es conveniente para esa tribu, a saber por qué.
    Me alegro de que te guste la receta y de que hayas venido a dejarme un poco de tu tiempo. Siempre eres una visita muy agradable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Con la naturaleza siempre estaremos en deuda, nos ofrece unas frutas, que son fuente de vitaminas.
    Un pastel que se ve genial.
    Un abrazo para ti Viena.

    ResponderEliminar
  23. IRMINA: Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  24. Mañana cumple años mi novio, tengo planificado prepararle una cena romantica en el alquiler temporario en buenos aires que compartimos actualmente. Esto de la cocina sensual me ha venido genial. Muchas gracias!!

    pd: el toque de las frutillas es imprescindible sin duda!

    ResponderEliminar
  25. que pinta por favor... voy a probarla y te diré algo... un saludo! Enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  26. CARLA: Mucha suerte en ese encuentro y gracias por tu comentario.

    EVA: Gracias. Ya nos contarás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar