viernes, 16 de septiembre de 2011

Muy cortito

                                                                                                                             

Después de leer las crónicas que habéis publicado, mis queridos Apicius, Laura, Delikat, Sorokin, Oteador de los mercados, Carlos, Claudia y Lola , amigos blogueros, relatando la jornada que pasamos juntos en Alicante el día 10 de Septiembre, la verdad, no sé qué más puedo decir. Me habéis llenado de halagos y parabienes que en realidad todos vosotros merecéis. No fui yo sola la anfitriona de ese encuentro, lo fuimos todos, incluyendo a esos otros amigos que sin ser blogeros, nos siguen en nuestras vicisitudes culinarias.
Sólo hay que ver las fotos que habéis colgado, para darse cuenta de que todos estábais echando una mano, cocinando o arrimando sillas, que lo mismo tiene, todos, desde el primero al último, actuamos como una gran pandilla y eso, sin conocernos.

Ya os echo de menos




Como leí hace poco en otro blog, no hace falta estar cerca para tocarse y qué verdad es esa. Yo  me siento “tocada”, tocada por la varita mágica de la amistad, de la mirada cómplice que se encuentra por primera vez y del afecto que se ha generado en la distancia geográfica, pero en la proximidad del corazón.
Fue un día muy bonito y en lo que a mi respecta, lo repetiremos, os lo prometo.

Y como todo lo acaecido ha sido prácticamente dicho y muy bien dicho, yo voy a dejarlo aquí, solamente con un enorme: ¡¡Gracias por haber venido!! A los que estuvisteis aquí y un recuerdo muy entrañable a los que faltaron, que también fueron unos cuantos y que espero que en la próxima estén con nosotros.


Un beso a todos.

19 comentarios :

  1. Viena para mi fué un lujo poder estar ahí compartiendo con todos vosotros y me animo a decir que a todos los demás les pasará lo mismo. No veas la pereza que nos dió volver a casa, es que de verdad fué un día muy especial y no tengas ninguna duda de que volveremos, esa mesa está muy vacía jajaj.
    Celebro el haberte conocido, me considero afortunada.
    Mil gracias a ti por tu generosidad.
    Dile a Leo que vaya encendiendo el fuego para otro asadito jajaj!!
    Un besazo.
    Claudia

    ResponderEliminar
  2. ...y no lo dudes! Ya sabes mi razón y te puedo asegurar que cuando se organice algo similar Sarita corre y vuela para estar con vosotros.
    Todo lo que he leído son maravillas Viena, aunque no las necesitaba leer, ya que el concepto sobre mi paisanita yo lo tenía más que claro. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  3. Querida Viena.
    No sé si nosotros nos merecemos esos halagos. Con lo bien que lo pasamos, con lo bien que nos atendiste, con las viandas tan ricas que comimos..., encima nos agradeces nuestra presencia.
    Pues nada. En esas condiciones, estamos dispuestos a acudir a tu llamada una y mil veces.
    Pero el turno tiene que correr y en Murcia ya se os espera. Así que, como dicen los niños: "a la cola que está sola".
    Un besazo.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Amiga Viena:
    He repasado los blogs de todos que vivieron esa jornada en el Jardín del Edén y he quedado maravillado. No sorprendido, pues solo se podía esperar algo así de tu reunión. Ya me siento como si también hubiera participado. Tus invitados, todos extraordinarios, personas con las que a uno le encantaría reunirse. Seguramente, quién más me ha sorprendido ha sido Apicius.
    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar
  5. Eres una extraordinaria anfitriona en tu blog, no podrías ser de otra manera en tu propia casa, Viena, estoy segura que se han quedado cortos en halagos. Qué lujo esa reunión con gente toda tan divina, mil besos

    ResponderEliminar
  6. Hay que ver lo que tuviste que trabajar para que todo fuera tan fantástico! Estoy segura de que lo hiciste con muchísimas ganas, pero con lo que yo me canso cada vez que nos juntamos a comer la familia, no sé cómo terminarías el sábado por la noche...
    Pero lo mejor de todo fue el cariño con el que nos acogiste, que desde el primer momento nos hiciste sentir en casa con tu dulzura y tu simpatía (y la de tus preciosas hijas)
    Y bueno...que hay que repetirlo, pero sin que tengas que trabajar tanto!
    Un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Después de leer todas las crónicas no me queda nada más que decir que a la siguiente iré sí o sí. Una pena perdérmelo. Por lo que cuentan fuiste una perfecta anfitriona, aunque yo no tenía dudas de ello ya en la organización.
    Aix Viena si yo tuviera un piso un pelín más grande ya organizaba yo la siguienteeeee!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. CLAUDIA: Eso está hecho. Nos veremos.
    Un bso grande.

    SARA: No te perderás la siguiente, porque te lo habrías pasado genial, lo sé. Además, tengo enoooormes ganas de conocerte.
    Un beso.

    CARLOS: Jajaja, a la cola, a la cola, allá me mandas, pos vale, pero no me pienso perder nada que se haga en Murcia.
    Un besote

    SEBASTIAN: Te encantaría conocer a Apicius, es todo un personaje, un Leonardo Da Vinci de la cocina. Le tengo gran admiración y respeto, y tuve la suerte de verlo en acción, con su delantal cortando sus propios embutidos, sirviéndonos sus propias cervezas, es un hombre increible, espero que algún día lo conozcas. Un día que vengan con más tiempo, los llevo a la Tana.
    Un beso.

    PAMELA: Mil besos también para ti. Fue un día muy bonito para todos. Ojalá alguna vez te apuntes a una de estas reuniones.

    LOLA: No fue para tanto, todos ayudásteis, unos con el asado, otros con el horno, otros amasando, era justo como yo lo había pensado, ahí estábais todos como yo había imaginado, en nuestra salsa.
    Me gustó mucho que estuvieras con nosotros.
    Un beso.

    ARANTXI: La próxima vienes aunque tengamos que ir a por ti y traerte de una oreja jejeje. T lo habrías pasado genial, seguro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Gracias una vez más, Viena. ¡Qué jornada extraordinaria!

    Eso sí, por un pelo, casi me quedo sin poder comentar y mandarte un beso, porque has publicado las dos últimas entradas a una velocidad supersónica y ya sabes que la última entrada, generalmente, tapa la anteúltima. Qué productividad la tuya, en todo caso.

    Buen fin de semana a tí y a tus hijas. Espero que el "insti" le haya ido bien a la pequeña.

    Yo me voy mañana a Córcega a completar mis vacaciones. Ya os contaré a la vuelta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. He vito algunas fotos y leido las cronicas del evento. Una reunión muy especial! no podia ser de otra manera.
    Un abrazo muy fuerte Viena.

    ResponderEliminar
  11. Ayy, yo yo acá, ahora estoy amolada.
    Amolar es así como apretar, triturar, desgastar, en México decimos cuando vemos a alguién que no está en su mejor momento que está amolado, que está fregado física o económicamente, también puede ser anímicamente.
    Y se usa el "ya ni la amuelas", por: ya ni le hagas más, en este caso para tu tarta está que ni mandado a hacer. Porque tu tarta es barroca, antojable, laboriosa, pecaminosa, lujuriosa, taladradora de la voluntad férrea para no caer en más y más centímetros de disque cintura. Ya ni la amuelas, es también: ya no te pases.
    Todo en el buen sentido. Espero haberte abierto más dudas, jaja

    ResponderEliminar
  12. Cada vez que leo sus reflexiones me quedo obnubilado.
    Todos colaboramos en lo que pudimos, pero si no hay dirección y un buen hacer detrás, todo se va al traste y esa dirección solo la pudo hacer usted con la gran dedicación que dedicó a este EVENTO GASTRONÓMICO. Aun recuerdo sus palabras cuando me invitó, "No se crea que va a ser un evento como a los que acostumbra a asistir" tuvo toda la razón, ya que fue mucho mejor.
    Todavía veo al "innominado" que no ha alcanzado tener un nombre para poder dirigirnos dignamente a él.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Viena a ese horno hay que ponerle nombre ya, ya sé que dices que no le tienes cogido el punto como a Alfredo :-), pero mira que a pesar de todo se portó bien el finde semana con las empanadas, aunque le costará coger el calor... que casualidad que en el sur a la gente muy lenta les llamamos "empanao"... :-)

    ResponderEliminar
  14. Creo que no puedo añadir más a lo que ya te he dicho por email o han dicho todos lo asistentes al evento...Solamente muchas gracias de nuevo por todo.

    Y de acuerdo con Delikat, ¡ese horno necesita nombre ya!

    Muchos besos!

    Laura

    ResponderEliminar
  15. SOROKIN: Espero que te lo pases genial en Córcega, de buena gana me iba de polizón contigo, tengo unas ganas de viajar que me muero.
    El Insti va viento en popa, a pesar del susto de los primeros días. Gracias por tus buenos deseos.
    Un beso y que tengas felices vacaciones.

    FE-I-KÄ: Cómo me húbiera gustado que vinieras y que nos hubiéramos conocido. Te deseo lo mejor y a ver si en la próxima, soplan mejores aires.
    Un besazo.

    CARMEN: Pero qué divertida eres jajaja, anda que no íbamos a disfrutar tu y yo si nos encontráramos un día. Y eso tiene que ser, así que ya ni la amuelas, y déjate de centímetros y cinturas que estar a dieta no es sexi, en serio.
    Un beso grande.

    APICIUS: Pobrecito, me ha dado pena cuando usted escribe "el innominado", hay que pensar ya en un bautizo digno para este personaje. Y desde luego, habrá que festejarlo.
    No sé si llegamos a un encuentro gastronómico, pero que fue entrañable, a fe que eso es cierto.
    Un abrazo.

    DELIKAT: Aquí también le llamamos "empanao" al que está en Babia, algo atontao o "a su bola" ¡Qué riqueza la de nuestro idioma! Y te digo lo mismo que a Apicius, vamos a tener que hacer un bautizo en toda regla para este pobre horno, y habrá que hacer su fiesta incluida. Esto tiene que ser así ¿o no?
    Un beso grande

    LAURITA: Menudo rollo se trae bloger que no deja comentar con tu nombre, a mi me pasa que tengo que quitar la opción de recordar mi cuenta para poder comentar y eso, cliqueando tres, cuatro o a veces, más veces, vamos que cuando no es una cosa es otra, pero paciencia, que también nos da cosas buenas.
    Le pondremos un nombre, eso es ya una petición popular que hay que atender.
    Un besote

    ResponderEliminar
  16. Que combustible tan potente es una jornada como esa que nos permite recargar las pilas.
    ¡Ah!, lo de empanao me gusta. ¿Dónde vas a cocer la coca?. Pues, en el empanao, claro.

    ResponderEliminar
  17. OTEADOR: Jajaja, a mi lo de empanao me suena un poco despectivo, como atontao, o algo así. Tenemos que buscar un nombre algo más cariñoso para este horno o se negará a hacernos bien las cosas, te lo digo yo, que de hornos se un rato ;-)
    Qué bien nos lo pasamos. ¿Has visto la convocatoria de Carolus? ¿No vendrías el viernes y nos vemos de nuevo?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Acabo de descubrir esta maravilla de blog y con tu permiso aquí me quedo, aprendiendo.
    Un beso grande,
    Esther

    ResponderEliminar
  19. ESTHER: Bienvenida a este espacio, en el que esperos te sientas como en casa. Muchas gracias por tu comentario y un beso.

    ResponderEliminar