Buscar en el blog

Cargando...

domingo, 6 de noviembre de 2011

Monederos para Iris

                                                                                                           

Una nueva receta del estupendo blog de Charo Marco: De Re Coquinaria.
Se trata de estos saquitos que veis en la fotografía, hechos con masa y rellenos de una mezcla de nueces e higos secos.
Son riquísimos, pero un auténtico peligro para las dietas, ya os aviso. Son golosinas y cuando comes uno, no puedes parar de comer. Están riquísimos.


Corresponden a un post precioso  que hizo Charo en honor a Iris, la mensajera de los dioses, que podéis leer aquí.
Quería haberla hecho antes, pero no encontré hasta ahora, higos secos en ninguna parte.
La receta es de Ateneo, en su obra “Banquete de los eruditos” y Charo la adapta, dándonos las instrucciones de cómo realizarla en el día de hoy.

Como siempre, os recomiendo la lectura del  blog de Charo, porque es un lugar donde se nos acerca el legado de antiguas civilizaciones, de una forma  delicada, amena y siempre con la sensibilidad que Charo le imprime a sus escritos.

Yo he disfrutado con la receta, es fácil, es rica, no demasiado dulce, aunque ya os he advertido del peligro de comer media docena sin daros ni cuenta.


Vamos allá.

Ingredientes:

Para la masa:

250 g. de harina
65 ml. De aceite de oliva
90 ml. De agua

Para el relleno:

100 g. de nueces
40 g. de higos secos

Para el acabado:

90 ml. De miel




La próxima vez que la haga, seguramente pondré un relleno al 50% de higos y nueces, es decir, 70 gramos de cada,  buscando un mayor grado de humedad del relleno y un mayor sabor a higo. Pero esto irá en gustos y es cuestión de ir probando hasta que logréis lo que os agrade.

Bien, colocamos la harina en un bol y añadimos el agua y el aceite, removiendo y formando una masa, que dejaremos reposar al resguardo de corrientes durante un buen rato. 








Mientras tanto, picaremos los higos y las nueces, dejando preparado el relleno.




Como se puede apreciar, obtenemos una mezcla más bien seca. Añadirle un grado mayor de humedad es lo que quiero probar la próxima vez, poniendo más higos.

Ya reposada la masa, la extendemos con ayuda de un rodillo, lo más delgada que podamos.







Cortamos círculos, lo que yo hice con el borde de una copa y esos círculos, todavía los extendemos algo más con el rodillo.




Se trata de conseguir el grosor y la textura parecida realmente a una tela.

Rellenamos con una cucharada de la mezcla de nueces e higos y cerramos en forma de saquito o monedero, que en mi caso, quedaron del tamaño de una nuez.








Luego freímos los saquitos en abundante aceite muy caliente hasta que estén de un bonito color dorado.




Todavía en caliente, los regamos con miel




Y listos para comer





Si no contamos el tiempo de reposo, la receta se hace en diez o quince minutos, así que hasta los más perezosos, podéis llevar a cabo esta preparación y os aseguro que merece la pena.





Gracias Charo una vez más por traernos cosas tan ricas de la antigua Roma.

Un abrazo.


42 comentarios :

  1. ¡Buenos días!

    Qué buena pinta tienen estas delicias y con qué rapidez se hacen e, imagino, se comen...

    Sigo tu blog desde hace mucho tiempo pero es la primera vez que me decido a escribirte. Soy profesora de griego y latín y me encanta la cocina; es más, creo que la realización de recetas en clase es una forma de unión entre el profesor y el grupo, de un aprendizaje divertido y didáctico (a la vez que se realizan, se puede hablar de cultura, tradiciones, etc) y una manera de que nuestros alumnos estén en clase relajados y tranquilos.

    Lo malo es que ahora no se puede llevar a clase nada que sea elaborado por uno mismo, pero sí envasado. Y yo me pregunto, ¿no es mucho más sano y rico algo hecho con amor y dedicación?

    Un beso y gracias por ser como eres.

    Yasmina.
    Blog: cantamegrecia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. YASMINA: Muchas gracias por tus palabras, es un halago saber que me sigues y que te gusta lo que ves en mi blog y una esperanza y alegría saber que gente como tu es la que educa a nuestros chicos a pesar de todas la dificultades.
    Estoy de acuerdo contigo en que es mucho más sano cualquier cosa que se haga con amor, aunque la legislación parece no entender nada de amor ni otras cosas así.
    Miraré tu blog, porque seguro que es interesante, así como el de Charo, que supongo también te gusta como a mi.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Eso es un pecado... Pero tiene una pinta espectacular!!!
    Otra receta para probar!
    Saludos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  4. Miel y nueces, que rico. no se si será de sabor, pero de aspecto estos saquitos me recuerdan un montón a un dulce marroquí, creo que eran una masa frita con un sabor como a almendras o nueces y bañados en miel. Me animaré a probarlos por que tienen una pinta estupenda.

    Ah! por cierto, hace un par de días hice tu receta de arroz a los tres puñaos, y estaba delicioso, será por que en mi casa somos muy de guisos. :)

    ResponderEliminar
  5. Unos saquitos deliciosos, para empezar y no parar.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Querida Viena, no me extraña que cuando se prueben no puedas parar de comer. Yo tengo un vicio con todo lo que lleva frutos secos. Me encantan!!. Acabo de hacer un flan también de la época de la antigua Roma que lleva exactamente los ingredientes de estos monederos. Lo publicaré esta noche. Parece ser que antes los frutos secos se utilizaban muchísimo en los postres, así que imagino que en otra vida yo estuve por allí y de ahí que me encanten. Como siempre un gusto leerte, aunque me repita, es lo que siento. Gracias por la recomendación del blog de Charo, enseguida me lo miro. Mil besos para tí.

    ResponderEliminar
  7. Vaya bocado que son estos saquitos. Como bien dice empezar y no parar.
    Ya le veo a su niña pequeña comiéndolos, con lo que le gusta la miel. según dijo.

    ResponderEliminar
  8. Apreciada Viena.

    Gracias por elaborar esta receta.

    Son dignos de los mismos dioses.

    Están fenomenal, como siempre, un éxito.

    He actualizado la entrada para que todos vean el resultado: http://derecoquinaria-sagunt.blogspot.com/2011/10/en-honor-iris.html

    Gracias de nuevo

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Claro que sigo el blog de Charo, ¡me encanta! Además, el año pasado, el taller de aceite romano que saqué del blog tuvo mucho éxito entre los alumnos.

    A ver qué puedo realizar este año sin que la legislación me empañe el taller.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Una delicia de boado Viena, voy a ver el blog de Charo porque seguro que no tiene desperdicio.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  11. AURELIE: No sé si un pecado, pero engorda, eso seguro. Sin embargo están riquísimos, tienes que probarlos. Un beso.

    SALLY: Es cierto que recuerdan pastelitos árabes, yo tuve la misma sensación, pero le faltaría ahí el agua de azahar o algunas especias. No deja de ser una buena idea para probar otra vez.
    Gracias por tu comentario. Un beso.

    LAS RECETAS DE MAR: Gracias por tu visita. Es verdad que están que no se puede parar.
    Un beso.

    ANNA: Cuando los hacía ayer y los comía luego, pensaba que lo que se valoraba antes eran las muchas calorías concentradas en poco alimento jejeje. Seguramente era la época en que las personas rellenitas eran las personas más saludables. Ahora los frutos secos caen en desuso por las calorías y porque también hay exceso de otros alimentos. Vamos, que yo no sé si estuve como tu por allí o qué, pero con lo bien que se me vería a mi en esos tiempos jajaja.
    Un beso y gracias por venir.

    APICIUS: Toda la razón, la pequeña Viena se quedó encantada con estos saquitos que además de bonitos, estaban super ricos. Ella de todas formas, mucho más moderada que yo, sólo comió dos. Yo no digo cuantos me comí que me da vergüenza jajaja.
    Un abrazo y gracias por venir.

    CHARO: Bienvenida y gracias por la actualización. Me encanta hacer tus recetas, ya voy pillando poco a poco ese algo que tienen en común y pronto creo que entraré en la música culinaria de los antiguos, algo que me gusta mucho.
    Un beso grande.

    YASMINA: Ya me parecía a mi que conocerías a Charo. Si necesitas alguna ayuda para el taller, pide, que en lo que podamos, ayudamos.
    Un beso.

    SUNY: Seguro que te encanta además, podríamos hacer sus recetas, porque es una experiencia cocinar lo que nuestros antiguos cocinaban.
    Un beso y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  12. Me parecen irresistibles! A mí me pasaría lo mismo... comería demasiados, los haré un día que tenga gente en casa para cortarme y que acaben con ellos. Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi imaginación vuela de leer la receta y ver las fotos. Espectaculares saquitos, entiendo que uno no pueda parar. Adoro el higo, los frutos secos, la miel... y me gusta tu idea de otorgarle humedad subiendo el porcentaje de higos, que es una fruta digna de los dioses.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. MIEL , HIGOS Y NUECES UNA MEZCLA PERFECTA TIENE QUE ESTAR MUY RICO
    BESOS
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Buenas y lluviosa tarde Viena, gracias por el comentario sobre los aceites. He leido otra vez el post de los aceites, y pienso que puede confundir lo que decía sobre los alimentos-medicina (el vicio de escribir y no repasar lo que he escrito).
    Álvaro González-Coloma y Pascua se refería a que no hay alimentos medicamentos en si mismo, sino que éstos, los alimentos, pueden evitar algunas enfermedades cuando se sigue una dieta saludable. Y citaba, como único estudio serio avalado por más de 30 años de investigación, como el aceite de oliva virgen puede evitar la aparición del cáncer de mama.
    Cualquier otro estudio, por debajo de los 5 años de investigación, siempre podrá plantear dudas.Al menos, en el mundo de la investigación agrícola así es.
    También explicaba que cualquier alimento aporta cantidades mínimas de sus “elementos beneficiosos”, por lo que sus propiedades beneficiosas se deben enmarcar en la continuidad y en la asociación con otros alimentos.
    Esos saquitos de higos, nueces y miel, junto a una copita de mistela, son irresistibles.

    ResponderEliminar
  16. SALOMÉ: Jajaja, me hace gracia, invitar para cortarte. Son riquísimos y yo me pasé tres pueblos comiéndolos anoche. Ahora no me quitan lo bailao, pero tampoco las calorías jeje.
    Un beso.

    CLAUDIA: Te encantarían, pero estos son tan fáciles que no puedes dejar de hacerlos, en serio, están deliciosos.
    Un beso.

    NOE: Aciertas, están muy ricos y no demasiado dulces, lo justo para apreciar bien todos sus sabores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. OTEADOR: Ahora he comprendido un poco mejor, de todas formas, me parece un tema resbaladizo que daría lugar a un suculento debate si tuviéramos el tiempo y el lugar para ello. A veces la ciencia se muestra tan obcecada, que no ve ni sus propios avances. Tendríamos que repasar las fórmulas de muchos medicamentos comercializados como tales y legislados como tales, para ver que contienen sustancias que son alimentos, el caso simple del ácido cítrico, nos saltaría a la vista. La cúrcuma por poner algo que me viene ahora a la mente, tiene avales actualmente de estudios que la consideran medicina contra muchos males y la cosa le viene desde los ayurvedas, suficiente data para que pase el filtro ¿no? Por otra parte, siento decir que hay muchos estudios que no salen a la luz por intereses de las compañías farmaceuticas, que no tienen muchas simpatías por los medicamentos al alcance de cualquiera.
    En fin, lo dicho, un debate interesante que habrá que dejar para un próximo encuentro, porque tendremos otro ¿verdad? O eso espero.
    Un beso grande y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  18. La masa de estas limosneras no me la pierdo,las haré tal vez sustituyendo los higos secos por ciruelas secas, o con nueces, higos y ciruelas, me ha encantado; ¿ crees que al horno quedarían bien?.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. MIREN: Al horno quedarían perfectos, es un tipo de masa quebrada, quizás habría que poner el aceite y el agua en la misma proporción para darle más suavidad, pero estarán perfectos en el horno. Además con la ventaja añadida de que durarán más una vez cocidos y fríos.
    En cuanto al relleno: higos, ciruelas, dátiles, pasas, creo que cualquiera de ellos iría muy bien, yo estuve a punto de hacerlos con dátiles, porque no encontraba higos, pero como los haré más veces, iré probando con diferentes ingredientes. Como idea me han parecido geniales, un dulce fácil de hacer, bonitos y riquísimos al comerlos.
    Un beso y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  20. Qué pintaza, Viena. Qué pena que ya no me quede ni un higo por casa. Y sí, yo también los haría con más proporción de higo, ¡es que el higo es mucho higo! Que acabe bien la semana, nosotros acabamos de aterrizar en casita, recién llegados de Argentina (así que pronto pondré cositas por el blog!). Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  21. Viena, esta receta si que es como para atreverse a pecar y romper la dieta. Que rica se ve y seguro la preparare porque ademas es muy fácil rápida. Gracias por compartir, te mando un beso.

    ResponderEliminar
  22. Viena me ha encantado esta receta,la tengo que hacer los frutos secos le encantan a mi marido,te han quedado con una presentacion estupenda un beso
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Qué ricos se ven, me recuerdan un poco a los dulces turcos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Viena, menudos pastelinos!!! Gracias a tí visité el blog amigo que nos recomiendas y allí me quedé!!! Vaya unas adaptaciones más interesantes que nos propone y vaya bien que las realizas!!! Eres una artista. Estos saquinos seguro que los preparo, a mi padre los higos le encantan y últimamente el pobre está un poco pachucho y come regular. Así que se los haré. Gracias por la receta. Besinos

    ResponderEliminar
  25. Yo cambiaba todos los dulces navideños que ya empiezan a pasar ante mis ojos y no me seducen mucho (excepto los mazapanes de Toledo!), por una bandeja de todos tus dulces! Estos me parecen deliciosos y muy apropiados para la mesa navideña, hasta estoy pensando que podría ser mi aportación en la cena de Navidad con la familia grande :-)

    Por cierto, utilizaste la jalea de azahar, a esto no le tiene que ir mal eh? ;-P

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  26. Deben ser adictivo, eso seguro.
    Me apunto la masa porque he visto que al freir no se abren, y tengo a la otra parte contratante pidiendo empanadillas a voz en grito.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  27. ARANTXI: Bienvenida flaca, qué tal te fue?
    Espero que lo pasárais genial, ya me iré enterando por el blog.
    Un beso grande y gracias por la visita.

    PRIETA: Tienes que hacerlos, verás que son una delicia. La dieta, uf, mejor no pensarlo, porque frutos secos, aceite, masa... no hay por donde esconder las calorías jajaja.
    Un beso y gracias.

    MARIA: Te digo como a Prieta, tienes que hacerlos y verás como os encantan.
    Un beso y gracias por venir.

    BLUE LADY: Es posible que se parezcan si, también a mi me recordaron a pastelitos árabes, el sabor es mediterráneo, desde luego.
    Un beso.

    LABIDÚ: Me alegro de que te guste el blog de Charo, es un blog muy interesante del que siempre se aprende algo de una forma muy bonita.
    Gracias por la visita.
    Un beso.

    DELIKAT: No he usado todavía la jalea, pero tienes razón, a esto le vendría de cine. Estoy esperando para usarla en algo especial, ya te contaré.
    Si haces estos pastelitos triunfas, seguro, eso sí, tienes que comerlos recién hechos.
    Un beso grande.

    ROSALEDA: Si vas a hacer empanadillas, prueba esta masa: un vaso de aceite, un vaso de agua, un vaso de vino y un kilo de harina. Un huevo y una pizca de sal. En proporción la mitad o lo que quieras de cantidades, pero verás que te sale buenísima.
    Es la masa que yo hago para las empanadas criollas y son muy buenas.
    Un beso y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  28. Viena....te lei mientras estaba en el supermercado.....y compre higos secos....me gusta mucho esa combinacion de nueces con higos y miel....me da la sensacion de pasteles de medio oriente....el sabor de esa mezcla me encanta....yo hice unos parecidos pero con masa filo al horno, ricotta y almendras que publique hace un tiempo.....y la verdad es que esa mezcla de sabores es de mi agrado.....usas aceite de oliva o aceite corriente para freir?.....los hare pronto porque estoy tentada.....pienso que independiente de las calorias antes se comia mejor....todo era mas sano y natural...delicioso!....ire a ver a Charo....Se me hace agua la boca de verlo.....es la foto y la miel que chorrea.....con lo que me gustan los frutos secos.....ademas es sanisimo!....aunque se vea pesado....es tan natural que me encanta!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  29. No, yo creí que con la receta anterior te habías saciado de dulce y calorías, pero esta con higos secos que son mi fascinacion, y más si son turcos. Ah, hasta acá disfruto de esa miel que les escurre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Hola Viena!, ya sabía yo que al venir me derritiría con la receta, pues ha sido mucho más de loq ue esperaba, delicioso bocado, exquisito, ya lo he copiado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Hola Viena. Deben estar buenísimos, pero la señora báscula me tiene un poco molesto últimamente. Ea, como dicen en la Mancha.

    ¿Y no se pueden hacer con higos frescos? Ya sé, ya sé, no es temporada; me refiero a cuando estén en sazón. Me molan un mazo los higos frescos, acuérdate que ya tuvimos una conversación sobre ese tema hace unos meses, con todo y Alan Bates comiéndose un higo en "Women in love".

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. OH! tienen un aspecto encantador!! me han encantado. Realmente tentadores!! seguro son delicioso!
    Saludos Da & Mer

    ResponderEliminar
  33. MARCELA: Siemrpe uso aceite de oliva virgen extra, a no ser que haga una receta que indique otra cosa.
    Estos pastelitos te gustarán, ya lo verás, tienen esa cosa de los pastelitos orientales, es cierto. Pero no me digas luego que no te he avisado, no podrás comer solo uno, ni dos.
    Un beso grande y gracias por venir.

    CARMEN: jajaja, saciada yo de dulce? No tengo remedio, soy una golosa empedernida.
    Si tienes oportunidad prueba estos saquitos, verás que te encantan.
    Un besito grande, corazón.

    CHELO: Te digo lo mismo que a Marcela, no dirás que no te aviso, se comen muchos más de la cuenta, porque están ricos de verdad.
    Un beso grande.

    SOROKIN: Sí me acuerdo de aquella conversación, pero también recuerdo otra en la que me preguntabas si no podías hacer la receta con higos secos en lugar de frescos, si es que no te contento con nada, mira que eres.
    Estos saquitos tienen que hacerse así, me temo que los higos secos no es lo mismo, pero sí podríamos cambiar y poner dátiles o ciruelas, algo así, sí que le iba bien, seguro.
    De la báscula ni hablemos, para mi es objeto non grato hace tiempo y soy feliz no obstante.
    No encajo en categorías políticas, sociales, ni religiosas, así que ¿por qué iba a entrar en categorías de tallas standar? Mi tribu es muy anárquica al respecto jejeje.
    Piénsalo, en según qué sitios y qué épocas seríamos hasta flacos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. DA&MER: Gracias por la visita y comentario. Realmente a mi me parecieron deliciosos, prueba y verás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Viena esa foto bañando sensualmente los modeneros es impagable, hermosa :D!!!

    Una receta para celebrar la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. MAYTE: Gracias por tu visita y comentario. Un beso.

    ResponderEliminar
  37. VIENA ..esto si que me gusta ..son unos bocaditos seguro deliciosos ..que bueno bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  38. hola guapa , precisamente el otro dia fuñi a una fiesta en mucha miel y un chico llevo este tipo de monederos y estaban de quitar el hipo pero lo graciso es que no me quiso dar la receta , porque decia que era secreta .... y aqui llegas tú, que te han quedado fenomenal, y pones la receta , que bueno , me alegro de saludarte .
    Imagino que sabrás que esta semana es la feria de gastronomia , te pasarás?
    yo si nada me lo impide estaré allí como un clavo podiamos quedar si vas , te mando mi correo ninydelavegah@gmail.com dime algo.
    besitos

    ResponderEliminar
  39. GARLUTTI: Gracias por tu comentario. Pruebalos y verás qué fáciles y que ricos.
    Un beso.

    CATALINA: No sé si serán los mismos monederos, pero estos están ricos y son fáciles de hacer, seguro que tú los haces estupendos.
    Sí quiero ir a la feria, naturalmente, lo que pasa es que no sé cuando podré exactamente, porque tengo algunos compromisos y no tengo claro cuando voy a ir.
    Si puedo hacer un hueco, te escribo vale? y nos vemos por allí.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  40. Mi querida Viena, he estado tan ensimismada con el cambio de imagen de mi blog que ni me había dado cuenta de estos monederos tan suculentos para Iris. Lo que esconden son puro pecado. Seguro que como mensajera, les ofrecía algunos a los dioses...

    Me encantan estas recetas tan sencillas, pero lo malo de eso es que como gusten, no puedes parar de comer. Y eso es un poco chungo. Estoy un poco de capa caida porque ayer me enteré que tenía el colesterol por las nubes, y eso que mi manera de comer es muy pero que muy sana...

    Aissss la miel por encima, qué colorcito dorado más rico le dan...

    Besitos como monederos.

    Laura

    ResponderEliminar
  41. Viena, ¿con qué miel has hecho la receta? Me gustaría hacerlos esta tarde y tengo una miel de flores, comprada en un supermercado.
    En la Grecia moderna su miel es distinta a la que se comercializa aquí, es más amarga (creo que de pino)e imagino que le dará un toque distinto.
    También es cuestión de probar pero como la calidad de los ingredientes es tan importante a la hora de cocinar, quería saber cómo lo has hecho tú.
    Un besito.

    P.D. Les hablé a mis alumnos de tu blog y les conté algunas recetas romanas...se les hizo la boca agua e imagino que se pasarán por aquí.

    ResponderEliminar
  42. LAURITA: Cuidate mucho que no mola eso del colesterol tan alto. ¿Y sabes? La miel que usé es la que me regalaste, que es buenísima, no demasiado densa, pero buenísima.
    Un beso grande.

    YASMINA: Muchas gracias por tu comentario y tu recomendación a los alumnos, eres muy amable.
    Respecto a la miel, usé una que me regaló Laurita precisamente, como comentaba ahora. Es una miel multiflora pura de abeja, que me gusta mucho, pero agradezco el dato de la miel de pino, porque tengo dónde comprarla y así la próxima vez puedo hacerlos con un sabor más parecido al que era. Los matices amargos me gustan mucho.
    Un beso y gracias por venir.

    ResponderEliminar