Buscar en el blog

Cargando...

domingo, 20 de noviembre de 2011

Pan de ángel

                                                                                                         

Seguro que nunca os habéis planteado hacer pan de ángel casero. Quizás pensáis que es una preparación delicada cuya receta, las monjas guardarán celosamente.
Sin embargo se puede, se puede y no es tan difícil de hacer. Enseguida veremos cómo. Antes quiero contaros una historia y es que, estaba yo preparando esta receta, cuando me llegó por correo  un video, que quiero compartir con vosotros.
Se trata de un corto, escrito y dirigido por Nieves Prieto Tassier y Fernando López Castillo, que ha ganado el premio Aguere al mejor cortometraje en la I Edición del Festival Internacional de Cine Gastronómico celebrado en 2010.
En lo que a mi respecta, también me ha ganado el corazón, me ha conmovido y me ha dejado con una sonrisa en los labios. Después de todo, es posible que existan los ángeles.
El cortometraje dice tanto en tan poco tiempo, que sólo os pido que lo veáis, pues no podría comentar, sin quedarme corta en alguno de sus aspectos, lo que encierra dentro de sí.
Su título: “El tren de las moscas” y el enlace: Aquí  

Nosotros somos cocineras y cocineros o cocinillas, que lo mismo da, investigadores y amantes de la gastronomía, sabemos y sentimos lo que es alimentar al prójimo. Nos esmeramos por dar a nuestros invitados, mesas repletas de manjares, por ofrecer lo mejor que sabemos hacer, por sorprender, por alcanzar lo sublime en los sabores de nuestras recetas. Somos maestros en la sofisticación para envolver el acto de comer.
Sin embargo, si hay alguien que puede tener la sensibilidad para comprender el gesto de estas 14 mujeres de las que nos habla el corto, esos también somos nosotros.




Me ha parecido que este video tenía mucho que ver con esta receta, que ambos  confluían en mi casa de alguna manera y simultáneamente, para hacerme reflexionar y para ser compartidos, una y otro, con muchas personas.

Mi total respeto y admiración a Las Patronas.

Y ahora vamos con la receta:

Ingredientes:

Un cuarto de kilo de azúcar
Medio kilo de harina
Un cuarto de litro de aceite de vainilla
Dos huevos
Un cuarto de litro de agua o la cantidad suficiente para obtener una ligera gacha

Azúcar glas para el acabado.






Lo primero que haremos es encender el horno e introducir en él los moldes que vayamos a utilizar, vacíos, para que se calienten.
Entonces en un bol, ponemos los huevos y el azúcar y batimos hasta homogeneizar.




Después, añadimos el agua y el aceite y removemos. A continuación añadimos la harina poco a poco, obteniendo una crema fluida.







Si es necesario, añadimos más agua hasta que tengamos una pasta que inclinándola sobre los moldes, corra para cubrir toda la superficie.

Usaremos dos formatos: el grande, para hacer un pan de ángel circular y muy grande, y también usaremos unos moldes rizados más pequeños, con los que formaremos pequeñas tortitas.






El resto es sencillo: Echamos masa a modo de creps, sobre la superficie de los moldes, tanto grande, como pequeños, y extendemos con un movimiento circular, para que la masa, cubra toda la superficie.







Introducimos en el horno muy suave y dejaremos cocer hasta que las orillas, vayan tomando color.


La cocción de la torta puede engañar, ya que por lo finísima que es, podría parecer que se hace enseguida, sin embargo necesita su tiempo y es mejor no precipitarse o no saldrá crujiente, que es la característica principal del pan de ángel.




Nos fijaremos que en las orillas, aparezca el color. Dejaremos enfriar y espolvorearemos con azúcar glas.




Con mucho cuidado y con ayuda de una espátula, desmoldaremos.




No os preocupéis si se rompe por algunos lados, es casi imposible lograr desmoldar sin que se agriete en algunas partes, pues la torta es quebradiza y muy crujiente.




Además, la torta grande se comerá justamente rompiéndola en trozos, así que no os preocupéis si se os rompe un poquito.
Las monjas utilizan moldes especiales, grabados con los nombres de sus conventos y les debe resultar más fácil. En este caso, es realmente difícil obtener una gran torta sin grietas.


Desmoldar los pequeños es mucho más fácil. Dejaremos enfriar e igualmente, los cubriremos con azúcar glas.


Con estas medidas salen alrededor de 10 pan de ángel pequeños y tres o cuatro grandes.




No tienen exactamente la textura del pan de ángel de nuestros recuerdos, no os voy a engañar, aquel que se pegaba en la lengua cuando lo comías, creo que ese punto sólo deben obtenerlo las monjas con la maestría de su tradición, efectivamente, pero os aseguro que estas pastitas son una experiencia. Mucho más crujientes, tienen con el aceite de vainilla,  un matiz muy delicado que se percibe en la boca como un toque anisado.
Finalmente el azúcar glas, los convierte en golosinas.







Creo que puede apreciarse en las fotografías, lo extremadamente delgada que es la pasta.





En trozos y en una bonita caja, puede ser un dulce y original obsequio.




Entero el pan de ángel, recién espolvoreado, es un regalo para los sentidos. Os gustará hacerlo.




Un abrazo con mucho cariño





45 comentarios :

  1. Gracias, Viena.
    En esto de la pastelería de la monjas eres una auténtica experta. Como se nota la influencia de tu Orihuela natal (ciudad de conventos).
    No sé si lo haré algún día, pero archivo en pendientes esta receta.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Viena, por esas casualidades de la vida, precisamente esta mañana he visto ese documental y me ha tocado el alma.
    Creo que existen los ángeles, como existen las hadas, y seres que amablemente nos acompañan y ayudan a vivir la vida con levedad.
    Hoy nuevamente te doy las gracias por todo lo que generosamente nos regalas. Por este pan de ángel que nos hará saborear un trozo de cielo.
    También decirte que te acompaño y te bendigo mientras voy haciendo las recetas que nos enseñas.
    Un abrazo con el corazón.

    ResponderEliminar
  3. Querida Viena, Como siempre nos introduces una receta acompañada de grandes dosis de sensibilidad. Esas patronas me han llenado de emoción . Qué gran trabajo realizan y lo mejor de todo es la alegría tan grande que sienten al realizarlo. Como dices, los Angeles existen, estas personas que se juegan la vida cada día seguramente es lo que deben pensar. Primero los coyotes les engañan ofreciéndoles documentaciones falsas y promesas, poniendo la vida del 80% en peligro. Viajan agarrados al tren hasta perder las fuerzas de cansancio y caen a la vía desfallecidos. Algunos tienen la suerte de sobrevivir, la gran mayoría muere y otro alto porcentaje queda mutilado. Qué suerte que dentro de la desgracia hayan personas que puedan dar un soplo de esperanza y fuerza a los que buscan desesperadamente una salida.
    En cuanto a la receta, no podías elegirla mejor, imagino que ese pan de angel tendrá un sabor delicioso y una textura que se aprecia crujiente y rica. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Deliciosooooooo! Me gusta muchisimo esta receta Viena!!!
    un saludo y que tengas una buena semana,

    ResponderEliminar
  5. No conocía el pan de Angel, y de verdad, qué curiosa preparación, te advierto que no podría ser objetivo con el resultado porque ya te digo que el postre es un rareza para mí.

    El vídeo lo veré luego en casa que en el trabajo nos tienen 'capadas' estas cosas...

    Un saludo y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  6. Nunca habia oído lo del pan de ángel, lo mejor de todo esto (internet, los blogs....) es lo que se aprende. El video, para verlo tranquila después. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
  7. No lo conozco.....pero la descripcion me ha enamorado.....no sabes como me gusta esa fineza de masa deshaciendose en la boca.....Son como las hostias con azucar glass?.....no habia tenido tiempo de venir y te queria decir de los Rasmalai con azafran.... pero ya los viste.....se sirven solos no con la crema de leche....de seguro te van a gustar!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Profe. Sigues sorprendiendome dia a dia. Esta receta me parece un majar de Dioses y quiero probarlo. Que es el aceite de vainilla?. Es la primera vez que lo oigo y me gustaria hacer tu receta.
    Sigo aprendiendo de ti, aun sin clase presenciales. Rosa. Una de tus vegetas.

    ResponderEliminar
  9. Qué gran receta, Viena! Sencillamente genial, nunca se me habría ocurrido que se pudiese hacer en casa!

    ResponderEliminar
  10. Guao, Viena, me ha emocioando mucho el vídeo, desconocía a esta maravillosas mujeres. El machismo siempre trata de machacarnos que las mujeres somos envidiosas y competitivas con nosotras mismas, pero la realidad es que las mujeres podemos hacer cosas maravillosas ayudándonos y ayudando. Echo de menos del corto que no nos diga cómo esas mujeres consiguen alimentos y de qué viven, pero como disfusióne stá muy bien.
    Ese pan, lo desconocía por completo pero tal como se ve y lo explicas, su nombre lo tiene bien adjudicado.
    ten una buena semana, abrazos,
    Claudia

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué video nos has puesto, Viena! Maravilloso. Lo voy a colgar en mi muro de Facebook. Para mí, es emocionante por varios motivos. Lo es en sí mismo, pero además es que son gente de Veracruz, que yo siento un poco como mi pueblo. Además, está muy bien que haya más imágenes de México que las de gente asesinada y decapitada a las que nos tiene acostumbrada la prensa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Los pelos de punta, Viena. Esas mujeres son únicas y deberían sentirse así porque más de uno una vez ha pensado en cambiar el mundo y al final uno no ve como hacerlo... pero ellas lo hacen y lo han hecho. Desde este lado del Atlántico nos cuesta entender la situación de esos inmigrantes, aquí todo es muy diferente... y las distancias son mucho más cortas, ¡8.000km dice el vídeo! No conocía a estas mujeres, gracias Viena, me ha hecho feliz ver que alguien vive para ayudar a los demás.
    Por cierto, ¡no he comido nunca pan de ángel!!! qué delito..

    ResponderEliminar
  13. Tengo que hacerlo, esto es una belleza, delicado, suave...quiero tenerlos en mi boca!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  14. El video es precioso! Cómo reconforta ver gente así! Y lo que más me ha impactado es que ayudan a gente que apenas ven un segundo, sin preguntar nada, solo porque son hombres y sufren, sin la recompensa de un agradecimiento o una sonrisa.
    Hace un tiempo estuve 15 días en México y aparte de quedar fascinada, cuando volví nuestro modo de vida me parecía lleno de "tontería" y cada vez que veo algo así vuelvo a tener esa sensación. La de vivir atrapados por la necesidad de tener cosas absolutamente superfluas.
    Te cojo uno de esos trocicos de pan de ángel...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Y se juegan la vida en la entrega de la comida, con la velocidad del tren; todavía queda humanidad.
    Y comida celestial en este mundo, nunca he probado el pan de ángel y me ha entusiasmado la receta, gracias Viena por ambos.

    ResponderEliminar
  16. Ay, Viena querida. Gracias por compartir este video que me lleno el alma de regocijo y el corazón de agradecimiento para estas bellas Patronas.

    Primero quiero comentar sobre tu receta que esta de ensueños. Este pan de ángel es en verdad angelical y se ve muy sabroso. No sé si este sea el mismo que yo conozco como obleas u hostias, pero me alegra que hayas puesto esta receta porque lo voy a intentar hacer.

    Ahora sobre el video. Me encanto! Me alegro que haya gente como estas mujeres que están dispuestas a dar sin esperas nada a cambio y que ayudan a tantos viajeros con rumbo a Estados Unidos. Yo soy hija de uno de esos mojados, pollos, braceros, indocumentados, como les quieran llamar. Pero yo les llamo personas luchonas y ambiciosas de un futuro mejor. Mi padre fue indocumentado en Estados Unidos por muchos años y en verdad no sé a ciencia cierta que penurias haya pasado porque él siempre fue muy positivo y compartía con sus hijos solo lo bueno que este país le dio. A mi madre si le contaba sus apuros pero a sus hijos no. Al ver este video me imagine las penas que mi padre pudo haber pasado y las que mucha gente en esta situación todavía sufre. No pude evitar verme conmovida hasta las lagrimas por el acto tan hermoso que estas mujeres hacen. Mi padre seguramente sufrió mucho siendo ilegal pero lucho tanto y arduo para que su familia no lo fuera. No nos traslado a este país hasta que todos tuvimos documentos en regla para ser residentes legales. Y mira que éramos muchos; 13 hijos y la esposa. Con este video confirmo una vez mas, que la mejor herencia que obtuve de herencia que obtuve de mi padre fue su lucha y trabajo para darle una mejor vida a su familia - él lo logro - le pido a dios para que muchos de esos viajeros también lo logren. También le doy gracias a dios por esas Patronas mexicanas, para que sigan teniendo salud y fuerzas para seguir ayudando y, mira, que bonito ejemplo de vida están ellas dando a sus hijas, nietas y a todos en general. Que vivan las Patronas!
    Un beso grande para ti.

    ResponderEliminar
  17. El corto de El tren de las moscas lo vi hace unos meses y me emocionaron Las Patronas. ¡Qué generosidad y fortaleza!

    El pan de ángel no lo conocía. ¡Qué finura! ¿Será por el aceite de vainilla? No tiene que ver con las tortas de Inés Rosales, que me contaron que las originales salieron de un convento.

    Chocobesos

    ResponderEliminar
  18. Por fin he podido ver el vídeo, que no he querido comentarte nada sin ver antes entero el post. ES una maravilla Viena, lleno de emoción, gracias por poner estas cosas.

    En cuanto a tu nueva tentación, qué voy a decirte, me parece maravillosa, mi madre rompería la pantalla, pues es el tipo de dulce que la fascina, así sencillo en su hechura que no en su confección, sin natas, ni cremas. Creo que merece un intento! Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. JOSE MANUEL: Saludos y gracias por tu comentario.

    CARLOS EGEA: Hombre algo sí se notará que soy oriolanica jajaja. Es una receta muy fácil, la única dificultad estriba en desmoldar las láminas tan finas sin romperlas, pero merece la pena.
    Un beso y gracias por venir.

    ALEGRANZA3: Gracias por tus siempre amables palabras.
    Un abrazo.

    ANNA: Yo no conocía a las Patronas, aunque sí el drama que viven estas personas que van a la búsqueda de una oportunidad de vida. Normalmente las noticias que nos llegan son tan abundantes en miserias, que dejan ya de impresionarnos y nos insensibilizan. Entonces lo que nos impresiona es comprobar que hay personas que son como ángeles, porque sí.
    Me impresionó la generosidad con la que estas mujeres hacen este trabajo y el hincapié que hacen al valor de un ser humano, ellas repiten una y otra vez, que ayudan a seres humanos.
    Gracias por tu comentario. Un beso grande.

    HILMAR: Gracias por tu comentario. Un beso.

    CARLOS DUBE: GRacias por tu comentario. Espero que un día hagas esta receta, de verdad que te gustaría. Y no sé por qué dices que los postres son una rareza para ti, yo he visto en tu espacio postres perfectos.
    Un beso y feliz semana también para ti.

    ResponderEliminar
  20. Nunca habría imaginado que fuera tan sencillo! es más ni lo habría intentado!

    ResponderEliminar
  21. Hola: Que pedazo de blog y de recetas que tienes! con tu permiso me quedo de seguidora! Felicitaciones y saludos

    ResponderEliminar
  22. Que documento tan extraordinario, tan lleno de sensibilidad y preñado de humanidad Viena. Después de verlo, no podido dejar de hacerme una pregunta: ¿Pero tú, de qué te quejas?.
    Somos tan privilegiados.
    Todas "las patronas" se merecen una buena ración de ese dulce pan de ángel.

    ResponderEliminar
  23. COCINAR Y COMPARTIR: Bonito nombre, gracias por venir y dejar tu comentario.
    Un beso.

    MARCELA: siempre tentadora con tus postres. Efectivamente, se trata de las obleas que se usan en la iglesia, esta vez azucaradas. Se pueden también hacer con canela o aportarles las variaciones que se nos ocurran. Su característica es la finura y lo extremadamente crujientes que resultan. Pruebalas que te van a gustar.
    Un beso.

    Querida ROSA: Una de mis vegetas jajaja, una de las clases más marchosas que he tenido y más cómplice. Cuánto os echo de menos.
    El aceite de vainilla sí lo has oído y además tienes la receta, de cuando hicimos licores, también vimos los aceites esenciales, pero vamos, es tan simple como poner una botellita de aceite con una vaina de vainilla abierta dentro, y dejar que macere así durante dos o tres meses. Este aceite que yo usé, tenía unos seis meses y está divino. Con el pescado va muy bien y con los postres, ya ves, una maravilla.
    Un beso grande y a ver si dais señales de vida, que me gusta mucho saber de vosotras.

    VISC A LA CUINA: ¿Verdad? no te pierdas esta receta, que te va a encantar, estoy segura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. CLAUDIA HERNANDEZ: Yo también me hice la misma pregunta, de dónde sacan los alimentos, porque son mujeres pobres, pero imagino que harán recolecta o tendrán en el pueblo algo así como una iglesia que recogerá alimentos, no lo sé, lo busqué pero no he encontrado nada.
    Creo que hay que dejar la guerra de hombres contra mujeres y empezar a pensar en humano. A mi lo que más me conmueve de estas mujeres es que lo que hacen, lo hacen para los seres humanos, les da igual si son buenos o malos, no hay juicio en ellas, fíjate que en ese mismo tren, 6 de cada 10 mujeres y niñas son violadas, quiere decir que también hay violadores, asesinos, delincuentes varios dentro de ese tren. Pero las patronas no juzgan, solo alimentan a seres humanos que lo necesitan. Quizás la enseñanza mayor es que si tratas a seres humanos como escoria, acabarán comportándose como escoria. Si los tratas como seres humanos, quizás no pierdan su humanidad.
    Un beso y gracias por venir.

    SOROKIN: Totalmente de acuerdo contigo, la imagen de México está muy dominada por la violencia y como vemos, hay otra realidad por allí.
    Un beso.

    ARANTXI: Tampoco creas que tenemos tan lejos realidades parecidas a las del tren de las moscas, piensa si no en las pateras.
    Muchos seres humanos están sufriendo al margen de toda esta vida de exceso, comunicación y superficialidad. Hoy, también aquí, sigue habiendo mucha gente que vive como animalitos, hacinados, que son violados en todos sus derechos, que son tratados como mercancía, en fin, qué te voy a decir que no sepas.
    El tema de la Patronas es conmovedor, pero sobre todo porque no se cuestiona absolutamente nada más que ayudar. A veces la caridad desde los países en desarrollo es paternalista, selectiva y censora.
    Un beso.

    MAYTE: Adelante mujer, no te cortes que son fáciles de hacer, ya lo verás.
    Un beso y gracias por venir.

    LOLAH: Totalmente de acuerdo, que vivimos sin valorar lo que tenemos y no lo digo como muchas veces se machaca, para sentirnos culpables de lo que tenemos, es sólo que ni siquiera en esta abundancia disfrutamos nada. Parece que seamos depredadores de bienes.
    Tenemos que enseñar a nuestros niños otras realidades.
    Un beso.

    MIREN: Se juegan la vida y me impresionó ver cómo sudan, el esfuerzo extraordinario que hacen, algunas muy mayores, y se quedan satisfechas después del paso del tren, han cumplido su objetivo, qué generosidad de corazón, verdad?
    Un abrazo y prueba el pan de ángel, que es una maravilla.

    ResponderEliminar
  25. Querida PRIETA: Cuántas cosas habrá vivido tu padre y qué gran luchador para conseguir reuniros a todos ahí. Si pudiéramos rescatar la historia de estos hombres y mujeres que se lanzan a la mayor partida de su vida, seguro que habría para una película de cada una de esas vidas.
    Creo que eres afortunada de ser hija de ese hombre admirable.
    Un beso y gracias por venir a visitarme. Ah y sí, la receta es la de las obleas que hacen las monjitas y se usan también para oficiar la misa.

    NEREA: La finura no tiene que ver con el aceite de vainilla, de hecho, la receta original, digamos de las obleas, se hace con aceite normal, pero yo tenía aceite de vainilla y le dejó un matiz de sabor muy interesante, pero se hacen con aceite normal. No son como las tortas que mencionas, esta receta es la de las obleas, que en el caso de las monjas, las hacen con moldes especiales grabados, y en este caso, las hacemos así, como ves en la receta y con el azúcar encima, en fin, se transforman más en una golosina, una especie de galleta finísima.
    Un beso y gracias por venir.

    DELIKAT: Inténtalo, de verdad, seguro que te salen y le das a tu madre ese regalo. Pensé que con la gelatina que me regalaste estaría riquísimo, pero todavía la reservo buscando la receta ideal, ya te contaré.
    Un beso grande.

    LA COCINA DE ADITA: Gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste.
    Un beso.

    THE BREAKFAST LOVER: Gracias por tu comentario. Intenta la receta y cuentanos como te salió.
    Un beso.

    PASTELY ARTE: Gracias y bienvenida a este espacio. Será un placer tenerte entre nosotros.
    Un beso.

    OTEADOR: Así es, no sé de qué nos quejamos.
    Un beso grande y gracias por sacar siempre un ratito para venir a visitarme.

    ResponderEliminar
  26. Hola Viena, me ha encantado este pan de ángel.
    Es sutil y etéreo, ideal para estas fiestas, entre tanto aburrimiento de turrón:)
    Besos

    ResponderEliminar
  27. MARGOT: Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que este pan es como una caricia, así de suave.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. mmmm, que maravillosa y delicada receta. la dejo en la carpeta de pendientes para hacer en cuanto tenga tiempo.
    un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  29. Me encanta la receta y, sobre todo, me encanta como la has explicado. Con muchas fotos y con las explicaciones justas y los consejos suficientes como para no perdernos a mitad. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  30. Que receta mas rica, me encanta. El paso a paso genial y cuantas fotos, que bien explicadito todo.

    Saludossssssss

    ResponderEliminar
  31. Hola Carolus: Qué alegría verte por aquí, yo estoy tan mal de tiempo últimamente que no puedo pasarme por los blogs y bien que lo siento.
    A ver si haces la receta, que seguro que te gusta.
    Un bso muy grande.

    ResponderEliminar
  32. CESSIONE DEL QUINTO: Gracias a ti por dejar tu comentario.
    Un beso.

    PI: Gracias por venir a visitarme y dejar tu comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Las patronas si que son los verdaderos ángeles, que gran trabajo de ayuda al prójimo hacen.
    De su receta que voy a comentar, si todas las que salen de su cocina son admirables.
    Saludos

    Ya quedan solo 12 días para cerrar la recepción de recetas para el 2º Concurso Internacional de gastronomía.
    http://la-cocina-paso-a-paso.blogspot.com/2011/10/2-concurso-internacional-de-gstronomia.html

    ResponderEliminar
  34. Maravillada me he quedado con esta receta, por la suavidad del pan de ángel y por el magnifico paso a paso, así es imposible que no salga bien.

    Gracias a Laurita de cocinax2 he llegado aquí, y desde ahora me quedo.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  35. Me acabo de dar cuenta de que no te había comentado todavía sobre el pan de ángel...Nunca he probado a hacer pan de ángel casero porque no conocía de su existencia. Mi querida Viena, ignorante soy en muchísimas cosas.

    No pude ver entero el documental, ya que no sé por qué razón no se veía ni escuchaba bien en mi ordenador, pero pude captar la esencia de las patronas dando de comer sin nada a cambio en ese "maldita frontera"...

    El pan de ángel se ve tan ligero, frágil, que no me extraña que haya adquirido ese nombre. Me encantaría probarlo.

    Mucha suerte para el viernes, aunque sé que con tantos ángeles que tienes a tu alrededor ni siquiera la vas a necesitar.

    Un beso muy grande.

    Laura

    ResponderEliminar
  36. Hola querida Viena! ya conocía ese cortometraje, y ahora que lo vuelvo a ver, vuelvo a llorar, siempre me emociona lo que hacen esas mujeres por su prójimo. Creo que lo que hacen es maravilloso, si hubieran más gente buena, que lindo sería este mundo!..
    Tu preparación es hermosa, realmente parece un pan de ángel...te felicito por tan lindo trabajo..
    besos

    ResponderEliminar
  37. Qué receta más hermosa, digna de dioses y ángeles por su delicadeza.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. APICIUS: Gracias por su comentario. Acabo de dejarle en su blog el enlace a la receta para el concurso, siento haberlo dejado para tan tarde, porque sé que eso le da más trabajo, pero no he podido hacerlo antes. Ya le contaré mis nuevas aventuras por el mundo culinario.
    Un abrazo.

    ALSURDELSUR: Bienvenida a este espacio y muchas gracias por tu comentario. Espero que coincidamos más veces.
    Un beso.

    LAURITA: Muchas gracias por tus palabras y sí, la suerte y los buenos deseos siempre vienen bien. El viernes salió todo perfecto, ya te conté en el correo. Mil besos.

    CHARO: Encantada de verte por aquí, también a ti te pido disculpas por no haber ido a visitarte estos días atrás, pero no he visitado ningún blog, he estado muy ocupada. Enseguida iré a ver las novedades que tienes porque tu blog es siempre una fuente de conocimiento que me interesa.
    Un beso y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  39. Hola Viena! te he descuvierto a traves del blog de Apicius. Me gustan tus comentarios, la receta del Pan de Angel no la conocia, pero tiene que estar bien rica! me hago seguidora ya!.
    Yo he creado un sencillo blog , recientemente, serás bien recibida , si vienes a visitarme.
    Te deseo un Feliz Año Nuevo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Ah! se me olvidaba decirte, no he podido ver el video, pero por lo que leo, ya me entero de algo, seguro que me huviera gustado.

    ResponderEliminar
  41. GOLONSEGUS: Bienvenida a este espacio y gracias por tu comentario. Claro que iré a verte a tu blog. Es una pena que no puedas ver el video, quizás puedas buscarlo por la Red, porque merece la pena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. Eso no es pan de angel. Eso son obleas. El pan de angel es los je te dan cuando comulgas.

    ResponderEliminar
  43. Gracias Anónimo por tu comentario, aunque no comprendo bien lo que me quieres decir. ¿Qué es el pan de ángel para ti? Porque yo voy a los conventos en Orihuela y pido pan de ángel y las monjitas que hacen este dulce, me venden obleas, incluso a las que se les ha recortado las formas que dan en la comunión, o sea que parece lo mismo. Eso sí, ellas lo hacen en moldes especiales, yo no he logrado esa finura tan profesional.
    Un abrazo

    ResponderEliminar