sábado, 23 de junio de 2012

Fabricación de cerveza artesanal. III parte: la cata



Llegó el momento de la verdad, de hacer una primera cata de la cerveza y valorar el resultado.
Dicen los manuales que pasadas tres semanas desde el embotellado, la cerveza se puede probar, pero que en realidad, a lo largo de todo un año, es cuando la cerveza irá mejorando llegando a adquirir su máxima calidad. 

Con esta advertencia y con mis alumnos como colaboradores, esta semana clase a clase, procedimos a la cata.


Pusimos la cerveza a enfriar y desvelamos nuestra intriga.



Al destaparla, se escucha el psss correcto que ya nos anuncia que al menos en cuanto a gas, las cosas han ido bien.
El nivel de espuma, parece también correcto. Huele maravillosamente.



El color, nos pone impacientes por probarla. Un ámbar dorado precioso, buena transparencia, apetecible.



Y entonces probamos



No somos ninguno unos expertos en catas de cerveza, no podemos definir con palabras técnicas lo que sentimos en nuestros paladares, pero… ¡Está riquísima!



Tiene un punto de amargor, que nos parece perfecto. Es suave, se nota esa calidad de las cervezas artesanales que no tienen exceso de gas, que no hacen picar la garganta, entra de otra manera. Es suave pero tiene personalidad. A todos nos parece extraordinaria.
Empiezan las felicitaciones.



Recuerdo que Apicius me dijo que cuando la probara, sentiría que es la mejor cerveza que he probado nunca. Eso es lo que siento íntimamente, pero claro, será esa especie de amor de madre, después de haberla hecho.

Menos mal que mis alumnos, corroboran conmigo lo que creo percibir, me parece una cerveza excelente, para repetir. Y tendré que esconder unas pocas, a ver si logramos probarlas cuando sea su justo tiempo, ya que en realidad, lo que apetece es tomarlas ya. No puedo imaginar que todavía mejorará. Realmente está buenísima.




Me ha estimulado muchísimo a seguir con la fabricación. Enseguida estoy con la indian pale cuya malta  ya tengo en mi poder.
Si no es la suerte del principiante, os aseguro que merece la pena hacer cerveza. Esto es una pasada.

Lástima que estemos algo lejos, porque me gustaría poder invitaros a una copa de esta cerveza. Pero en fin, aunque sea en la distancia y virtualmente: ¡Va por vosotros!



Un abrazo.

29 comentarios :

  1. Sabíamos que iba a ser un éxito pese a algunos 'descuidos' en la elaboración, si es que la naturaleza es la naturaleza, y sus leyes siempre se imponen. Al final una cerveza impresionante, estoy seguro de ello. Lo comparto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Carlos, al final olvidé mencionarlo en el post, que a pesar del descuido del aluminio, la cerveza no ha alterado para nada su calidad, está estupenda, pero buena, buena de verdad.
      A ver si en alguna ocasión tenemos la fortuna de poder compartir una de estas.
      Un beso y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. La pinta es sensacional y los comentarios favorables hacen cada vez más tentador abordar la elaboración de cerveza.
    Como este verano no nos iremos a ninguna parte (por motivos de todo tipo, pero principalmente económicos) me parece que mataré parte del tiempo libre elaborando cerveza.
    Felicitaciones por este éxito y por la maravillosa descripción que nos has hecho del proceso. Vamos, que son unos apuntes que no pienso perder.
    Bs.
    Carlos, de Vegetal... y tal.
    http://vegetalytal.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, no te pierdas esta experiencia, es fácil y no cuesta tanto, mucho menos que unas vacaciones viajando, desde luego. Y puestos a sentir que no te vayas de vacaciones, por lo menos un premio de consolación como este, te mereces. yo sçe que tu especialmente, disfrutarías del proceso.
      Un beso grande y gracias por tu visita.

      Eliminar
  3. Como apetece ahora una de tus cervecitas bien frescas Viena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otador, vuelvo a rescatarte de la carpeta de Span, menos mal que los mensajes los recibo en el correo y puedo percatarme de que faltan, pero no sé que pasa contigo, que siempre vas a Span. Debe ser alguna alicación que tienes nueva o algo.
      En fin, gracias por venir a visitarme, aunque te des antes esa vueltecita por mis carpetas, jeje. Ahora es el tiempo de las cervezas, tienes toda la razón y te aseguro que estas artesanales, son estupendísimas. Cuando quieras probarlas, ahora ya sabes donde estoy ¡y sin perderte!
      Un beso

      Eliminar
    2. La verdad, no sé qué puede ser Viena. No hay nada nuevo en el blog. Todo está igual que hace casi un año.
      Los cambios, que los quería hacer en enero, necesitan su tiempo, y no voy muy sobrado de él.
      Creo que continuaré saltando de carpeta en carpeta... ¿como un saltamontes o como una pulga?

      Eliminar
  4. Aunque no soy cervecera, tú lo sabes, pero me muero por probar tu cerveza artesanal bien fresquita con unas aceitunas o unas almendras. Me lo apunto para la semana que viene, te parece? Seguro que me va a saber a gloria? Qué privilegio!

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sabrá a gloria, Laurita, te lo aseguro, está bien rica y sobre todo, esa cosa de haberla hecho, no tiene comparación.
      Un beso grande. ¡Qué contenta estoy de que vengas!

      Eliminar
  5. Tiene un precioso color . Desde Calpe un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Sol que he soñado contigo esta noche y subía a la planta de arriba a buscarte cervezas para darte, jajaja, fíjate. Cuenta con unas botellitas, porque ya se pueden beber y está bien rica.
      Disfruta mucho de estas vacaciones. Estamos en contacto.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Tanto el color como la espuma dan la idea de lo rica que tiene que estar. Felicidades Viena por ese tesón que tienes en conseguir las cosas. Me imagino ese primer sorbo!!..... puro placer y orgullo, no es para menos!!!. Besos y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Anna, sí hay algo de orgullo y placer, si, es mi primera cerveza, así que estoy contenta de que haya salido bien.
      El color es precioso verdad? Ojalá pudieras probarla conmigo.
      Un beso grande.

      Eliminar
  7. La cerveza se ve perfecta en la copa, buen color, brillante y con una buena espuma.
    Estoy seguro que su cerveza está perfecta y desde luego con el tiempo va mejorando, hay tener en cuenta que es un producto vivo, de ahí la decantación de las levaduras en el fondo de la botella.Yo procuro al servirlas no apurar, para evitar que las levaduras enturbien la cerveza, aunque hay quie gusta de tomar con la levadura incluida.
    Hoy, miembros de Slow Food, vamos de visita a un complejo agro-ganadero que también se dedica a la enseñanza de jóvenes escolares.
    Después de la visita vamos a picar unas cosilla y haremos una degustación de mis cervezas, 4 clases, Stout, Trigo, Eco Beer alavesa y una tipo Abadia de 8º. Todas andan por el año.
    Espero que la cata sea exitosa, aquí si que van a participar catadores experimentados.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía Apicius, todavía recuerdo cuando nos trajo aquí todas sus cervezas, qué bien lo van a pasar esas personas, sus cervezas son extraordinarias.
      Creo que al final, el fallo de la olla de aluminio no ha incidido nada en esta mía, tal y como usted me dijo. Ahora estoy por hacer mi segunda experiencia, a ver si mejora o se mantiene al menos este riquísimo sabor. Será porque es artesanal o por lo que sea, pero están muy buenas las cervezas que hacemos ¿verdad?.
      Un abrazo y gracias por su comentario.

      Eliminar
    2. La cata estuvo al nivel de lo esperado. Las que más gustaron fueron la Eco Beer y la tipo Stout, la que menos, pero con nivel, tipo abadia 8º.
      Este año pasaré con las que tengo fabricadas y comenzaré la nueva fabricación a finales de este año principio del que viene.
      Así es Viena, estas cervezas artesanales con un poco de cuidad que se ponga salen excelentes.
      Saludos

      Eliminar
    3. No me cabe duda Apicius de que la cata habrá sido un éxito total. Creo que la Eco beer es también la que más me gustó a mi, y eso que era difícil decidirse porque todas estaban riquísimas. Yo estoy super estimulada con esto de las cervezas, me gustaría hacerlas todas, probar todas las clases, pero claro, hay que ir poco a poco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Felicidades, a mí también me gustaría estar presente, degustando tu cerveza. Y no creo que fuera suerte de principiante ese sabor, seguro la vuelves a hacer y te gustará más. Ahora sería bueno probar con otros tipos de cerveza, como las que cuenta Apicius. ¡Qué lujo!

    Salud, querida Viena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen ha sido una experiencia muy bonita, el hacer mi propia cerveza y lástima que en botellas de cristal sea difícil de enviar por esos mundos, si no, te prometo que la probarías. A ver si se me ocurre algún ingenio.
      Un bso grande y gracias por venir.

      Eliminar
  9. Salud, Viena, "Prost" como dicen acá. En estas tierras alemanas se aprende mucho de la cerveza, y te daré mi veredicto a través de las fotos: la espuma se ve perfecta, tiene un cuerpo y una transparencia hermosa y apetecible. Y sin duda, me encantaría tenerte de vecina para aceptar esa copa que nos ofreces, y poder, sobre todo contar con una compañía tan grata y sensible.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claudia por tus palabras, que desde Alemania tienen su mérito, es cierto que la cerveza allí te enseña ¿verdad?
      También a mi me gustaría tenerte de vecina, la de cosas que nos íbamos a poder contar.
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. ¡Enhorabuena! Menuda satisfacción has tenido que sentir. Desde luego el aspecto es estupendo. Un saludo. Esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperanza muchas gracias por tu comentario, sí es una satisfacción hacer cerveza y está al alcance de cualquiera que tenga una cocina y ganas de experimentar. ¿No te animas?
      Un beso

      Eliminar
  11. Después de ver la foto de esa cerveza tan apetecible has demostrado que todo el proceso ha valido la pena. Dan ganas de ponerse a ello y probar a elaborar nuestras propias cervezas para saborearlas en alguna ocasión especial.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantaría Vino y Miel, es una experiencia bonita y cuando el resultado ha sido tan bueno, además es satisfactoria.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  12. A Apicius le ha salido un serio competidor, es muy peligroso pues se gasta melena de leona y simpatía arrolladora! Concurso de cervezas bloggero con cata incluida ya! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Delikat, a ver quién recoge ese guante. Yo ya lo acepto aquí en público y ante notario jajaja.
      Se andará, ya verás. ¿Qué dice nuestro Apicius?

      Un beso.

      Eliminar
    2. Desde que el hombre ha salido de los limites terráqueos todo es posible.
      Actualmente ando bajo mínimos, la justa cerveza para pasar el verano, en el próximo otoño comenzaré la nueva producción.
      Saludos

      Eliminar
    3. Bueno, bueno, pero si decimos de hacer una cata, como dice Delikat, seguro que alguna botella e queda para probar.
      Un abrazo.

      Eliminar