martes, 24 de julio de 2012

Nitu Chugani: Color, aroma, sabor… Y una enorme dosis de simpatía




El pasado sábado 21 de Julio, tuvimos el gusto de celebrar en nuestra Escuela, un curso de cocina India impartido por Nitu Chugani,  a iniciativa de Gastrofrikis alicantinos
Con una asistencia puntual por parte de los alumnos, pudimos presenciar desde el principio, el despliegue de la India dentro del aula:
Nitu disponía con arte las especias en los rincones, convirtiéndolos en pequeños bazares hindúes.
Los cuencos de contenido  mágico, regalaban sus aromas poquito a poco, con intensidad.




El colorido conquistaba la mañana, mientras los asistentes, nos sentíamos sin que mediara paso previo, como un grupo camarada, radiante y relajado. Parecía que nos conociéramos de toda la vida.


Nitu Chugani era en buena parte responsable de este bienestar. Ella y su simpatía, convirtieron rápidamente este curso en una reunión encantadora, llena diversión.


En el programa teníamos:

Pakoras
Chicken tikka masala
Arroz basmatí aromatizado y
Kulfi, un postre helado que como requería congelación, fue lo primero que abordamos.

Primero todos estuvimos atentos a las explicaciones de la profesora, pero enseguida ella misma nos pondría manos a la obra





Nadie quedó fuera de preparación, ni siquiera nuestro amigo Carolus, que tuvo que dejar su cámara de reportero, para desenfundar la batidora.


Una vez hecho el helado kulfi y en la nevera, pasamos a cocinar el pollo tikka masala.



Nitu nos daba todas las explicaciones para conseguir una excelente receta, tanto en cuanto a ingredientes, como a trucos y consejos que nos llevarían al éxito de nuestro plato. Los alumnos no perdían detalle, anotando todo cuidadosamente.
Hambrientos a mitad de mañana, estimulados por los olores que desprendía nuestra cocina, nos tomamos un descanso para deleitarnos con unas samosas indias que Nitu había traído ya preparadas, para nosotros. Un aperitivo que supo a gloria.




De vuelta a la cocina, era el turno de las pakoras, pero antes, mi alumno Carlos al que le encanta la cocina india, había solicitado de Nitu que nos hiciera una tortilla masala especial y Nitu, complaciente, la hizo para nosotros.

  
Era una suerte poder estar allí, oliendo lo que olíamos, viendo lo que veíamos, aprendiendo muchas cosas, realmente genial.


Ingredientes nuevos para nosotros


Salsas exóticas y deliciosas


Y Nitu, una profe que nos conquistó desde el principio


El pollo tenía una pinta excelente y todavía le quedaba el último toque, Nitu dixit

  
Mientras tanto, las pakoras iban saliendo, calentitas, crujientes, divinas



Y aquí el último toque del pollo, un asado a fuego vivo que nos encantó a todos. Este toque, como truqui para quienes no disponen del horno tandoor fue una gran aportación de Nitu.

Por último hicimos el arroz basmati, para el que Nitu nos dio todo tipo de consejos y explicaciones, amén de sugerirnos una maravillosa y muy amarilla tapadera, con la que el arroz cocerá hasta quedar en su punto sin ningún problema.




Y llegó la hora de comer, y cada plato que salía a la mesa, nos hacía la boca agua




Y tras la sobremesa, Nitu y Carlos, hicieron entrega de diplomas, en donde cada cual, tuvo su foto de rigor.










Finalmente, una foto de grupo como recuerdo


Lo pasamos muy  bien. La cocina india es realmente todo un mundo fascinante dentro de la gastronomía.

Muchas gracias Nitu por todo lo que nos has dado. Y gracias también a Carlos y a todos los asistentes, por un día tan bonito.

En Carolus cocina,  podéis ver la crónica de este mismo curso, visto por Carlos.

Un abrazo.

32 comentarios :

  1. " El colorido conquistaba la mañana"...tú si que nos conquistas en cada entrada, es una gozada siempre pasar por aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miren, pero el placer es mío.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. a mi también me parece fascinante!!!!!!!!, probar otros olores, otros sabores, me gusta muchísimo, gracias por compartirlo, he publicado 5 post de Tánger!!! nadie se lo cree, porque tampoco es un sitio que a la gente le gusta , a mí me fascinó...no es Marrakech pero tiene su luz,su olor, sus sabores y su estilo, bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, pues no me los pienso perder, me refiero a tus post sobre Tánger. Compartimos el gusto por lo exótico.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Qué bien poder disfrutar de este tipo de cursos. Me imagino los olores y sabores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa, yo les decía a los chicos cuando estábamos allí eso, qué ojalá pudiéramos compartir esos aromas que teníamos, eran intensos, maravillosos.
      A ver si un día te apuntas a uno de estos.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Nosotros seguimos a Nitu en su canal de YouTube y es una persona maravillosa, muy alegre y simpática :) Somos super fans jajaja y vende UN AZAFRAN INCREÍBLE!! no te parece?
    Lo que mas me gusta es que muchas recetas tradicionales que hace se pueden hacer con alimentos que se encuentran en el super de siempre :)

    Parece que lo pasasteis muy bien.. qué envidia!
    Un abrazo
    Carlos y Mer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Nitu es muy simpática y su azafrán es muy rico, pero es azafrán de aquí, no de la India.
      Lo pasamos super bien en el curso, ella con su simpatía, lo hizo todo fácil. Estuvo muy bien.
      Un abrazo y gracias por vuestra visita.

      Eliminar
  5. Viena que bonito ambiente se ve en tu cocina!. Me encanta la cocina india, y me imagino que con una gran profesora tiene que ser una delicia el resultado de los platos. Ya veo que te vas aficionando a cocinas más exóticas. Si es que el mundo tiene mucho por mostrar en este tema y es sorprendente e interesante conocerlo. Un beso y a seguir disfrutando mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, no hay nada mejor para conocer la cocina de un país, que a través de alguien de ese país y Nitu, hindú, sabe cocina casera de la India y además, el curso estuvo lleno de anécdotas y cultura india, claro. Con decirte que hasta nos hizo una demostración de baile de su país.
      Estuvo muy bien todo.
      Un beso y gracias por tu visita.

      Eliminar
  6. Otra visión de lo allí acontecido, que pena no poder guardar en un tarro todos aquellos aromas, para de vez en cuando abrirlo y recordar aquel día maravilloso.
    Gracias.
    Un abarazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olores intensos verdad Carlos? Es lo que más nos quedará con el tiempo, al menos a mi, ese aroma que teníamos en un momento dado, que era embriagante.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. De vez en cuando cuando estoy un poco agobiado por las cosas cotidianas abro la bolsa de especias tikka y huelo, para recordar aquel dia tan agradable y sin preocupaciones que pasamos. GRACIAS y un beso

      Eliminar
    3. Las especias siempre evocan cosas agradables verdad?
      Un beso

      Eliminar
  7. Qué gozada es un curso de cocina con alguien nativo de la región o país de la gastronomía que estemos aprendiendo, no tiene precio, ya no solo es cocina en sí, sino como tu bien dices se aprenden ingredientes, maneras diferentes, cultura, formas de relacionarse. Es un intercambio brutal de sensaciones.

    Un abrazo Viena, veo que tu cocina tiene más brío y brillo que nunca :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo le decía arriba a Anna, es que la riqueza que te aporta un nativo del país, charlando o cocinando su gastronomía, es impresionante.
      Hicimos hasta bailes indios, fue una risa. Ella tenía música y todo, era un personaje muy simpático, te habría gustado la experiencia.
      Un beso grande y gracias.

      Eliminar
  8. Viena...muchas gracias por recibir me con tanto amor me encanta tu cocina y tus alumnas tan simpicatas......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah Nitu, qué gracia, no te había visto. Tú si que eres simpática, creo que el ambiente estuvo muy bien, lleno de afecto y calor. Nos gustó mucho lo que nos diste.
      Un beso grande.

      Eliminar
  9. Me encanta la chispa que desprende tu cocina cada vez que la veo en fotos, es especial, sea quien se encuentre en ella.

    No me suele sentar bien la comida india, sobre todo si está muy muy especiada, ya sabes, mi cabecita no tolera excesos de ningún tipo :-( ¡Eso no quiere decir que no me guste! Y lo mejor es aprender sobre una cultura, olores, ingredientes y sabores nuevos.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurita, la comida estaba en su punto de picante, había gente como tu, que no quería mucho picante, e hicimos dos grupos para poner a uno lo suyo y a otro, hacerlo más suave. Luego se mezcló todo y no había forma de saber cuál era cual, pero estaba delicioso, una de las mejores comidas indias que he probado.
      Hoy he publicado los fartons que hicimos cuando estuviste en Alicante. He repetido varias veces, están tan ricos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  10. Guauuuu, qué bien, por fin te veo en fotos, qué alegría querida Viena.
    Esas pakoras me están haciendo ojitos. Tiene tanto que no hago, le quedaron perfectamente bien rebosadas a tu maestra, yo quiero.
    Me encantó que les dieran diplomas a los alumnos, qué lujo todo.

    Te mando muchos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves Carmen? Esta vez no me libré. La verdad de la buena es que no me gustan mucho las fotos, imagino que es porque nunca salgo bien en ellas, soy muy poco fotogénica, pero bueno, ahí me tienes, con el grupo, para que veas que estar, estoy jejeje.
      Un beso y gracias por venir a visitarme.

      Eliminar
  11. Cuéntanos más de esa tapadera ¿qué es lo que la hace tan especial?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah Carmen, la tapadera la traía Nitu y nos dijo que ella la vendía. Es una tapa de silicona, con una roseta en el centro cuyos pétalos están abiertos, o sea, que dejan pasar el vapor a través de ellos.
      La tapa se ajusta a varias medidas de recipiente y para cocer el arroz parece ideal, pues deja salir el vapor justo que necesita una buena cocción. A mi me resultó tan curioso que le compré a Nitu la que trajo, así que ahí la tengo. Hace un par de días hice arroz y la usé, la verdad es que está bien, no es imprescindible, pero ya sabes como somos las cocineras, la de trastos que tenemos en la cocina, porque nos enamoramos de todo lo que vemos.
      Un besito.

      Eliminar
  12. Que bueno!!....tu sabes que la comida India en esta casa es usual.....las pakoras me encantan y de seguro a ti tambien!!.....Una belleza!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcela, claro que lo sé, de hecho, los mejores postres indios los he aprendido a hacer en tu cocina jajaja, pero ¡qué calóricos son por dios! Nosotros hicimos el Kulf y también super dulce, rico, rico, pero tan calórico que da miedo y es curioso, que no es un pueblo que esté gordo.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  13. que bueno¡¡¡¡ , que bien lo pasasteis, que pena que no pudiera asistir¡¡¡¡¡¡¡Me a encatado la entrada, Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalina, echamos de menos a los miembros de gastrofrikis, después de todo Carlos se esforzó por organizarlo y sois un montón. Espero que la próxima vez, no faltéis, lo pasamos genial.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  14. Jo Viena vaya cursos más buenos que nos estás dando... de la India! con lo que me gusta a mí su comida... beuno desde aquí y con tu post ya he aprendido un poquito más ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arantxi, pues a ver cuándo te animas, el próximo no tardaré mucho en hacerlo y va a ser sobre gin tonic ¿qué te parecería una master class de gin tonic y coctelería? Podemos aprovechar y organizar algo, pero vamos, esta vez, no tienes que faltar eh? Ve pensando.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  15. Umh, casi que pueden olerse las especias de tan solo ver esos fogones en la foto… qué suerte, el menú me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te habría gustado estar ahí Claudia, fue como tener a la India por unas horas, dentro de la clase.
      Un beso.

      Eliminar