Buscar en este blog

martes, 21 de mayo de 2013

Cocinamos para otros


Esta semana, los distintos grupos han llevado a cabo una clase especial que  organizamos durante el mes de Mayo y que llamamos: Cocinamos para otros.
A diferencia de las clases ordinarias, en donde cada uno cocina su plato, por esta vez cada grupo forma un equipo y eligen entre ellos a un chef, que será quien dirija la clase. Cocinan bajo las directrices del chez y el resultado de lo que hacen, queda como obsequio para el grupo siguiente.
   

 Es una de mis clases favoritas, porque es la clase que encierra la esencia de mis cursos, en donde la primera finalidad es enseñar el placer de cocinar, ayudar a desplegar el alma de un cocinero y por ende, la generosidad y la humanidad que eso implica.
  

Los que comenzaron la serie, cocinaron un espectacular pastel para los del grupo siguiente. No sólo se esmeran en cocinar mejor que nunca, sino que también cuidan de la presentación y de los gustos de los comensales a quienes va dirigido lo que hacen. Es el principio del máximo respeto hacia aquellos para quienes cocinamos.

Días antes los alumnos preguntan cómo son los del grupo a quienes sus manjares estarán destinados, cuáles son sus gustos, lo que han cocinado ya en su grupo y se ingenian y planifican cómo sorprenderlos.

Y los sorprendieron, ya lo creo. Cuando recibieron sus bonitos pasteles con forma de pez, quedaron gratamente sorprendidos. 




Cuando el siguiente grupo recibió sus regalos, tenían ya muy claro que también ellos se tendrían que esmerar para estar a la altura con sus destinatarios.



Tuvieron que estar muy concentrados, iban a hacerles un brownie  cubierto de chocolate y ellos no lo habían hecho nunca.




La clase terminó pasadas las once de la noche, hubo tiempo incluso para una merienda improvisada.


Estaban contentos cocinando para otros y esa  satisfacción, tenía que notarse en el resultado. Cuando los otros recibieron sus pasteles, quedaron boquiabiertos. ¡Estaban preciosos y buenísimos!


Iba avanzando la semana, las clases eran largas, cansadas, pero al mismo tiempo, muy divertidas y llena de satisfacciones.


Los del miércoles harían unas conservas. Se trabajaron además muy bien la presentación: tarjetitas personalizadas, envoltorios muy bonitos, lazos, panes…



Probablemente fue una de las clases más laboriosas, había tres recetas y todo tenía que salir muy bien.


La chef de esta clase, lo hizo muy requetebién y el resultado iba tomando forma



Y llegábamos al final de la semana. Esta vez decidieron hacer unas codornices escabechadas y nada menos que sobrasadas caseras.


Excelente materia prima y excelentes manos para llevar a cabo todo un reto de sabores


La chef tenía tablas, así que todo fue como un guante



Mientras unos freían, otros cortaban  o amasaban el relleno de las sobrasadas




Todo un trabajo en equipo


Con resultados satisfactorios

Y sin que faltara la cervecita de los jueves, naturalmente.






Seguramente esto es como el amor de madre, veo a todos mis chicos fantásticos, estoy orgullosa de ellos y me lo paso genial en cada clase, aunque terminemos a las tantas. ¿Qué más puedo decir?

Una semana llena de regalos en todos los sentidos.



Gracias mis cocinillas

23 comentarios :

  1. Genial idea y mas divertida aún hacerla. Enhorabuena a todos los cocinillas como tu los llamas. Quedo todo fantástico. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sol. Mis cocinillas son un encanto, no lo dudes.
      Un beso

      Eliminar
  2. wooow, que pasada.
    Yo he tenido el placer de poder asistir 1 día a una de sus clases y fue algo especial y que me gustaría repetir Mil veces más, fue una desconexión total del exterior y algo muy divertido.
    un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes Carlos, cuando quieras tienes las puertas abiertas a cualquier clase que te apetezca.
      Un beso y a ver si tengo un ratito y te escribo, quiero saber como va todo.

      Eliminar
  3. Viena, que bonita entrada, me alegro de que disfrutes tanto con tu trabajo! y a tus alumnos, tambien se les ve muy contentos! Con buen ambiente, se aprende mucho mejor, y así os salen esas cositas tan ricas!
    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Golonsegus, es verdad que disfruto mucho con lo que hago y mis chicos también, eso nos hace pasar muy buenos ratos cada día. cuando no se nos ocurre una cosa, surge otra y siempre estamos con algo entre manos.
      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  4. Viena, qué experiencia tan bonita, qué suerte para la gente que participó en ella, una maravilla.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Claudia y gracias por venir a visitarme.

      Eliminar
  5. ¡Qué divertido! Una pregunta: ¿el pez es un pastel? ¿con rodajas de pepino y aceitunas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Sorokin, se trata de un pastel hecho con una cobertura de patata y relleno de una especie de ensaladilla. La forma es de pez y como se aprecia, las escamas están logradas con rodajas muy finas de pepinillo y el resto, unas tiritas de zanahoria y un ojo de aceituna. ¿A que mola?
      Gracias por su visita y Ohhh monsieur, que finde se ha perdido usted, ni se imagina.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Ya, Viena, todavía me estoy royendo los muñones de rabia por haberme perdido ese fin de semana en Sevilla. Estoy esperando, presa de viva ansiedad, el relato de esas andanzas y aventuras andaluzas. Besotes

      Eliminar
    3. Bueno, creo que el relato se concreta todo en Foursquare en donde nuestra amiga Delikat ha dejado su sabia huella. Ha sido una excelente guía que nos ha llevado a tocar el cielo deleitándonos con cositas como: sopa de galera, anémonas, tortillitas de camarones, postres im-pre-sio-nan-tes, carne de toro, lugares con encanto, mercados, en fin, una maravilla. Tengo que repetir, vamos que ya estoy planificando un retorno.
      Te echamos de menos, no lo dudes.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo quiero ir contigo y aprender a hacer esas codornices en escabeche. ¿Las otras conservas de qué son? Y esas sobrasadas también se me antoja aprender a hacerlas, se ven buenísmas.
    Claro, y echarme unas cervecita, aunque no sea jueves.
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi querida Carmen, yo también quiero que vengas. Por cierto necesito saber cuanto antes ¿tu podrías ir a ver a un amigo mío al D.F.? Porque se va el martes para allá y si tu fueras a verlo te mandaba algo con él que te gusta mucho. Dime algo vale? Bueno, te escribiré también por correo.
      Besos

      Eliminar
  7. Reconozco yo por ahí a alguna que otra cara :-) ... Una genial experiencia por cierto. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Delikat: Fue una experiencia enriquecedora y apetitosísima para todos. Fuiste una excelente guía y gracias a ti pudimos probar toda esa serie de ricos bocados que nos mostraste de tu tierra. Mil gracias. Repetiremos.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Una idea genial: unir lo lúdico y el compromiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Oteador: No lo había visto exactamente así, como compromiso, pero supongo que sí, que en cierta forma es comprometerse también con lo que uno hace, haciéndolo para otros y esperando un buen resultado.
      Lo que sí sé es que fueron clases muy bonitas en donde vi a todos implicados a tope para satisfacer a sus compañeros. Toda la esencia del cocinero-madre, ese que puede desplegarse diciendo: "Cocino para ti"
      Un abrazo y gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  9. Vaya clase más bonita y para todos los participantes habrá sido una jornada inolvidable.
    Me ha alegrado el día el leer su post.
    Que pase buen día a pesar del gobierno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Me ha alegrado el día, aunque lo he leído con retraso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Maestro, es una alegría verle por aquí después de tanto tiempo. Muchas gracias por su comentario. Efectivamente fueron clases muy bonitas en las que todos se implicaron y se esforzaron por agradar a sus compañeros.
      Espero que pueda resolver pronto lo del Spam en su blog, yo no soy muy asidua de Faccebook y Twiter y la verdad, no le comento hace mucho tiempo, aunque leo sus entradas y como siempre, me quedo maravillada de su capacidad de trabajo y de sus conocimientos.
      Yo he tenido también mucho Spam, pero he borrado un par de entradas y parece que de momento, el problema se ha paliado mucho.
      Le deseo un buen día, si, a pesar del gobierno que todo lo vence y no convence.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Hola Viena:
    Ya llevo como 10 días con la sección de comentarios abierta, de momento y después del corte estoy recibiendo menos espam.
    Llevo una temporada bajo de animo, claro es que no es para menos, desde el 1º de Enero hasta la fecha ha llovido un 80% de los días, no vemos el sol y esta primavera está siendo de las peores que recuerdo.
    Que termine bien el día a pesar del gobierno.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ánimos a veces, van como las olas, ahora arriba, ahora abajo y es fácil como dice, estar afectado, si está lloviendo tanto. Aquí, que siempre gozamos de buen tiempo, estamos teniendo una primavera súper atípica, a diez de Junio y todavía tapados y con manga larga. A ver si llega por fin el calor, el verano, y con él los ánimos de estas fechas que suelen ser festivos y alegres, en fin, a ver si nos recuperamos.
      Le deseo lo mejor Apicius y estamos por aquí, ya sabe, es la cita de: cuando queremos y cada uno a su manera.
      Un abrazo.

      Eliminar