Buscar en el blog

Cargando...

sábado, 21 de febrero de 2015

Cuencos de chocolate


Podríamos decir que más que una receta, es un trabajo manual, un trabajo de modelado del chocolate.
Todo empezó ayer mañana con un whatsapp.  Mi hija me enviaba una foto de un cuenco de chocolate, muy parecido al que veis y su mensaje: Quiero hacer esto.
Yo ya había visto por la Red estos cuencos y me parecían muy bonitos, la verdad, pero no me había puesto a ello, así que era buena ocasión y le dije: bueno, trae chocolate blanco y fresas y lo hacemos, lo demás creo que lo tenemos.

Y fue dicho y hecho.


Lo que se necesita no es mucho:


Globos pequeños
Chocolate blanco
Chocolate negro

Un tazón para apoyar el globo


Y así se hace:

Vamos fundiendo el chocolate, tanto blanco como negro, cada uno en su recipiente.


Por otra parte, hinchamos un globo no muy grande y lo colocamos boca abajo sobre un tazón. Primero lo lavamos bien bajo el grifo y lo secamos.
Os recomiendo engrasar muy ligeramente el globo, nosotras hicimos dos cuencos y en el primero no lo engrasamos. Salió, pero salió mucho mejor el segundo que sí lo engrasamos con una pizca de aceite.


Bien, una vez está hecho esto,  el resto es muy simple. Dejamos templar un poco el chocolate y empezamos con una primera capa gruesa, de chocolate negro. A continuación, vamos echando y dejando literalmente que chorree por los lados, alternando chocolate blanco y negro.



Cuando está bien cubierto, metemos en la nevera hasta que haya solidificado bien y entonces, con unas tijeras, cortamos el globo. No tengáis miedo que no estalla ni nada parecido, sólo  se deshincha.

Con mucho cuidado, vamos despegando el globo del chocolate y listo, queda un cuenco perfectamente formado en donde podéis servir lo que queráis.


Nosotras les pusimos fresas, que además de combinar muy bien con el chocolate, están ahora riquísimas. Pero se pueden servir en ellos, bombones, caramelos, bolitas de coco o trufas, en fin, eso va a vuestro agrado.
También hemos visto por Internet, que cuando todavía está el chocolate algo blando, se le pueden pegar pequeños corazones, fideos de colores…En fin, decoraciones que los hacen muy bonitos. La imaginación aquí que dicte lo que quiera.

No son difíciles de hacer, podéis animaros sin ningún miedo.


Y eso es todo,  algo dulce para el fin de semana, que os deseo os sea muy divertido.

Un abrazo      

8 comentarios :

  1. La verdad que quedan super coquetos!, buenísima idea para broche de oro de una comida :)
    besitos amiga
    Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriela. Son fáciles de hacer y si, el resultado es bastante bonito.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me encanta, queda muy chulo y con lo que me gusta el chocolate...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno de estos cuencos Princesa, que se comen y están tan ricos.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Muy bonitos y muy buena idea para un poster especial y sensual. Me encantaron!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y son bien fáciles de hacer Prieta. Si te gusta el chocolate, anímate, porque es verdad que son bonitos.
      Un abrazo y gracias por tu viita

      Eliminar
  4. Son preciosos esos cuencos, pero ¿de verdad que no explota el globo cuando le viertes el chocolate caliente encima?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Sorokin. Esa misma pregunta me hacía yo con poca convicción de que nos salváramos de un estallido y consecuente zafarrancho de chocolate por toda la cocina, pero no, no explota ni parece que haya riesgo alguno.
      Son bonitos, si, para usar por ejemplo con algunos petit fours en lugar de cuencos tradicionales. A mi me ha gustado la idea.
      Muchas gracias por pasar por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar