Buscar en este blog

jueves, 30 de agosto de 2018

Ensalada de higos y naranjas de Yotam


Es tiempo de higos en mi huerto ¿Qué puedo decir? Cada año, por estas fechas, la higuera me da sus frutos y siento que debo honrarlos, haciendo con ellos, recetas preciosas, especiales, buscadas expresamente para ellos. Algo con lo que agradecer ese maravilloso obsequio que suponen.  


Tengo además, un gran respeto por la higuera. Cuando me acerco a ella, así despacito, siento que en ella me miro y en mí, se mira ella. Ahí estamos,  año tras año, resistiendo, con la venia de una naturaleza un tanto salvaje, que nos vapulea un poco de aquí para allá. Siendo que necesitamos pocos cuidados y aun así, ellos nos son imprescindibles: agua, aire, paz, ternura…


Luego con mimo, dejando siempre para los pájaros su cuota ya pactada, voy recogiendo estas maravillas y os aseguro, que tocarlos con delicadeza, olerlos, cocinarlos con respeto y finalmente degustarlos, se convierte en un rito que ojalá no olvide nunca llevar a cabo.


En cuanto a la receta que hoy os traigo, de Yotam Ottolenghi, es una maravilla, de verdad. Este chef es cautivador.
Sus recetas tienen como un sello muy personal, que se manifiesta en la unión perfecta de ingredientes aparentemente irreconciliables, sabores que nadie hubiera juntado, maridajes extraños que en sus manos, son de una exquisitez sensual.

Creo que su propia historia personal  tiene que ver con esta forma de cocinar, es como si estuviera en su naturaleza, buscar la unión en armonía, conciliar.

Y bueno, vamos con la receta y mirad si no, esta alianza de sabores, texturas y colores.



Ingredientes:  


100g. de azúcar
Una docena de higos verdes
Dos naranjas
Un limón
Media copita de anís (adaptación mía)
Una cucharadita de semillas de anís
Un diente de ajo
50ml.de aceite de oliva virgen extra
150g. de queso feta
Una cucharadita de orégano
50g.de rúcula
Sal y pimienta negra

Y así la hacemos:

Ponemos una sartén en el fuego, con la mitad aproximadamente del azúcar.


Irá tomando color y fundiéndose suavemente.

Mientras tanto, cortamos los higos por la mitad, a lo largo y las naranjas, las pelamos y cortamos en rodajas.



Cuando el azúcar comienza a caramelizar, colocamos los higos con el corte hacia abajo, y dejamos que vayan cociéndose poco a poco.



Veremos que van soltando jugos, lo que hace que el azúcar no se pegue ni se endurezca.


Cuando están hechos por un lado, damos la vuelta y dejamos cocer por el otro.


Cuando los tenemos caramelizados, sacamos a un plato. Añadimos el resto del azúcar a la sartén y hacemos lo mismo con las naranjas, poco a poco, primero por un lado y luego por el otro, las vamos caramelizando hasta que adquieran un bonito color dorado.




Sacamos las naranjas cuando estén hechas por ambos lados y en la sartén, echamos ahora: un chorrito de zumo de limón, la media copa de anís, los ajos chafados,  las semillas de anís, sal y pimienta negra.  Mezclamos bien y añadimos el aceite de oliva. Remover y ya tenemos el aliño.


Ahora vamos con el montaje de la ensalada.

En una bandeja amplia, colocamos los higos caramelizados y las naranjas


Añadimos el queso feta desmenuzado.


Luego, agregamos la rúcula y el aliño de la sartén


Espolvoreamos toda la ensalada con el orégano y lista, dispuesta para servir en la mesa y disfrutar con ella.


Os aseguro que la mezcla de estos sabores, en la boca, no se puede describir de otra forma más que como un verdadero placer del gusto. 

Espero que la probéis y recordad que los higos son ahora. Vaaamos… 

Un abrazo.

4 comentarios :

  1. ¡Qué recetaza! Entiendo que los higos que son de septiembre son los higos verdes y que los negros, son las brevas y son en junio ¿o no? Por aquí, en Bruselas solo encuentro higos negros, secos y fibrosos, procedentes de Turquía. Lo que sí hay todo el año son naranjas, o sea que por ese lado, sin problema para hacer la receta. Ya sé que vas a decir que no la voy a hacer, pues sí, la voy a hacer, eso sí, con higos turcos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizás si haces las naranjas y todo lo demás, los higos turcos tengan pase para esta receta Sorokin.
      Efectivamente son los higos verdes, verdales se dice por aquí, unos higos dulces como la miel y de sabor impresionante. A mi me gustan más que las brevas, que también las disfruto en Junio.
      Quiero foto si haces la receta eh?
      Gracias por tu visita y comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡¡¡Impresionante!!!. Una auténtica explosión visual y todo un festival de sabores.
    Me enloquecen los higos... negros, verdes, secos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joan este plato es tan mediterráneo y tan rico en sabores. Estoy segura que te encantaría probarlo y es bien fácil de hacer.
      Gracias por tu visita y comentario. Un abrazo

      Eliminar