Buscar en este blog

domingo, 8 de marzo de 2020

Y aún así… Antes de que acabe el día. Un plato de lentejas



Y AÚN ASÍ, ME LEVANTO

“Tú puedes escribirme en la historia
con tus amargas, torcidas mentiras,
puedes aventarme al fango
y aún así, como el polvo… me levanto.


¿Mi descaro te molesta?
¿Por qué estás ahí quieto, apesadumbrado?
Porque camino
como si fuera dueña de pozos petroleros
bombeando en la sala de mi casa…

Como lunas y como soles,
con la certeza de las mareas,
como las esperanzas brincando alto,
así… yo me levanto.

¿Me quieres ver destrozada?
cabeza agachada y ojos bajos,
hombros caídos como lágrimas,
debilitados por mi llanto desconsolado.

¿Mi arrogancia te ofende?
No lo tomes tan a pecho,
Porque yo río como si tuviera minas de oro
excavándose en el mismo patio de mi casa.


Puedes dispararme con tus palabras,
puedes herirme con tus ojos,
puedes matarme con tu odio,
y aún así, como el aire, me levanto.

¿Mi sensualidad te molesta?
¿Surge como una sorpresa
que yo baile como si tuviera diamantes
ahí, donde se encuentran mis muslos?

De las barracas de vergüenza de la historia
yo me levanto
desde el pasado enraizado en dolor
yo me levanto
soy un negro océano, amplio e inquieto,
manando
me extiendo, sobre la marea,
dejando atrás noches de temor, de terror,
me levanto,
a un amanecer maravillosamente claro,
me levanto,
brindado los regalos legados por mis ancestros.

Yo soy el sueño y la esperanza del esclavo.
Me levanto.
Me levanto.
Me levanto.”

Poema de Maya Angelou




Y como no hacen falta más palabras, en este día en el que al menos en esta parte del mundo, se repite la palabra mujer, vamos de inmediato con la receta.


Se trata de un plato de la cocina árabe, llamado Mojardara. Un plato humilde, sencillo, muy asequible y maravillosamente delicioso.



Ingredientes:

2 cebollas
300g. de lentejas
300g. de arroz de grano largo, tipo basmati
Una cucharadita de comino en grano
Una cucharadita de comino molido
Una cucharadita de cilantro molido
2 cucharaditas de canela molida
Una cucharadita de cúrcuma
Aceite de girasol
50g de pasas

Sal


Primeramente cortamos las cebollas en juliana


Ponemos harina en un plato, y vamos rebozando los trozos de cebolla, sacudiendo bien el exceso.



Por otra parte, ponemos una sartén amplia en el fuego, con abundante aceite de girasol. Cuando el aceite está bien caliente, vamos friendo la cebolla, por tandas, hasta que queda dorada y crujiente. La vamos dejando en un plato, sobre papel de cocina.



Cuando ya tenemos toda la cebolla frita y doradita, seguimos con la receta.


En una cazuela, ponemos las lentejas cubiertas con agua y dejamos cocer durante el tiempo suficiente para que estén tiernas, pero sin que se deshagan (aproximadamente 20 minutos).


Después escurrimos y las pasamos por agua fría para detener la cocción.  Reservamos.


Ahora colocamos una cazuela en el fuego, apenas engrasada  y echamos el comino y el resto de especias y freímos unos instantes.


Añadimos el arroz y damos unas vueltas. Añadimos sal y las lentejas reservadas, así como un buen puñado de pasas.



Incorporamos dos vasos de agua, removemos y dejamos cocer, con la sartén tapada, alrededor de 20 minutos o hasta que veamos que el arroz está cocido y seco.


Sacamos del fuego y con ayuda de un tenedor, vamos añadiendo la cebolla frita y removiendo todo el conjunto, dejando un poco de cebolla para culminar los platos.



¡Qué maravilla de plato! Qué sencillo en ingredientes, qué fácil en elaboración y qué rico en sabores. Tenéis que probarlo.


Y además, vegetariano, nutritivo y saludable.



Amigas y amigos… Un abrazo



8 comentarios :

  1. Me encantan las lentejas, pero no me gustan los cominos. La cúrcuma, vale, el cilantro fresco, me gusta mucho, vamos lo uso para casi todo (lo aprendí en México), molido, no sé, puedo probar. En fin, que las voy a hacer, pero sin cominos. En serio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantan las lentejas, de hecho, tengo en el blog muchos platos de lentejas, todos recetas diferentes, sin embargo, todas o casi todas llevan comino y tiene su razón de ser. El comino es un carminativo, es decir un alimento que evita la flatulencia, cosa que producen la mayoría de las legumbres, así que el saber popular, ha incorporado comino en sus platos flatulentos, de ahí que las lentejas tengan en sus recetas este ingrediente.
      Además, la mayoría de recetas de lentejas son tradicionales, lo que todavía da más sentido al uso de comino, pues antes de las selecciones genéticas actuales, que han hecho las lentejas cada vez más digeribles, antes digo, eran bastante indigestas, como todas las legumbres.
      En fin, puedes cambiar el comino por laurel o por cualquier otro por el estilo, el resultado será el mismo y si no te gusta el comino, las apreciarás mejor.
      Gracias por tu visita. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me gusta Todo. El poema precioso. Soy capaz de imaginar su olor. Delicioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen por la visita y tu comentario. El poema me parece de una fuerza impresionante, por eso lo elegí para este día.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Cocinera y poeta. Doblemente artista!.
    Me guardo la receta, pero la cebolla la rebozare con harina de arroz o alguna otra sin gluten pues en casa hay celíacos. Estupendo menú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Itxu: Gracias por tu visita y por tu comentario. Puedes rebozar con harina de maíz, de hecho yo lo hago así muchas veces y queda más crujiente y perfecta. Creo que te gustará el plato.
      Salud!

      Eliminar
  4. Hola Viena. Simplemente una pregunta, no un comentario. ¿Cómo estás? ¿cómo llevas la cuarentena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Sorokin. Gracias por preguntar. Todo bien dentro de lo que cabe, aquí en mi isla, como yo digo, perpleja ante los acontecimientos de estos tiempos.
      Más de un mes de encierro, escuela cerrada, cursos cancelados... y lo peor, el alejamiendo de aquellos a los que una quiere. Pero como todos, imagino.
      Espero que tu y los tuyos estéis bien, hay que cuidarse extra ahora.
      Busco ánimos para publicar, pero como soy más de compartir lo amable que lo incierto, espero a ver si llegan nuevas inspiraciones.
      Gracias de nuevo por interesarte. Un abrazo fuerte.

      Eliminar