domingo, 12 de septiembre de 2010

Higos rellenos o… Una invitación a lo sublime

                                                                              


La frescura del higo, su textura juguetona que hace notar esos pequeños globulitos crujientes que tiene en su interior, su sabor a fruta delicada… Todo eso, potenciado con un relleno hecho a base de queso fresco, almendras y pistachos. ¿Os vais imaginando? Pero no es todo, la capa de chocolate que lo recubre, quebradiza y fría, se romperá en la boca con el primer bocado y entonces como un castillo de fuegos artificiales... ¡Ay madre mía! Esto es un bombón con un deleite en sus entrañas.

¿Querrás probarlo?

Ya tenemos los higos, esta vez vamos a elegirlos maduros pero firmes.

 


Tenemos también el queso, este panir indio que acabamos de hacer y que vamos a utilizar para el relleno.

En concreto, los ingredientes son:

10 ó 12 higos maduros pero tersos
150 g. de queso fresco casero
40 g. de almendras peladas, tostadas y trituradas.
1 cucharada de pistachos
40 g. de azúcar glas
300 g. de chocolate fondant (Nestlé postres)




Así vamos a disfrutar haciéndolo:

Habremos tostado ligeramente las almendras y las habremos triturado.
Mucho cuidado, porque las almendras se queman con una facilidad impresionante, lo suyo es tostar sin que lleguen a tomar color. Yo lo hago en sartén apenas engrasada, a fuego muy bajo y dando vueltas a menudo.



Por otra parte, escaldamos los pistachos para pelarlos y luego, los trituraremos también.




En un cuenco, batiremos el queso fresco con el azúcar glas y añadiremos las almendras y los pistachos, mezclando todo muy bien.





Pelamos los higos y los cortamos en sentido longitudinal sin llegar a separar las mitades del todo. Vaciarlos con cuidado, no del todo y rellenarlos con la mezcla de queso fresco y almendras.


 
 
 
Cerrarlos de nuevo.


Fundir el chocolate al baño María y habiendo templado un poco, bañar los higos, uno a uno en el chocolate.


Enfriar sobre papel vegetal y meterlos en la nevera hasta que solidifiquen.



Si sois muy perfeccionistas y queréis un acabado más profesional, podéis dejarlos escurrir sobre rejilla, antes de pasarlos a la nevera. La verdad es que a mi no me importa que los higos presenten luego este “pie” de chocolate, porque eso les da un aspecto rústico y casero que a mí, personalmente me encanta. Pero cada uno, lo que prefiera.



Hay que tener en cuenta que es un dulce delicado, con higo y queso fresco y tiene una duración determinada, yo diría que dos o tres días máximo.





No os quedéis sin probarlos, en serio, son un regalo al paladar.

Un abrazo.

52 comentarios :

  1. Esos cubiertos con chocolate quiero yo unos cuantos. Que bien se ven. Me gusta esta receta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Los higos es de los postres que más me han gustado desde pequeños, además con ese relleno y esa cobertura. Creo que el resto...bueno, sólo unos cuantitos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, que receta tan interesante lastima que en el pais donde vivo no consigo los higos frescos, entonces mi pregunta es si es posible hacer esta receta con alguna otra fruta??, quizas usted tenga alguna idea, y le envio mi felicitaciones por este blog. Saludos desde Colombia mi correo erylove29@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Viena, por favor, acabo de llegar de viaje. Me he hecho 500 Km desde la costa hasta Madrrrit. No encontraba sitio para aparcar. He tenido que dejar el coche (que no es el mío, es prestado) en un aparcamiento y traerme las maletas desde allí. Todo lo que he comido es una ensalada de tomate y una paraguayas, estoy, como decía mi madre "traspellado" (vocablo manchego que quiere decir muerto de hambre) y... ahora leo esta delicia que propones... no sé si voy a poder dormir. Voy a soñar con tus higos rellenos. En cuanto esté de vuelta en Bruselas lo voy a hacer, aunque sea con higos turcos. Palabra.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, ha muerto Claude Chabrol, uno de mis directores predilectos. Lo siento, el cine ha perdido un director de verdad. En algún momento creo que he dicho que "la nouvelle vague" y todo el elenco de "cahiers du cinéma" me aburrían. Bueno, pues eso no era válido para Chabrol. El, nunca me aburrió.

    ResponderEliminar
  6. Viena que delicia nos has presentado!!!- además de los ricos higos, unas palabras que acompañan el manjar mejor que un licor. Eres genial. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Son una delicia! Puedo imaginar las sensaciones que me provocaran cuando los saboree, tus palabras me describieron maravillosamente ese momento y si me quedara alguna duda las excelentes fotografías y la detallada explicación se encargarían de disiparla.
    Besos y buena semana!

    ResponderEliminar
  8. Hola Viena:
    Me ha gustado la combinación.
    Ya tengo demasiadas cosas en mi agenda para, partiendo de la idea, de este postre por ejemplo, para hacer algo parecido. Con higos no será porque ya se esta pasando la temporada y desde luego hasta que pase un mes no tendré tiempo.
    Ya veremos lo que hago.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Viena esto es... un auténtico manjar de manjares. Una idea sorprendente y deliciosa.
    Felicidades!
    ***Un besiko!

    ResponderEliminar
  10. Hola José Manuel: Veo que eres de los míos, chocolate y se me van los ojos jajaja. Toma los que quieras hombre, pero si puedes, hazlos, que te va a gustar y los vas a probar, mucho mejor que así en virtual ;-)
    Un beso.

    Jantonio: Lo mismo te digo, adelante, toma los que quieras, aunque es mucho mejor probarlos de verdad. Ya sabes que los higos son una fruta fugaz, pasa por aquí un mes o mes y medio a lo sumno y hasta el año que viene, no vuelve. Hay que aprovechar ese lapsus de encuentro, máximo si es como dices la fruta que más te gustaba de pequeño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues sí que tienen que ser un regalo al paladar, parecen deliciosos, me encanta la receta..bss

    ResponderEliminar
  12. Querido o querida anónimo: Bienvenid@ al blog y gracias por tus palabras. Es una pena que no consigas higos en tu país, estoy pensando si no habrá higos en conserva, en almíbar o algo así, pero la verdad es que como están ricos es con la fruta fresca, porque tiene ese matiz algo ácido de todas las frutas que se mezcla perfectamente con el resto de ingredientes.
    Se me ocurre como alternativa alguna fruta que tenga las cualidades de los higos en textura y parecido sabor, como por ejemplo, los fresones, que serán más fácil encontrarlos, hay que hacerlos como más en miniatura, vaciar lo justo pero creo que se podría hacer. Otras posibilidades es pensar en tu zona, en alguna fruta que sea blandita, que tenga dulzor, que vaya bien con el queso de este tipo.
    Las peras pueden ir bien, aunque habría que hacerlas en bolitas o de alguna forma más pequeñas. No se me ocurre mucho más, pero si pienso en algo, te lo diré, ya que espero que me visitarás más veces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Querido y traspellado Sorokin: Me hace usted reir, es una gran cosa esa, ya lo creo. Lo imaginaba cansado, muerto de hambre y frente a la pantalla pensando en dar todo su reino por un higo de chocolate. ¿A que sí? Cuando usted dice "Palabra" se delata, jajaja.
    Lástima no estuviera más cerca.
    Decía por ahí arriba que no sé si se comercializan los higos en almíbar, enteros, pero si es así, es mejor solución que los secos, que yo ni lo intentaría, porque nada que ver.
    A ver si encontramos alguna solución. Este postre por ejemplo, se puede congelar, claro que de España a Bélgica, a no ser que sea en transportador espacial, igual no llegan y no vayamos a repetir la del queso o el mole jajaja.
    Seguiremos pensando.

    En cuanto a Chabrol, estuve a punto de hacer ayer el comentario en esta misma entrada, ya que estamos con el chocolate. Él nos había dicho: "Merci pour le chocolat" y yo le hubiera querido decir: "Merci pour le cinema, amigo Chabrol".
    Me caía bien, dicen que era un gran gourmet y que cuando trabajaba de director, en alguna película, se negaba a que la gente y él mismo tuvieran que comer comida basura. Se hacía traer comida de verdad y de la buena, porque disfrutaba del buen comer y lo mejor, es que no era solo para el, sino para todo el equipo.
    Cuando leí ayer que había muerto, sentí lo mismo que dices: el cine ha perdido un gran director.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Anna: Gracias por tu visita, ahora que sé que tienes menos tiempo, la valoro, no te creas.
    Espero que tu regreso a los madriles sea bueno, que no te dejes la cocina, que eso es lo que nos gusta y hay que sacar tiempo de donde sea y que en Madrid o en el campo, estés agusto.
    Un besazo.

    Querida Cris: Muchas gracias por tus palabras y muy feliz semana también para ti. Cómo disfrutaríamos nosotras si pudiéramos un día reunirnos y tomar un café o un mate o lo que sea juntas ¿A que sí?
    Me gusta mucho que vengas a verme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Apicius: Le creo con su agenda llena, lo que no sé es cómo todavía saca tiempo para venir a dejarme su amable comentario, que le agradezco y me encanta, claro, para mi es un gran honor siempre su visita, pero sé el tiempo que esto roba.
    Si se le ocurre otra fruta, ya me contará, porque aquí un lector de Colombia nos lo preguntaba, con qué otra fruta se podría hacer. Yo pensé que con fresas o peras, pero no se me ocurre nada más de momento.
    Muchas gracias por venir por aquí y por todo. Nos seguimos viendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Querida fe-i*ká: Muchas gracias por tu visita y tu comentario, veo que también eres golosona eh?
    Como te decía en tu blog, yo creo que el dulce es como una caricia y bueno, el chocolate ya, un mimo, lo más, al menos para mi, que me encanta.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  17. Caty: La chica de la mirada que asoma, me encanta tu avatar, parece que estás ahí, asomando la naricilla curioseando y eso me gusta mucho. Sí, estos higos la verdad es que están muy ricos. Y duran nada, en cuanto los hago, desaparecen y la frase que más se oye es: ¿No quedan higos? Eso está bien ¿no?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Wow, Viena. Por favor, me convida para visitarte. Haces cosas riquísimas. Amé estos higos en formato de bombones.

    Un besito y una semana llena de alegrías.

    ResponderEliminar
  19. Absolutamente delicioso, un manjar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Bueno... me has dejado sin palabras, menuda exquisitez, que cosa más rica... se me hace la boca agua con solo pensarlo. Lo tengo que probar, te felicito y gracias por compartir esta maravilla. Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Viena.....me tienen loca todos Ustedes con los higos....hace 2 semanas que estoy viendo recetas con higos que me encantan en sus blogs.....y aca ya no es epoca.....pero tu receta y tu descripcion me han dejado trastornada....gracias por esta delicia....la guardare hasta que lleguen nuevamente los higos.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  22. Hola Talita: Qué alegría verte y qué alegría transmites con tus palabras. Una buena semana también para ti. Me alegro de que te gusten estos higos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Marisol: Gracias por tu visita. La verdad es que sí, son un delicioso manjar, si tienes oportunidad pruébalos y verás que son delicados y riquísimos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Gema: Otra golosona eh? Yo me pierdo por estos higos, recuerdo cuando los hice la primera vez, creía que había logrado el mejor postre de mi vida, me fui corriendo a llevarle a unos amigos que viven cerca, para que los probaran, para que me dijeran si era una percepción solo mía o de verdad estaban tan buenos. Les encantaron.
    Desde entonces, la llegada de los higos es un festín, por este y otros postres que les reservo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Marcela: jajaja, veo que te gustan los higos de verdad y estás sufriendo. Bueno, míralo de esta manera, tendrás higos antes que nosotros ¿no es cierto? Así que en la próxima temporada, serás la primera en poderlos probar.
    Gracias por tus palabras y tu visita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Guaoooo! querida Viena, siempre sorprendente amiga! Exquisitos, qué no daría por probar uno. Es un manjar muy creativo. Te felicito.
    un beso y feliz día,

    ResponderEliminar
  27. Buenos días Hilmar: ¿Te gustan verdad? Pues ahora que ya sabes hacer el queso,hay que inventar y buscar recetas con frutas, que es delicioso y bueno, eso sí, cuéntamelas, que así compartimos. Como verás en los comentarios, más de uno quisiera saber con qué otras frutas podríamos hacer algo parecido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. PLAS, PLAS, PLAS¡¡¡ Puri deja ya de sorprenderme. Igual esta noche me atrevo y la hago porque creo que tengo todos ingredientes, higos cogidos el domingo de la higera, almendras acabadas de coger y de pelar.. uff Hoy es Martes y los Martes toca cocina ;-)
    Por cierto hoy cuando venia de camino a la oficina me he dado cuenta de que Jijona ya huele a turron, concretamente esta mañana olia a almendra tostada y a miel..... ummm cuando he bajado del coche no he podido esbozar una pequeña sonrisa... entre el aroma y el sol que aparecia por detras de las montañas ha sido una buena forma de estimular los sentidos ;-)
    Un besazo¡¡¡ y PLAS, PLAS, PLAS¡¡¡ Puri deja ya de sorprenderme, igual esta noche lo hago porque creo que tengo todos ingredientes, higos cogidos el domingo de la higera, almendras acabadas de coger y de pelar.. uff Hoy es Martes y los Martes toca cocina ;-)
    Por cierto hoy cuando venia a trabajar me he dado cuenta de que Jijona ya huele a turron, concretamente esta mañana olia a almendra tostada y a miel..... ummm cuando he bajado del coche no he podido esbozar una pequeña sonrisa...
    Un besazo¡¡¡PLAS, PLAS, PLAS¡¡¡ Puri deja ya de sorprenderme, igual esta noche lo hago porque creo que tengo todos ingredientes, higos cogidos el domingo de la higera, almendras acabadas de coger y de pelar.. uff Hoy es Martes y los Martes toca cocina ;-)
    Por cierto hoy cuando venia a trabajar me he dado cuenta de que Jijona ya huele a turron, concretamente esta mañana olia a almendra tostada y a miel..... ummm cuando he bajado del coche no he podido esbozar una pequeña sonrisa...
    Un besazo¡¡¡ See You as soon as possible¡¡¡

    ResponderEliminar
  29. Bueno no se que ha pasado pero ha salido el comentario por triplicado¡¡¡ ves asi tienes el triple de aplausos...

    ResponderEliminar
  30. Jajaja, Nando eres único, hasta para comentar por triplicado.
    Ya veo que las clases han sabido ejercitar muy bien tus sentidos, casi huelo contigo ese aroma a almendras y miel. Otra forma de acompañar el queso y los higos, juntos o por separado ¿ves? con un chorrito de miel y ya está.
    A ver si haces de verdad esta receta que vamos, Nieves te hace la ola. Por cierto el queso sí lo hiciste en clase ¿verdad? No tienes excusa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  31. Por favor si a medida que iba bajando la página más se me abrían los ojos!!! Qué paso a paso tan chulo y qué pasada de postre!! insuperable!

    besitos guapa

    ResponderEliminar
  32. Acabas de despertar mi curiosidad culinaria, Viena, pero qué postre tan delicado y original. Salgo corriendo al supermercado a comprar los ingredientes. Puro placer-

    ResponderEliminar
  33. Que maravilla Viena!! esto es una verdadera exquisitez!

    No sé porqué, pero cuando veo higos siempre me recuerda la escena del Festín de Babette, al general comiendo higos en el postre, jaja... de mis películas favoritas.

    un abrazo
    Gaby

    ResponderEliminar
  34. Realmente tiene que ser sublime, Viena! Me encantaría probarlos. Besitos!

    ResponderEliminar
  35. Me encanta,que ganas de hacer recetas con higos!buenisima receta.
    bss.

    ResponderEliminar
  36. Hola Gitanilla: Insuperables tus crónicas, super divertidas, he pasado un rato muy agradable leyéndote.
    Gracias por venir a visitarme y dejar tu comentario.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  37. Claudia: jajaja, no será verdad que te he seducido hasta ese punto jajaja. Sé que te encantarían estos bombones con higo, la verdad es que son una delicia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Querida Gabriela: Qué gran película la del Festín de Babette, impresionante. Fíjate, no recordaba la escena de los higos, pero ahora que lo dices...
    Gracias por tus palabras y por este trocito de tiempo que me dejas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Hola Angie: ¿Sabes? Una de las baladas más bonitas de todos los tiempos, o mejor dicho, con más significado para mi, fue la de Angie, de los Rolling Stones. Qué bonito tema ¿verdad?
    Tu nombre, obviamente, me la recuerda.
    Gracias por venir y toma, no te cortes, toma unos higos y verás qué bueno es el chocolate.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  40. María Elena: Ánimo, si te dan ganas de hacer recetas con higos, este es el momento, dentro de nada, ya no hay en ninguna parte.
    Gracias por venir y dejarme tu comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Que deliciosa receta, no hay mas que verla para saber que esat realmente buena, los higos riquisimos y con el queso que hiciste y el chocolate, ya el no va más.
    beoss guaapa

    ResponderEliminar
  42. Hola Viena!!
    Muchas gracias por tu comentario, leeros me ha hecho mucho bien.
    Una receta deliciosa, el contraste debe resultar impresionante.
    besitos

    ResponderEliminar
  43. he añadido un traductor en mi blog ^ - ^ un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Hola María José: Gracias por tus palabras y por tu visita que siempre es un placer.
    Un beso.

    Carmen: Espero que de verdad mi comentario y el del resto de blogueros te haya podido ayudar aunque sea un poquito. Un beso y mis mejores deseos.

    Caramel: Bien!!! gracias por ponerlo, ahora te leeré un poco mejor. Nos vamos viendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  45. Uaaaaau... me quedo con la boca abierta, soy capaz de comprar higos (teniendo en cuenta que tenemos huerta y árboles frutales, entre ellos dos higueras, eso es un sacrilegio)... necesito hacer esta maravilla.

    besinos

    ResponderEliminar
  46. Una maravilla este bombón de higos de aspecto aterciopelado. La enigmática y fría Huppert, en su papel en Merci pour le chocolat, los hubiera rellenado de letales sustancias. Nuestra Viena podrá matarnos tal vez, pero de puro placer ;-)

    ResponderEliminar
  47. Hilda: Bienvenida a este lugar y gracias por tu comentario. A ver si es verdad y haces la receta, te aseguro que si la pruebas, ya la vas a hacer siempre, porque es un bocado delicioso.
    Un beso y espero que nos sigamos viendo.
    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  48. Querida Delikat: Ya te echaba yo de menos, pues quería invitarte a un bocadito de estos y no, con nada malo, por dios, al contrario, chocolatito del bueno, que efectivamente, resulta bien placentero.
    Prueba, prueba y verás.
    Un beso grande dama Delicatessens

    ResponderEliminar
  49. Gracias Viena. Ya los he preparado en el restaurante y han triunfado. En breve y en casa, pienso preparar el arroz con costra, nunca lo he probado y debe de se de los pocos arroces que me quedan.

    ResponderEliminar
  50. Buenos días Gaspar: Esto si que es un honor, los higos en tu restaurante ¡Uauuu!
    Si tu restaurante sirve cosas así, caseras y tan ricas, no dudo que pronto se va a oír hablar de él. Me encanta que hayas tomado esta receta y si también vas a hacer el arroz con costra, la cosa se pone mejor todavía, porque ya siento el placer de haber colaborado a que la cocina de siempre se divulgue.
    He visto las fotos en tu blog y he observado que has puesto como una salsita con los higos ¿Me podrias decir de qué es? Yo justo tengo la impresión de que secos están mejor, pero ahora al ver tu salsa, siento curiosidad por saber de qué es y si quedaba bien combinado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Bueno, era un sirope hecho con corteza de limón y naranja, menta y canela. Lo utilizábamos para macerar unas fresas (cuando estaban de temporada) y ahora, reduciéndolo un poco más, nos sirvieron para aderezar los higos. Les daban un toque balsámico muy interesante, aunque sin nada estaban ya buenísimos. Gracias por la receta. El arroz con costra lo haré para consumo personal, pues no acabo de encontrarle sitio en una carta de cocina italiana. De todos modos he tomado nota de otros postres de tu blog que espero hacer pronto. Ya te informo...

    ResponderEliminar
  52. Buenas noches Gaspar: interesante la salsita que dices, la verdad es que sí, que debe darles un buen toque. Habrá que probar.
    Gracias por hacerme partícipe de tus incorporaciones de las recetas, así me siento aunque sea un poquito, implicada e invitada en tu gran proyecto y espero un día poder probar alguno de esos postres en tu restaurante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar