Buscar en el blog

Cargando...

miércoles, 24 de septiembre de 2014

A mis chicos: Comienza el curso




Ya son ocho años dando la bienvenida a los nuevos y a veces no tan nuevos alumnos, cuando llega Octubre y afrontamos el inicio del curso.
Ocho años escuchando vuestras impresiones, aprendiendo de vosotros, de vuestro propio aprendizaje aquí en la escuela. 
He estado pensando en ello y me ha llamado la atención algo en lo que coincidís muchos de vosotros cuando pasan dos o tres meses viniendo a las clases:

¡He perdido el miedo a la cocina! Decís.

Y es cierto, justo es eso lo que os pasa a la mayoría, yo también lo percibo con claridad. 

Llegáis aquí buscando las instrucciones, con la inseguridad y las dudas de no saber seguirlas. Tenéis miedo a salir del guión, porque pensáis que el guión es perfecto y que es vuestra imperfección la que os impide cocinar tan bien como queréis. Creéis que la cocina es un mundo complejo y aunque os gusta mucho y por eso estáis aquí, creéis que es más difícil de lo que en realidad comprobáis después.


En unos pocos meses, las recetas de clase quedan en el laboratorio como fórmulas ya usadas y dominadas y entonces comienza vuestra verdadera aventura descubridora. Muchas veces en Internet, veis un plato y os lanzáis a hacerlo, otras veces con libros o recetas que os pasan de aquí y allá. 

viernes, 12 de septiembre de 2014

Pastel de manzana con avellanas y dátiles



Debe haber tantos pasteles de manzana, tantas variantes, que un blog dedicado sólo a ellos, tendría material para toda una vida.
Y he de reconocer que no es de mis dulces favoritos,  pues a excepción de una tarta de manzana algo atípica, cubierta con streusel que suelo hacer y que está bien rica, en general no suelen gustarme los pasteles de manzana que pruebo.
Sin embargo, me encanta toda la repostería que tiene avellanas y este pastel me sedujo por eso, porque no es sólo un bizcocho más de manzana, sino un bizcocho con su personalidad, con un toque divino que le dan los dátiles y esa maravilla de la naturaleza que son las avellanas.


“Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
Avellanas oscuras y cestas silvestres de besos”

Así decía Neruda en un poema hermoso. Y a mí se me antojan poéticas las avellanas y sensuales, con sus colores de otoño, sus formas redondeadas y perfectas y esos aromas intensos que desprenden cuando se desvelan de su cáscara.

domingo, 17 de agosto de 2014

Gazpacho de bacalao: bravo por la cocina tradicional

Más fácil imposible y un festival para la vista y el paladar de los amantes de la buena mesa.  ¿Qué más se puede pedir?

La receta se encuadra dentro de la cocina tradicional de estas tierras de Alicante y en concreto, del pueblo de Agost a muy poca distancia de donde yo vivo.

Está a 18 kilómetros de Alicante y tiene algo más de cuatro mil habitantes. Es un pueblecito que me encanta visitar, por varios de sus atractivos.
Por un lado, tiene una gastronomía tradicional  excelente. Es un pueblo gazpachero por excelencia, así que no es raro encontrar maravillas tan inéditas como el gazpacho de sardinas o este mismo que hoy os traigo de bacalao. También tiene por supuesto el gazpacho más normal, el de carnes, pero no son sus únicas especialidades.

lunes, 11 de agosto de 2014

Galletas de los deseos, Luna del perigeo y las Perseidas.


Esta noche estamos disfrutando de un hermoso fenómeno: la luna está más cercana que nunca a la Tierra y se alza esplendorosa, como gran señora de las mareas y los poemas.
Por si no fuera bastante, es también la noche de las Perseidas, esa lluvia de estrellas fugaces que cada año nos permite lanzar sueños y deseos al espacio.
Las Perseidas, conocidas también como lágrimas de San Lorenzo, van a estar un poquito eclipsadas por el brillo intenso de esta enorme luna, pero con un poco de suerte, seguro que alguna vamos a ver.
Mientras tanto y por si acaso, haremos galletas de la fortuna.

Estas pequeñas y delicadas galletas, son muy conocidas en Oriente, aunque aquí no tanto. Sin embargo son fáciles de hacer y están llenas de magia. Ideales para decir cosas bonitas con ellas.
Por ejemplo deciros, aparte de lo que a cada cual le salga en suerte, que os he echado de menos y que deseo que alcancéis,  esta noche y cualquier otra,  la estrella que más os guste o la que necesitéis.
¿Vamos?

miércoles, 7 de mayo de 2014

Seis letras, un postre de sol y su receta


¡Cómo he disfrutado esta receta! Sus aromas cítricos intensos, sus colores dorados,  encendidos y sin embargo al mismo tiempo, tranquilos. Esa pasada de  texturas con la masa filo tan crujiente y frágil.
¿Y los sabores? ¿Y las evocaciones que me ha traído este dulce tan árabe?
Me ha llenado, como un sol, esta buena mañana.


La verdad es que a veces me envuelve la vorágine, este occidente ruidoso y acelerado. Pero por fortuna, también a veces me basta con tener un rato apacible, sin agobios, para poderme dar el espacio de percibir. Y entonces me pregunto: ¿Cómo es posible que no lo haga cada día o cada instante?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...